Vous êtes sur la page 1sur 5

“La humanidad debe poner fin a la guerra, o la guerra pondrá fin a la humanidad”.

John F. Kennedy nació el 29 de mayo de 1917 en Brookline, Massachusetts (EE. UU.). Kennedy era hijo
de Joseph, un empresario exitoso y líder de la comunidad hiberno-estadounidense y Rose, hija de John
"Honey Fitz" Fitzgerald, una figura política destacada de Boston. Fue el segundo de nueve hermanos.
Curiosamente la calificación de su graduación escolar vino acompañada de la mención: "El que tiene
más probabilidades de llegar a presidente". Murió el 22 de noviembre de 1963 a la edad de 46 años en
un asesinato que será recordado como una de las etapas más controvertidas y tristes de la historia
estadounidense

Crisis de los misiles

El presidente estadounidense, de 45 años, había llegado al poder hacía menos de dos años cuando tuvo
que enfrentar la peor crisis de la Guerra Fría. Su calamitosa gestión del episodio de Bahía de Cochinos en
abril de 1961 -negó cualquier apoyo de Estados Unidos a los rebeldes anticastristas una vez
desembarcados en Cuba- terminó por convencer al número uno soviético, tras una reunión dos meses
más tarde en Viena, de que Kennedy no estaba a la altura de los acontecimientos.

Cuando estalló la crisis de los misiles, Kennedy tuvo que hacer equilibrios en el seno de su gabinete
entre los halcones, que presionaban por la invasión de Cuba, y los partidarios de la moderación.

Sometido a un intenso estrés y aunque muy medicado durante la crisis -se sabe que tomó esteroides,
cortisona y antibióticos para tratar su dolor de espalda y una vieja enfermedad venérea- logró encontrar
con Jruchov una solución pacífica a la crisis.

“No sobrestimó el poder de Estados Unidos” y “mantuvo abierta una puerta de salida a la crisis”, diría el
líder soviético en sus memorias.

Sus apologistas convirtieron la crisis de los misiles en su consagración. Aclamaron a Kennedy como
hombre de acción, que “miró a los ojos” a Kruschov, pero también como un sabio.

Pocas horas antes del fin de la crisis, él mismo parecía estar convencido de ello. “Esta noche debería ir al
teatro”, le dijo Kennedy a su hermano Robert, refiriéndose a la noche en que Abraham Lincoln fue
asesinado en plena gloria cinco días después de la victoria en la Guerra Civil estadounidense. No
imaginaba que él sería asesinado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas (Texas).

unidos. Un discurso que marcó a toda una generación.

5. Discursos sobre el Programa Espacial Apolo en el Congreso y en la Universidad Rice.


25 de mayo de 1961 y 12 de octubre de 1962.
“Esta nación debe asumir como 1. Discurso por la Nominación Demócrata para Presidente,
15 de julio de 1960, Los Ángeles.

“La Nueva Frontera no es un conjunto de promesas, sino retos. No representa lo que prometo al pueblo
Americano, sino lo que le pido”
Ante las 80.000 personas que atestaban el Memorial Coliseum de Los Ángeles, sede de la Convención
Nacional Demócrata de 1960, Kennedy habló por primera vez de la célebre New Frontier, idea tan
popular que se convirtió en uno de los temas de su campaña. América se encontraba ante una nueva
frontera llena de peligros y, también, de oportunidades que requerían de políticas progresistas para
acabar con la pobreza y con la discriminación racial, estimular la economía y dominar la carrera espacial.
2. Discurso ante la Greater Houston Ministerial Association,
12 de septiembre de 1960, Houston, Texas.
“Creo en una América donde la separación de poderes es absoluta”
El hecho de ser católico en un país de mayoría protestante suponía una barrera considerable para llegar
a la Casa Blanca. Ya en el Discurso por la Nominación Demócrata trató en vano de restar importancia a
un tema confesional que pronto pasó a dominar la campaña ante el temor a la influencia que Roma
podría ejercer sobre el Presidente. Debido a ello, Kennedy compareció ante la asociación de líderes
protestantes para dejar claro que lo importante no era su religión, lo importante eran el Comunismo, los
derechos civiles, la pobreza, la carrera espacial y la educación. Desde el comienzo, JFK fue capaz de
acabar con esos temores infundados al abordar directamente el asunto.

3. Debates Presidenciales,
26 septiembre- 13 octubre 1960.
“No estoy satisfecho con este país. Es un gran país, pero podría ser mejor”
Durante la campaña se celebraron cuatro debates entre Kennedy y el Vicepresidente Richard Nixon, de
los cuales el primero fue fundamental en la creación del mito. Fue el primer debate presidencial
transmitido por televisión y fue seguido por 70 millones de espectadores.
Nixon tenía ventaja en los sondeos y controlaba un poderoso aparato electoral, así que se confió y
apenas preparó el debate. Los asesores le recomendaron no debatir con Kennedy, dado que le otorgaba
al demócrata una gran exposición frente al electorado a nivel nacional. Además, Nixon venía de pasar
dos semanas en el hospital, y su aspecto físico, tenso y sudoroso, frente a un Kennedy cómodo, relajado,
con apariencia joven y vital que había preparado el debate a conciencia, jugó en su contra.

La influencia del debate en los resultados se ha exagerado, dado que los datos existentes no permiten
hacer valoraciones sólidas. Sin embargo, fue fundamental para la confianza del propio Kennedy y para
su imagen.

4. Discurso Inaugural de la Legislatura,


20 de enero, 1961, Washington D.C.
“Creo que ninguno de nosotros querría cambiar de lugar con otras personas u otra generación”
Tras jurar su cargo frente al Capitolio, Kennedy anunció en su discurso el inicio de una nueva era. Una
nueva era llena de peligros y desafíos, pero también de oportunidades y esperanza si todos se esfuerzan
meta el lograr que un hombre vaya a la Luna y regrese a salvo a la Tierra antes del fin de esta década”

A la llegada de Kennedy al poder, existía la creencia errónea en Estados Unidos de que la URSS les
llevaba ventaja en la carrera espacial. Vencer esta carrera fue siempre una prioridad para Kennedy y,
por ello, el 25 de mayo de 1961 se dirigió al Senado para solicitar un aumento de fondos para el
programa que permitiese llevar al hombre a la luna antes del fin de la década. Este mensaje fue
continuado en octubre en la Universidad Rice, donde explicó que “ninguna nación que espere ser el líder
de otras naciones puede esperar mantenerse atrasada en la carrera por el espacio.” Reafirmando el
mensaje optimista y la excepcionalidad estadounidense: “Nosotros escogemos ir a la Luna y hacer otras
cosas, no porque sea fácil, sino porque es difícil.”
6. Discurso en Berlín Occidental,
23 de junio de 1963.
“Hace dos mil años era un orgullo decir civis romanus sum. Hoy, en el mundo de la libertad, uno puede
estar orgulloso de decir Ich bin ein Berliner”
Tras la construcción del Muro de Berlín en 1962, Kennedy viajó a Alemania y fue recibido por multitudes
enfervorizadas. En la Plaza Rudolph Wilde, junto al Muro, se congregaron más de 120.000 personas para
escuchar al Presidente de Estados Unidos y este no les decepcionó. El discurso de Kennedy fue una
poderosa y expresiva crítica al sistema comunista que pronto se convirtió un icono de la superioridad
moral de la democracia sobre los totalitarismos, en una imagen común en la cultura occide1. Discurso
por la Nominación Demócrata para Presidente,
15 de julio de 1960, Los Ángeles.

frases

El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano"


"Un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente
como para contratar gente más inteligente que él"
"La democracia es una forma superior de gobierno, porque se
basa en el respeto del hombre como ser racional"
"La dificultad es una excusa que la historia nunca acepta"
"La libertad política es la condición previa del desarrollo
económico y del cambio social"
"La grandeza de un hombre está en relación directa a la evidencia
de su fuerza moral"
"La guerra incondicional no conduce ya a la victoria
incondicional"
"Los que hacen imposible una evolución pacífica, harán
inevitable una revolución violenta"
"Ser valiente no requiere cualidades excepcionales. Es
oportunidad que a todos se ofrece. A los políticos especialmente"
"Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres,
tampoco podrá salvar a sus pocos ricos"

Características principales que lo representaban

 Presidente desde 1961 hasta 1963, año en que fue asesinado


 Sus ideas se basaban en luchar contra la pobreza, la tiranía y las
enfermedades
 Pretendía ser pionero en la carrera espacial
 Poseía una formación cultural elevada y provenía de un ámbito social
destacado
 Para Europa, Kennedy representaba un líder nuevo, con ideas y convicciones
diferentes a las acostumbradas hasta el momento

Sucesos más importantes que tuvieron lugar durante su mandato

 Crisis cubana de los misiles


 Invasión de Bahía de Cochinos
 Primeros acontecimientos correspondientes a la guerra de Vietnam
 La construcción del muro de Berlín

Cuáles fueron sus ideas más trascendentales

Creó un programa que contaba con una ayuda económica de más de 46.000
millones de dólares. Sus principales intereses se centraban en:

 Negociación de créditos a largo plazo


 Respaldar las democracias frente a los gobiernos dictatoriales
 Apoyo al campo
 Estricto control de armamento
 Constante comunicación y apoyo a la Organización de Estados Americanos,
(OEA)
 Promulgar una nueva ley sobre derechos civiles
Estados Unidos y el mundo en general quedó sorprendido por este joven que
estaba pletórico de sueños, esperanzas e ilusiones. Su carisma, su fuerza de
voluntad y su doctrina reflejaban y trasladaban estas positivas sensaciones a
un público que quedaba encantado cada vez que lo escuchaba hablar.
Teorías de su muerte

1. Lee Harvey Oswald

Sin lugar a dudas, el principal sospechoso del asesinato del presidente número 35 de EE.UU. es
Lee Harvey Oswald, a quien se le vio salir del edificio de depósito de libros donde trabajaba
inmediatamente después de los disparos. Un fusil Carcano modelo 91/38 fue encontrado detrás
de unas cajas, y la investigación afirma que sus huellas fueron encontradas en el arma. Menos
de una hora y media después del asesinato, Oswald fue detenido. Fue acusado del asesinato de
un oficial de policía que lo detuvo en la calle, a quien al parecer le propinó cuatro disparos con
un revólver.

El 24 de noviembre de 1963, la Policía de Dallas decide trasladar a Oswald a la cárcel del


condado. Mientras Oswald es trasladado por los estacionamientos subterráneos del cuartel de la
policía, un hombre llamado Jack Ruby se abre paso violentamente entre la multitud de
periodistas, fotógrafos y camarógrafos presentes y dispara a Oswald en el pecho, hiriéndolo de
muerte. Oswald fallece en el hospital poco después.

2. La mafia

Los defensores de esta versión aseguran que los padrinos de la mafia Carlos Marcello, Santo
Trafficante y Sam Giancana decidieron eliminar a JFK, que con la ayuda de su hermano, el fiscal
general Robert Kennedy, le declaró la guerra a la delincuencia organizada en EE.UU. Hay quienes
creen que la mafia ayudó a JFK a convertirse en presidente y que este, una vez en el cargo,
emprendió una cruzada en contra de sus supuestos exaliados.

Los partidarios de esta afirmación sostienen que el FBI recibió en 1985 la confesión de Marcello,
pero decidieron mantenerlo en secreto.

3. Un agente de seguridad lo mató

Según expone un documental del investigador Colin McLaren y el autor Bonar Menninger, el
agente del Servicio Secreto George Hickey disparó una de las balas que mataron a Kennedy
después de una noche de fiesta con los colegas.
Hickey, quien ya falleció, iba en el coche detrás de la limusina de Kennedy ese 22 de noviembre
de 1963. "Lo que estamos diciendo es que creemos que fue un trágico accidente en el calor del
momento", explicó McLaren.

De acuerdo con los cineastas, cuando Lee Harvey Oswald disparó su primer tiro, Hickey
respondió tratando de devolver el fuego sobre la posición de Oswald con su rifle de dotación
que le suministró el servicio de seguridad. Debido a que él no tenía experiencia con el arma, y
porque el coche se abalanzó repentinamente, dicho disparo salió mal y accidentalmente
impactó en Kennedy, quien ya había recibido un disparo en el cuello, pero muy posiblemente
no estaba herido de muerte por los disparos de Oswald.

4. El presidente Lyndon Johnson

La más reciente teoría sugiere que el autor intelectual del magnicidio sería el entonces
vicepresidente Lyndon Johnson, quien ocupó la Presidencia en reemplazo de Kennedy, ya que
fue el más beneficiado con su muerte, según escribe el estratega político Roger Stone.

El consultor político se basa en un gran esquema de corrupción supuestamente dirigido por


Johnson para otorgar millonarios contratos con el Gobierno a cambio de sobornos. Las
investigaciones estaban llegando a un punto crítico y apuntaban "a la corrupción encabezada
por Johnson, corrupción de dimensiones bíblicas", asegura Stone. Esto explicaría la intención de
lograr el máximo puesto de poder en el país, y así ocultar sus fechorías.

5. La teoría de la CIA

La poderosa agencia de inteligencia estadounidense CIA se repite en muchas de las teorías


conspirativas sobre la muerte de Kennedy. También son mencionados el Servicio Secreto, el FBI
y hasta el Pentágono. Los que apoyan estas teorías creen que la CIA quería vengarse por la
fracasada invasión a Cuba de Bahía Cochinos, ya que la negativa de Kennedy a proporcionar un
apoyo militar directo a la operación fue el causante, según muchos analistas, de que se viera
frustrada. Otra teoría apunta a que la CIA quería provocar un ataque a Cuba responsabilizando a
la isla de un atentado fallido contra el presidente. Los agentes debían disparar contra Kennedy
sin matarlo, pero por error le alcanzaron en la cabeza.

Murió el 22 de noviembre de 1963 a la edad de 46 años en un asesinato que será recordado


como una de las etapas más controvertidas y tristes de la historia estadounidense.

Asesinar al presidente de EE.UU. no era un crimen federal en 1963. Tras la muerte de


Kennedy, en 1965, al fin se contempló la agresión o asesinato de un presidente como
crimen federal bajo pena capital.
Sin duda Kennedy sigue siendo recordado como uno de los mejores presidentes de los
Estados Unidos.