Vous êtes sur la page 1sur 6

PALESTINA

Una operación del Sionismo en medio Oriente

Antecedentes históricos

Hace 100.000 años el hombre de Neanderthal vivió en Palestina. A fines


del siglo IV fue a siento de los cananeos. Hacia el año 1000 AB los hebreos
establecieron el reino de Jerusalem que después del reinado de Salomón
se dividió en: Estado de Israel al Norte y de Judá al Sur.

El primero fue destruido por los asirios (722 AC) y el segundo por los
babilonios (587 AC). Posteriormente el país cayó en poder de los Persas,
macedonios, ptolomeos y seléucidas. En el 168 AC los macabeos se
rebelaron contra los Sirios y en 143 AC Simón restauró la independencia
Judía.

En el 63 AC, los romanos conquistaron el país y luego de reprimir las


rebeliones de los zelotes (73 DC) y Barcoquebas (135 DC) proscribieron la
presencia judía en Jerusalem.

Al dividirse el imperio romano en 395 DC, Palestina pasó a poder del


imperio Bizantino y sucesivamente fue dominio de los árabes (636-1072),
slyúcidas (1072-1099), cruzados (1099-1291), mamelucos (1291-1517) y
otomanos (1517-1917).

En 1897 se fundó en Basilea la Organización Mundial Sionista cuyo


propósito era el de crear un jhogar Judío en Palestina.

En 1917 en la declaración de Balfour, Inglaterra se comprometió a


respaldar dichas aspiraciones. Según el mandato otorgado por la Sociedad
de las Naciones Inglaterra se comprometió a garantizar el establecimiento
de un Hogar Nacional Judío sin perjuicio de los derechos Palestinos, que en
1919 constituían el más del 91% de la población.

En 1939 hubo una insurrección en Palestina, Inglaterra resolvió limitar la


inmigración y bienes agrarios judios en Tierra Santa y en 1947 ante la
imposibilidad de conciliar las aspiraciones de las dos comunidades (Judia y
Palestina) trasladó la cuestión Palestina a la ONU cuya Asamblea General
recomendó la partición del país en dos Estados independientes, el Judío y
el Arabe. Mientras, las operaciones militares sionistas provocaron el éxodo
de 300.000 Palestinos.

En 1948 se proclamó el Estado de Israel, que afronto la intervencion de


cinco ejercitos árabes y adquirio varios territorios a expensas del Estado
Palestino. En 1956 el ejercito israeli invadio Egipto y ocupó la franja de
Gaza y el Sinaí, lo que volvió a su estado anterior luego de advertencias de
las dos grandes potencias en 1957.

En 1967 Israel comenzó hostilidades contra Egipto, Jordania y Siria y al


cabo de la guerra de los seis días ocupó las alturas del Golán, Cisjordania,
Gaza, Jerusalem Oriental y el Sinaí. En 1973 extalló la cuarta guerra arabe
israeli a la cual puso fin un armisticio mediado por Estados Unidos y Rusia.
La mediación americana determinó retiradas israelíes parciales en Egipto y
Siria. Tras la victoria de la coalición del Likud en 1977 se constituyó un
gobiernmo que fue presidido pro Menachem Begin y tras la visita del
presidente Egipcio se iniciaron las conversaciones para terminar con el
conflicto de Levante.

Los asent6amientos sionistas en el Sinai, el futuro de la Cisjordania y la


invasión del Sur del Líbano en 1978 enturbiaron las relaciones de los
Israelís con americanos.

La temática Palestina cobra vigencia desde que el Estado de Israel fue


creado en 1948. Sin embargo la temática Palestina es una toma de
conciencia sobre éste Pueblo, sus guerras y las ocupaciones hasta la
fecha.

No hay israelí que no reconozca la existencia del pueblo palestino. Todo


Israel era antes Palestina, que (como Moshe Dayan dijo abiertamente en
1976) todo pueblo o aldea israelí tenía antes un nombre árabe.

No se puede ni deben separarse la causa Palestina de la causa árabe.

La solución está planteada en la creación de un estado Palestino y el


retorno de los refugiados así como el reconocimiento internacional. Un
tema aparte es Jerusalem.

Sin embargo, los enemigos de la causa Palestina no se encuentran en


Israel solamente sino también en sectores árabes ajenos al sentir de la
Umma Al- Muhammadia.

En cuanto a la influencia de los Estados Unidos aliado incondicional de


Israel, está determinado por los grupos sionistas organizados, brazo
político que es una suerte de deformación del Judaísmo y no considerado
hasta ahora en ningun proceso de paz. El discurso oficial estuvo totalmente
dominado por el sionismo, y parece continuar así.

El AIPAC (Comité Norteamericano-Israelí de Asuntos Públicos), el lobby


más poderoso y temido en Washington durante años no sólo porque se
basa en una población judía bien organizada, con buenas relaciones,
altamente visible, exitosa y rica, sino porque en general se ha encontrado
con muy poca resistencia.

Por un lado Tel Aviv tiene afán expansionista. El interés del petróleo por
parte de los países árabes es una variable distorsiva de la causa Palestina.

Los cristianos del occidente dicen que Palestina siempre ha sido tierra de
los judíos y que son el pueblo elegido de Dios.

La propaganda sionista ha tratado la cuestión de Palestina relacionándola


con la Torah y no como una situación de injusticia y desarraigo de un
pueblo de su suelo patrio desde sus raíces.

El Antiguo Testamento, en la Torah, reafirma que los palestinos han vivido


en Tierra Santa desde la prehistoria, mientras que los hebreos estuvieron
ahí por un tiempo; en siglos pasados, y de ahí que algunos creen que es su
tierra.

El Antiguo Testamento en Génesis (11; 31) relata que Abraham había


emigrado desde Ur, en el sur de Iraq (Caldea) cerca del río Eufrates
(Genesis: 12; 6), hacia Palestina, la que estaba habitada por los
Cananeos; los Jebuseos y los Hititas, quienes estaban en la tierra mil años
antes del arribo de hebreo alguno a la zona.

Cuando llegó Abraham a Palestina (2000 AC.) Se encontró con un país


desarrollado y civilizado, (de acuerdo con aquellos tiempos. Abraham,
aquel nómade beduino llegó a una tierra en que residía una raza que fue
ancestro del actual pueblo árabe palestino.

Esto nos demuestra el porque Abraham intento asegurarse una tumba para
su mujer Sara, cuando ella hubo fallecido en Palestina; (Génesis: 23;1-7)
diciendo: "soy extranjero y peregrino entre vosotros, os pido que me deis
una sepultura en propiedad para enterrar a mi esposa".

Los palestinos le contestaron: "entierra a tu mujer en el mejor lugar, en el


que más te guste". Abraham insistió en pagar el precio de la tierra, porque
esta pertenecía a los palestinos, y pago 400 siclos de plata (AT; Genesis:
23; 16).

El cristianismo ortodoxo sostiene que la antigua promesa, y las antiguas


leyes otorgadas a los judíos fueron revocadas con la llegada de Cristo.

Esto lo reafirma San Juan evangelista diciendo: "Las leyes fueron dadas a
los judíos a través de Moisés, pero la gracia y la verdad nos vinieron
mediante Jesucristo, el Mesías". (San Juan 1;17).¿ Acaso se salvaron los
judíos con la llegada del Mesías?. Una parte se salvo, pero no la mayoría,
puesto que la salvación solo se consigue por el Nuevo Testamento, y no
por retornar a la tierra.

San Pablo dijo en su carta a los Galatas que los hijos de Israel y la nueva
Jerusalén son los que creen en Cristo y como el Israel de la Torah rechazo
el mensaje del Mesías, Dios los expulso y derogo su compromiso con ellos,
para continuar como los custodios de esta Alianza y las leyes.

La Resistencia palestina tiene su origen en el pueblo mismo. El movimiento


de liberación de Palestina es nacionalista y patriótico cuyo objetivo es
además de constituir físicamente un Territorio soberano para Palestina,
busca instalar un orden social acorde con la condición de ser guardianes
del Quds Al-Aqsá.
La causa palestina se halla presente en el subconsciente colectivo
musulmán.

Variables del conflicto

Una variable viva del conflicto árabe israelí es la matanza electiva de


jóvenes palestinos, cuya misión además de intentar desalentar es
disminuir la fuerza de la juventud Palestina.

Otra variable es el apadrinamiento que Estados Unidos y la mayoría de sus


aliados tienen sobre Israel tolerando lo que a otros no se les tolera.
Prueba de ello es el embargo que hace diez años se mantiene contra Iraq
con la subsecuente muerte de miles de niños. Es una política que al igual
que la matanza de jóvenes palestinos es 'golpear donde más duele y - con
visión de futuro-'

Desde 1947, los Estados miembros de la ONU han promulgado cerca de


450 resoluciones sobre el Cercano Oriente que Israel no ha respetado.

La resolución 181, aprobada en la Asamblea General del 29 de noviembre


de 1947, recomendaba la división de Palestina en dos Estados.

Los árabes se negaron a aceptar la entrega de la mayor parte de su


territorio a colonos israelíes. Sin embargo, el texto de la ONU agregaba
que jurídicamente el titular de la soberanía sobre los territorios de
Palestina seguía siendo su pueblo.

Actualmente, los palestinos han tenido que ceder una parte de su territorio
debido a la supremacía israelí. Sin embargo el derecho internacional otorga
al pueblo palestino el "título de propiedad inalienable sobre la tierra".

La resolución 194, del 11 de diciembre de 1948, consagró el "derecho de


los refugiados de retornar a sus hogares" y, si eso no ocurría, debían ser
indemnizados. Entre 1949 y 1967, más de veinte resoluciones de la
Asamblea General reafirmaron ese derecho.

Nuevos historiadores israelíes -Tom Seguev, Benny Morris, Ilan Pape y


Sternell- expresan que su país está marcado con el estigma de un pecado
original: la expulsión de más de 800 mil palestinos en 1948.

Asimismo sostienen que esa operación de "limpieza étnica" era parte de un


plan global para despojar a los palestinos de sus tierras.

Hoy el problema de la tierra es real, cerca de un millón de palestinos


'viven' en campos de refugiados en Gaza, en 378 km2. Otro millón y medio
vive en Cisjordania (5.879 km2). Otros cuatro millones viven en el exilio,
diseminados principalmente en los países árabes, en Europa, EE.UU.,
Canadá, Brasil, Argentina y Chile.

En la resolución 2442, de diciembre de 1968, la Asamblea General de la


ONU manifestó su inquietud "por la violación de los derechos del hombre
en los territorios ocupados por Israel".

Israel continúa con asentamientos que rodean las localidades palestinas.

Mediante la resolución 2535 B, la Asamblea General de la ONU reconoció


en 1969 los "derechos inalienables del pueblo palestino".

La resolución 2649 explicitó el derecho a la autodeterminación del pueblo


palestino y declaró nulos "los cambios efectuados por Israel en los
territorios ocupados".

El territorio Palestino está delimitado desde que la SDN otorgó a Gran


Bretaña un mandato sobre Palestina. El 15 de noviembre de 1988 se
declaró en Argel la independencia de Palestina, que ha sido reconocida
oficialmente por más de 130 Estados.
Uno de los puntos que motivó la ruptura de las recientes conversaciones
entre israelíes y palestinos en Camp David fue el tema de Jerusalén, de Al
Quods (La Santa).
La resolución 181 de la ONU, mencionada anteriormente, consagró el
principio del estatuto internacional de Jerusalén bajo una forma jurídica
particular (corpus separato), sometida a un régimen especial y
administrada por la ONU. Esto implicaba la desmilitarización de la ciudad y
la prohibición de toda discriminación religiosa, así como la igualdad de sus
habitantes, y el libre derecho de ir, venir y residir en su interior.
En mayo de 1948, la resolución 50 del Consejo de Seguridad invitó a
gobiernos y autoridades interesados "a tomar todas las precauciones
posibles tendientes a la protección de los Santos Lugares, permitiendo el
acceso a todos los santuarios..."
Israel replicó con el anuncio de que el sector oeste, controlado por sus
tropas, quedaba bajo su jurisdicción, haciendo caso omiso de la resolución
de la ONU.
En diciembre de ese año, las autoridades israelíes de la parte occidental de
Jerusalén pedían su anexión a Israel. El dirigente sionista Ben Gurión
declaró: "La ONU y el mundo han perdido la ciudad... Israel la ha
conquistado... no la abandonaremos jamás".
A pesar de eso, el 11 de mayo de 1949 la asamblea general de la ONU
tomaba conocimiento de que "el Estado de Israel acepta sin reservas las
obligaciones contenidas en la Carta de las Naciones Unidas y se
compromete a respetarlas el día que sea admitido como miembro de la
ONU". Poco después Israel era acogido en la ONU con la condición expresa
de respetar sus disposiciones. En diciembre de ese año, la organización
mundial propuso nuevamente un proyecto de internacionalización de
Jerusalén. Semanas más tarde, las autoridades sionistas la proclamaban
como capital del Estado de Israel.
Y en 1967, luego de la Guerra de los Seis Días, el parlamento israelí
decretó que Jerusalén era la capital de Israel "por la eternidad".
Veintitrés años después, la resolución 476 de la ONU expresó: "Teniendo
presente el estatuto particular de Jerusalén y especialmente la necesidad
de preservar y proteger su dimensión espiritual y religiosa única (...)
deplora que Israel persista en modificar el carácter físico, la composición
demográfica, la estructura institucional y el estatuto de la Ciudad Santa".
Israel, continúa con la instalación de colonos, quitando viviendas a los
palestinos e invirtiendo dinero en la construcción de nuevas colonias.
Las guerras del Golfo y Yugoslavia demostraron las posibilidades con que
se cuenta cuando se quiere aplicar una decisión sobre el retorno de los
refugiados, o cuando se decide tomar sanciones contra un país. Serbia es
un ejemplo.
Contra esta nueva fase de la agresión se ha levantado la Intifada al-Aqsa y
se ha generalizado la solidaridad de toda la Umma.
La Intifada al-Aqsa no ha sido el efecto de una educación política, de la
acción disciplinada de gente encuadrada en organizaciones políticas o de la
propaganda de regímenes hostiles al israelí, sino que ha surgido
espontánea de la desesperación popular.
Con ella se busca el fin de la ocupación, el retorno de los 4.500.000
refugiados y la devolución de las tierras. Con un acuerdo se daría
legitimidad a las dos partes. Israel busca el reconocimiento de los
musulmanes en general y especialmente de los palestinos. Este es el
objetivo de su falsa “política de paz”.
El llamado “boicot económico popular”, propuesto tiene su origen en las
fatwas de los sabios diciendo que, en protesta por la brutal opresión, hay
que abstenerse de comprar productos del principal aliado de los sionistas,
Estados Unidos, y de los productos israelíes.
El Sheij del Azhar incluso se reunió con representantes del mundo
empresarial egipcio para que cesara el flujo económico hacia los Estados
Unidos e Israel.
En Arabia Saudí, la cadena Macdonald’s ha prometido que una parte de sus
ingresos se invertirán en misiones humanitarias en Palestina, a causa del
descenso en las ventas.
LA INTIFADA
Diariamente vemos a niños lanzar piedras contra ejércitos preparados, sin
miedo a la muerte. ¿Por qué no existe el temor a morir en los niños
palestinos? ¿Cómo nace espontáneamente la voluntad de luchar en un
adolescente de 15 años? ¿Y como es posible que las madres de Palestina
no sólo salgan a lanzar piedras sino que permitan que sus hijos participen
de la lucha?.
En el año de 1987, patrullas israelíes atropellaron indiscriminadamente a
un grupo de palestinos. El hecho fue presenciado por un grupo de niños
que quedaron atónitos ante el hecho y comenzaron a lanzar piedras al
ejercito sionista.
Desde ese día el “levantamiento” (Intifada) no se calmó y la
desobediencia civil fue el arma nueva de los palestinos. Para una
madre palestina no es fácil enviar a su hijo a lanzar piedras contra tanques
y soldados, pero sabe bien que los niños lo harán con o sin permiso, pues
la Intifada es la expresión de sus frustraciones.
La visita a la Explanada de las Mezquitas por parte de Ariel Sharon, actual
Primer Ministro de Israel y conocido criminal de guerra, fue un acto
apoyado por el gobierno y que dio resultados para ambos bandos. Con el
enardecimiento de la población y el comienzo de su segunda Intifada (la de
Al Aqsa), los sionistas culparon a los palestinos de boicotear el proceso de
paz y por su parte los palestinos vieron nuevamente activadas sus formas
de lucha.
 EL PECADO ORIGINAL DE ISRAEL, Paco Peña

 NUEVA ETAPA DE LA LUCHA POR LA LIBERACIÓN DE PALESTINA, Abu Bilal

 LA TRAMPA DEL PLAN CLINTON, Michel Warchawski