Vous êtes sur la page 1sur 19

Padre Nuestro

Padre Nuestro, que estás en el cielo,


santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas como también
nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén

Credo

Creo en Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y
gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Vírgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre
los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha
de Dios, Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a
juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.


Como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos.
Amén

Invocación al Espíritu Santo


Ven, Espíritu Santo
Y envía desde el cielo
Un rayo de tu luz.
Ven, Padre de los pobres.
Ven a darnos tus dones,
Ven a darnos tu luz.

Consolador lleno de bondad,


Dulce huésped del alma,
Suave alivio de los hombres.

Tú eres descanso en el trabajo,


Templanza en las pasiones,
Alegría en nuestro llanto.

Penetra con tu santa luz


En lo más íntimo
Del corazón de tus fieles.

Sin tu ayuda divina


No hay nada en el hombre,
Nada que sea inocente.

Lava nuestras manchas,


Riega nuestra aridez,
Cura nuestras heridas.

Suaviza nuestra dureza,


Elimina con tu calor nuestra frialdad,
Corrige nuestros desvíos.

Concede a tus fieles


Que confían en Ti,
Tus siete sagrados dones.

Premia nuestra virtud,


Salva nuestras almas,
Danos la alegría eterna.
Amén. Aleluia.

Avemaría

Dios te salve, María, llena eres de gracia,


el Señor es contigo. Bendita tú eres entre
todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
Amén.

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia;


vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve.
A tí clamamos los desterrados hijos de Eva;
a tí suspiramos, gimiendo y llorando en este
valle de lágrimas. Ea, pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos
y, después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar las promesas
de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén
Padre Nuestro

Padre Nuestro, que estás en el cielo,


santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas como también
nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén

Credo

Creo en Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y
gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Vírgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre
los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha
de Dios, Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a
juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.


Como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos.
Amén

Invocación al Espíritu Santo


Ven, Espíritu Santo
Y envía desde el cielo
Un rayo de tu luz.
Ven, Padre de los pobres.
Ven a darnos tus dones,
Ven a darnos tu luz.

Consolador lleno de bondad,


Dulce huésped del alma,
Suave alivio de los hombres.

Tú eres descanso en el trabajo,


Templanza en las pasiones,
Alegría en nuestro llanto.

Penetra con tu santa luz


En lo más íntimo
Del corazón de tus fieles.

Sin tu ayuda divina


No hay nada en el hombre,
Nada que sea inocente.

Lava nuestras manchas,


Riega nuestra aridez,
Cura nuestras heridas.

Suaviza nuestra dureza,


Elimina con tu calor nuestra frialdad,
Corrige nuestros desvíos.

Concede a tus fieles


Que confían en Ti,
Tus siete sagrados dones.

Premia nuestra virtud,


Salva nuestras almas,
Danos la alegría eterna.
Amén. Aleluia.

Avemaría

Dios te salve, María, llena eres de gracia,


el Señor es contigo. Bendita tú eres entre
todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
Amén.

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia;


vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve.
A tí clamamos los desterrados hijos de Eva;
a tí suspiramos, gimiendo y llorando en este
valle de lágrimas. Ea, pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos
y, después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar las promesas
de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén

El Credo de los Apóstoles


(tomado del Misal Romano)
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
(En las palabras que siguen, hasta
María Virgen, todos se inclinan.)
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio
Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección
de la carne y la vida eterna.
Amén.

El Credo de Nicea
(tomado del Misal Romano)
Creo en un solo Dios,
Padre Todopoderoso, Creador
del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del
cielo,
(En las palabras que siguen, hasta
se hizo hombre, todos se inclinan.)
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue
sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no
tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.

Oración de la mañana
Querido Dios,
al comenzar este día,
guárdame en tu amor y cuidado. Ayúdame hoy a vivir como hijo tuyo.
Bendíceme a mí, a mi familia y mis amigos en todo lo que hagamos.
Mantennos junto a ti. Amén.

Oración antes de comer


Bendícenos, Señor, junto con estos dones que vamos a recibir de tu
generosidad, por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Acción de gracias después de comer


Te damos gracias por todos tus dones,
Dios todopoderoso, Tú que vives y reinas ahora y siempre.
Amén.

Oración vespertina
Querido Dios,
te doy gracias por el día de hoy. Mantenme a salvo durante la noche.
Te agradezco por todo lo bueno que hice hoy.
Y te pido perdón por hacer algo que está mal.
Bendice a mi familia y a mis amigos. Amén.
Oración por las vocaciones
Dios, sé que me llamarás para darme una tarea especial
en mi vida.
Ayúdame a seguir a Jesús cada día y a estar liso para responder
a tu llamado. Amén.

Invocación al Espíritu Santo


Ven, Espíritu Santo,
llena los corazones de tus fieles,
y enciende en ellos el fuego de tu amor.
Envía tu Espíritu Creador y renueva la faz de la tierra. Amén.

Oración del Penitente


Dios mío, me arrepiento de todo corazón de todo lo malo que hecho y de todo lo
bueno que he dejado de hacer, porque pecando te he ofendido a ti, que eres el
sumo bien y digno de ser amado sobre todas las cosas.
Propongo firmemente, con tu gracia, cumplir la penitencia, no volver a pecar y
evitar las ocasiones de pecado.
Perdóname, Señor, por los méritos de la pasión de nuestro salvador Jesucristo.
Amén.

Las Bienaventuranzas
“Felices los que tienen el espíritu del pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Felices los que lloran,
porque recibirán consuelo. Felices los pacientes,
porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de
justicia,
porque serán saciados. Felices los compasivos,
porque obtendrán misericordia. Felices los de corazón limpio,
porque verán a Dios.
Felices los que trabajan por la paz,
porque serán reconocidos como hijos de Dios.
Felices los que son perseguidos por causa del bien,
porque de ellos es el Reino de los Cielos”.

Ángelus
Líder: El ángel del Señor anunció a María.
Respuesta: Y concibió por obra y gracia del
Espíritu Santo.
Todos: Dios te salve, María...
Líder: He aquí la esclava del Señor.
Respuesta: Hágase en mí según tu palabra.
Todos: Dios te salve, María...
Líder: Y el Verbo de Dios se hizo carne.
Respuesta: Y habitó entre nosotros.
Todos: Dios te salve, María...
Líder: Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
Respuesta: para que seamos dignos de
alcanzar las promesas de Jesucristo.
Líder: Oremos.
Infunde, Señor,
tu gracia en nuestras almas, para que, los que hemos conocido, por el anuncio
del Ángel,
la Encarnación de tu Hijo Jesucristo,
lleguemos por los Méritos de su Pasión y su Cruz,
a la gloria de la Resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
Todos: Amén.

Los Diez Mandamientos


1. Yo soy el Señor, tu Dios. No tendrás otros dioses fuera de mí.
2. No tomes en vano el nombre del Señor, tu Dios.
3. Acuérdate del Día del Señor, para santificarlo.
4. Respeta a tu padre y a tu madre.
5. No mates.
6. No cometas adulterio.
7. No robes.
8. No digas mentiras.
9. No codicies la mujer de tu prójimo.
10. No codicies nada que sea de tu prójimo.
Basado en Éxodo 20:2–3, 7–17

Preceptos de la Iglesia
1. Oír misa entera los domingos y demás fiestas de precepto y no realizar
trabajos serviles.
2. Confesar los pecados mortales al menos una vez al año.
3. Recibir el sacramento de la Eucaristía al menos por Pascua.
4. Abstenerse y ayunar en los días establecidos por la Iglesia.
5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades, cada uno según su posibilidad.
El Gran Mandamiento
“Amarás al Señor tu Dios con todo
tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.
Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Mateo 22:37, 39

La Ley del Amor


“Este es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los he amado”.
Juan 15:12

Obras de Misericordia Corporales


Dar de comer al hambriento. Dar de beber al sediento. Vestir al
desnudo.
Visitar a los presos.
Dar techo a quien no lo tiene. Visitar a los enfermos. Enterrar a los
muertos.

Obras de Misericordia Espirituales


Corregir al que yerra. Enseñar al que no sabe.
Dar buen consejo al que lo necesita. Consolar al triste.
Sufrir con paciencia los defectos de los demás. Perdonar las injurias.
Rogar a Dios por vivos y difuntos.
ORACIONES PODEROSAS

Recuerda: La Oración es el vínculo que une al Cielo con la Tierra. Cuando oras
estás hablando con DIOS. Empieza así tu día:
SEÑOR! Sea ésta mi oración como incienso que suba hasta Tú Trono con olor
de suavidad.
Sé que soy imperfecto pero también sé que TU eres Misericordioso. Te ofrezco
todo lo mejor que hay en mí. Usame como Tú quieras que yo voy a servirte con
Amor.
Gracias por aceptar mi pobre ofrenda!
Que tu oración sea corta, pero sentida, salga del fondo de tu corazón envuelta
en el más puro Amor Divino.

AL LEVANTARSE

Gracias Padre, por este nuevo día de vida que Tu Misericordia me concede!
Qué sea para Tu Gloria, para mi bien y el de mi prójimo. Y ahora Padre,
Ilumíname para hacer bien mi parte en Tu Plan de hoy.

AL SENTARSE A LA MESA

Bendigo y agradezco esta provisión que la Mano del Señor pone sobre mi mesa
y bendigo a todos mis hermanos humanos, a los del reino
animal, los del reino vegetal, los del reino mineral y los del reino elemental que
han con-
tribuido para que la tenga. Así mismo bendigo al reino angélico y a todos los
seres de Luz que me guían, me acompañan y protejen, especialmente a mis
santos ángeles custodios.

AL SALIR A LA CALLE

El Espíritu del Señor va delante de mí, haciendo fácil, seguro y triunfante mi


camino. Voy con toda fe y confianza porque voy protegido por la Divina
Presencia.

ORACION DE CONFIANZA

Padre, no le tengo miedo a la vida porque sé que Tú estás conmigo.


Confiadamente me cojo de Tu mano y voy por el mundo en completa seguridad.
Gracias Padre, que es así.

PARA EVITAR TENTACIONES ORACION DE FE

La Presencia de Dios está dentro de mí. Soy un sagrario viviente. Si yo


permanezco constantemente consciente de esta verdad, estaré plenamente
protegido en todo momento. Los Brazos Eternos me sostienen; no puedo temer
una caída.

AFIRMACION CONSTANTE

En donde está Dios no hay derrota! Y EL está aquí conmigo, porque yo siempre
estoy con EL.

PARA EL ESTUDIANTE QUE VA A PRESENTAR EXAMENES

Después de haber estudiado concienzudamente las materias que vas a


presentar, al entrar en el aula de exámenes haces esta oración silenciosa,
dirigida a los examinadores, así:Reconozco la Presencia del Cristo en el corazón
de cada uno de ustedes; ese Cristo que también tengo yo presente en mi
corazón, me va a ayudar. Ustedes me van a preguntar aquellas cosas para las
que yo estoy mejor preparado. La Divina Presencia me libra de todo miedo y
nerviosismo. Yo sé que yo sé, por lo tanto ustedes me van a aprobar y yo doy
gracias de antemano a ese Cristo viviente que nos une a todos los humanos.
Gracias Padre, que estoy tranquilo y con Tu Ayuda saldré triunfante de esta
prueba.

“YO SOY EL AMOR DE DIOS EN ACCIÓN:


En el Valle de la Paz: “YO SOY”, En el Valle de la Luz: “YO SOY”,
En el Valle del Amor: “YO SOY”,
En el Valle de la Consolación: “YO SOY”
“YO SOY EL AMOR DIVINO proyectado hacia todo lo que conozco,
recuerdo y contacto.
“YO SOY” lleno de persón para darlo a todo el que lo necesite,
especialmente a los que se fueron de este
plano ( a los difuntos).
Yo siento el AMOR DE DIOS llenando mi corazón Para derramarlo
sobre el mundo entero. Gracias
padre, por este don del AMOR! AMEN

ORACIÓN DE UN HOMBRE CASADO

Recuérdame Señor, que sesenta minutos hacen una hora, que todo minuto es
importante y que toda vida Te Pertenece.
Ayúdame, Señor a vivir de tal manera, que cada noche pueda acostarme con
la conciencia limpia, sin sentirme acusado por el rostro de alguna persona a
quien yo haya causado dolor.
Ayúdame Señor, a ganarme la vida honestamente y que, al hacerlo así, pueda
yo hacer a otros, lo que yo quisiera que ellos me hicieran a mí.
Ensordéceme Señor, para el sonido del dinero manchado. Ciégame Señor,
para no ver las faltas de otro; pero revélame las
m ías.Guíame Señor, para que cada noche pueda sentarme frente a mi
esposa, la cual ha sido una de las mayores bendiciones que Tú me has dado,
sin que tenga nada que ocultarle.
Manténme Señor, lo suficientemente joven para reir con los niños y lo
suficientemente adulto para ser considerado con los ancianos.
Y por fin, Señor, cuando venga el día de mi despedida del olor de las flores,
del suave caminar y del suave crujir de la arena bajo mis pasos, dispón que la
ceremonia sea corta y que el epitafio sea: “POR AQUÍ PASÓ UN HOMBRE DE
BIEN”

PARA CUANDO ESCASEAN LOS RECURSOS ECONOMICOS

DIOS ES MI INAGOTABLE PROVISION. En este momento estoy desorientado y


no sé por dónde encontrarla; así vengo a Tí, Señor, en procura de Luz. Indícame
el camino por donde voy a resolver esta necesidad y por donde voy a encontrar
mi prosperidad. Toma mis humildes esfuerzos y hazlos prosperar. Te doy gracias
porque ya ésto está hecho. Veo que mi provisión viene a mí, amplia, segura,
sostenida, Gracias Padre.

CUANDO EN EL HOGAR HAY DESAVENIENCIA

“yo soy” la paz. el espiritu de dios entra en este hogar como paz, armonia,
buena disposición de espíritu de todos y para todos y amor. dios es amor y
en su aspecto amor, yo invoco su presencia aquí. bendigo la presencia
cristica en cada uno de los moradores de esta casa, por lo tanto tiene que
cesar la discordía y venir en su lugar generosidad de sentimientos de los unos
para con los otros. la divina presencia es llamada a la acción y aquí termina
todo problema. todos somos hermanos en dios nuestro padre y por lo tanto
aquí tenemos que amarnos los unos a los otros y desde ahora en adelante así
es y será. gracias padre que me oiste.

PARA LIMPIARTE DE TU ENERGÍA MAL USADA

“yo soy” la ley del perdón y del olvido y la llama violeta transmutadora que
transmuta los errores cometidos por mi, a traves de todas mis vidas. “yo soy”
la ley del perdón y del olvido y la llama violeta transmutadora que transmuta
los errores cometidos por la humanidad a traves de todos los tiempos. “yo
soy” la ley del perdón y del olvido y la llama violeta transmutadora que
transmuta los errores cometidos por los que ya están desencarnados. doy
gracias.

SALMO 23
( Para Provisión)

Yaveh es mi pastor;
Nada me falta.
En lugares de verdes pastos Me
hace pacer.
Junto a aguas de reposo me pastorea. El
conforta mi alma.
El me guía por sendas de justicia, Por
amor de Su Nombre
Aunque ande en valle de oscuridad Y
de sombras de muerte,
No temeré mal alguno, Padre, Porque
Tú estás conmigo.
Tu vara y Tu cayado me infunden aliento;
Aderezas mesa delante de mí
En presencia de mis angustiadores; Unge
mi cabeza con aceite,
Mi copa está rebozando.
Ciertamente, el bien y la misericordia
Me siguen todos los días de mi vida Y
en Tu Casa, Señor,
Moraré ya para siempre.

PARA TRANQUILIDAD
Dame Tu Paz Señor. Esa Paz que escapa a toda comprensión de la mente
humana. Aunque bramen las aguas, aunque el rayo aterrador hienda los
espacios incendiándolos; aunque los monetes se conmuevan y salten sobre sus
bases, sepa yo conservar mi serenidad sabiendo que TU ESTAS CONMIGO y
que en DONDE TU ESTAS NADA MALO PUEDE SUCEDERME!
Me cobijo bajo tus alas, sé que ahí siempre estaré seguro. Gracias Padre.
*************

PARA CUANDO ALGUIEN QUIERE INTRANQUILIZARTE O


MOLESTARTE

“YO SOY” LA Divina Presencia que nada ni nadie puede distrurbar.

PARA CUANDO TE SIENTES DÉBIL

“YO SOY” Fuerte en el Señor con toda la fuerza de su Poderío.

PARA CERRAR EL AURA

EN EL NOMBRE DE LA AMADA PRESENCIA DE DIOS EN MI. “YO


SOY” CIERRO MI AURA Y CIERRO MIS PUERTAS ASTRALES PARA TODA
CREACIÓN HUMANA Y PARA TODO ESPÍRITU ENCARNADO O
DESENCARNADO QUE VENGA CONTRA MI. DOY GRACIAS.
SALMO 91
(Para Protección)

PROMESA: El que mora en el Lugar Secreto del


Altísimo, vivirá seguro bajo la sombra del omnipotente.
ORACIÓN: Digo yo a Yaveh:*
Esperanza mía y castillo mío, mi Dios, en Tí confío!
Tú me libras del lazo del cazador, de la peste destructora.
*(Yaveh equivalente a “YO SOY”)
Con Tus Plumas me cubres y debajo de Tus Alas estoy seguro.
Escudo y adarga es Tu Verdad
No tengo temor de espanto nocturno, ni de saeta que vuele de
Día, ni de pestilencia que ande en la oscuridad,
ni de mortandad que en medio del día destruya.
Caen a mi lado mil y a mi derecha diez mil, más a mí ningún mal llega.
Ciertamente con mis ojos miro y veo el pago que reciben los ímpios. Yo
acudo a Yaveh que es mi fe, al Altísimo elijo por mi habitación,
Así no me sobreviene ningún mal, ni plaga alguna toca mi morada,
Pues que a sus Angeles envía cerca de mí para que me guarden en
todos mis caminos. Con sus manos me guían para que mi pie no
tropiece en piedra. Sobre el león y el basilisco piso.
Al cachorro del león y al dragón aplasto.
RESPUESTA: Por cuanto en Mí has puesto tu fe “YO SOY”
Aquél que te libra.
Pondréte en alto, por cuanto has conocido Mi Nombre:
“YO SOY”, con este nombre me invocarás y Yo te
responderé en la angustia.
Contigo estaré, te libraré y te glorificaré.
Saciarte he de larga vida y mostrarte habré todo mi bien.

******************************
PROTECCIÓN PARA EL NIÑO

Hijo: Te entrego a la Protección Divina. Las Alas de Dios te cubren.


Su Luz Guía tus pasos. Su Misericordia te proteje. El te aparta de los peligros y
con SU AMOR TODOPODEROSO te lleva por senderos de Paz y de éxito. Véte
tranquilo, Dios vá contigo. Gracias Padre, que me has dado el Poder de la
Oración.

POR LOS DIFUNTOS

Te encomiendo a la Misericordia Divina, Bendigo tu Luz y pido a los Santos


Espíritus, que ya dejaron este plano, te conduzcan por senderos de claridad y
de paz. Asciende y evoluciona en Paz. Que la Paz de Dios
envuelva tu alma y que su Amor te llene de felicidad. Te enviamos nuestro
amor y pedimos tu rápida Ascensión hacia el Padre. Que así sea.
POR UNA MADRE (O UN PADRE)

Señor a esta hija que fue mi madre sobre la Tierra, le debo honda gratitud por
todo el Amor que me dió y por todos los sacrificios que hizo por mi
causa.Recíbela Señor en el seno de Tu Misericordia y por lo mucho que se
sacrificó por mí, perdónale sus errores y ahora que está contigo házla feliz.
Gracias Padre.

CUANDO DAS UNA LIMOSNA

“YO SOY” el Amor Divino en acción. En este hermano necesitado veo mi propia
imagen y al darle este pequeño óbolo bendigo su Cristo y pido lo ayude a salir de
esta situación aflictiva.
Gracias Padre.

ACCIÓN DE GRACIAS

DIJO DIOS: ”Porque yo, Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, Soy tu Salvador.
No temas porque “YO SOY” contigo y fuera de Mí no hay quien salve.
No os acordéis de las cosas pasadas ni traigáis a la memoria de las cosas
antiguas.
He aquí que Yo hago cosas nuevas, presto saldran a la luz. No las sabreís? Otra
vez pondré caminos en el desierto y ríos en la soledad” (Isaías 43).
Oración: Por todas estas promesas que me haces, Dios mío, yo tengo fe y
confianza en tí. Yo tengo paz. Alabado sea aquél que todo esto promete y
cumple.
Canto: Dios volvío mi llanto en risa y mi derrota convirtío en victoria. Oro
por aquellos que se alegraron en mi desdicha.
Y que aún hoy, todavía, tratan de dañarme. Pido misericordia para ellos porque
se están acarreando grandes tribulaciones.
Dáles Luz, Señor, para que rectifiquen ahora, cuando aún es tiempo.
Yo vivo en Jerusalen, la ciudad de la Paz, allí encontré mi retiro de tranquilidad!
Esa tranquilidad que ningún ser humano puede perturbar, porque es la Paz que
me dá la Presencia de Dios en mí! Mi paz es real, es verdadera, es sagrada!
Gracias Padre que así es!
PARA CUANDO PRESIENTES ALGÚN PELIGRO

“YO SOY” EL MANTO ELECTRÓNICO DE PROTECCIÓN CON QUE LA DIVINA


PRESENCIA ME CUBRE.
CIERRO MI MANTO BLANCO DE LUZ INCANDECENTE QUE ME HACE
INVISIBLE E INVENCIBLE PARA TODA COSA NEGATIVA QUE VENGA
CONTRA MI. GRACIAS PADRE QUE TU PRESENCIA ME PROTEGE.

ORACIÓN POR UN PRESO

Amado hermano, el señor: Tú nacistes libre. Tú Espíritu Todopoderoso está libre,


aunque tu cuerpo físico aparentemente no lo esté. El, que es tu Presencia
Divina, está dentro de tí, te acompaña siempre, y si estás realmente arrepentido y
corregido del pecado que te llevó a esa situación, yo invoco a esa Presencia
Espiritual en tí y le pido que te saqye en libertad, esa libertad que a todo ser
viviente le corresponde por derecho de conciencia.
En nombre de esa Divina Presencia en mí, digo: “YO SOY” AQUEL
que te libera de tus pecados y vuelve tu conciencia hacia DIOS “YO SOY” AQUEL
que te ama, aunque hayas caído en falta, porque “YO SOY”
Tu CREADOR; LIBRE TE FORME, Y LIBRE QUIERO QUE SEAS.
Por lo tanto de ahora en adelante vas a decir todos los días, esta pequeña
oración: “YO SOY LA PUERTA ABIERTA QUE NINGÚN SER
HUMANO ME PUEDE CERRAR” y esa puerta que te lleva hacia la Paz, Hacia el
Amor a Dios y a tu prójimo, hacia el bien y hacia tu felicidad, se te va a abrir
ancha y franca, ahora y ara siempre, Amén. Gracias Padre que ya veo
en mi mente cómo a este hermano se le abren las puertas de su prisión moral y
material. Ya estás libre, hermano, véte en paz.

(Si el preso colabora y reza esto de todo corazón, al poco tiempo le será devuelta
su libertad).

DECRETOS

LA FE ROMPE MIS CADENAS QUE SE VUELVEN ESCALERA PARA SUBIR A


DIOS.

DIOS ME AMA TAL COMO SOY, PERO YO PROCURARÉ SER CADA DÍA MEJOR
PARA ESTAR MÁS CERCA DE ÉL.

QUE LA PAZ SEA ENTRE TODOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA Y QUE ESA PAZ
COMIENCE EN MI CORAZÓN.
QUE TODA LA TIERRA SEA BENDECIDA CON ABUNDANCIA DE BIENES, Y QUE
SEAN BIEN REPARTIDOS PARA QUE CADA QUIEN RECIBA SU PARTE JUSTA Y
QUE CADA QUIEN DESEMPEÑE A CABALIDAD SU PARTE JUSTA EN EL
TRABAJO. ASI MERECEREMOS TODOS RECIBIR NUESTRA RACIÓN COMPLETA Y
GOZAR DE ELLA EN PAZ.

********************************

MAGNIFICAT

(Esta oración es poderosísima, fue dictada por el Espíritu Santo, a


la Santísima Virgen María, cuando, llevando en su seno virginal la
encarnación del Verbo Divino, fue a visitar a su Prima Isabel en la montañas
de Judea):

Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu está transportado de gozo


en Mi Dios, Salvador Mío. Porque ha puesto los ojos en la bajeza de su
esclava, por tanto ya desde ahora me llamarán Bienaventurada todas las
generaciones!

Porque ha hecho en mí grandes cosas, Aquél que es


Todopoderoso, cuyo nombre es Santo y cuya Misericordia se derrama de
generación en generación, sobre los que le aman.

Hizo alarde del poder de Su Brazo. Deshizo las miras del corazón
de los soberbios; derribó del trono a los poderosos y ensalzó a los humildes;
colmó de bienes a los hambrientos y a los ricos los despidió vacíos.

Acordándose de su Misericordia acogío a Israel su siervo, según


la promesa que hizo a nuestros Padres, a Abraham y a su descendencia, por
los siglos de los siglos. Así sea.

Gloria sea dada al Señor!

CUANDO ESTAS ENFERMO

“YO SOY” La Resurrección y la VIDA de todo BIEN en mi


CORRIENTE DE VIDA.

DIOS ES VIDA, ES SALUD PERFECTA, ES FORTALEZA; Yo me


enchufo a la corriente electrónica de Energía Divina y me siento sano,
fuerte, curado.
Gracias padre que TU ERES VIDA.

CUANDO ESTAS CONFUSO

“YO SOY” la inteligencia Divina que resuelve este problema (o esta


situación).

PARA EL ESTUDIANTE

“YO SOY” la inteligencia Divina que comprende esto que no alcanzo a


entender por mi mismo. DIOS ES INTELIGENCIA, “YO SOY”, INTELIGENCIA.
Gracias Padre que TÚ ESTAS EN MI COMO INTELIGENCIA.
1