Vous êtes sur la page 1sur 6

Queratitis infecciosa Queratitis bacteriana

Es muy infrecuente en el ojo normal y suele desarrollarse sólo cuando se ha visto afectada la defensa natural del epitelio. Los patógenos más frecuentes son P. aeruginosa, S. aureus, S. pyogenes y S. pneumoniae.

Factores de riesgo asociados

Usuarios de lentes de contacto, traumatismos, enfermedad de la superficie ocular, como queratitis herpética, queratopatía bullosa, ojo seco, blefaritis crónica, triquiasis y anestesia corneal. Entre otros factores se incluyen inmunodepresión tópica o sistémica, diabetes, deficiencia de vitamina A y sarampión.

Síntomas

Dolor, fotofobia, visión borrosa y secreción.

Signos

Un defecto epitelial asociado con un infiltrado alrededor del borde y la base asociado con inyección pericorneal, edema estromal e hipopión. La úlcera progresiva puede dar lugar a perforación corneal y endoftalmitis.

Diagnóstico diferencial

Queratitis fúngica, queratitis por Acanthamoeba, queratitis necrótica estromal por virus del herpes simple, queratitis marginal e infiltrados corneales inflamatorios estériles asociados con lentes de contacto.

Tratamiento

Se usan antibióticos tópicos para la mayoría de los casos, inicialmente con antibióticos de amplio espectro de manera empírica. Para queratitis centrales profundas graves el tratamiento recomendado es de 1 gota cada 5-15 minutos las primeras 1-3 horas seguido de aplicaciones cada 30 minutos a 1 hora. Se indica tratamiento sistémico en queratitis gonocócicas. En pacientes tratados con corticoides éstos deben suspenderse. Si existen infiltrados que afecten al eje visual pueden emplearse corticoides tras 2-3 días de mejoría del cuadro, examinando al paciente 1-2 días después de iniciar el tratamiento con corticoides tópicos.

Antibióticos

  • 1. Aminoglicósidos

  • 2. Cefalosporinas

  • 3. Monoterapia con fluoroquinolonas de cuarta generación (moxifloxacino, gatifloxacino).

Queratitis fúngica

La queratitis fúngica es rara en países templados, pero es una causa importante de pérdida visual en países tropicales y en vías de desarrollo. En algunas regiones calurosas y húmedas explica el 50% de los casos. Los principales factores de riesgo de infección son traumatismos, especialmente con materia orgánica, enfermedad de la superficie ocular crónica y defectos epiteliales, diabetes, inmunodepresión sistémica y lentes de contacto hidrófilas.

Patógenos causantes

Los hongos filamentosos (especies de Aspergillus, Fusarium solani y especies de Scedosporium) son microorganismos multicelulares que producen proyecciones tubulares conocidas como hifas. Son los patógenos más comunes en climas tropicales. Las levaduras (especies de Candida) son microorganismos unicelulares ovoides que se reproducen por yemas y ocasionalmente pueden formar hifas o seudohifas. Causan la mayoría de los casos en climas templados.

Signos clínicos

Inicio gradual de sensación de cuerpo extraño, fotofobia, visión borrosa y secreción. Los pacientes suelen tener una historia de traumatismo o enfermedad de la superficie ocular crónica. En la enfermedad precoz tienden a existir menos enrojecimiento y tumefacción palpebral que en la infección bacteriana.

Tratamiento

La extirpación del epitelio sobre la lesión mejora la penetración de los antifúngicos. El tratamiento tópico debe administrarse intensamente: al inicio cada hora durante 48 horas y después reducir las dosis si los signos lo permiten. Dado que la mayoría de antifúngicos son sólo fungistáticos, el tratamiento tópico debe continuar varias semanas. La infección filamentosa se trata con natamicina al 5%. Como alternativas, anfotericina B al 0,15% y miconazol al 1%. La infección por Candida suele tratarse con natamicina al 5%, fluconazol al 2%, anfotericina B al 0,15% y clotrimazol al 1%.

El voriconazol tópico al 1% se está imponiendo por su eficacia frente a la mayoría de los hongos. El Fluconazol subconjuntival puede emplearse en casos graves con hipopión. Pueden necesitarse antifúngicos sistémicos para queratitis o endoftalmitis grave. Las opciones terapéuticas preferidas son 100 mg/día de itraconazol o 100 mg de voriconazol con una dosis de carga de 200 mg.

Queratitis por acanthamoeba Patogenia

Las especies de Acanthamoeba son protozoos ubicuos, de vida libre, que suelen encontrarse en el suelo, aguas dulces o saladas, y en las vías respiratorias superiores. La forma quística es muy resistente, aunque en condiciones ambientales adecuadas, los quistes pueden convertirse en trofozoítos, que producen diversas enzimas que ayudan en la penetración y destrucción tisular. En países desarrollados, la queratitis suele asociarse con el empleo de lentes de contacto, en especial si se utiliza agua del grifo para limpiarlas.

Síntomas

Se presenta con visión borrosa y dolor, que puede ser intenso y desproporcionado con los signos clínicos.

Signos

Al inicio, la superficie epitelial es irregular y grisácea. Se observan seudodendritas epiteliales que pueden confundirse con una queratitis por virus del herpes simple. Se produce limbitis, con infiltrados anteriores difusos o focales en la estroma. Durante las primeras 4 semanas se pueden encontrar infiltrados perineurales que se consideran patognomónicos. Existe un aumento gradual de la infección y los infiltrados coalescen pudiendo formar un absceso «en anillo», la estroma corneal se opacifica lentamente y esto se asocia muchas veces a vascularización y existe el riesgo de lisis corneal en cualquier estadio de la enfermedad, que suele desarrollarse en la periferia del área de infiltrado

Pruebas diagnósticas

Los cultivos se realizan por raspado de la lesión y colocación de la muestra en un agar sin nutrientes que después se siembra con E. coli muerto. El cultivo del estuche de las lentes de contacto con frecuencia dará como resultado la aparición de Acanthamoeba y microorganismos

Tratamiento

Es importante tener un alto índice de sospecha porque el pronóstico es mucho mejor si el tratamiento se instaura en las 4 semanas siguientes al inicio de los síntomas.

  • 1. Desbridamiento para eliminar el epitelio infectado en la enfermedad precoz.

  • 2. Amebicidas tópicos administrados en terapia dual con gotas de propamidina isetionato al 0,1% y

polihexametileno biguanida al 0,02% o hexamidina y clohexidina al 0,02%.

  • 3. Debe añadirse un antibiótico como el ciprofloxacino si existe una úlcera para cubrir una potencial

coinfección gramnegativa.

Debido a que es difícil erradicar los quistes, las recaídas estromales son comunes cuando se reduce el tratamiento. En estos casos, debe aumentarse el tratamiento y reiniciarse el proceso de disminución. Se ha demostrado que algunos casos de queratitis resistentes al tratamiento habitual responden al uso de voriconazol tópico.

  • 4. Los corticoides tópicos deben evitarse si es posible, aunque el tratamiento con dosis bajas puede

ser útil para la inflamación persistente, que puede deberse al antígeno de Acanthamoeba más que a microorganismos viables. El control del dolor por enfermedad corneal o escleritis es con un antiinflamatorio no esteroideo oral como 100 mg de flurbiprofeno tres veces al día.

QUERATOCONJUNTIVITIS (OJO SECO)

.Definición: El ojo seco (queratoconjuntivitis) es una afección común causado por la disminución de la producción de lágrimas o la rotura deficiente calidad.

Factores de riesgo: se asocia con el aumento de la edad, el sexo femenino, medicamentos (por ejemplo, anticolinérgicos) y algunos medicamentos condiciones.

Diagnóstico: se basa en la presentación clínica y pruebas de diagnóstico. La osmolaridad de la lágrima es el mejor prueba de diagnóstico para ojo seco. La precisión general del diagnóstico aumenta cuando se combina la osmolaridad de la lágrima con evaluación de tasa de rotación de lágrimas y evaporación. Algunos pacientes con ojo seco pueden tener molestias oculares sin anormalidad en la película lagrimal en el examen. En estos pacientes, el tratamiento para el ojo seco se puede iniciar con base en signos y síntomas. Si se sospecha síndrome de Sjögren, se deben realizar pruebas para autoanticuerpos. Tratamiento: incluye aplicaciones frecuentes de artificial lágrimas durante todo el día y la aplicación nocturna de ungüentos lubricantes, que reducen la tasa de evaporación de lágrimas. El uso de humidificadores y anteojos ajustados con protectores laterales también puede disminuir la pérdida de lágrimas. Si las lágrimas artificiales causan picazón o irritación, puede ser necesario cambiar a una forma libre de conservantes o una preparación alternativa. Cuando la inflamación es el factor principal en el ojo seco, gotas oftálmicas de ciclosporina pueden aumentar producción de lágrimas. La ciclosporina tópica puede tomar varios meses para proporcionar mejoras subjetivas. Sistémico Los ácidos grasos omega-3 también han demostrado ser útiles. Los corticosteroides tópicos se muestran eficaces en el tratamiento inflamación asociada con ojo seco. El objetivo del tratamiento es prevenir cicatrices y perforaciones corneales.

SÍNTOMAS

 

Irritación Sensación de cuerpo extraño Secreción mucosa fibrosa Visión borrosa transitoria Menos frecuentes: picor, fotofobia, pesadez de los párpados

SIGNOS

 

Filamentos de moco y desechos (signo precoz) (capa de mucina contaminada

con lípidos)

Presencia de espuma a lo largo del borde palpebral.

La Conjuntivitis Definición: Son las enfermedades oculares más frecuentes y se deben a inoculación de agentes

La Conjuntivitis

Definición: Son las enfermedades oculares más frecuentes y se deben a inoculación de agentes exógenos. La mayoría de las infecciones conjuntivales son autolimitadas (1-2 semanas) y generalmente no originan secuelas

Manifestaciones clínicas: Los pacientes afectados de conjuntivitis tienen generalmente una historia de enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño, escozor, secreción y fotofobia, en los casos en que hay afectación corneal, lagrimeo, secreción y seudoptosis.

C. Aguda: La conjuntivitis aguda es una de las patologías más frecuentes en el primer nivel de atención médica, tal afección tiene etiología viral o bacteriana y produce síntomas locales como ojo rojo, secreción y malestar. La conjuntivitis bacteriana generalmente es debida a infecciones por Haemophilus Influenzae, Streptococcus pneumoniae o Staphylococcus aureus y también se considera autolimitada; Sin embargo, el uso adecuado de lo antibióticos acelera la recuperación, reduce recidivas y previene complicaciones como celulitis orbitaria, queratitis y panoftalmitis

Tratamiento:

  • a) No farmacológico

    • Lávese las manos frecuentemente con agua tibia y jabón. Si no hay agua ni jabón, use un limpiador para manos que contenga como mínimo un 60% de alcohol.

    • Evite tocarse o restregarse los ojos.

    • Limpie toda secreción alrededor del ojo varias veces al día. Se debe lavar las manos primero y luego puede usar un paño limpio o una bola de algodón o pañuelo desechable para limpiar el área del ojo. Tire a la basura la bola de algodón o el pañuelo desechable después de usarlo; si usa un paño, debe lavarse con agua caliente y detergente. Lávese las manos con agua tibia y jabón una vez que termine.

      • b) Farmacologico

        • C. Bacteriana: La terapia antimicrobiana incluye Cloranfenicol, aminoglucósidos u oxitetracicilinas tópicas. Esteroides solo indicados por especialistas.

        • C. Viral: generalmente se resuelve por sí sola y no requiere ningún tratamiento específico.