Vous êtes sur la page 1sur 3

DEFINICIÓN DE HURACÁN

Un huracán es un viento de fuerza extraordinaria que forma un


torbellino y gira en grandes círculos. El huracán suele originarse en las
zonas tropicales y, desde el momento de su nacimiento, comienza a
expandir su diámetro.

En este sentido, un huracán es un ciclón tropical o tifón; en otras


palabras, es un sistema de tormentas que circula alrededor de un centro
de baja presión y que genera fuertes vientos y lluvias. Se conoce como ojo
del huracán al área de aire que circula en sentido descendente en el
interior y que suele encontrarse libre de nubes.
Con respecto a la energía del huracán, ésta proviene de la condensación
de aire húmedo. Cabe destacar que la violencia del viento hace que los
huracanes puedan tener efectos destructivos y derrumbar ciudades
completas.
El término huracán se utiliza en sentido metafórico, al trazar una analogía
entre el poder del viento y ciertosacontecimientos. Huracán puede ser,
por lo tanto, unsuceso que causa un gran mal (“La crisis financiera
de Estados Unidos se volvió un verdadero huracán que amenaza con
destruir el crecimiento de la economía argentina”) o una persona muy
impetuosa (“Juan es un huracán: trabaja diez horas por día, atiende a
sus hijos y hasta tiene tiempo para participar de iniciativas solidarias”).
El Club Atlético Huracán, por otra parte, es un club argentino cuyo
equipo de fútbol compite en el campeonato de Primera División. Fue
fundado en 1908 y tiene su actual sede en el barrio de Parque
Patricios, en la ciudad de Buenos Aires. Su clásico rival es el Club
Atlético San Lorenzo de Almagro.
El huracán Katrina

En el año 2005, el huracán Katrina


causó un nivel de destrucción ymuerte que dejó una huella imborrable
en los Estados Unidos. De hecho, se dice que se encuentra entrelos cinco
más letales de la historia del país, y que las consecuencias
económicas superaron las de cualquier catástrofe natural que hubiera
vivido hasta entonces. Dejando a un lado la extensa lista de récordsque lo
acompañan, se registraron más de 1800 muertes entre los fallecidos por el
huracán mismo y quienes perdieron la vida a causa de las inundaciones
que tuvieron lugar seguidamente.
Todo comenzó el día 23 de agosto en las Bahamas y atravesó el sur
de Norte América, llevándose consigo unas cuantas vidas a medida que se
volvía más fuerte. Se sabe que pudo escalar desde la categoría 1 a la 5, y
que azotó durante días diversas regiones del país, tales como el golfo de
Florida, Texas y Luisiana, especialmente en la ciudad de Nueva Orleans.
Esta última sufrió una terrible inundación, dado un error imprevisto en
sus diques, que no habían sido diseñados con un fenómeno natural de
esta envergadura en mente.
El agua cubrió gran parte de Nueva Orleans a lo largo de varias semanas.
Pero las zonas más perjudicadas a nivel material fueron las costeras; por
ejemplo, el Estado de Misisipi fue avasallado por un gran número de
embarcaciones arrastradas por violentas olas, que viajaron casi dos
decenas de kilómetros, destruyendo a su paso los edificios de varias
ciudades.
Por un lado, la terrible situación que vivió la ciudad de Nueva Orleans
acarreó una serie de acusaciones y juicios, tanto al Cuerpo de
Ingenieros del Ejército norteamericano como a diversos organismos del
gobierno; sin embargo, también se halagó el trabajo de la Guardia
Costera, del Centro Nacional de Huracanes y del Servicio Meteorológico
de la Nación. Como dato curioso, debido al daño que causó Katrina al
país, dicho nombre fue eliminado de la lista de posibles denominaciones
para futuros huracanes, y fue reemplazado por Katia.