Vous êtes sur la page 1sur 20

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

DERECHO PENAL ESPECIAL

DOCENTE :

FERNANDO VALDERRAMA

INTEGRANTES :

 ALEGRIA CASTILLO AMERICA


 CHAMORRO MORALES NILTON
 GUIMARAES MORAN FRANCA
 LOPEZ POZO JONATHAN

CICLO :

IV

TURNO :

NOCHE

SEMESTRE :

2013-2

CHIMBOTE – PERU

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


INDICE

Página

INTRODUCCION 1

1. CUESTIONES PRELIMINARES 2

2. EL HONOR DESDE SU ASPECTO OBJETIVO 2

3. EL HONOR DESDE SU ASPECTO SUBJETIVO 3

4. EL HONOR DESDE UNA CONCEPCION NORMATIVA 3

5. HONOR EN NUESTRA LEGISLACION 4

6. INJURIA (ART 130 CP) 4

7. CALUMNIA (ART. 131 CP) 6

8. DIFAMACION (ART 132 CP) 8

9. CONDUCTAS ATIPICAS (ART. 133 CP) 10

10. ACCIÓN PRIVADA 12

11. INJURIAS RECIPROCAS 13

12. LA EXCEPTIO VERITATIS EN LA LEGISLACIÓN


NACIONAL 14

13. JURISPRUDENCIA 15

14. CONCLUSIONES 16

15. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS 16

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


INTRODUCCION

El siguiente trabajo tiene como objetivo la importancia que es conocer los delitos
contra el honor, para lo cual es necesario hacer un recorrido por los diferentes
tipos de delitos que se derivan de este, con el fin de conocerlos más a fondo y
comprenderlos, lo que ha resultado muy interesante para nosotros.

Para que exista un delito, debe existir también un derecho al honor el cual es el
Derecho a la auténtica valoración personal.

Según Bustos Pueche “El honor se conceptúa de una doble perspectiva”: interna
y externa, inmanente o trascendente

Desde el punto de vista interno, el honor es la propia estimación que uno tiene de
sí mismo. Desde la perspectiva externa, el honor es la estimación en que los otros
nos tienen.

Posteriormente analizaremos sobres su historia, tipicidad, penalidad, que es lo


que dicen y opinan los autores sobre este delito, , dado que este tema se ha
sostenido durante siglos en la humanidad, nosotros no pretendemos llegar a una
posición absoluta, sino entregar algunos elementos que permitan a nuestros
demás compañeros profundizar en el tema y obtener sus propias conclusiones.

A continuación, realizaremos una apreciación más profunda del sentido de


nuestro tema.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


DELITOS CONTRA EL HONOR

1. CUESTIONES PRELIMINARES

 DELITO:
Según Jiménez de Asúa se entiende por tal “el acto típicamente
antijurídico, culpable, sometido a veces a condiciones objetivas de
penalidad, imputable a un hombre y sometido a una sanción penal.
Delito es el acto u omisión que sancionan las leyes penales”.
Etimológicamente, la palabra delito proviene del latín delictum, expresión
también de un hecho antijurídico y doloso castigado con una pena. En
general, culpa, crimen, quebrantamiento de una ley imperativa.
 HONOR:
El honor es la valoración que las personas hacen de la personalidad
ético-social de un sujeto y comprende las representaciones que la
persona tiene de sí misma, que se identifica con la buena reputación y la
fama.
Para Manuel Ossorio el honor es la cualidad moral que nos lleva al más
severo cumplimiento de nuestros deberes respecto del prójimo y de
nosotros mismos

2. EL HONOR DESDE SU ASPECTO OBJETIVO


El honor desde su aspecto objetivo se constituye como la valoración que las
demás personas que conforman el conglomerado social hacen de la
personalidad de otra. Este concepto se identifica plenamente con lo que
comúnmente adquiere la reputación o buena fama.
El honor de las persona es un bien que socialmente se traduce en el respeto y
consideración que se merece de los demás, en la estima, aprecio, buena
fama y reputación adquirida por la virtud y el trabajo. En este sentido, Bramont
Arias torres y García Cantizano afirman que el honor objetivo es la valoración
que otros hacen de la personalidad ético-social de un sujeto. Coincidiría con
2
la reputación de la que disfruta cada persona frente a los demás sujetos que
conforman una comunidad social.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


En fin se entiende que el honor quedara seriamente afectado o lesionado,
cuando cualquier conducta dolosa quedara de un tercero logre quebrantar la
estimación o reputación que tiene una persona ante el conglomerado social
en donde se desenvuelve y hace vida normal. Ejemplo característico de
atentar contra el honor, desde el aspecto objetivo, lo constituiría la figura de
momen iuris difamación.

3. EL HONOR DESDE SU ASPECTO SUBJETIVO


Desde su perspectiva subjetiva, al honor se le entiende como la
autovaloración que se hace una persona de sí misma. Es el juicio u opinión
que tiene cada persona de sí misma dentro de su desenvolvimiento en el
conglomerado social al cual pertenece.
Bramont Arias enseña que, desde el punto de vista subjetivo, el honor es el
asentimiento íntimo de estimación y respeto por la propia dignidad. Por su
parte, Roy Freyre, siguiendo al argentino Sebastián Soler, sostiene que el
honore desde una perspectiva subjetiva, puede ser considerado como una
autovaloración, es decir, como el aprecio de la propia dignidad, como el juicio
que cada cual tiene de sí mismo en cuanto sujeto de relaciones ético-sociales.

4. EL HONOR DESDE UNA CONCEPCION NORMATIVA


Para superar las deficiencias y consecuencias de la concepción fáctica en
doctrina se ha conceptualizado al honor desde una concepción normativa.
Esta prescinde de cualquier clase de consideraciones fáctica a la hora de
dotar de contenido al bien jurídico honor para acudir ç, en cambio, al ámbito
de los valores. Surge así un concepto de honor directamente vinculado a la
dignidad de las personas. De esta forma, el honor aparece como un atributo
de la personalidad que corresponde por igual a cualquier ser humano por el
solo hecho de serlo. El núcleo se sitúa en el honor interno identificado con la
dignidad de las personas. Constituyendo la fama y autoestima simples reflejos
en el mundo exterior de esa dignidad

3
5. EL HONOR EN NUESTRA LEGISLACION
El honor ha sido reconocido como un derecho fundamental de la persona en
el inciso 7 del numeral 2 de la Carta Política del Estado de 1993, y en el

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


artículo 5 del actual Código Civil. Ellos, como afirma Fernández Sessarego,
debido a que “la protección de la integridad moral de la persona es piedra
angular de una civilizada convivencia”. No obstante, ahora cabe relatar que
en aquellos dispositivos, el legislador, sin duda, partidario de la concepción
fáctica que ha tenido por mucho tiempo influencia en las legislaciones, ha
tratado de distinguir al honor desde sus dos aspectos, tanto objetivo como
subjetivo, reconociéndoles su protección desde ambas perspectivas.
En efecto, el inciso 7 de la constitución P9litica del estado prescribe que toda
persona tiene derecho al honor y a la buena reputación. Haciendo
hermenéutica jurídica de esta norma constitucional se concluye que hace la
diferencia del honor desde una perspectiva subjetiva cuando se refiere al
término “honor” y desde el aspecto subjetivo cuando se refiere al término “a
la buena reputación”. Es decir, la norma constitucional establece que todas
las personas tenemos derecho a nuestra autovaloración o estima personal y
a nuestra buena reputación o fama. Cualquier atentado contra cualquiera de
estos aspectos constituye infracción constitucional, y en su caso y
dependiendo de su gravedad, configura delito.

6. INJURIA (ART 130 CP)

El que ofende o ultraja a una persona son palabras, gestos o vías de hecho, será
reprimido con prestaciones de servicio comunitarios de diez a cuarenta jornadas o
con setenta a noventa días-multa.

6.1. Bien Jurídico Protegido

Se protege tanto el honor de las personas físicas como el de las personas


jurídicas.

6.2. Tipicidad Objetiva

En cuanto a los sujetos, cualquiera puede ser sujeto activo y pasivo, incluso una
persona jurídica.
4
El comportamiento consiste en ofender o ultrajar. Es totalmente indiferente si la
ofensa o el ultraje se refieren a hechos verdaderos o falsos.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


Por ejemplo:

Juan dice a Edgar que es un homosexual, el hecho puede ser verdadero o


falso, lo que queda claro es que ambos casos se puede afectar al honor de
Edgar, no obstante, debe tenerse en cuenta lo dispuesto en el inciso 2 del art.
135 del CP, donde se prohíbe probar cualquier imputación referida a la intimidad
personal.

En cuanto a los medios para cometer el delito, pueden ser palabras, gestos o
vías de hecho, según disposición expresa del tipo. Al referirse a las palabras,
estas pueden ser emitidas tanto oralmente como por escrito.

El gesto es la expresión hecha con el rostro, por ejemplo una mueca.

Por “vías de hecho” se entiende la conducta que se exterioriza por movimientos


corporales a los del rostro, por ejemplo los cuernos o el circulo para los
homosexuales.

Un problema discutible es si es posible la injuria por omisión. No resulta difícil


admitirla en la teoría cuando el sujeto está obligado a llevar a mantener un
determinado comportamiento.

Por ejemplo:

El hecho tan simple de no saludar o no sacarse el sombrero son casos de


omisión impropia, donde se requiere una posición de garante.

6.3. TIPICIDAD SUBJETIVA

Todos los delitos contra el honor previstos en nuestro Código Penal son
punibles únicamente a título de dolo, no siendo concebible la forma culposa.

En la injuria se requiere dolo, o sea, la conciencia y voluntad de realización del


tipo objetivo. Pero adicionalmente se exige un elemento subjetivo del tipo, que
se deduce de los verbos “ultrajar” y “ofender” este elemento subjetivo del tipo se
5
denomina animus iniurandi, animo especial de injuriar.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


De ahí que acciones injuriosas, pero realizadas sin esta especial intención, sino
por bromear, narrar, etc., no constituyen un delito de injuria.

6.4. GRADOS DE DESARROLLO DEL DELITO: TENTATIVA Y


CONSUMACION.

Consideramos que el delito de injuria queda consumado cuando esta llega a


conocimiento del injuriado. Si Hubiera transcurrido un intervalo ce tiempo,
estaríamos ante una tentativa.

Por ejemplo:

Una carta injuriosa que todavía no ha llegado a su destinatario.

6.5. EXCEPTIO VERITATIS

La exceptio veritatis, es la prueba de la verdad de los hechos imputados.

Según el art. 134 CP, solo se puede probar la veracidad de los hechos en el
delito de difamación. Esto se justifica en base a que en el delito de injuria lo más
significativo es el elemento subjetivo del tipo, es decir, el ánimo de ofender; este
es el límite al derecho de información, es decir, sobrepasado este límite, la
verdad de los hechos no importa para la configuración del injusto.

6.6. LA PENA.

El delito de injuria se castiga con prestación de servicio comunitario de diez a


cuarenta días o bien con sesenta a noventa días-multa.

7. CALUMNIA (ART. 131 CP)

"El que atribuye falsamente a otro un delito, será reprimido con noventa a ciento
veinte días-multa”.

7.1. Bien jurídico protegido. 6

Es el honor de la persona física.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


7.2. Tipicidad objetiva.

Sujeto activo puede ser cualquier persona. Sujeto pasivo solo puede ser una
persona física, debido a que se atribuye un delito y este solo puede ser cometido
por personas naturales.

El comportamiento consiste en atribuir falsamente un delito. De lo que se


deduce lo siguiente:

1. Solo se puede cometer por acción, al establecer el legislador el verbo rector


“atribuir”.
2. La atribución tiene que referirse a un delito falso, es decir, el sujeto no debe
haber realizado ese delito. Se admitirá la prueba de la verdad de los hechos
dado que se exigen que sean falsos, mas no se requiere que la calificación
jurídica haya sido la correcta, basta con que el hecho típico sea verdadero,
no siendo necesario que den los demás elementos precisados
dogmáticamente - antijuricidad y culpabilidad para que se considere el hecho
como atípico (exceptio veritatis)
3. La atribución falsa tiene que ser de un delito, no se comprende las faltas:
luego la imputación ha de tener la concreción y determinación que exige la
realización de un delito, sin que sea necesario una precisión en la
calificación jurídica.

Por ejemplo:

Da lo mismo decir que robó, hurtó o se apropió indebidamente de una


determinada cantidad de dinero del banco en que trabajaba.

Por todo esto se define a la calumnia como una forma especial de injuria.

7.3. Tipicidad subjetiva.

Se requiere necesariamente el dolo. Además, se exige un elemento subjetivo del


tipo, este es, el ánimo de injuriar o deshonrar.
7
7.4. Grados de desarrollo del delito: consumación.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


Al igual que en delito de injuria, para la consumación es necesario que la
calumnia llegue a conocimiento del sujeto pasivo; se admite, por tanto la
tentativa.

7.5. Exceptio veritatis.

La exceptio veritatis o prueba de la verdad, en principio, solo se admite en el art.


132 CP, es decir, en el delito de difamación. Pero al ser la esencia del delito de
calumnia la atribución falsa de un delito, se deduce que probada la verdad de
atribución, se excluirá la tipicidad del comportamiento. Por ellos en el delito de
calumnia también se admite la prueba de la verdad o exceptio veritatis.

7.6. La pena.

Se reprime con pena de noventa a ciento veinte días-multa.

8. DIFAMACION (ART 132 CP)

“El que, ante varias personas, reunidas o separadas, pero de manera que pueda
difundirse la noticia, atribuye a una persona, un hecho, una cualidad, o una
conducta que pueda perjudicar su honor o reputación, será reprimido con pena
privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a ciento veinte días-
multa.

Si la difamación se refiere al hecho previsto en el artículo 131, la pena será


privativa de libertad no menor de uno ni mayor de dos años y con noventa a
ciento veinte días multa.

Si el delito se comete por medio del libro, la prensa u otro medio de comunicación
social, la pena será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años y
de ciento veinte a trescientos sesenticinco días-multa”.

8.1. Bien jurídico protegido.

Se protege el honor de la persona física y jurídica.


8
8.2. Tipicidad objetiva.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


Sujeto activo puede ser cualquier persona. Sujeto pasivo puede ser cualquier
persona, física o jurídica.

El comportamiento consiste en atribuir a una persona un hecho (suceso o


acontecimiento), cualidad (calidad o manera de proceder de una persona) que
pueda perjudicar su honor o reputación, realizando ante varias personas,
reunidas o separadas, pero de manera que pueda difundirse la noticia.

El comportamiento puede cometerse solo por acción al emplearse en la


descripción típica del verbo “atribuir”.

De la definición de la difamación se deduce que en realidad, es una injuria que


tiene una característica especial: la difusión de la noticia. El sujeto activo debe
comunicar a otras personas las declaraciones difamatorias que ha realizado del
sujeto pasivo. Es totalmente irrelevante si las atribuciones que realiza el sujeto
activo son verdaderas o falsas, en ambos casos se castiga si se llega a probar la
tipicidad de este comportamiento.

8.3. Tipicidad subejtiva.

Se requiere necesariamente el dolo. Además, se exige un elemento subjetivo del


tipo concretado en el animus difamandi.

8.4. Grados de desarrollo del delito: tenativa y consumacion.

El delito de difamación se consuma cuando llega a conocimiento del sujeto


pasivo. Sera posible la tentativa cuando se ejecuta por medio de un impreso,
diario, periódico u otro medio de comunicación social.

8.5. Agravantes.

Se establecen dos:

1. Por la calidad. Cuando la difamación se refiere a la atribución falsa a una


persona de un delito, segundo párrafo del art. 132 CP.
9
2. Por el medio empleado: se comete por medio de libro, prensa u otro medio
de comunicación social, tercer párrafo del art. 132 CP.
8.6. Exceptio veritatis.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


Se admite exceptio veritatis o prueba de la verdad conforme al art. 134 CP.

8.7. La pena.

Para el tipo de base de difamación se establece pena privativa de libertad no


mayor de dos años y de treinta a ciento veinte días-multa.

Por lo que se refiere a las agravantes: si constituye la difamación una calumnia,


se establece pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de dos años y
de noventa a ciento veinte días-multa; en virtud del medio empleado, la pena
será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años y de ciento
veinte a trescientos sesenticindo días-multa.

9. CONDUCTAS ATIPICAS (ART. 133 CP)

No se comete injuria ni difamación cuando se trata de:

1. Ofensas proferidas con ánimo de defensa por los litigantes, apoderados o


abogados en sus intervenciones orales o escritas ante el Juez.
2. Críticas literarias, artísticas o científicas.
3. Apreciaciones o informaciones que contengan conceptos desfavorables
cuando sea realizadas por un funcionario público en cumplimiento de sus
obligaciones.

9.1. Consideraciones generales.

La doctrina discute si en ese artículo se consagra una causa de justificación o


una excusa absolutoria. Los partidarios de la primera posición afirmas que en él
se da acogida a un caso típico de ejercicio de un derecho. Los que mantienen la
segunda tesis consideran que se trata de una excusa derivada del acaloramiento
de los ánimos. No obstante hay que rechazar esta segunda posición puesto que
el art. 133 CP indica “No se comete…”, con lo cual deja claro que no se llega a
configurar el injusto. En caso contrario hubiese dicho el artículo “No se pena la
injuria o difamación…”, en la medida en que presupuesto de aplicación de la
10
excusa absolutoria es que el hecho sea típico y antijurídico, y el sujeto culpable.
Pero tampoco resulta del todo convincente la tesis que sostiene que es una
causa de justificación, porque partiendo del esquema del delito que diferencia
DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR
entre tipicidad y antijuricidad, vemos que los supuestos del art. 133 CP se
resuelven por el elemento subjetivo del tipo, esto es, el ánimo de injuriar o de
difamar; por tanto, nos encontraremos ante un conflicto de ánimos y no ante un
conflicto de derechos.

9.2. Supuestos de aplicación del precepto.


1. Cuando las ofensas sean proferidas con ánimo de defensa por los
litigantes apoderados o abogados en sus intervenciones orales o escritas
ante el juez.
Desde un punto de vista teórico, no había necesidad de establecer este
inciso, dado que el ánimo del sujeto activo es el de defensa y no el de
injuriar o difamar. Indudablemente, en la práctica es difícil llegar a
determinar cuando el sujeto actúa con un ánimo y no con otro.
El fundamento de este inciso se encuentra en el principio de defensa,
según lo dispuesto en el art VIII del Título Preliminar del Código Procesal
Penal.
Al emplearse el término “proferir” se indica que las ofensas pueden tanto
ser orales como escritas.
Solo los litigantes, apoderados o abogados se benefician de este supuesto,
ya que ellos son, en la práctica, quienes mayormente llegan a un
apasionamiento en el proceso. De ahí que quede descartado el Juez y los
miembros del Ministerio Publico. No obstante, se exige que las ofensas
sean proferidas ente el Juez, se realizan en los pasadizos del Palacio de
Justicia el comportamiento quedaría fuera de este inciso.
2. Cuando se emitan literarias artísticas o científicas (inc. 2, art 133 CP).
El fundamento de este supuesto es el derecho de toda persona a expresar
sus opiniones –inc. 4 art. 2 Co. Este derecho se reconoce siempre y
cuando no se transgreda el honor de otras personas de manera
intencional, lo que viene a ocurrir cuando el sujeto activo actúa con el
ánimo de injuriara difamar. Si el sujeto no actúa con este ánimo, por más
que sea injusta la crítica no existirá ningún delito de injuria ni de
difamación. 11

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


En cuanto a la forma en la cual se deben manifestar las críticas, al no
especificarse nada en el código penal, se admitiría cualquiera, incluida las
escritas.
3. Cuando se emiten apreciaciones o informes realizados por funcionario
público en cumplimiento de sus obligaciones-inc. 3 arti. 133 CP.
Este supuesto se da cuando el funcionario público, de acuerdo con las
disposiciones que le obligan, que generalmente estarán subordinadas a él.
Este hecho no constituirá delito si se realiza de acuerdo a las facultades
que le corresponde.

Por ejemplo:

El Ministro de Salud realiza un informe sobre un abogado que pertenece a la


asesoría jurídica del referido Ministerio, manifestando que esa persona es un
incompetente que esa persona es un incompetente e inepto para el cargo
que desempeña. En el ejemplo el Ministro no puede ser objeto de querella
por injuria o difamación, puesto que está realizando un informa sobre su
personal, que además, contribuye a mejorar funcionamiento de las entidades
públicas. Distinto seria el supuesto si el mismo Ministerio afirma que esa
persona es impotente, supuesto en el cual si se configura el delito de injuria
o difamación.

10. ACCIÓN PRIVADA

Art. 138 “En los delitos previsivos en este título solo se procederá por acción
privada.

Si la injuria, difamación o calumnia ofende a la memoria de una persona fallecida,


presuntamente muerta o declarada judicialmente ausente o desaparecida, la
acción penal podrá ser promovida o continuada por su cónyuge, descendientes o
hermanos”.

10.1. Fundamento de la acción penal privada


12
El delito es una conducción fenoménica del ser humano, que se exterioriza
mediante actos concretos, dando lugar a una reprobación social y jurídica, en

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


cuanto a una lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos penalmente
tutelados.

La legislación positiva ha recogido los conceptos antes reseñados, disponiendo


que la imposición de las consecuencias jurídicas del derecho penal material,
corresponde a los órganos que administran justicia en nuestro país, con arreglo
al artículo 138 de la ley fundamental; mientras que el ejercicio de la
persecución penal es una potestad que se le atribuye al Ministerio Publico,
como representante de la sociedad, de conformidad con lo previsto en el artículo
159.

La actuación fiscal no se sustenta en un derecho subjetivo que le es inherente,


puesto que el derecho penal material es una potestad que ha de reconocerse
únicamente al Estado, en base a su soberanía para aplicar las normas del
ordenamiento jurídico sobre los asociados; sino en una posesión persecutora, a
nombre y en representación de la sociedad.

El honor constituye un bien jurídico de naturaleza inmaterial, a diferencia de la


vida y la salud, su contenido es de naturaleza espiritual; será el ofendido, quien
determinara si es que la frase ofendida y la atribución de haber cometido una
conducta delictiva, han repercutido en su estimación frente al colectivo.

11. INJURIAS RECIPROCAS

Art. 137: “En el caso de injurias reciprocas proferidas en el calor de un altercado,


el juez podrá, según las circunstancias, declarar exentas de penas a las partes o
a una de ellas.

No es punible la injuria verbal provocada por ofensas personales

11.1. Fundamento de la extensión de pena

La injuria constituye la realización de una ofensa que una persona dirige a otro,
conteniendo juicios de valor negativos de menosprecio, insultantes que de recibo
lesionan el bien jurídico “honor”, cuya lesividad, de ningún modo puede estar 13

condicionada a la veracidad o falsedad de las palabras que profiere el agente.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


Las injurias pueden ser proferidas en diversos ámbitos de la vida social, en el
marco laboral, deportivo, educativo, etc., y, ello no interesa al derecho penal.

La procedencia de la excusa absolutoria, deja intacta la responsabilidad civil, es


decir, quienes ejecutaron las injurias a título de autores, deberían de abonar el
contenido pecuniario de la reparación civil, que para estos efectos debe de haber
fijado el juez de la causa en el otro extremo de la resolución absolutoria.

Por último, se ha dispuesto que no resulta punible, por ende, merecedor de


pena, aquella injuria verbal provocada por ofensas personales, esto quiere decir,
que debe tratarse de una injuria oral como reacción ante expresión injuriante que
se haya referido a un aspecto en puridad personal, de quien luego lanza la
ofensa.

12. LA EXCEPTIO VERITATIS EN LA LEGISLACIÓN NACIONAL

Pasando a otro punto del análisis, habiendo hecho alusión a su finalidad y


efectos, debemos describir la naturaleza jurídica exceptio veritatis, para ello
debemos pasar revista a sus elementos descriptivos que se desprenden del
artículo 134 del C.P. siendo que el primer párrafo se dice que el autor del delito
previsto en el artículo 132, puede probar la veracidad de las imputaciones, solo
en los casos siguientes:

a. Cuando la persona ofendida es un funcionario público, y los hechos,


cualidades o conductas que se le hubieran atribuido se refieren al ejercicio
de sus funciones.
b. Cuando por los hechos imputados esta aun abierto un proceso penal contra
la persona ofendida.
c. Cuando es evidente que el autor del delito ha actuado en interés de una
causa publica o defensa propia.
d. Cuando el querellante pide formalmente que el proceso siga hasta
establecer la verdad o falsedad de los hechos o de la cualidad que se le
haya atribuido.
14

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


13. JURISPRUDENCIA

 Como se sabe, el 16 de octubre de 2008 Magaly Medina fue condenada


como autora del delito de difamación, en agravio de Paolo Guerrero, a 5
meses de pena privativa de libertad, la misma que debía ser cumplida de
manera efectiva. El fallo, en cuanto a este punto, generó vivas polémicas,
pues más allá de la fama de esta conductora de televisión, no es usual que
los procesados por delitos contra el honor sean condenados a penas
efectivas, con el consiguiente ingreso a un establecimiento penal.
Quizás lo más cuestionable, desde el punto de vista jurídico, fue la
condena a cinco meses de pena privativa de libertad, dado que el delito por
el que se la procesó y condenó —difamación, con la circunstancia
agravante de haber sido cometido por medio de la prensa— tiene prevista
una pena no menor de uno ni mayor de tres años de pena privativa de
libertad si el legislador ha previsto para la forma agravada del delito en
ciernes una pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres
años, no se entiende la razón por la cual se fijó una pena de cinco meses.
Desde luego, existen casos en los que el legislador permite al Juez
imponer una pena por debajo del mínimo legal (p. ej. la legítima defensa
putativa, en virtud del art. 21 del Código Penal que regula las eximentes
incompletas), pero la sentencia no hace referencia a ningún supuesto
atenuante. En este orden de ideas, fue un error fijar cinco meses de pena
privativa de libertad ahí donde el legislador prescribe no menos de un año.
Peor aún si no se menciona la circunstancia que, en todo caso, habría
tenido por virtud reducir la pena por debajo del mínimo legal.
Es la primera vez que la conductora de televisión, de larga carrera en la
prensa y también en los pasillos de Palacio de Justicia, es condenada a
pasar un tiempo en la cárcel. Y, siendo el primer precedente de este tipo en
el país, creo que es necesario explicar los motivos que pueden haber
llevado a la jueza que vio el caso a esta condena.
El delito más común que se comete a través de un medio de comunicación
15
es la difamación, que es la atribución de un hecho falso a una persona y la
difusión masiva del mismo. En nuestro país, esta conducta puede tener
una pena que va entre 1 a 3 años de prisión.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


El tema está en que los jueces cuentan con discrecionalidad para que la
pena sea efectiva o no si ésta es menor de 4 años. Esto es lo que ocurrió
en las anteriores sentencias condenatorias contra Medina. Y aquí viene el
primer punto considerado por la magistrada que llevó el caso: la existencia
de la misma inconducta en varias oportunidades lleva a que se considere
que deba darse una sanción mayor la cual, además, está dentro de la ley.
Como lo he escuchado de varios abogados constitucionalistas y penalistas
a lo largo del día - y la experiencia jurídica también cuenta -, la verdad es
que estamos poco acostumbrados a que se impongan penas efectivas
cuando las mismas son menores de 4 años.
Finalmente, el delito en sí. Sin duda, Medina y su equipo no contrastaron la
información sobre el futbolista Guerrero, lo que evidenció una negligencia
de su parte. En cualquier juzgado del mundo, el criterio básico para definir
cuando nos encontramos o no ante un delito de difamación es, además de
la falsedad del hecho, los pasos que haya dado el periodista o ciudadano
que emite una información para poder corroborarla. En este caso, ello no
existió.
Sin duda, el ejercicio de la libertad de expresión implica que existan la
menor cantidad de trabas y restricciones para su plena realización, pero
también, como contraparte, que existan responsabilidades por parte de los
periodistas al momento de sacar una información. Como se ha visto en
múltiples ocasiones, Medina no ha sido precisamente la persona más
responsable del mundo. En la serie de conductas que han sido calificadas
por el Poder Judicial como delitos, ha dejado una mala imagen a la prensa
de espectáculos que, en otras partes del mundo, es vista con seriedad y no
con el menosprecio que entre los propios hombres y mujeres de prensa se
ve.
Sin duda, este no es un atentado contra la libertad de expresión. Por el
contrario, es un recordatorio de que un carnet de prensa, una cámara o un
blog no son armas que se puedan utilizar a discreción. Justamente, para
gozar de una mayor libertad, hay que ejercerla éticamente. Como un amigo
16
me dijo hace un tiempo: el método de investigación periodística, que te
lleva a contrastar y verificar cada información, es, a la vez, un recordatorio

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


ético y la mejor cobertura ante una denuncia por difamación. Si Medina
aprenderá dicha lección es algo que solo el tiempo lo dirá.
 JURISPRUDENCIA.— Contenido esencial del derecho a la rectificación.
“(...) El derecho a la rectificación incluye (…) la posibilidad de que una
persona afectada por un mensaje desatinado respecto a su persona pueda
acceder libremente a un medio de comunicación de masas a fin de que
éste se rectifique. Como parte de la esfera negativa, se entiende que es
inadecuado que el medio niegue esta posibilidad a la persona; tal negativa
se puede producir tanto con no publicar la rectificación propuesta o, si se
realiza, por hacerse con comentarios inexactos o agraviantes adicionales
(…)”. (TC, Exp. N° 3362-2004-AA /TC, ago. 29/2006. Pres. García Toma)
 JURISPRUDENCIA.—Atribución de conductas malintencionadas que
lindan con lo ilícito afectan el derecho fundamental al honor. “(...) la
atribución, públicamente, de conductas malintencionadas que lindan con lo
ilícito, tales como ''con el único interés de apropiarse de sus bienes, para
beneficio personal'', ''atentar contra el patrimonio de AVEP''; o
desenvolverse con una ''conducta disociadora'', afecta y es lesiva al
derecho fundamental al honor del demandante, más aún si dichas
imputaciones que resultan agraviantes se difunden a través de
comunicados y en el medio vecinal en el cual el demandante realiza sus
actividades diariamente. (…)”. (TC, Exp. N° 4241-2005-AA/TC, mar.
10/2005. Pres. Alva Orlandini)

14. CONCLUSIONES

 La separación entre uno y otro delito (injuria y calumnia, respectivamente)


se basa fundamentalmente en la naturaleza del hecho imputado, que por
su gravedad, presupone, en calumnia, una ofensa de mucho mayor
alcance para el honor, sea éste considerado objetiva o subjetivamente.
Sin embargo entre ambos existe una relación de género a especie.
 En la difamación se representa la conducta que afecta al honor objetivo,
17
que es la valoración que otros hacen de la personalidad ético – social de
un sujeto.

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR


 La difamación es la divulgación de juicios ofensivos, delictuosos o
inmorales ante varias personas. Este delito es posible de realizarse en
forma consumativa, no hay difamación por omisión.
 En la difamación no se requiere necesariamente dañar el honor, ya que
es suficiente que este sea puesto en peligro, es a esto cuando la ley dice
"que pueda perjudicarse".

15. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 SALINAS SICCHA, R. (2013). Derecho Penal Parte Especial. Editorial


Jurídica Grijley. Quinta Edición: Lima-Perú.
 GÁLVEZ VILLEGAS, T., ROJAS LEÓN, R. (2011). Derecho Penal Parte
especial. Jurista Editores. Primera Edición: Lima-Perú.
 FREYRE, A. R. P. C. (2010). Derecho penal: parte especial.... IDEMSA.
 BRAMONT – ARIAS TORRES, L. (1994). Manual de Derecho Penal
Especial. Editorial San Marcos. Primera Edición: Lima Perú
 España. Tribunal Supremo, & España. Tribunal Constitucional. (1992).
Prevalece la libertad de expresión sobre el derecho al honor? Tecnos.
 JIMÉNEZ DE ASÚA, L. (1964). Tratado de derecho penal. TOMO 7.
 OSSORIO, M., & CABANELLAS, M. (1990). Diccionario de ciencias
jurídicas, políticas y sociales. Heliasta.

18

DERECHO PENAL ESPECIAL | DELITOS CONTRA EL HONOR