Vous êtes sur la page 1sur 64

1

GOBIERNO DEL ESTADO DE COAHUILA DE ZARAGOZA

SECRETARÍA DE EDUCACIÓN

ESCUELA NORMAL SUPERIOR DEL ESTADO

ENSAYO
“ESTILOS DE APRENDIZAJE Y SU APLICACIÓN EN LAS ARTES PLASTICAS PARA
ESTIMULAR EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS.”

PRESENTADO POR:

OMAR AGUSTÍN RAMÍREZ DE LA PAZ

PARA OBTENER EL TÍTULO DE:

LICENCIADO EN EDUCACIÓN SECUNDARIA


EN LA ESPECIALIDAD DE:

LENGUA EXTRANJERA (INGLÉS)

MODALIDAD ESCOLARIZADA GENERACIÓN 2012 - 2016

SALTILLO, COAHUILA JULIO DEL 2016


2

GOBIERNO DEL ESTADO DE COAHUILA DE ZARAGOZA

SECRETARÍA DE EDUCACIÓN

ESCUELA NORMAL SUPERIOR DEL ESTADO

ENSAYO
“ESTILOS DE APRENDIZAJE Y SU APLICACIÓN EN LAS ARTES PLASTICAS PARA
ESTIMULAR EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS.”

PRESENTADO POR:

OMAR AGUSTÍN RAMÍREZ DE LA PAZ

PARA OBTENER EL TÍTULO DE:

LICENCIADO EN EDUCACIÓN SECUNDARIA


EN LA ESPECIALIDAD DE:

LENGUA EXTRANJERA (INGLÉS)

MODALIDAD ESCOLARIZADA GENERACIÓN 2012 - 2016

SALTILLO, COAHUILA JULIO DEL 2016


3

(DICTAMEN AQUÍ)
4

Para mi hija Elena, sangre de mi sangre.


5

AGRADECIMIENTOS

Hay tanta gente a quien le quiero agradecer tantas cosas diferentes, que temo quedarme
corto y olvidar a algunos.

Primero, y a pesar de no ser el hombre más espiritual que ha caminado por el mundo, le
quiero dar gracias a Dios. Me dio vida y medios para defenderme en este mundo en el que
tenemos que competir por todo, y nunca terminaré de agradecerle por haber puesto a gente
tan maravillosa en mi camino, de la cual jamás terminaré de aprender.

Deseo también agradecer a mi señora madre, Beatriz De La Paz Briones, quien siempre
sentó un gran precedente de lucha y tenacidad, predicando con el ejemplo de trabajo,
heredado de sus señores padres, don Agustín De La Paz Adame y doña Vicenta De La Paz
Briones, quienes desde el cielo cuidan a este, su nieto mas indigno, y para quienes espero
resultar en un orgullo para su apellido y estirpe. Han sido ellos desde el más allá y mi señora
madre aquí en la tierra los cimientos donde pude comenzar, a pesar de tantos tropiezos, a
formarme como un hombre de bien.

Quiero además agradecer a la señorita Kenya Martínez Vázquez, por haberme acompañado
y apoyado siempre, por leerme y señalarme los errores en mis textos, por haber sido
paciente, y por sus comentarios siempre tan acertados en mis escritos, pero principalmente
por darme la mitad de su corazón y de su alma, para que con la mitad de los míos,
formáramos a la principal motivación para buscar el éxito profesional: nuestra hija Elena.

A mi adorada hija: cuando dentro de algunos años leas estos agradecimientos, quiero que
pienses que tu padre ha hecho lo mejor posible para que te sientas orgulloso de él. Eres el
motor de mi vida desde que me enteré que venías al mundo, eres sangre de mi sangre.
Vienes a este a mundo a dejarlo mejor de lo que lo encuentras, y no puedo hacer menos que
mi madre, de quien tuve el ejemplo del trabajo duro, esfuerzo, vocación y cariño.

A mis maestros: gracias por su orientación, tanto en el aula como en la vida misma. Tuve la
suerte de que sus consejos se ampliaran más allá del salón de clases, y aprender de su
ejemplo siempre. Gracias por exigirme más allá de mis límites. En especial a la profesora
6

Liliana Mendoza Costilla, quien me ayudó y aconsejó para tantas cosas además de este
documento, que no tendré manera jamás de pagarle sus sabios consejos y su guía. Fui muy
afortunado de contar con su apoyo. Mil gracias, profesora.

A mis amigos: ustedes son los hermanos que la vida me mandó. La sangre emparenta, pero
la lealtad nos hace familia. Gracias por siempre creer en mí, por haberme ayudado con
aquellas difíciles decisiones que me tuvieron despierto tantas noches y por sus sabios
consejos y su amistad franca. No olvidaré jamás lo que han hecho por mí.

A mis compañeros: dicen son tan pocos los amigos verdaderos que se pueden contar con los
dedos de una mano, y yo tuve la fortuna de encontrarme con muchos y muy buenos
compañeros que llegaron a ser como otra familia en estos cuatro años de educación
superior. Hombres y mujeres tenaces, firmes antes las adversidades, quienes lejos o cerca
de casa, con o sin hijos, con desvelos y demás obstáculos, lograron llegar hasta este punto.
Gracias por tanto apoyo, y tantas risas, y a pesar de que en más de una ocasión estuvimos a
punto de despedazarnos por el estrés, la tensión, o lo que sea, sé que cuento con ellos como
amigos, y ellos cuentan conmigo incondicionalmente también.

A aquellos que se quedaron en el camino: se les aprecia y se les extraña, y sé que si no


llegaron con nosotros a este punto, es porque la vida les tiene cosas distintas en el horizonte.
La vista al frente y sin detenerse amigos míos. Honor y gloria.

Sin extenderme mas, quiero dedicar este documento recepcional a aquellos que siempre
estuvieron conmigo en las buenas, en las malas y en las peores. No olvidemos que somos
humanos, y que como tales tenemos errores de los que aprender. Cada caída es una
lección, cada tropiezo nos hace tocar tierra para poder ponernos de pie, una vez que
aceptamos nuestros errores, nadie podrá jamás usarlos contra nosotros. Continuemos
siempre aprendiendo, sencillamente porque es de las pocas cosas que nunca se acabarán:
que aprender. Si ésta es nuestra vocación, la enseñanza, nuestro deber es seguir siempre
aprendiendo, y pasar ese conocimiento a todos los que nos rodeen: recuerden, hay tres
cosas que no debemos permitir jamás que se oxiden: una espada, una lanza, y una mente.

¡Honor y gloria, familia y amigos, va por ustedes!


7

TABLA DE CONTENIDOS

INTRODUCCIÓN .............................................................................................. 9

TEMA DE ESTUDIO ........................................................................................ 11

CAPÍTULO I

¿Qué es el arte? ............................................................................................... 13

El arte como medio de enseñanza ................................................................... 14

El docente ante el desafío de las interdisciplinas ............................................. 17

Conociendo los intereses artísticos de los alumnos ......................................... 19

CAPÍTULO II

Sobre los estilos de aprendizaje ....................................................................... 22

Sobre las personas de perfil visual ................................................................... 23

Arte para los estudiantes de perfil visual .......................................................... 24

Sobre las personas de perfil auditivo ................................................................ 25

Arte para las personas de perfil auditivo ........................................................... 26

Sobre las personas de perfil kinestésico........................................................... 27

Arte para las personas de perfil kinestésico ..................................................... 28

Desinformación sobre los estilos de aprendizaje y los docentes ...................... 30

Opiniones en contra .......................................................................................... 31


8

CAPÍTULO III

Desarrollo ......................................................................................................... 32

Previo a la aplicación de las estrategias ........................................................... 33

Sesiones ........................................................................................................... 34

CAPÍTULO IV

Resultados de la propuesta .............................................................................. 40

CONCLUSIÓN .................................................................................................. 46

REFERENCIAS ................................................................................................ 52

ANEXOS........................................................................................................... 55
9

INTRODUCCIÓN

El siguiente trabajo recepcional tiene como propósito demostrar que los estilos de
aprendizaje, estimulados a través de los diversos tipos de arte, pueden fomentar y mejorar el
aprendizaje del inglés, a través de la enseñanza en un entorno más amigable y menos rígido
para el alumno, sin dejar de lado el programa establecido, ya que lo aplicado durante la
práctica ha sido sustentando en los contenidos esperados, de manera que son
complementarios. Se trabajará con los temas del libro, sin embargo, se buscarán estrategias
musicales, visuales e interpretativas para enseñar por sesión los aprendizajes esperados,
dejando el libro como apoyo y evaluación física requerida por la escuela.

Se buscará además demostrar que la correcta estimulación de los diferentes estilos de


aprendizaje dará como resultado un buen uso de dicho estilo en cada estudiante, buscando
que el alumno esté consciente de su estilo de aprendizaje, para que de esta manera, pueda
buscar sus propios métodos de estudio para cualquier materia, además de interesarlo algo
tan necesario y estimulante como es el arte, a la par de mejorar su capacidad auditiva,
escrita y de razonamiento en la materia de inglés como segunda lengua.

En el capitulo uno, se hablará de que es el arte y como ha influido en la humanidad desde


siempre, sus orígenes, sus estilos, su alcance y cómo ha evolucionado. Se explica además
como ha llegado a ser un excelente hilo conductor para la enseñanza no solo de sí mismo
como materia, sino compaginado con otras de manera interdisciplinaria, además de abordar
los posibles intereses artísticos de los adolescentes.

En el capitulo dos se plantean de manera más especifica los estilos de aprendizaje,


propuestos por Fleming. Se busca además explicar cómo cada uno aprende de manera
distinta, haciendo énfasis en las diferencias de aprendizaje entre personas de perfil visual,
auditivo y kinestésico.

El tercer capítulo plantea las estrategias con las que se planea demostrar que estimulando
los diferentes estilos de aprendizaje, y adaptándose además a los distintos modos de
aprendizaje de cada alumno, se puede lograr una mejora significativa en el idioma, además
10

de renovar el interés por el idioma y el arte de manera conjunta. De manera similar, el


capítulo cuarto explica los resultados de las estrategias.

Se espera que con esto, el estudiante logre en un futuro mejorar su capacidad artística, no
solo limitándose a las artes visuales o auditivas, como un puente para que otras materias
utilicen el método propuesto en este documento como un apoyo, nunca como un sustituto.
11

EL TEMA DE ESTUDIO Y SU UBICACIÓN EN LA LÍNEA TEMÁTICA:


ESTILOS DE APRENDIZAJE Y SU APLICACIÓN EN LAS ARTES
PLASTICAS PARA ESTIMULAR EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS.

La Escuela Secundaria No. 19 “Ejército Mexicano” en su turno vespertino, fue seleccionada


para llevar a cabo la teoría expuesta en este documento recepcional, teniendo para este
objetivo la participación del grupo de primer año sección “G”.

El tema que elegido para desarrollar, está ubicado en la línea temática dos “Análisis de
experiencias de enseñanza”, ya que ésta abarca el conocimiento adquirido en prácticas
previas, el cual indica que los adolescentes carecen del interés propio por aprender una
segunda lengua, es decir, lo ven como una asignatura o una “carga”. De modo que con esta
propuesta de estrategia, se busca que en los alumnos se despierte el interés por otra área
distinta al inglés (en este caso, las artes plásticas) con enfoque moderno y sencillo (es decir,
alejándose de las “bellas artes”, que son más complejas de enseñar, y buscando por otro
lado, un acercamiento al diseño moderno). Se espera que este enfoque aproximado a sus
intereses tenga un impacto positivo, esperando así combatir el desinterés por parte de los
pupilos.

El núcleo temático está incluido en “La competencia didáctica del estudiante normalista
para la enseñanza del Inglés”, ya que está enfocado en las técnicas y estrategias que se
utilizaran para motivar a mis alumnos para mejorar su desempeño académico en el idioma
Inglés, a través de actividades motivacionales dentro del proceso de enseñanza –
aprendizaje.

El sub-núcleo se localiza en “diseño, organización y aplicación de actividades didácticas”, en


el cual se hace referencia a la capacidad para integrar elementos del enfoque de la
enseñanza del inglés con los contenidos de la asignatura de la escuela secundaria en los
planes de clase (en este caso, artes), así como la incorporación de los propósitos de la
educación secundaria y las necesidades de aprendizaje que establecen en las propuestas
didácticas. Se buscará de esta manera que los estudiantes renueven su interés en la
asignatura para mejorar su desempeño académico.
12

Se considera al tema tratado en el presente documento como algo de suma importancia no


solo en la actualidad, ya que desde que la escuela fue establecida como tal, muchos
alumnos han mostrado poco interés en diversas asignaturas, contando naturalmente con las
excepciones obvias de maestros que han logrado captar la atención del alumno. Se espera
que, al apelar a su lado artístico, se despierte además un renovado interés por la lengua
extranjera, de modo que los adolescentes puedan aprenderla, ya que debido a los
estándares laborales actuales, el carecer de una segunda lengua puede restar muchas
oportunidades a cualquiera.
13

CAPITULO I

¿QUÉ ES EL ARTE?

El arte, del latín aras, artes, de raíz indoeuropea y que significa “ajustar, hacer, colocar”, es el
concepto que engloba todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una
visión sensible acerca del mundo, ya sea real o imaginario. Mediante recursos plásticos,
lingüísticos o sonoros, el arte permite expresar ideas, emociones, percepciones y
sensaciones, en base a la diversificación y expansión de las culturas de cada país y lo que
se conoció primero de cada cultura que se descubrió a la largo de la historia de la
humanidad, siendo descubierto por arqueólogos monolitos, pinturas rupestres y similares
muestras de lo que se considera “arte primitivo”.

Se dice que no hay un alumno igual a otro, y en términos de individualidad es cierto. Cada
uno buscará la manera de encontrar su identidad eventualmente. Sin embargo, lo que
compete en este caso es estudiar la manera que cada uno de los estudiantes de secundaria
aprenden. En el caso del inglés como segunda lengua, el alumno suele mostrarse renuente
si la materia no está explicada de una manera dinámica y activa. Sin embargo,
ocasionalmente y debido a los diversos estilos de aprendizaje de los estudiantes, esto
incluso puede no bastar para captar su atención, especialmente si no consideran la
asignatura de inglés como algo necesario para su futuro laboral o educativo.

Los alumnos de secundaria están en una etapa en la que sus gustos son sumamente
diversos, están buscando una identidad propia, y tienden a probar “un poco de todo” lo que
las diversas expresiones culturales puedan ofrecerles, ya sea música, arte, cine o televisión.

Es aquí donde el rol del docente se vuelve una piedra angular en el desarrollo de los
estudiantes, donde debe ser un guía, enseñando el camino sin desviarlo y permitirles
encontrar el propio, sin permitir que se pierdan.

El maestro debe conocer a sus alumnos, sus áreas de oportunidad, su nivel de atención, de
comprensión y aptitudes. El maestro debe estar actualizado, siempre que le sea posible,
sobre los intereses de los alumnos, de manera que pueda lograr captar su atención, de ser
necesario, apelando a dichos tópicos de interés juvenil.
14

EL ARTE COMO MEDIO DE ENSEÑANZA

La UNESCO, en su Hoja de ruta para la educación artística (UNESCO, 2006), considera de


suma importancia el arte como complemento del aprendizaje, ya que desarrolla la
personalidad cognitiva y emocional del estudiante, además de influir positivamente en el
desarrollo general, académico y personal. El arte además estimula las capacidades
imaginativas, orales, kinestésicas, memoria, además de ayudar, como anteriormente se
menciona, a la búsqueda de la identidad en el adolescente. Incluso podría considerarse
como un estimulo cívico-intercultural, es decir, fomentar el respeto a otras culturas y sus
representaciones artísticas.

Utilizar el arte como un conducto de enseñanza para el inglés ya ha demostrado su eficiencia


en países de habla inglesa. En Albany, Nueva York, donde existe una gran cantidad de
alumnos de diversas etnias donde el inglés no es su idioma natal, se aplicó un programa
similar al que se pretende utilizar en la elaboración de este documento.

De acuerdo al libro Art as A Tool For Teachers of English Language Learners, de Pedro J.
Ruiz, menciona en la introducción del mismo, como las artes tienen la profunda habilidad de
enriquecer y tocar las vidas de los alumnos, y ser una herramienta invaluable para los
profesores de todos los niveles de aprendizaje de la lengua inglesa, integrando las artes y la
elaboración de artesanías en la enseñanza y aprendizaje del inglés, los estudiantes
desarrollaran y profundizarán en su entendimiento y en el de los demás. En combinación con
la lectura, la escritura, la práctica hablada y escuchada, las artes pueden abrir puertas hacia
el análisis e incluso desafiar a los alumnos en su aprendizaje, para que busquen por si
mismos sus propios retos.

Ahora bien, dichos desafíos artísticos, además de ser interesantes, dinámicos y apelando a
sus intereses, deben ser considerados para su actual nivel educativo, incluso si este es
demasiado básico. Enseñar un tema de manera por encima de sus habilidades puede
resultar frustrante y un programa demasiado por debajo puede ser considerado innecesario o
desechado por los alumnos. Debe buscarse un equilibrio adecuado entre academia e
intereses adecuados.
15

En un caso hipotético, llegar con alumnos de primer grado de secundaria, donde su


conocimiento artístico es, en su mayoría, limitado, al que el del idioma inglés, intentando
imponer sobre ellos un tema demasiado complicado para su edad les resultará frustrante, lo
cual derivaría a su vez, en frustración para el maestro, que en algunos casos, podría incluso
cuestionar sus habilidades docentes. En el mismo caso hipotético se plantea el siguiente
escenario: el maestro intenta llegar a los alumnos de inglés a través del arte, y por lo tanto,
comienza a dar una explicación larga y compleja sobre el periodo cubista de Picasso, todo en
inglés. Es muy probable que el alumno, sea cual sea su estilo de aprendizaje, y por venir
quizá de un contexto donde ni el arte ni el inglés le son inculcados como algo importante,
pierda el interés muy pronto. Ahí se cometen, de manera hipotética, tres errores: un manejo
del idioma muy complejo no de acuerdo a su edad, imponerles el arte como solo lo antiguo y
trillado e ignorando por completo los nuevos paradigmas artísticos, lo que resultará en el
tercer error, que deriva en una pérdida de interés por una motivación ajena a su rango de
edad.

Si en cambio, se aborda el mismo grupo con algún tipo de arte que a su rango de edad le
parezca interesante, por ejemplo, el graffiti, con un uso de palabras más sencillo pero igual
que el caso anterior, en todo momento en inglés, lograría los objetivos que el caso anterior
no logró: interés, claridad de lenguaje y un acercamiento gradual al arte.

El arte como método de estimulo ya es probado exitosamente en Ecuador, con un proyecto


llamado ArteEducarte. Creado en el año 2000 se dedica a “estimular la creatividad y
expresión de niños y niñas de escuelas primarias desfavorecidas en el Ecuador a través de
procesos artísticos, los cuales fomentan su capacidad de aprendizaje, autoestima y valores”,
con lo que pretende no solamente un taller donde los niños expongan sus obras sino que ve
en el arte un eje para abordar otras asignaturas.

Partiendo de ese punto de arte moderno, y hasta cierto punto urbano, el adolescente
progresivamente mostrará interés en el arte gráfico clásico. Lo mismo para cualquier
estudiante de cualquier estilo de aprendizaje. El auditivo puede distraerse si solo escucha
diálogos que él considera “”aburridos” de ejercicios típicos de listening, pero si se le estimula
a través de música y ritmo de acuerdo a sus intereses, responderán de manera positiva, igual
que los kinestésicos, que deben “sentir” que el idioma les es útil de una manera tangible,
para poder procesarlo, sentirlo y expresarlo. Un alumno kinestésico, cuyo interés principal es
16

todo lo tangible. Suelen ser los alumnos “olvidados” por los libros, ya que suelen incluir
solamente material para auditivos o visuales, como audios o textos, que ocasionalmente se
compaginan. Si tomamos en cuenta que esto los “excluye” de cierta manera, se debe tomar
en cuenta que su aprendizaje del idioma debe ser preparado con anterioridad, y si no es así,
el maestro deberá buscarlo. En el caso imaginario, tenemos un tangible no puede aprender
el idioma, por muy dispuesto que esté. El texto le aburre y el audio lo distrae. Por lo tanto y
tomando en cuenta el rol que juegan sus sentimientos en el aprendizaje, se le debe poner a
participar activamente lo más posible. Incluir, no alejar.

El desafío principal de la enseñanza a través del arte puede ser encontrar el interés artístico
de los alumnos. El profesor que no sea adaptable a su entorno, al intentar el método
planteado en esta propuesta, aplicará lo que él considere arte, o lo que sea que a él se le
enseñó como arte. En cambio, lo correcto sería que se tomara el tiempo para ver los
intereses de los alumnos y tomar de ahí lo mejor para su clase, con cada generación de
alumnos aportándole nuevos conocimientos que irá almacenando poco a poco como
referencia para futuras clases. El maestro además de ser un guía y un hilo conductor de
educación, debe ser un agente adaptable al cambio, acorde con los tiempos y actualizado
cada que le sea posible, para no quedarse en métodos de enseñanza obsoletos que pueden
resultar poco o nada efectivos con los alumnos de hoy en día.

Otro desafío puede ser la falta de recursos otorgados al arte, tanto de materiales como de
tiempo, por parte del programa educativo. No se le considera como algo importante y como
tal, se decide prescindir de él y de sus beneficios para el desarrollo y el aprendizaje de los
alumnos. Sin embargo, con una correcta planeación y dosificación de tiempo, los resultados
pueden ser favorables.

El maestro debe siempre pensar en cómo aprende el alumno, y de ser necesario olvidar
como aprendió en su momento el, en beneficio de una mejora continua de su clase y
alumnado, para que de ésta manera, tanto alumno como docente, aprendan el uno del otro,
siempre en beneficio de todos.
17

EL DOCENTE ANTE EL DESAFÍO DE LAS INTERDISCIPLINAS

Concebir la educación y su estudio desde una visión uni-disciplinar o uni-teórica es


virtualmente imposible. Prácticamente, no hay manera en que una asignatura, sea cual sea,
pueda ser enseñada de manera unidimensional. Tomemos por ejemplo la asignatura de
Historia en secundaria. Al enseñar, por ejemplo, sobre la cultura maya, además de su historia
se deberá abordar su genialidad en las matemáticas, como descubrieron el número cero,
quinientos años antes incluso que los hindúes, quienes se consideran punta de lanza en la
aritmética. También se deberá hablar sobre sus precisos métodos de calendarización
basados en las estrellas y sus glifos. El docente está abordando por esa línea al mismo
tiempo, una parte de Matemáticas, una parte de Geografía, y una parte de Arte Prehispánico.

Ahora, abordando el tema de la enseñanza de otra lengua a través del arte, para comprender
un punto de vista interdisciplinario, se podría tomar como modelo lo propuesto por Peiró y
Devís (La iniciación en los juegos deportivos: la enseñanza para la comprensión, 1995),
donde hablan sobre la enseñanza en movimiento y sus resultados en educación física. De
acuerdo a Rafael Chaves (El juego de la educación física, 1968), precisamente donde
basaron su estudio Peiró y Devís, se constituyen eslabones que conducen al muchacho, en
camino de su formación general, hacia la práctica de los deportes, los cuales llamaron “pre-
deportivos”. De alguna manera se asume la existencia de una transferencia que va de estos
juegos a los deportes, individuales o colectivos, y se refieren al aprendizaje técnico y táctico,
además de las cualidades físicas morales e intelectuales. Con esto, Chaves quiere explicar
que más allá del simple movimiento, su asignatura, Educación Física, converge con valores
éticos y morales muy comparables con los de Formación Cívica y Ética, por ejemplo, entre
otros.

Esta explicación del aprendizaje en movimiento puede bien ser aplicada o al menos
considerada en cualquier asignatura, guardando sus obvios criterios disciplinarios y nunca de
igual manera en cada grupo, pues como anteriormente se menciona, ningún grupo será
totalmente igual a otro y cada uno debe tener diferentes criterios. Es aquí donde el arte, una
conjunción de diferentes disciplinas por sí mismo, y la gran mayoría en movimiento, pueden
utilizarse como conducto para la enseñanza del segundo idioma.
18

Dejando de lado momentáneamente el aprendizaje de los alumnos, debemos enfocarnos en


las capacidades artísticas del docente. Es bien sabido que el maestro debe tener un grado
de creatividad aceptable, ya que la elaboración del material para las clases así lo exige. Sin
embargo en esta propuesta se deberá ir más allá. Para aplicar de manera eficiente la
propuesta en el presente trabajo recepcional, el maestro deberá tener una capacitación
básica sobre las artes plásticas, escritas y musicales, de manera que pueda integrar su
materia a través de ellas. Es pertinente recordar que no se puede enseñar lo que se
desconoce, por lo tanto el docente que esté realmente interesado en expandir sus
habilidades interdisciplinarias, deberá buscar la manera de capacitarse como tal, sin olvidar
que además, el propósito principal de este texto está enfocado en los estilos de aprendizaje
de los alumnos, aunque es importante también mencionar la enorme utilidad de que el mismo
docente identifique su estilo propio de aprendizaje para una mejor empatía maestro-alumno.
Desde un punto de vista más global, toda asignatura en secundaria puede considerarse
interdisciplinaria. Cada materia se puede abordar utilizando otra como apoyo, por ejemplo,
para la asignatura de Historia, compaginar la materia de Formación Cívica y Ética puede
resultar en algo muy interesante para el alumno, abordando temas sobre el civismo a través
de la historia. En el caso del inglés como segunda lengua, las posibilidades se amplían.

Ahora bien, el docente de inglés debe recordar que la capacitación aquí sugerida no es
absoluta, ya que un dominio total de cualquier disciplina artística suele tomar años de
práctica y perfeccionamiento. Sin embargo, manteniendo un conocimiento holístico sobre
variadas disciplinas lo suficientemente atractivas, combinadas entre si, además del inglés
puede desarrollar resultados muchos más que aceptables. Una vez capacitado de manera
apta en los conocimientos básicos del arte, y como forma de captar el interés, el maestro
podría mostrar a sus alumnos una “colección” propia del arte elaborado por el mismo, como
motivador, o incluso una visita escolar a los centros artísticos urbanos o clásicos de la
localidad, como un ejemplo de lo que la dedicación puede hacer si la motivación es correcta.
19

CONOCIENDO LOS INTERESES ARTISTICOS DE LOS ALUMNOS.

Una de las cuestiones a la hora de plantear una estrategia, es conocer el grado de interés de
los alumnos sobre el tema que se pretende enseñar. La naturaleza adolescente, con sus
cambios de humor y desarrollo complejo puede en un momento dado, ver arte como algo
aburrido e incluso anticuado. Los temas que pretendan enseñar deberán ser culturalmente
relevantes y de acuerdo a su contexto. Es crítico para el educador entender como el
trasfondo cultural y lingüístico del estudiante influye profundamente en sus experiencias en el
salón. Si el alumno viene de un concepto urbano, puede captarse su atención a través del
arte urbano. Si el alumno está interesado en el arte gráfico japonés, se puede enseñar a
través de la creación y dibujo de personajes, desde la concepción de personalidad hasta
diálogos e ilustración, por ejemplo.

Además, la edad es un factor determinante en los intereses de los estudiantes. No tendrán


los mismos intereses los alumnos de 1° que los de 3° grado. Estos últimos suelen tener
intereses ligeramente más maduros que los de primer grado. Incluso uno de los errores
comunes para docentes sin el previo conocimiento pedagógico del adolescente es pretender
interesarlos en el tema con ejemplos demasiado infantiles, más aptos para primaria o incluso
preescolar, con resultados poco favorecedores.

Los intereses artísticos de los alumnos suelen continuar latentes hasta bien entrada la
adolescencia, sin embargo, al igual que cualquier asignatura, éste debe ser estimulado de
manera propia para despertar el interés y el gusto por la auto-enseñanza. Un alumno no es
igual a otro y todos tienen maneras diferentes de comprender los contenidos o enseñanzas
nuevas. Ese es el propósito de esté trabajo recepcional, demostrar cómo cada persona es
diferente y comprende a su manera los conceptos nuevos. Se debe siempre tener en cuenta
que el maestro se tiene que adecuar al entorno del alumno y no viceversa. La maleabilidad y
adaptación de un docente al entorno de sus alumnos marca una diferencia palpable y si
además de la adaptación, se capta el interés y el estilo de aprendizaje del alumno a través de
una disciplina artística, se puede garantizar que exista una motivación más avanzada por
parte de los alumnos.

Sin embargo, incluso la creatividad puede ser vista por algunos como un obstáculo. De Alex
Tabarrok (Teachers Don’t Like Creative Sutdents, 2012), y otros estudios sobre la educación
20

mencionados por el mismo autor (Bachtold, 1974; Cropley, 1992; Dettmer, 1981; Getzels &
Jackson, 1962; Torrance, 1963) han arrojado resultados que hacen notar que a los
profesores no les gustan ciertos rasgos asociados con la creatividad en sus alumnos. De
hecho, investigaciones han indicado que los maestros muestran preferencias en los rasgos
de personalidad opuestos a la creatividad en sus alumnos, como el conformismo y la
aceptación de la autoridad. La razón es bastante obvia: las personas creativas no exhiben el
comportamiento aceptable en un salón de clase. Suelen moverse mucho, ver por la ventana
o distraerse, esto incluso dependiendo del estilo de aprendizaje de cada uno de los alumno,
puede variar ligeramente. El psicólogo americano Ellis Paul Torrance (Torrance Tests of
Creative Thinking, 1974), escribió sobre la creatividad en niños y adolescentes, además de
otros ensayos y reportes, en los que se describía como las personas creativas suelen “no
tener tiempo para ser corteses, reúsan a aceptar un ‘no’ por respuesta, y a ser críticos y
negativos hacia los demás”. Estas y otras características pueden resultar incómodas, incluso
molestas para algunos maestros, quienes de acuerdo a investigaciones, suelen mostrarse
negligentes e incluso castigar activamente las muestras creativas del alumnado (Myers y
Torrance, 1961). De acuerdo a un estudio de Stone en 1980, los alumnos de segundo grado
de primaria que obtuvieron altos niveles en los exámenes de creatividad también resultaron
ser identificados por sus compañeros como “problemáticos” o “mal portados”. Se podría
llegar a la conclusión de que, inconscientemente, algunos profesores pueden estar
extinguiendo el comportamiento creativo de los alumnos.

Esto sin embargo no debe verse como enteramente culpa de los maestros. La creatividad
suele salirse del marco social establecido e ignorar las convenciones sociales. Además, el
modelo educativo actual no está diseñado para la expresión impulsiva: hablar por turnos y
levantar la mano para ser atendido es lo usual en las aulas, de manera que esto puede
resultar en una limitante creativa.

Tomando esto en cuenta, los docentes que estén interesados en agregar a sus clases la
propuesta aquí explicada, debe tomar en cuenta que todos los alumnos muestran un grado
de creatividad variable, es decir, no todos serán igualmente creativos; son individuos con
características únicas e irrepetibles, y que el docente es quien debe adoptarse a los alumnos,
buscando no suprimir sus características creativas y canalizar toda esa energía creativa en la
enseñanza de cualquier asignatura. Deberán tener un criterio amplio para no estancarse en
21

métodos de enseñanza obsoletos, buscando solo la disciplina férrea y no el crecimiento


intelectual y creativo de los alumnos.

El maestro debe ser en palabras de Bruce Lee, “amorfo, moldeable, como el agua (…) el
agua puede fluir o puede aplastar. Sé como el agua, amigo mío, el agua que corre nunca se
estanca, así que hay que seguir fluyendo.”
22

CAPITULO II

SOBRE LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE

En 1984, Neil Fleming y Collen Mills, de la Universidad de Lincoln, Nueva Zelanda, proponen
el modelo VARK, que a su vez se expandiría después a los modelos de programación
neurolingüística o NLP, por sus siglas en inglés. Este modelo proponía clasificar a las
personas de acuerdo a su preferencia sensorial a la hora de procesar datos y contenidos
educativos. Fleming y Mills consideraban que las personas reciben información
constantemente a través de los sentidos y que el cerebro selecciona parte de esa
información e ignora el resto. Las personas seleccionan la información a la que le prestan
atención en función de sus intereses, pero también influye como se recibe la información. Es
en ese momento que se crea la prueba VARK o Visual, Auditory, Read-write and Kinesthetic,
por sus siglas en inglés.

El cuestionario consta de una serie de preguntas de opción múltiple, haciendo alusión a los
cuatro sistemas de representación. Muchos individuos presentan una preferencia en alguna
modalidad, pero también hay individuos que son multimodales, es decir que procesan la
información en más de una forma. A estos estudiantes se les facilita el aprendizaje y tienen
mayores posibilidades de éxito que los demás, ya que son capaces de procesar la
información de cualquier manera que se les presente.

Es importante mencionar que a pesar de la enorme popularidad de la que goza este tratado,
tanto en niños como en adultos, existen evidencias a favor y en contra de su utilidad.
Aparentemente, no hay una evidencia tangible de que identificar el estilo de aprendizaje de
un estudiante produzca un mejor resultado.

Por otro lado, también se han tenido reportes de profesores que claman que dicha
identificación produjo mejores resultados en exámenes, e incluso personas adultas han
tomado tests esperando así mejorar el desempeño en clase. Es de hecho más probable que,
en vez de buscar el “correcto” estilo de aprendizaje, el estudiante se beneficie más de la
presentación mezclada de dos o más corrientes de dicho estilo, por ejemplo, usando al
mismo tiempo auditiva y visual en todos los estudiantes, dando además su lugar a las
interdisciplinas anteriormente mencionadas.
23

SOBRE LAS PERSONAS DE PERFIL VISUAL

El aprendizaje visual se basa en que las ideas, conceptos y demás información son
asociados con imágenes y técnicas. Suelen utilizar “organizadores gráficos” para tomar notas
y asociar ideas, haciendo un mejor uso de la memoria visual que de otro tipo.

La manera en que el humano procesa la información que recibe determina gran cantidad de
conductas en la personalidad. Una persona visual utiliza su visión para recordar y tomar
decisiones. Su contacto principal con el mundo es a través de los ojos. Suelen percibir y
asimilar mucha más información que una persona kinestésica o auditiva, ya que en una
imagen transmite más datos que el sonido o las sensaciones. A menudo, son buenas para
ver el panorama general y planificar a largo plazo. Su visión les ayuda a ser más prácticos y
centrados en la toma de decisiones. Las personas visuales necesitan silencio al momento de
la concentración. Es común que al conducir escuchen música para relajarse, pero al buscar
una dirección o lugar, apagan la música para concentrarse más óptimamente.

Los alumnos visuales aprenden mejor cuando leen o ven la información de alguna manera.
En una conferencia, por ejemplo, preferirán leer las fotocopias o tomar notas. A menudo
toman las cosas que se pretendían utilizar de una sola manera y le dan vuelta para ver todas
las posibilidades que ofrecen. Son además excelentes memorizadores visuales. Un ejemplo
sería, en dado que se pretenda que un alumno recuerde el nombre de Salt Lake City, Utah.
Una opción viable para ellos sería dibujar encima de una ciudad un salero. Esto estimulará la
memoria visual.

Visualizar ayuda además a establecer relaciones entre distintas ideas y conceptos.

Cuando un alumno tiene problemas para relacionar conceptos muchas veces se debe a que
está procesando la información de forma auditiva o kinestésica. La capacidad de abstracción
y la capacidad de planificar están directamente relacionadas con la capacidad de visualizar.
Esas dos características podrían explicar el porqué la gran mayoría de los alumnos
universitarios, y por ende, de los profesores, sean visuales.

Personas observadoras y energéticas, les es mucho más sencillo recordar imágenes, por lo
tanto visualizan sus notas y suelen crear esquemas que les faciliten el proceso. Usan con
frecuencia palabras como: ver, visualizar, buscar, imagen, ilustrar, observar, percibir, notar,
24

visión, perspectiva, etc. Mueven mucho los ojos al hablar. Si los alumnos visuales miran por
la ventana, no necesariamente esto significa que están deliberadamente ignorando a su
maestro, sino que están creando imágenes mentales a través de la información escuchada.
Esto a veces suele causarles conflictos con algunos maestros que desconocen o ignoran su
estilo de aprendizaje y los etiquetan como “distraídos”. Por lo general son excelentes
observadores del lenguaje corporal, uno de sus principales medios de interrelacionarse, de
tal manera que suelen impacientarse al hablar por teléfono.

Una persona poco relacionada con las personas visuales puede interpretar que alguien con
este estilo de aprendizaje está viendo al vacio, cuando en realidad está visualizando sus
imágenes internas. Distraerlo o simplemente atravesar su campo visual puede hacer que las
pierda. Por otro lado, una saturación puede de la misma manera confundirlo, ya que ellos
buscan equilibrio en sus campos semánticos mentales.

ARTE PARA LOS ESTUDIANTES DE PERFIL VISUAL

Una persona visual suele mostrar interés en las artes gráficas. Dada su naturaleza
observadora, pueden pasar mucho tiempo observando un cuadro de cualquier estilo,
encontrando cada vez más detalle y texturas. Tienen un gusto desarrollado por la lectura,
aunque en ocasiones suelen distraerse mientras crean sus mapas mentales y deben releer la
pagina. Suelen ser atraídos además por las artes más modernas, como novelas graficas, o
en las clásicas, pintura, dibujo, entre otros.

Es aquí donde el maestro motivador debe agregar a su clase motivos que ayuden al
estudiante visual a centrar su atención a través de estímulos gráficos. Leonardo Da Vinci,
Walt Disney y Einstein mostraban rasgos de personalidad marcadamente visual.

Suelen prestar mucha atención a como otras personas los miran y como luce su entorno y
vivienda, y al ser grandes observadores del lenguaje corporal, notarán cuando el docente no
le pone atención y esto puede ser un gran desmotivante.

Al trabajar con ellos se deberá tomar en cuenta que aunque su principal aptitud de
aprendizaje es la visual, también responderán de manera secundaria a los demás estímulos.
25

Pueden no ser exactamente a los aquí descritos, pero llevarán actitudes similares a las
mencionadas con anterioridad, de manera que las variaciones entre uno y otro no serán
demasiado notorias.

Se recomienda además permitirles “garabatear” en sus cuadernos, ya que puede ser una
forma de retroalimentación, es decir, al hacer esto están tratando de recordar algo que
habían visualizado anteriormente. Esto no debe considerarse de inmediato como indisciplina.

SOBRE LAS PERSONAS DE PERFIL AUDITIVO

Las personas de perfil de aprendizaje auditivo, dependen naturalmente, del sentido del oído y
el habla como principal vía de aprendizaje. Deben escuchar lo que se dice para aprender a
llevar a cabo tareas y comprender, y pueden tener problemas al intentar interpretar
instrucciones dibujadas, sin embargo, si la información escrita lleva un orden lógico, les
puede resultar fácil de razonar e interpretar. Las personas de perfil auditivo representan el
30% de la población del mundo.

Les encanta hablar con los demás y consigo mismos, y disfrutan ayudar a los demás
explicando, lo que a su vez fluye en ellos como una retroalimentación. Suelen tener gusto por
interpretar el tono y las señales auditivas de la persona con quien estén conversando, y
memorizar series de números repitiéndolas en voz alta, recordando más el sonido producido
por su propia voz que por el numero en sí. De manera similar a los visuales que interpretan el
lenguaje corporal, los auditivos interpretan el tono de voz de las personas al hablar para
intentar abstraer las emociones o el sentido de las palabras y así comprenderlas. Son de
carácter inquieto, y suelen tener dificultades quedándose en el mismo lugar por demasiado,
tiempo y son bastante sociables, por lo que prefieren trabajar en grupos. Los conceptos les
son fáciles de comprender siempre y cuando puedan hablar sobre él, para sí mismos o los
demás, desglosando la idea. Disfrutan que se les lea y retienen de mejor manera la
información que les llega por canales auditivos que por otros medios.

Suelen ser también buenos al responder preguntas sobre exposiciones en clase que hayan
escuchado, también en exámenes orales, escuchando de manera efectiva la información
oral. Se dice que un estudiante auditivo tendrá problemas al leer si no tiene un ruido de
26

fondo, por lo que suelen escuchar música al estudiar. Son buenos redactores y suelen
resolver problemas hablándolos. Sus patrones de habla incluyen frases como “te escucho”
cuando quieren demostrar que están prestando atención, o “me suena”, cuando algo
estimula sus recuerdos. Suelen hablar consigo mismos o mover sus labios al leer o pensar,
además de tararear melodías al estudiar o trabajar. Esto no significa que estén distraídos. En
realidad, suelen molestar a algunos maestros, que perciben falta de interés de su parte, sin
embargo, si se les pregunta, responden correctamente.

Sus aptitudes por la música son marcadamente desarrolladas, sin embargo cualquier tipo de
arte que conlleve sonido, por ejemplo los diálogos en el teatro, también les resultarán
interesantes y mostraran buena disposición a practicarlos o integrarlos a su “repertorio”
artístico, de tener uno.

Siguen ritmos con facilidad, y cuando las aptitudes musicales son elevadas, pueden
reconocer las notas musicales escuchándolas antes que viéndolas plasmadas en alguna
partitura. Si encuentran dificultades de aprendizaje relacionado al sonido de los demás
estudiantes, ellos se ofrecerán a explicarle de buena gana.

ARTE PARA LOS ESTUDIANTES DE PERFIL AUDITIVO.

La enseñanza de cualquier idioma debe resultar, para el estudiante auditivo, mucho más
interesante si ésta se plantea directo al modo conversacional.

Procesaran las palabras y las pronunciaran de manera óptima y recordarán el sonido y su


significado. De ésta manera, enseñar inglés a los estudiantes auditivos puede aparentar ser
más sencillo de lo que se cree. Sin embargo, la enseñanza no siempre es lineal, y habrá de
derivarse las veces necesarias para alcanzar los objetivos esperados. Un estudiante auditivo
aprenderá mucho más fácil con canciones y juegos basados en ritmo y métrica musical.

Al leer para sí mismo, puede ser que lo haga en voz alta, o moviendo los labios. Este tipo de
estudiante disfruta las prácticas de conversación y los debates, de manera que estos pueden
ser incorporados al programa, además de ser mediadores naturales. Tienen, en pocas
27

palabras, el don de la conversación y son más proclives a aprender idiomas nuevos, si el


estímulo es el correcto.

Suelen hablar mucho entre ellos o con los demás, de modo que debe tenerse un firme
control sobre ellos, y recordarles que hay un momento debido para la conversación y el
debate. La música, la recitación, clubes de conversación y de debate, interpretación de roles
teatrales y cualquier tipo de arte sonoro es lo ideal para una correcta estimulación de su
estilo, ya que les permiten escucharse hablar en otro idioma, y a su vez esto les permitirá
mejorar su pronunciación y entonación, ya que suelen ser bastante críticos consigo mismos
al escucharse hablar.

SOBRE LAS PERSONAS DE PERFIL KINESTESICO

El sistema de aprendizaje kinestésico o práctico, de acuerdo al modelo VAK (Fleming 1992),


consiste en las sensaciones corporales y sentimientos, y como lo interpreta el cerebro a
través de diversas estimulaciones, que provienen de tres aspectos: sensaciones
propioceptivas, es decir, sensaciones relacionadas con los movimientos del cuerpo y con la
posición, como el movimiento de los brazos y piernas a partir de los estímulos recibidos por
órganos sensoriales especializados, situados en los músculos, tendones, articulaciones y el
laberinto del oído. Sensaciones viscerales, es decir, conocer el estado de muchos de
nuestros órganos, como el hambre, la sed, el equilibrio de los minerales, las fluctuaciones
hormonales, etc. Pueden no ser conscientes de muchas sensaciones hasta que se vuelven
dolorosas. Y por último las sensaciones táctiles: estos provienen de los nervios en la piel.
Pueden considerarse la interfaz con el mundo exterior y otros seres, ya que ayuda a
identificar la textura, la presión, la temperatura y la localización del estímulo, además de
registrar el dolor.

A diferencia del sistema secuencial en los estudiantes auditivos, y el caso de los visuales, en
el que una gran cantidad de información está disponible al mismo tiempo, el proceso de
aprendizaje en los estudiantes kinestésicos suele ser el más lento, por lo que suelen ser
estigmatizados como malos estudiantes. Incluso a alguien que desconozca su estilo de
aprendizaje, lo podrían percibir como de lento aprendizaje.
28

Generalmente, es una de las formas más primitivas de procesamiento de información, y


puede ser simultánea y conflictiva. Habiendo dicho esto, también puede ser muy rápida e
instintiva, por ejemplo, en situaciones de emergencia. Caso hipotético: cuando hay un tigre
cerca, es más útil prestar atención a lo que dicta el instinto y salir corriendo. Son más
instintivos que sus demás compañeros. Utilizan palabras como: sentir, tocar, acariciar,
textura, sensación, sostener, agarrar, abrazar, masaje, pesado, opresivo, sofocante,
incomodo, etc. Su primer instinto explicativo es dar a entender como sienten físicamente.

Para aprender, deben sentirse cómodos con su entorno y con ellos mismos. La ropa es un
factor determinante en su comodidad, incluso si esta se ve mal, mientras les resulte cómoda
y no tengan que distraerse con pliegues o etiquetas, les resultará mejor. Aprenden haciendo,
por lo que pueden ser más difíciles los métodos tradicionales al trabajar con ellos. Tienden a
hablar más despacio, ya que los sentimientos toman mucho más tiempo en procesarse que
las imágenes. Toman decisiones en función de cómo se sienten. Usualmente mueven mucho
los ojos hacia el área inferior derecha en la mayoría de las personas diestras, ya que para las
zurdas puede variar. Puede que no hagan contacto visual, ya que esto puede impedir que se
concentren en sus sentimientos

ARTE PARA LOS ESTUDIANTES DE PERFIL KINESTESICO

Los estudiantes de perfil kinestésico deben ser periódicamente motivados y el plan escolar
debe ser modificado de ser necesario, y evitarse cualquier tipo de castigo. Disfrutan además
del trabajo en equipo y cualquier tipo de arte que pueda expresarse en movimiento. Disfruta
con excursiones, salidas al campo, desarrollo y construcción de modelos, tareas competitivas
o de participación, juegos que impliquen ejercicio físico dentro o fuera del salón, procesan
información a través de sensaciones corporales. Al momento de trabajar en artes graficas,
intentar plasmar sus emociones o asociarlas con colores ha dado resultados muy óptimos,
suelen asociar, por ejemplo, el color azul con la tristeza, como el término anglo “feeling blue”
= sentirse triste.

Ahora bien, ¿cómo se podría enseñar a un kinestésico cualquier asignatura escolar?


29

Existen diversas estrategias que pueden ayudarles a encontrar avances en su potencial


escolar, como por ejemplo una clase activa. Los alumnos de perfil kinestésico tienen una
fuerte inclinación por el aprendizaje que les permite explorar y moverse periódicamente. Si
una clase incluye viajes, experimentos o movimiento continuo, les será más entretenida y
evitará que se distraigan. Pueden sentir físicamente lo que se les enseña, y experimentar
ideas abstractas traídas a la realidad a través de ejemplos y aplicaciones, interactuando con
otros en el proceso. El docente debe tener en cuenta que su estilo de aprendizaje no es un
factor distractor intencional que dominar a voluntad, además de ser perfectamente normal, y
debe tener listas estrategias para su estilo de aprendizaje.

En asignaturas que requieren poco movimiento, llámense éstas matemáticas o español, le


ayudaría al estudiante kinestésico mantenerlo en movimiento y alejado de distractores. En el
caso del arte, un alumno kinestésico desarrollará preferencias por el arte en movimiento
dinámico como el teatro, la pintura o la música, o converger más de dos disciplinas para
formar una propia.

También puede ser beneficioso que plasmen todas sus ideas en papel, incluso si al maestro
le parecen más bien palabras desordenadas, tomándolas y ordenándolas para aterrizar una
idea más concreta. Los estudiantes kinestésicos se benefician de las ideas abstractas
aplicadas en el mundo real. De manera que, por ejemplo, si están aprendiendo sobre los
procesos paso a paso, se debe considerar escribir para ellos cada paso.

Las personas kinestésicas pueden “conectar” sus movimientos a los recuerdos. Pueden
saltar mientras leen una lección o aplaudir al ritmo de una canción temática de los números,
por ejemplo. Musicalmente hablando, son más propensos a recordar el ritmo que la melodía
de una canción, en el del dibujo, le será más fácil recordar el movimiento de su mano y la
sensación del lápiz sobre el papel que la imagen en sí. Al momento de una evaluación o
examen, si el alumno kinestésico logra conectar su recuerdo en movimiento con la lección de
esa sesión, su memoria se estimula y logrará recordar el tema de manera eficiente.

Emparejar a personas kinestésicas como compañeros de equipo es muy recomendable, pero


se deben generar pausas ocasionales si la sesión se prolonga más de una hora clase.
30

DESINFORMACIÓN SOBRE LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE Y LOS


DOCENTES.

En México, donde se considera que el atraso en cuanto a las actualizaciones docentes es


muy alto, se tiene que además, lidiar con el problema de que los maestros no siempre
buscan o quieren una actualización, aun cuando esta es obligatoria. Se podría decir incluso
que algunos maestros, principalmente aquellos de mayor edad o años de servicio, se han
quedado estancados en los viejos métodos de enseñanza. Cuando el maestro desconoce la
información sobre los estilos de aprendizaje, puede mostrar hacia los alumnos una cierta
intolerancia, o perfilarlos como “problemáticos”, “distraídos” o incluso “incorregibles”, cuando
en realidad, no ha buscado la manera correcta de enseñarles de acuerdo a sus estilos de
aprendizaje. Debe recordarse que el prejuicio es de los principales problemas al momento de
enseñar, y que debe evitarse a toda costa.

En un caso hipotético, e escenario es este: un alumno de estilo de aprendizaje auditivo se


encuentra en un salón de clases, en el que el maestro explica sin parar el tema, escribiendo
en el pizarrón el texto íntegro sacado de su libro de docente. El estudiante, dado su perfil,
mira por la ventana muy seguido. El profesor, frustrado, le exige que no vea por la ventana,
ya que ahí no está la clase. El alumno, a través de sus canales de sonido, recibió la
información y la procesó para formar sus propias imágenes mentales. Sin embargo, el
profesor interpreta eso como que el alumno está ignorándolo, y trata de forzar en el alumno
un estilo de enseñanza que quizá no sea el más apto para el perfil de aprendizaje del pupilo,
causando que el alumno se frustre a su vez.

En un escenario similar hipotético, ahora se ejemplifica con un estudiante visual. En este


caso, el maestro está familiarizado con el estilo de aprendizaje de su grupo. Al ver al alumno
visual escribiendo en desorden lo que el profesor está explicando, ya sea en el pizarrón o a
manera de dictado, el maestro comprenderá que está haciendo sus propios mapas
semánticos, y aunque al docente le parezcan confusos, el alumno visual tiene bien
identificados sus parámetros de comprensión. En otras palabras, “el mismo se entiende”.

Aquí radica el por qué es importante que el maestro esté consciente de que los alumnos son
todos diferentes entre ellos, y que un solo método rígido puede limitar a sus estudiantes.
Ante todo debe reconocer que la experiencia ganada en sus años frente a grupo es su arma
31

más valiosa, pero que desdeñar las actualizaciones puede, en un momento dado, ser
perjudicial tanto para él como para el alumnado. Ignacio Estrada, político uruguayo y director
de subvenciones de la Fundación Gordon y Betty Moore para Latinoamérica, solía terminar
sus conferencias con la frase “si un niño no aprende con la forma que le enseñamos,
entonces hay que enseñarles de la forma en que el aprende”.

OPINIONES EN CONTRA

A pesar de que los estilos de aprendizaje gozan de una enorme popularidad como modos de
calificar el aprendizaje de una persona, no hay evidencia concluyente que diga que identificar
el estilo de aprendizaje de una persona produzca mejores resultados. Y sin embargo, a pesar
de los estudios, también hay quienes afirman tener evidencias que indican que el alumno se
beneficia más de las presentaciones en modalidad mezclada, por ejemplo, usando técnicas
auditivas y visuales para todos los estudiantes. Es probable incluso, que en realidad lo que
beneficie al estudiante es el uso de múltiples estímulos sensoriales al mismo tiempo, en vez
de uno solo. Es decir, se beneficiará más teniendo estímulos visuales auditivos y
kinestésicos que solo visuales. Un dictado común y corriente tendrá un resultado menos
impactante que un estimulo de diversas fuentes, como podrían ser motivaciones visuales
interesantes, auditivas con ritmo o participativo-interpretativas.

A pesar de no haber evidencia conclusiva, se sigue intentando llegar al alumno a través de


éste método de enseñanza, por lo que la propuesta de éste trabajo recepcional está basado
en su eficiencia teórica ante los retos aquí planteados, es decir, los adolescentes y su falta
de concentración, motivación o, en caso de que fuera concluyente la evidencia, una
incorrecta estimulación de sensores receptivos de cada estilo de aprendizaje.

Incluso sin evidencia contundente de que separar a los alumnos por los estilos de
aprendizaje que tiene cada uno sea una opción viable de enseñanza, la idea de que, en un
ajuste de los tres estímulos al mismo tiempo ayude a los estudiantes a elegir por si mismos el
método que les parezca más pertinente, puede dar resultados aptos y más.
32

CAPÍTULO III

DESARROLLO

Es importante recordar que las artes aplicadas en esta propuesta no sustituirán de ningún
modo a la asignatura de Artísticas, y debe verse como apoyo a la asignatura de inglés.

Se pretende que el inglés como asignatura converja con el arte como apoyo, de manera que
así los estudiantes de los diversos estilos de aprendizaje puedan tener el mismo nivel de
acercamiento al inglés, dado que en el arte se mezclan dos o más estilos de aprendizaje en
cada disciplina, aunque uno sea más dominante que otro. Por ejemplo, la música puede
atraer principalmente a los estudiantes auditivos, pero también una parte de los kinestésicos
podrían sentirse estimulados, ya sea por tocar con sus manos los instrumentos o las
sensaciones que les causa la música. Otro ejemplo podría ser el teatro, que apelaría
principalmente, como espectadores, a los estudiantes visuales y auditivos aunque sea más
probable que los alumnos kinestésicos sean los principales interesados en participar en él
como actores.

Se pretende aplicar además un test VAK para identificar a los estudiantes por sus perfiles y
de ser posible agruparlos, esperando así una mejor respuesta educativa, ya que, por
ejemplo, los visuales se concentraran en silencio al trabajar, de manera que, en teoría, los
alumnos auditivos guardarían silencio dejando estudiar a sus compañeros de grupo.

Todo lo anteriormente mencionado debe ser aplicado en un ambiente de trabajo tranquilo,


evitando la rigidez pero sin perder la disciplina. Se pretende además implementar una
estrategia de relajación basada en ejercicios de respiración al inicio y al final de la sesión,
esperando que esto resulte en un índice de concentración más alto en los pupilos.

El proyecto se evaluará con un examen basado en el programa de inglés, el cual ha sido


sustentado y apoyado a través de las artes.

De este modo, se buscará aplicar las artes como un medio de captación de atención,
interacción y motivación al área de inglés, buscando que ambas materias converjan para
lograr un interés mayor en sus alumnos. Se buscara un acercamiento al inglés a través de la
música, la pintura, las artes plásticas y la poesía, en el caso de la música, se propone que el
33

canto sea un medio conductor para mejorar la pronunciación, la consulta de palabras en la


letra de algunas canciones, notación jazz, es decir en inglés para guitarra, rhythm and stanza
para la poesía y mezcla de colores, texturas y estilos al referirnos a la pintura. Las sesiones
habrán de ser en inglés y se planea que ocurran dentro del horario de clases.

PREVIO A LA APLICACIÓN DE LAS ESTRATEGIAS.

Las sesiones se empezaron tomando cinco minutos de la clase para sentar a los alumnos de
manera circular, con el propósito primario de tener una visión periférica del maestro
exponiendo en el centro del circulo, y con el propósito secundario de mantener el orden en el
salón. Esto último se logra cortando a la mitad las fuentes distractoras de los estudiantes. Al
momento de distraerse para charlar entre ellos, tienen en su mayoría, cuatro alumnos
rodeándolos. Al sentarse en círculos se reducen solo a la izquierda y a la derecha.

Durante los cinco primeros minutos de clase, se pide a los alumnos que dejen todo en sus
bancas y se sienten en el piso con el propósito de iniciar la clase con ejercicios de
respiración similares a los básicos de yoga. Esto ha probado su efectividad, ya que los
alumnos de 1-G llegan a la clase directamente de receso, aun bastante exaltados por la
actividad física, de modo que los ejercicios de respiración ayudan a relajarlos y a
concentrarse después en la sesión. Los mismos ejercicios y estiramientos ligeros son
recomendables cuando la sesión se prolonga por más de una hora clase, ya que está
comprobado que los alumnos comienzan a distraerse pasados los primeros veinticinco
minutos de una actividad. Esto también ha probado su efectividad, ya que ayuda a que la
clase se mantenga activa y a la vez mantiene la concentración de los estudiantes. En ambos
casos, los alumnos suelen mostrarse considerablemente más relajados, ya que aunque ellos
perciben esto como algo alejado de la disciplina rigurosa de las demás asignaturas, es una
estrategia bastante útil y aplicable casi a todas las materias.

Si bien, el predominio del perfil de aprendizaje visual es muchísimo mayor que en el caso
auditivo y el kinestésico, el perfil de los ejercicios apela momentáneamente a los tres estilos,
buscando un equilibrio visual-auditivo-kinestésico, es decir, balance entre imagen, sonido y
movimiento. Por ejemplo, durante la unidad 4ª, se hace un acercamiento a la conversación
34

por medio de Interviewing, en el que los alumnos expresan que les gusta, que no y porque, y
desde el punto de vista de los estilos de aprendizaje, se aborda a través de poesía sencilla,
en el que los alumnos al terminar, intercambian puntos de vista comentando “I like it
because…” o “I don’t like it because…”. La manera de rimar y la entonación capta la atención
de los auditivos, la ilustración del poema atrae la atención de los visuales y la interpretación o
actuación atraerá a los kinestésicos.

Se planea para la siguiente jornada, separar en grupos a los estudiantes por su estilo de
aprendizaje, esperando que, al estar unidos de acuerdo a su perfil de aprendizaje, logren
apoyarse mutuamente en las dudas que pueden surgir.

Se espera además que los estudiantes muestren no solo más interés en el inglés sino en
diversas actividades artísticas para las cuales tengan aptitudes que, probablemente,
desconocían hasta el momento.

Cabe destacar que en el caso de que esta propuesta sea exitosa, recaerá en el maestro el
deber de capacitar sus habilidades artísticas aunque sea en un rango mínimo, en caso de
que no cuente con dichas aptitudes. Cursos de actualización pueden ayudar a que el
maestro pueda, por su parte, estar listo para tomar esta propuesta y aplicarla en sus diversos
grupos. Debe además estar consciente de que cada alumno es diferente y si no se investiga
de manera correcta los perfiles individuales, no se obtendrá un resultado esperado dada la
falta de retroalimentación.

SESIONES

La estrategia, cuya finalidad es conocer como el arte puede motivar a los estudiantes
apelando a sus estilos de aprendizaje personales, se llevó a cabo durante el 22 de febrero de
2016 al 19 de marzo del mismo año, con el grupo del primer año sección “G” de la Escuela
Secundaria No. 19 “Ejército Mexicano” turno vespertino. El salón se compone de veintisiete
alumnos en total, siendo diecinueve mujeres, incluido un caso de una alumna de aprendizaje
especial, y ocho varones.

Se tomó, por sugerencia de la maestra titular de inglés, una semana para terminar la unidad
previa, Parts Of The Body, de manera que la siguiente unidad consistiría en Interview, en el
que los estudiantes hablarían sobre sus gustos personales. Si bien, el libro está enfocado
35

más bien poco hacia la conversación y más a la escritura y la lectura, se debía cumplir con el
programa, de manera que se buscó complementar el programa con arte y la mayor
interacción verbal y escrita posible.

Durante la cuarta sesión en la segunda semana, se explicó a los estudiantes la manera de


trabajar durante la unidad 4ª sería un poco diferente a las demás, y que además se les
aplicaría un test de diagnostico VAK, con la finalidad de diagnosticar sus estilos de
aprendizaje. Se les explicó un poco las características de cada uno de los estilos
mencionados, además de señalarles que, una vez ubicado su estilo de aprendizaje, éste les
servirá para que comprendan mejor las actividades de toda actividad futura. El test VAK que
se utilizó como diagnostico de estilos de aprendizaje en los alumnos, dio como resultado que
los alumnos de 1-G son, en s mayoría de carácter visual, con quince alumnos que
representan el 55.5%, ocho alumnos auditivos que representan el 29.6%, tres alumnos que
con un equilibrio apto entre los tres estilos, que representan un 11.1% y un alumno
kinestésico que representa un 3.7%, dejando aparte el caso de la alumna de capacidades
especiales, quien aunque demostró total disposición al trabajo, de momento no se puede
evaluar a falta de un sistema apto para determinar su aprendizaje.

Desde la cuarta sesión, se pidió a los alumnos acomodar sus sillas en circunferencia al
salón, de modo que la atención a la clase estuviera siempre al centro, donde el docente
permanece explicando al salón acomodado de manera que todos pueden ver y escuchar lo
mismo a la vez, ya que al momento de trabajar en sus respectivas actividades, se agruparían
de acuerdo a sus estilos de aprendizaje.

Al transcurrir la segunda semana, durante la primera parte de la segunda sesión, se explicó a


los alumnos que antes y casi al terminar la clase, se tomarían unos pocos minutos para
hacer ejercicios de respiración, con la finalidad de relajar a los estudiantes, y que esto sería
siempre a partir de esa clase. Los alumnos mostraron disposición, aunque al principio les
costaba un poco de trabajo estar quietos, el ejercicio de respiración resulto altamente
eficiente. Su primera actividad consistió en recortar figuras humanas en papercraft (en
español “obra en papel”), una técnica que consiste en armar cubos en papel o cartón, y
formar con ellos figuras humanas, que a su vez se pueden pintar y personalizar, con
materiales llevados por el maestro, como pinturas, acuarelas, crayones, hojas de papel de
colores, etc., siendo todo esto material reciclado. Al armar y personalizar sus papercraft, los
36

estudiantes agrupados por su estilo de aprendizaje comenzaban a mostrar signos


característicos de sus estilos de aprendizaje: los auditivos explicaban en voz alta a sus
compañeros, los visuales veían las instrucciones en el pizarrón antes de cada paso y los
kinestésicos interpretaban diálogos propios a través de sus personajes de papel.

Una vez terminada la actividad, que consumió prácticamente toda la primera hora de la
sesión, se solicitó a los alumnos que se pusieran de pie, y salieran bajo la guía del profesor a
recorrer el patio de la escuela para “desintoxicarlos” un poco del salón de clases, por un
espacio aproximado de tres minutos. Después en el salón se hizo un ligero ejercicio de
estiramiento muscular y tendones para después continuar trabajando.

La segunda parte de la sesión consistió en que los alumnos fotografiaran con sus celulares o
tablets sus personajes sobre fondo blanco para después, en casa, editar diálogos en los que
hablarán sobre sus gustos personales en artes. De esta manera en las dos sesiones se
combinó no solo la actividad del libro en las páginas 64 y 65, sino se estimuló la
conversación, las aptitudes visuales al colorear, las auditivas al expresar sus diálogos y las
kinestésicas al ensamblar, además de introducir a los alumnos al mundo de la fotografía.

La siguiente semana, como cada miércoles la sesión duró una hora clase. En esta clase se
utilizó música e imágenes para explicar el uso de “I like/I dislike to…”, adaptada de una
canción australiana llamada “Dumb ways to die”, canción originalmente utilizada como
medida previsora para evitar los accidentes en los andenes, por lo que podría decirse que
tiene un trasfondo educativo. Se cambió la letra por espacios en blanco, para que los
alumnos escribieran lo que les gustaba y disgustaba. El uso de música como referencia
captó de inmediato la atención de los alumnos auditivos y seguir el ritmo con palmas y pies el
de los kinestésicos. Se consideró la sesión altamente exitosa, ya que incluso los alumnos
más inquietos se comportaron de manera correcta y participaron equitativamente.

La semana siguiente, la estrategia que consistió en sentar en círculo a los alumnos y hacer
ejercicios de respiración dio resultados positivos de nuevo, mientras que la actividad principal
consistió en que lo alumnos dibujaran comics, haciendo énfasis en que dichos comics fueran
un poco más elaborados en sus dibujos, aunque lo importante a evaluar era el texto. El
propósito principal fue utilizar “why” y “because” para explicar sus gustos personales, similar
a las sesiones previas. Al iniciar la clase se ofreció a los estudiantes la opción de hacer
37

mascaras sencillas en papel, de manera que al momento de actuar frente a sus compañeros,
los mas tímidos no tuvieran problema al actuar sus diálogos. Ninguno de los estudiantes optó
por usar las mascaras y se desenvolvieron considerablemente mejor que en sesiones en las
que la estrategia no se utilizó, ya que tienden a ser bastante tímidos al expresarse frente a
grupo.

Durante la siguiente sesión de dos horas clase, se explicó el Central Sense o Main idea on a
text. Se explicó que es la Stanza and Rhythm en un poema, y como se suele acomodar, y se
ejemplificó con un cartel de un poema sencillo titulado “Doggy Heaven”, remarcando de
nuevo que es la stanza, rhythm and intonation. Se preguntó a los alumnos cual era la idea
principal del tema y la gran mayoría comprendió bastante rápido, al ser un poema de nomas
de ocho líneas. Se proyectó para la siguiente práctica una lectura de comprensión un poco
más elaborada.

Los alumnos auditivos inmediatamente captaron la entonación y el ritmo, ya que al agruparse


se escuchaban mas al unísono que los kinestésicos o los visuales, sin embargo los demás
alumnos captaron también bastante pronto el ritmo y la stanza. La siguiente actividad
consistió en darles a los alumnos un banco de palabras. Originalmente en la planeación iban
a ser papeles en un tazo pero se optó por mejor anotarlos en el pizarrón, esta vez apelando
principalmente a los alumnos visuales, los alumnos en grupos nuevamente ordenados por
estilo de aprendizaje. Por grupos se esperaba que entre ellos se leyeran las palabras y
buscar la rima y el sentido central para hacer su propio poema en un poster por equipo. Al
trabajar el poster se fortalecen los tres aspectos del aprendizaje: el auditivo al leer el poema,
el visual al hacer el poster y el kinestésico al producir con sus manos el poster. Al terminar la
primer parte de la sesión, nuevamente a los estudiantes se les pidió que salieran al patio a
unos minutos a “desestresarse” de la clase y liberar un poco de energía. Terminado el
“micro-receso” continuaron trabajando en sus posters.

Al terminar los posters, se leyeron frente a grupo, y los estudiantes dieron sus opiniones,
para las que se les solicitó que fueran lo más respetuosos posible. Durante la lectura, los
alumnos explicarían por que les gustó o les disgustó el poema de sus compañeros utilizando
“Why?” y “Because” explicando sus razones personales. Casi para terminar la clase se
asignó la página 68 del libro como trabajo en clase y la página 69 como trabajo en casa. La
actividad de cierre de relajación consistió de nuevo en ejercicios de respiración, esta vez
38

acompañados de sonidos de la naturaleza, en el que se pidió a los estudiantes que con los
ojos cerrados identificaran a los animales y elementos que se escuchaban. La práctica de
esta semana se consideró bastante exitosa, nuevamente se buscó el equilibrio entre los
diversos estilos de aprendizaje para una mejor asimilación de conocimientos. La primera
práctica de la última semana de prácticas consistió en trabajar en el libro, que si bien, se
cumplió con lo estipulado por la profesora titular de inglés, era pertinente continuar
reafirmando el trabajo en el libro, de manera que esta primera sesión de trabajo fue
principalmente en el libro, pagina 70. Esto resultó un poco contradictorio para el alumnado,
quien se había acostumbrado a trabajar de manera más dinámica, por lo que la continuación
en los ejercicios basados en los estilos de aprendizaje consistió en invitarlos a caracterizarse
de otras personas y actuar la conversación del libro. De esta manera no solo se capta la
atención visual y auditiva con la interpretación en el centro del salón que además los
kinestésicos, quienes estuvieron más que entusiasmados en participar, ejercitando todos en
su respectivo estilo, sus habilidades de listening, speaking, y habilidades conversacionales.
Quizá uno de los ligeros obstáculos encontrados en esta actividad, es que los alumnos están
“abriéndose” poco a poco a trabajar frente a grupo y poco a poco perdiendo el temor a hablar
en público, aun conservan ciertos temores absolutamente comprensibles y propios de la
edad. Se considera que dicha manera de trabajar es beneficiosa, sin embargo se debe tener
paciencia y no esperar resultados inmediatos.

Para la segunda sesión se pidió que trajera nuevamente tablets o similares para fotografiar o
grabar la actividad. Esta se vio enlazada con las actividades de la primera, continuando con
la interpretación de diálogos para fortalecer las habilidades conversativas. En la sesión
previa, los alumnos mostraban un poco de recelo a interactuar de esa manera, pero es
importante recalcar que perder el temor a hablar en público, sin importar la edad, pero
también recordar que es algo progresivo y debe ser estimulado progresivamente. Se explicó
a los alumnos que no solo el teatro tiene diálogos, y se solicitó opiniones sobre que otras
expresiones artísticas utilizan diálogos, como cine, radio, noticieros, televisión, entre otros.

Habiendo tomado las opiniones de todos los participantes, los alumnos trabajaron en la
página 72 del libro, con un precedente sobre la importancia de los diálogos en las
expresiones artísticas, se les pidió relacionaran dicha información con la vida real y
expresaran su utilidad. Se mostró a los alumnos copias de diálogos de escenas famosas de
39

cine, y se pidió que reconocieran al locutor e interlocutor. Nuevamente a los estudiantes se


les pidió que trajeran consigo los papercraft utilizados en sesiones anteriores para, basados
en el ejemplo de la pagina 71, crear un script o dialogo similar a los ejemplos utilizando I like,
I dislike, I love, I hate, etc., y fotografiarlo. Esto consumió la mayor parte de la primera sesión,
y dado que en previas ocasiones se comprobó la efectividad de dejarlos salir unos minutos
como método de liberación de tensión, se continuó con esta dinámica y se complemento con
ejercicios de respiración antes de continuar con la segunda hora clase.

Trabajando nuevamente en la línea sobre diálogos, se explico a los alumnos que es una obra
de teatro y se preguntó por ejemplos. De nuevo, se pidió que interpretaran el script de la hora
anterior, sin embargo en esta sesión se pidió que grabaran a sus personajes en movimiento,
con sus propias voces interpretando los diálogos o tomando fotografías para hacer el clip en
stop-motion. Este a su vez terminado, sería enviado al profesor como prueba de que la
actividad se cumplió como fue indicada, además de servir a los estudiantes para escuchar su
propia pronunciación y mejorarla, en el caso de los estudiantes de perfil auditivo. El apoyo
del guión daría facilidades, y el hecho de “meterse en el personaje” haría que los alumnos
kinestésicos asimilaran mejor la conversación. Esta actividad causó un poco de desorden en
el grupo, los alumnos se movían en exceso buscando donde grabarse, o se silenciaban entre
ellos para grabar sus clips; sin embargo los alumnos parecían haber asimilado las
instrucciones bastante bien y aunque no todos enviaron sus archivos, los clips recibidos
fueron sencillos en su elaboración pero de acuerdo a los guiones. La clase finalizó
nuevamente con ejercicios de respiración y estiramientos, para que los alumnos se retiraran
de clase sin estrés.

Indiscutiblemente, esto resultó en un nuevo modelo para los estudiantes, quien manifestaron
después haber estado acostumbrados a trabajar de otra manera, más tradicional y menos
activa en el aspecto visual, auditivo y táctil. Los alumnos mostraron además, una gran
disposición a trabajar de manera similar en futuras sesiones, ya que incluso hablaron sobre
experimentar con este modelo de enseñanza en otras asignaturas, como Historia, Español o
Matemáticas, materias que suelen considerarse “aburridas” entre los alumnos, dada la
rigidez o apatía que algunos de sus maestros pueden llegar a mostrar.
40

CAPITULO IV

RESULTADOS DE LA PROPUESTA

La estrategia que se planteó con los estudiantes de la Escuela Secundaria General No. 19
“Ejército Mexicano” podría parecer al principio algo demasiado ambicioso, o que podría
consumir innecesariamente tiempo de clase que podría ser aprovechado de otra manera más
tradicional. Sin embargo, recordemos que otro de los propósitos de esta propuesta es buscar
la innovación en el aula.

Sin embargo, la idea principal de esta propuesta fue buscar una innovación educativa para
los alumnos de secundaria, apelando, primeramente, a sus estilos de aprendizaje, y en
segundo término, a sus gustos artísticos personales.

Los resultados de las estrategias planteadas durante las prácticas podrían considerarse
altamente efectivas, tanto para el control de grupo como para la estimulación de este. Los
alumnos respondían de manera positiva mas altamente que a una clase convencional solo
con libros y cuadernos. Las actividades planeadas para estimular de manera simultánea los
tres estilos de aprendizaje resultaron altamente satisfactorias, ya que, aparentemente, salen
de lo convencional para los alumnos y los acercan gradualmente a disciplinas artísticas, que
si bien, no se enseñan de manera total, podrían tomarse como un acercamiento más que
aceptable.

Desde la perspectiva disciplinaria, la propuesta de los ejercicios de respiración fue recibida al


principio con cierto recelo, dado que los alumnos no están acostumbrados a actividades
similares. En cierta manera, se podría decir que la idea era sacarlos de su zona de confort,
para al mismo tiempo centrarlos en una zona de tranquilidad, antes de comenzar con
cualquier actividad creativa y académica. Puede ser aventurado, pero a la vez bastante
factible, sugerir esta actividad de relajación en otras materias, ya que aunque sea diferentes,
el nivel de estrés suele ser muy similar y un gran obstáculo para los alumnos que puede y
debe tomarse en cuenta para una mejora continua.

En la misma línea de los estilos de aprendizaje, podría incluso a futuro, durante la meditación
pre-sesión utilizar sonidos o pulsos binaurales, utilizados en algunas corrientes modernas de
meditación, y los cuales se dice que incrementan la concentración al escucharlos. En este
41

caso, los pulsos no solo ayudarían a relajarse a los estudiantes de carácter auditivo, sino
también a los táctiles y visuales. Aunque de momento, la meditación con sonidos de la
naturaleza mostró resultados eficientes, no se descarta en futuras sesiones la utilización de
sonidos binaurales como apoyo auditivo. El llamado mindfullness o “consciencia plena”, es
practicado como apoyo de concentración en algunos centros laborales de Nicaragua
(Morales, 2015), demostrando que ante una habitual meditación de pocos minutos, los
trabajadores se muestran más concentrados y descansados en sus zonas laborales. Puede
esto desde luego, ser desarrollado y aplicado exitosamente en las escuelas del país.

Los alumnos mostraron un interés que antes no se había observado en la materia. A partir de
la tercera sesión, la falta de material, refiriéndose esto a libros, cuadernos y lo que se exige
en el programa de inglés, disminuyó considerablemente. Los alumnos mostraron genuino
interés ya que para ellos la estrategia resultaba novedosa, y todos mostraban sino interés por
completo, al menos curiosidad, lo cual es el inicio de cualquier atracción al tema, siendo este
caso el aprendizaje de una segunda lengua.

Los alumnos auditivos mostraron mucho interés, más allá del usual que suelen tener en
aprender un segundo idioma. No solo repetían y leían palabras en un segundo idioma, sino
que asociaban estas con ritmo, melodías, entonación y gesticulación vocal, por lo tanto, ellos
consideraban que aprendían sobre música y poesía principalmente, y que dejaban el inglés
en segundo término, cuando en realidad era al contrario: el arte sonoro era el apoyo para el
aprendizaje de la segunda lengua. La pronunciación de los estudiantes auditivos mejoró
considerablemente y se mostraban más abiertas a externar sus opiniones en clase. Dado
que disfrutan escucharse a sí mismos, solían ser los primeros en participar cada que se
trataba de alguna actividad principalmente sonora. Se recomienda en el seguimiento pedir a
los alumnos auditivos que se graben hablando inglés y escuchen sus propias grabaciones
para detectar errores de pronunciación o entonación. Se recomienda además del
seguimiento, asignarles labores en casa en la que puedan hablar y escucharse a sí mismos
hablando, por lo que ellos mismos serán sus principales jueces al reconocer sus propios
errores al hablar inglés. Vocabularios interactivos y series subtituladas pueden ser también
una excelente opción, combinando dos estilos de aprendizaje sí que esto parezca una carga
académica más. Por el lado del arte, su facilidad innata para la música, el canto o la
42

identificación de ritmo, se recomienda una constante estimulación auditiva en el idioma que


se deseé que el pupilo aprenda.

Dada la naturaleza del estudiante auditivo, aprender un segundo, o incluso un tercer idioma
les resultará más fácil a ellos que a los demás estudiantes de otros perfiles de aprendizaje,
sin embargo, no debe en ningún momento relegarse el aprendizaje a los estudiantes de
secundaria por su cuenta, recordando que, dada la naturaleza de su edad pueden distraerse
fácilmente. Un buen balance entre practica audible y escrita dará excelentes resultados de
aprendizaje en ellos, además de su naturaleza explicativa hacia los demás, lo que los vuelve
excelentes compañeros de estudio de idiomas.

Respecto a los alumnos de aprendizaje visual, mostraron también buenos avances. Ellos
también mostraron mucho interés, no solo por la parte escrita que suele llamar su atención,
sino porque además se estimuló a través de la música su pronunciación, ya que aunque
suelen ser buenos en la parte de gramar, la pronunciación suele ser un área de oportunidad
para ellos La pronunciación de los estudiantes visuales también mejoró de manera palpable y
se mostraban más abiertos a hablar frente al grupo. Su motivador artístico son los colores y
las formas planas, por lo que de aplicarse esta estrategia, se debe tener conciencia de sus
necesidades de aprendizaje idiomática y artística para que todo fluya con mayor facilidad
para ellos.

El posicionamiento circular de los pupitres fue otra estrategia pensada principalmente para
ellos, ya que así lograrían tener una visión global no solo del maestro, el pizarrón y las
actividades, sino de lo que ocurre alrededor de ellos, mostrando así una conciencia visual
sobre el salón de clase, percatándose de todo lo que ocurre a su alrededor.

Aunque en el salón de clases fueron mayoría, en una escala global suelen ser la minoría.
Dado que su perfil de aprendizaje les lleva a comprender más rápido que los demás al hacer
sus propias imágenes mentales, llevan una ventaja si el maestro tiene bien claro que tiene
alumnos visuales y apela a su estilo de aprendizaje, además de una correcta estimulación,
para obtener resultados factibles.

Para que los estudiantes visuales continúen aprendiendo de manera eficiente, se debe tomar
en cuenta que su ubicación respecto al salón de clases es de suma importancia, de ahí el
hecho de que se hayan acomodado en orden circular, además de evitar en lo posible las
43

distracciones visuales y se recomienda a estos estudiantes evitar estudiar con la televisión u


otros aparatos con pantallas, ya que suelen ser altamente distractores.

Se recomienda además permitirles que tomen notas a su manera y que generen sus propios
mapas conceptuales, que ellos mismos comprenderán, aunque algunos profesores
desconozcan como fueron hechos o que representan, aunque también suelen tomar notas de
manera tradicional. Para complementar sus apuntes, se recomienda añadir algún dibujo al
concepto, para asociar el concepto con alguna imagen que permita después desentrañar
datos en su mente de manera más fácil. Las flashcards son otra buena opción para trabajar
con los alumnos visuales dadas sus grandes capacidades de memorización visual,
igualmente asociando conceptos con palabras y sonidos.

En el caso de los alumnos de aprendizaje kinestésico, los avances fueron más visibles a
corto plazo. Su interés se mostró en el momento en el que comenzaron a “crear”, tocando y
aprendiendo y asumiendo conceptos de manera táctil. Recordando nuevamente que ellos
suelen ser los alumnos estigmatizados como “demasiado emocionales”, el arte fue un canal
por el cual lograron proyectar sus emociones y sentimientos, además de mejorar su inglés.
Toda actividad que requirió movimiento, armado, personalización o asumir un rol fue
pensada principalmente para su estilo de aprendizaje, a su vez que beneficiaba a los demás
estudiantes, independientemente de su estilo de aprendizaje.

Asociar colores con emociones puede ser un apoyo excelente para este tipo de estudiantes,
sobre todo si se trabaja con arte al mismo tiempo. Un ejemplo sencillo es asociar el color azul
con la emoción de la tristeza, partiendo de la frase en inglés “I feel blue”, que podría
traducirse no literalmente pero si en su finalidad comunicativa como “estoy triste”, o el color
verde con el sentimiento de la envidia. Una alumna con rasgos de aprendizaje kinestésico
manifestó que recordaba las sensaciones y su asociación con los colores recordando la
película “Inside Out” de Pixar, ya que las emociones, caracterizadas como personajes
pensantes, eran constituidas con colores similares a la explicación dada sobre este tema.

Para el aprendizaje del alumno kinestésico, su mayor fortaleza es la interacción con los
demás, por lo que casi siempre están entre los primeros voluntarios para escenificar
cualquier cosa que incluya dialogo o cualquier tipo de actuación.
44

Para mantener apto el aprendizaje de los alumnos, los apuntes de los alumnos kinestésicos
pueden contener marcas para subrayar temas o cosas que consideren importantes,
abreviando o acortando palabras, y en algunos casos incluso inventen sus propios códigos
que solo ellos comprenderán.

Cuando estudien en casa, deben tomar frecuentes descansos para merendar, hidratarse o
simplemente despejar la mente, ya que la comodidad en su área de trabajo y en su
vestimenta es fundamental para su concentración. Otros pueden optar por estudiar de pie,
caminando por la habitación, además de recomendar que, al leer, es una buena opción para
ellos el “meterse en el personaje” para comprender mejor la lectura. Combinar ritmos con
palabras o movimientos cuando se trate de memorizar alguna secuencia da también
resultados buenos con este tipo de alumnos, por ejemplo, trabajando con números en inglés
pueden dar golpecitos con los pies en el piso mientras dicen en voz alta el número.

Para formar frases en inglés, se recomienda que escriban las frases y señalen el orden
correcto de ciertas formas gramaticales. Por ejemplo, para recordar el “second conditional”: If
+ sujeto + verbo en pasado + sujeto, + would + infinitivo, usando recortes o notas adhesivas
para poner las palabras en el orden adecuado.

Su estimulo artístico es el movimiento y lo táctil, así que cualquier actividad que involucre
roles, construcción, o emociones les resultará atractivo. Por ejemplo, armar cubos con frases,
y con ellos estructurar oraciones, involucrándolos además en su diseño y construcción, es
una idea factible y artística para trabajar con ellos.

Hay algunos casos en que los alumnos tienen un equilibrio demasiado cercano entre los tres
estilos. En este caso, la estrategia igualmente puede ser útil en cualquiera de sus aspectos,
ya que el alumno tomará de los tres estilos lo que mejor se adapte a él.

Se prevé que, si la estrategia se aplicara durante más tiempo, dichos acercamientos


lograrían desarrollar un interés más grande en el arte, al mismo tiempo que se practica el
segundo idioma. Los alumnos podrían considerar que el complemento del arte es el segundo
idioma, cuando una aproximación más real seria lo contrario: el inglés es el canal y el arte es
el complemento. La estrategia aquí planteada tiene como punto de partida buscar una
motivación natural en el ser humano que quizá no fue correctamente estimulada en su
45

momento, así que los resultados pueden variar, sin embargo, el acercamiento al inglés a
través del arte es bastante prometedor.

Otro punto importante, que podría verse como un “bono” de estimular el inglés a través del
arte, es la capacidad que radica en las disciplinas artísticas para disminuir el estrés a
cualquier edad. Permite conectar a los adolescentes con sus emociones, así como abrirlos a
buscar nuevas opciones o perspectivas.

Puede pensarse que el estrés algo que solo afecta a los adultos que trabajan, sin embargo,
adolescentes y niños están por igual propensos a sufrir estrés. Cuando el humano percibe
una situación como dolorosa o difícil, el cuerpo y la mente se preparan para afrontar un
peligro, entrando en modo de lucha o de huida.

Ahora, dado el gran numero de cambios por los que un adolescente atraviesa, es natural y
lógico comprender que el estrés los abrume. En estos casos, utilizar el arte como expresión
creativa funciona de forma poderosa, ya que permite al adolescente “flexibilizarse”, es decir,
una vez entregados a una actividad creativa no pueden “controlarla”, ya que la creatividad se
opone al control. Si suprimimos parcialmente la falta de control de la creatividad y se logra
canalizar el arte y la enseñanza por la misma línea, se puede obtener un resultado apto y
equilibrado entre enseñanza de inglés, artes y eliminación de estrés y tensión.
46

CONCLUSIÓN

Que algo tan simple y colorido como es el arte pueda ser una herramienta didáctica eficiente
puede no ser fácil de imaginar para algunos maestros. Y sin embargo lo es. Tan útil como se
lo permita el docente. Un buen conducto motivacional, desde luego, pero va mas allá.

Hay que recordar que el principal motivador de esta propuesta era encontrar una forma de
atraer a los alumnos al inglés a través de algo tan marcadamente fundamental y nato en el
ser humano como es el arte. Algo tan aparentemente sencillo y tan descuidado en el sistema
educativo mexicano, que demostró ser un canal eficiente de enseñanza que logró motivar a
alumnos que no demostraban interés en la asignatura, hasta que esta fue complementada
con la propuesta artística aquí planteada.

En las escuelas de educación artística es, la mayoría de los casos, vista como una materia
de relleno. Los alumnos desechan pronto lo visto durante el curso y prefieren enfocarse en
las materias que consideran “difíciles”, como Matemáticas o Físicas, dejando el arte fuera.
Sin embargo, canalizado con las demás materias, de manera interdisciplinaria, se convierte
en un apoyo excelente que dio excelentes resultados.

Antes de nacer, el ser humano tiene el primer contacto con el sonido con el ritmo del corazón
de su madre, el humano percibe los colores y las formas al abrir los ojos por primera vez, al
principio difuso y luego más claro. Antes de escribir, garabatea sobre los muros con
crayones. Son los primeros acercamientos del hombre al arte, y muchas veces no se da
cuenta de lo cerca que tiene el arte y lo simple que es crearlo.

Es por eso que se eligió el arte como hilo conductor y motivador para el inglés, ya que no
solo es un estimulo a todos los sentidos, sino que, al ser innato, es menos intimidante que
otros medios, y también menos monótono, como algunos métodos de enseñanza
tradicionalista que siguen en uso.

Contrario a lo que se podría pensar, combinar dos asignaturas en una no resultó tan
complicado como podría pensarse durante el planteamiento de esta propuesta. Los alumnos
en realidad lo asumieron de otra manera, como un conducto más, un complemento, si así se
le quiere ver.
47

Lo que se podría decir que no fue sencillo, fue establecer la propuesta en el aula en un modo
práctico. Los alumnos se mostraron reacios al principio, lo cual es absolutamente
comprensible, ya que no es el modelo tradicional al que están acostumbrados. El primer
obstáculo para el docente fue el prejuicio que tienen los alumnos hacia sí mismos. Un buen
número de pupilos aseguraron al principio no poseer ningún tipo de talento artístico, lo cual
pesó al principio sobre ellos, e incluso podría decirse que tenían miedo a ser ridiculizados por
alumnos con más “experiencia” artística. Un miedo muy natural en los adolescentes es ser
opacado por los demás.

La motivación que se buscó infundir en los alumnos fue mostrarles que el arte está a su
alcance y que cualquiera puede crearlo, quitándoles el miedo a expresarse y enseñar sus
habilidades, sean muchas o pocas. Si se le ve objetivamente, son las mismas motivaciones
que el inglés, y las mismas limitantes: miedo al fracaso, o a ser ridiculizado por que sus
habilidades no sean tan buenas como se espera de ellos, o incluso el comparar sus
habilidades con las de los demás, lo cual, en cualquiera de los casos o las asignaturas, es
devastador para el autoestima de los alumnos y se verá reflejado en su motivación para
aprender. Puede pensar “¿para qué lo intento si siempre hay alguien mejor?” o “¿Qué caso
tiene si no lleno las expectativas de mi maestro o mi familia?”. El alumno, para aprender un
idioma o arte, o ambas cosas al mismo tiempo, debe primero, desechar la idea de que es
inferior a alguien y perder el miedo a mostrar sus habilidades, buscando con esto pulirlas y
trabajando en sus áreas de oportunidad, quitándose el prejuicio que pesa sobre sí mismo,
antes de quitarse el que tenga de los demás.

Es pertinente además recordar que el alumno debe ser motivado a través de un desafío
acorde a su edad y aptitudes, y que este no debe ser saturado con restos demasiado difíciles
para su edad. La frustración es un factor a tomar en cuenta en la adolescencia y uno de los
principales desmotivadores de cualquier actividad. Si el alumno se siente abrumado, ve que
se tienen expectativas imposibles para él, o si se compara con los demás, la desmotivación
resultante y la frustración que esta conlleva evitará eventualmente que el alumno mantenga
el interés en la asignatura, complementada con esta estrategia o no.

En cuanto a los cambios que se consideran favorables dentro de la escuela, los alumnos
manifestaron que además de mejorar su inglés, lo cual fue palpable en la última práctica,
para la cual no se utilizó del todo la propuesta, encontraron una nueva forma de trabajar. Su
48

vocabulario se amplió, aprendieron a expresarse de nuevas maneras, con un nuevo sentido


de la comunicación, y nuevos sentidos de cómo aprender, ya que se les entregó sus
resultados del test VAK y se les dijo algunos puntos e ideas que les resultarían útiles una vez
informados sobre su estilo de aprendizaje.

Para identificar a los alumnos que presentan resistencia al desarrollo de habilidades y


competencias del idioma inglés, se hizo una comparativa con la información dada por la
profesora titular de inglés, y gracias a los apuntes facilitados por la misma, se pudo ver que
áreas de oportunidad presentaban los alumnos. De esta manera se identificó quienes
pudieran tener algún tipo de problema de aprendizaje, sea por déficit de atención o
problemas de conducta, por mencionar algunos.

Es importante además mencionar, que los alumnos manifestaron que con la propuesta
nueva, la escuela parecía más interesante, más alegre y dinámica. Muchos de los alumnos
que no se acercaban al arte o al inglés por qué no les llamaba la atención encontraron
nuevas formas de comunicarse y expresarse, además de divertirse y encontrar nuevos
pasatiempos. Descubrieron que involucrarse en proyectos artísticos no implicaba sentarse
horas a escuchar explicaciones aburridas sobre arte clásico, y aprendieron que el arte puede
ser tan fascinante como ellos lo quieran y que este se encuentra en todos lados. Mismo caso
del inglés. Los alumnos aprendieron que el inglés no es solo repetir lo que el maestro dice,
leyendo libros aburridos y anotar traducciones, sino que puede ser tan interesante como ellos
quieran, yendo siempre más allá de lo establecido para buscar respuestas y aprendizaje por
sí mismos, además de que es el mejor método de comunicación internacional, ya que se le
considera el idioma “global”, y que también se encuentra hacia donde miren, en televisión,
cine, música, etc., y por lo tanto, su utilidad es innegable y aprenderlo es fácil y divertido con
la correcta motivación y estrategia.

Ya establecido que los alumnos disfrutaron y aprendieron de manera eficiente con las
actividades planteadas, es pertinente hacer el siguiente cuestionamiento: ¿Qué tan
preparado esta el docente para impartir sus asignaturas con esta propuesta como punto de
partida?

Una vez alcanzado este punto, es importante recordar lo anteriormente mencionado: al


maestro tradicionalista no le gusta un alumno creativo. Los rasgos de personalidad de un
49

alumno creativo son opuestos a lo que se considera un buen alumno. Pueden ser inquietos,
o considerárseles distraídos, o que no siguen las reglas, y la lógica del maestro
tradicionalista es simplemente reprimirlos por ir en contra de lo que a él se le enseñó el
concepto de como es la disciplina en el aula. El maestro tradicionalista considerará que el
arte es solo otra asignatura de relleno que le quita espacio y tiempo a las ciencias exactas o
humanidades en el salón, por lo que puede ir desechando desde el principio las ideas
propuestas aquí.

Dado que una nueva propuesta en cualquier aspecto conlleva siempre cambiar lo establecido
para experimentar buscando nuevos resultados, es importante recalcar que, de ser aceptado
lo propuesto aquí, es necesaria una capacitación para los maestros que deseen seguir las
ideas aquí planteadas. Recordar a los maestros que se deben a los alumnos, y que ellos
deben ir evolucionando con el tiempo, adaptarse a las nuevas condiciones educativas y ante
todo, buscar la innovación escolar cada que sea necesario.

Incluso de ser tomada esta propuesta como algo factible, el docente que decida seguirla
debe recordar que no se le exigirá que se vuelva de un día para otro un erudito absoluto en
el arte. Basta con que una capacitación general bien desarrollada, donde se le explique al
docente el uso del arte como canalizador de cualquier asignatura, con la intención de volver
mas dinámicas sus clases. El docente puede tomar de estos cursos un punto de partida para,
basado en sus propias aptitudes y capacidades, incorporar del arte lo que él considere lo
mejor para su clase y desarrollar las sesiones del programa de su materia compaginando con
las propuestas artísticas del curso, que en ningún momento pretenden desacreditar o
reemplazar a las asignaturas que están ayudando a desarrollar, sino complementos activos
para dinamizar la materia en cuestión, lo que lleva a otro tema: la zona de confort.

Como profesores, es muy sencillo quedarse en la zona de confort que ofrece solo seguir el
programa exigido por la Secretaria de Educación Pública, y exigir a los alumnos el mínimo
esfuerzo que baste para cubrir los aprendizajes esperados. El maestro también puede caer
en la desmotivación.

Salir de la comodidad de la rutina escolar es un paso que nadie puede forzar en un maestro.
Puede que por diversas razones, el maestro haya decidido dejar de motivar o poner retos
nuevos a los alumnos. Quizá el tiempo no le da para planear estrategias tan largas e
50

inclusivas, o simplemente no tiene interés en ello. El maestro debe recordar que se debe a
los alumnos, y su adaptabilidad es su principal habilidad. Capacitarse continuamente y tomar
lo mejor de todo lo que se aprende es solo la mitad del trabajo. La otra mitad es el contacto
con el alumnado.

La asignatura complementada con esta estrategia por si misma puede mantener vivo el
interés, ya que tanto el inglés como el arte están en constante evolución y experimentaciones
y fusiones. Diario la comunidad artística busca la manera de expresar su arte a través de
nuevas ideas, o fusionando corrientes y técnicas artísticas para crear híbridos que expresen
su pensamiento. Diariamente en el mundo de habla anglosajona, se crean palabras nuevas a
través de portmanteus mezclando dos para formar una nueva, se desempolvan palabras
caídas en desuso y se integran al idioma actual. Se dice que lo único constante en el mundo
es el cambio, y la constante evolución de todo recuerda al hombre que debe moverse con el
mundo, no en contra o quedarse en el mismo sitio, arriesgándose a estancarse en un mundo
que puede ofrecer tantos cambios y evolución como es el educativo.

Y es aquí donde se puede mostrar como la evolución del alumno es más tangible de lo que
aparenta. Es muy fácil ver en el arte como el autor evoluciona, cambia su estilo o modifica lo
que no le gusta. De manera similar en el inglés, se nota cuando alguien cambió sus hábitos
de estudio o su manera de consultar significados. La práctica y la observación diaria es el
elemento principal de la evaluación de aprendizajes. Se nota a simple vista, sin embargo
confiar en eso es simplemente ilógico, de manera que la mejor opción es un registro semanal
con observaciones y apuntes de cada alumno, cosa bastante común y ya utilizada en
diversos métodos de enseñanza.

El maestro debe tener siempre un contacto directo con los intereses de los alumnos. A
algunos maestros esto les puede resultar difícil, ya que consideran la brecha generacional
demasiado amplia como para intentar cruzarla. Sin embargo ignorar los gustos de los
estudiantes por considerarlos “inmaduros” es, en todo caso, contraproducente, ya que
desconectarse de esta manera de los alumnos resultará en ampliar la distancia afectiva y
educativo entre ambos.

El haber clasificado a los alumnos de acuerdo a su estilo de aprendizaje ayudó


considerablemente a la planificación de las sesiones de esta propuesta, derivando después
51

en una sub-división para trabajar en equipo de acuerdo a sus estilos de aprendizaje, y


después, combinando los estilos de aprendizaje en lo que podría llamarse una relación
“simbiótica”, es decir, la manera que cada estilo de aprendizaje tiene para apoyar y ayudar a-
los demás explicándoles procesos, o resolviendo dudas. Por ejemplo, los auditivos tienen
facilidad y paciencia para dar instrucciones verbales, o los visuales para desglosar
instrucciones escritas en diversos formatos. Dado que todos los humanos poseen los tres
estilos de aprendizaje, aunque naturalmente siempre habrá un dominante, estos apoyos les
servirán, sin importar que estilo de aprendizaje domine en ellos.

Esto último puede considerarse como un doble logro, si se le mira con la correcta
perspectiva: los alumnos ejercitan sus áreas de oportunidad en sus demás estilos de
aprendizaje y aprenden sobre el trabajo en equipo, y como con paciencia y principalmente
comprendiendo que los demás aprenden de manera diferente a ellos, pueden trabajar juntos
tomando lo mejor de cada habilidad disponible en los equipos, un área que debe fortalecerse
desde temprana edad.

Por lo tanto, es seguro decir que la propuesta no es solo viable, sino que además demostró
que puede quedar en algo más que una simple intención: se considera exitosa en ambas
directrices, artísticas y de segundo idioma. Se demostró que la motivación correcta a través
de arte dirigido a la edad de los alumnos puede lograr que se interesen por el inglés a través
del conducto artístico. Los alumnos buscan incluso que la clase continúe de la misma
manera. Se acostumbraron al dinamismo, al colorido, a los ritmos y sonidos, y a todo lo que
los involucró en las artes clásicas y contemporáneas.

Finalmente, es importante señalar que esta propuesta fue diseñada con la mejor de las
intenciones, buscando enriquecer a los estudiantes de manera artística y lingüística, y
aunque esta sea a ojos de algunos difícil de procesar e incluso puede tacharse de
innecesaria por el maestro tradicionalista, contiene información útil, que si en algún momento
se decide descartarse por completo como algo no factible, contiene puntos de partida para
nuevas protestas, y es en realidad, como se mencionó al principio, el objetivo principal de
este documento recepcional: la innovación.
52

REFERENCIAS

Anaya-Durand, A & Anaya-Huertas, C. (2010). ¿Motivar para aprobar o para aprender?


Estrategias de motivación del aprendizaje para los estudiantes. mayo 14, 2010, de
web.imiq.org Sitio web: http://web.imiq.org/attachments/345_5-14.pdf

Hutton, S. (septiembre 16, 2003). Helping Auditory Learners Succeed. septiembre 16, 2003,
de Education.com Sitio web: http://www.education.com/magazine/article/auditory_learners/

Fonseca Mora, M. (2002). Inteligencias múltiples, múltiples formas de enseñar inglés. Huelva:
S.L. MERGABLUM. EDICIÓN Y COMUNICACIÓN.

Cleaver, S. (septiembre 23, 2011). 12 Ways to Teach Your Visual Learner. septiembre 23,
2011, de Education.com Sitio web: http://www.education.com/magazine/article/12-ways-
teach-visual-learner/

J. Ruiz, P. (2010). Art as a tool for teachers of English: Language learners. Albany: University
of New York Office of Bilingual Education and Foreign languages Studies.

Reeser, D. (2014). Are You Feeling Blue? 4 Ways to Use Color to Teach Other Concepts in
English. mayo 31, 2015, de The J. Paul Getty Museum Sitio web:
http://busyteacher.org/18233-how-to-use-color-teach-other-concepts-english-4.html

Major, S K. (junio 8, 2015). Teaching Strategies that Meet the Needs of Kinesthetic Learner.
junio 8, 2015, de child 1st Sitio web: http://www.child1st.com/blog/teaching-strategies-that-
meet-the-needs-of-kinesthetic-learners/

Mendoza Reyes, M. (febrero, 2013). La importancia del canto en el crecimiento humano.


Vanguardia Educativa, 11, pp. 30-31.

Watt, D. (2004). Using Modern Art to Teach Language and Culture to ESL Students. octubre
1, 2004, de University of Ottawa Sitio web: http://iteslj.org/Lessons/Watt-ModernArt.html
53

Clandifeld, L. (S/F). Teaching materials: using literature in the EFL/ ESL classroom. S/F, de
One Stop English Sitio web:
http://www.onestopenglish.com/methodology/methodology/teaching-materials/teaching-
materials-using-literature-in-the-efl/-esl-classroom/146508.article

Vethencourt, V. (enero 29, 2014). El arte como herramienta para manejar el estrés. enero 29,
2014, de Empowerment Coach Sitio web:
http://www.miamidiario.com/opinion/arte/trabajo/estres/consejos/viviana-
vethencourt/herramiento/manejar-el-estres/319483_2

Tabarrok, A. (diciembre 12, 2012). Teachers Don’t Like Creative Students. diciembre 12,
2012, de Marginal Revolution Sitio web:
http://marginalrevolution.com/marginalrevolution/2011/12/teachers-dont-like-creative-
students.html

N/A. (marzo 6, 2006). Hoja de Ruta para la Educación Artística. marzo 6, 2006, de UNESCO
Sitio web:
http://portal.unesco.org/culture/es/files/40000/12581058825Hoja_de_Ruta_para_la_Educaci
%F3n_Art%EDstica.pdf/Hoja%2Bde%2BRuta%2Bpara%2Bla%2BEducaci%F3n%2BArt%ED
stica.pdf

ArteEducarte, 2013, Creando experiencias significativas en arte, educación y cultura,


http://www.arteducarte.com/noticiaEC.asp?id_noticia=311053&id_seccion=198

Chaves, R. (1968). El juego en la educación física. Madrid: Doncel.

Torrance, E.P. (1974). Torrance Tests of Creative Thinking. Scholastic Testing Service, Inc
Morales, A. (2015). Meditar antes de estudiar. julio 21, 2015, de La Prensa Sitio web:
http://www.laprensa.com.ni/2015/07/21/reportajes-especiales/1869846-meditar-antes-de-
estudiar

Devís, J & Carmen, V. (1995). La iniciación en los juegos deportivos: la enseñanza para la
comprensión. S/N, de Universidad de Valencia, España Sitio web:
54

http://viref.udea.edu.co/contenido/publicaciones/memorias_expo/entrenamiento/la_iniciacion.
pdf

Torrance, E.P. (1974). Torrance Tests of Creative Thinking. Scholastic Testing Service, Inc

Morales, A. (2015). Meditar antes de estudiar. julio 21, 2015, de La Prensa Sitio web:
http://www.laprensa.com.ni/2015/07/21/reportajes-especiales/1869846-meditar-antes-de-
estudiar
55

ANEXOS

Gráfico que representa los estilos de aprendizaje en el grupo de 1-G.


56

Test sobre los estilos de aprendizaje, sesión de marzo 2, 2016.


57

Materiales de apoyo.

Diálogos utilizando los papercraft, sesión de marzo 3, 2016.


58

Fotografiando para los diálogos.


59

Poster con la letra “I like/dislike/love/hate”, sesión de marzo 2, 2016.


60

Apoyo para “I like”, “I love” con papercrafts.

Trabajando de acuerdo a sus diferentes estilos de aprendizaje, trabajando con el uso “Why?”
y “Because”, sesión de marzo 9, 2016.
61

Hoja de apoyo para actividad de rhythm and stanza, sesión de marzo 10, 2016.
62

Trabajando en sus poemas, sesión de marzo 10, 2016.


63

Página 71 del libro “Yes we can 1”, sesión de marzo 16, 2016.
64

Página 72 del libro “Yes we can 1”, sesión de marzo 16, 2016.