Vous êtes sur la page 1sur 7

La Paz, Baja California Sur, a 27 de agosto del 2018

Materia:
Finanzas

Profesora:
M.C. Graciela Chiw de León

Ensayo:
Historia del pensamiento económico

Alumno:
Jesús Manuel Bautista Ortega
Introducción

A continuación se presenta un ensayo referente al pensamiento económico, para ello se

revisara la evolución que esté ha tenido. Nos remontaremos a épocas de los grandes

filósofos de la humanidad, para después abordar las diferentes escuelas del pensamiento

económico, las cuales se gestaron principalmente en el viejo continente; hasta abordar a los

principales expositores de las escuelas contemporáneas de la micro y macroeconomía.


El Pensamiento Económico y su evolución.

Partiendo del concepto de economía, como una ciencia relacionada con la producción de

riqueza a través de bienes tangibles e intangibles y su distribución, comprendemos que el

pensamiento económico tiene sus orígenes desde siempre, sin embargo las principales

referencias en la historia de la humanidad, se remonta hasta la época de grandes filósofos

como Aristóteles y Platón. El primero, hacia referencias hacia las formas de producción,

mientras que Platón ya revelaba conceptos de la especialización del trabajo humano,

concepto que sería acuñado a el economista Adam Smith.

La evolución del pensamiento económico, no se puede disociar de otros fenómenos

del entorno social, político y cultural, y naturalmente como la mayoría de los procesos de

cambios surgen ante una necesidad. Es a partir del año 1500, donde se registran algunos de

los hitos más importantes de esta evolución, ya que también se presentan cambios

significativos en la relación de crecimiento poblacional, pasando de ser una relación lineal a

un crecimiento exponencial. Esta condición ha sido un parte aguas en la evolución de la

humanidad y es muy importante para comprender, el porqué de los cambios tan

revolucionarios en el pensamiento de la humanidad durante ciertos periodos. Para Brue y

Grant (2009), “La evolución tradicionalmente del pensamiento económico está

fundamentado en corrientes anteriores o en oposición a las mismas”.

La época del mercantilismo, es una de las etapas donde se observa una visión

colectiva sobre la economía, Está se caracterizó por girar entorno a las riquezas naturales

de cada región y su proteccionismo. Eran el oro y la plata los mayores bienes de riqueza de

una nación, así como sus capacidades militares, logísticas y de intercambio comercial, el
gobierno era el órgano rector de la política comercial, pues incentivaba los medios de

producción locales a través de monopolios, mientras mantenía una política proteccionista

hacia las exportación de sus recursos naturales, amasando la riqueza de la colonia y la

dependencia sobre la misma.

Para los años de 1700, en Francia surgía la escuela que sería conocida como

Fisiócrata, teniendo como su principal exponente a Francois Quesnay. Este periodo se

caracterizó por la intención de una menor política intervencionista del gobierno, se acuña el

término “dejar hacer, dejara pasar”, dando el control a los productores de dirigir el sentido

de la economía. Además soló la agricultura junto a la minería eran los medios reales de

productividad.

La revolución científica e industrial, marcan una revolución también en lo

económico, ya que no era a través de las teorías fundamentadas en leyes naturales y

creencias anteriores como debía seguirse gestando la economía de las naciones. El modelo

había cambiado, y con ello la industria tomaba un papel más preponderante en las riquezas

de las naciones. Surge la clase empresarial, e Inglaterra era la economía más poderosa y

eficiente. Y era el mercado quien dictaba los salarios. Esta etapa se denomina como

liberalismo económico y tiene en Adam Smith a uno de sus máximos exponentes; Para

Brue (2009), la escuela clásica se caracterizó por el surgimiento de diversas teorías y leyes

que abordaban y daban explicación a muchos de los fenómenos económicos, como la Ley

de la ventaja comparativa, Ley de los rendimientos decrecientes, La teoría Maltusiana de la

población, la teoría de la renta de David Ricardo y la teoría del valor del trabajo”. Sin lugar

a duda que este periodo fue marcado por el empoderamiento empresarial y el pensamiento

capitalista, caracterizado por el contraste de la riqueza de unos cuantos empresarios con la


pobreza de la clase trabajadora, esta condición genera el surgimiento de su anti tesis el

“Socialismo”, el cual tiene en Engels y Karl Marx a sus máximos exponentes. Esta doctrina

económica se caracteriza por una clase obrera fuerte y un estado rector de la política

económica y propietaria de los insumos de capital y tierra.

Para finales del siglo XIX, surge la escuela marginalista, la cual impulso el carácter

de ciencia a la economía, se enfocó principalmente en la micro economía y sentó las bases

para el surgimiento de la escuela Neo Clásica, encabezada por Alfred Marshall, el cual

tiene en el análisis de la elasticidad de la oferta y la demanda algunas de sus mayores

aportaciones. Ala par de estas corrientes surgieron otras como las teorías del bienestar, el

pensamiento institucionalista en Estados unidos, etc.

Finalmente, después de la Primera guerra mundial, el mundo experimentó una

nueva situación de crisis económica, había un fenómeno de estancamiento, el crecimiento

poblacional disminuyo y la producción por tanto era mayor a la demanda. En este sentido

las políticas económicas propuestas por John Maynard Keynes, parecieron ser el camino

hacia un mejor estadio económico, la inversión en obra pública y una política originada

desde el control del gobierno donde se debía mantener la estabilidad del salario y un

enfoque macroeconómico fueron características de esta escuela, se puede decir que a la

fecha esta doctrina se ha mantenido vigente en el pensamiento económico contemporáneo.


Conclusiones

El pensamiento económico ha evolucionado constantemente, y esto tiene sentido ya que el

hombre sigue evolucionando en la búsqueda de un mejor bienestar. La importancia de este

tema ha sido fundamental para el desarrollo del bienestar, ya que en ocasiones ha surgido

en forma reactiva como consecuencia o respuesta de los problemas generados por el

crecimiento de las sociedades; o por otra parte como un mecanismo para comprender y

prospectar las acciones que una nación debe seguir.

Es a través de toda esta evolución del conocimiento económico, como hoy en día las

naciones tienen en su haber las formas necesarias para enfrentar muchas de las condiciones

de desequilibrios generadas en la economía. Sin embargo hay que ser conscientes que los

escenarios son dinámicos, y los problemas también evolucionan, el progreso mismo del

hombre y la globalización, nos obligan a no dejar de lado el pensamiento sistémico para

enfrentar futuras adversidades.


Bibliografía

Brue, S. L. & Grant, R. R., 2009. Historía del pensamiento económico. Séptima edición ed.
México: CENGAGE Learning.