Vous êtes sur la page 1sur 4

1.

De inmediato se activa la válvula de gas, el cual


pasa al quemador
2. Se enciende la llama
3. El agua corre por el serpentín, calentándose
inmediatamente.
4. Y recibimos agua caliente en la regadera, lavabo o
fregadero.
Este sistema permite contar con agua ilimitada desde el
momento en que abrimos la llave, no es necesario dejar
correr el agua fría antes, lo que representa un ahorro
considerable en el consumo de agua.
El calentador instantáneo ahorra hasta un 70% menos
de gas si lo comparamos con un termo tanque, ya que
no tiene piloto y su encendido es electrónico.
Al momento de adquirirlo. Es muy importante elegir uno
que nos brinde la capacidad necesaria acorde al número
de servicios en los que vamos a utilizarlo. Ya que de lo
contrario, corremos el riesgo de que el suministro de agua
caliente sea insuficiente según la siguiente página web:
www.ayto-pinto.es/documents/20912/9ad676c0-dab8-
46a9-afb1-d6b3fbb92e5e
Donde indican las normas utilizadas para la instalación,
caudal y potencia necesario para los servicios.