Vous êtes sur la page 1sur 2

Centro Inter-Eclesial de Estudios Teológicos y Sociales (CIEETS)

Facultad Evangélica de Estudios Teológicos y Sociales (FEET)


Carrera de Teología
Asignatura: Historia de La Iglesia II
GUIA DE LECTURA

Nombre: HISTORIA DE LA IGLESIA II

Título: CATAROS Y VANDENSES

Autor: MARVIN CASTAÑEDA

Fecha: 29-AGOSTO-2018

1. OBJETIVO DE LA LECTURA:
Conocer quiénes eran los cátaros y los valdenses, aprender sobre el
contexto histórico donde ellos se desarrollaron.

2. PRINCIPALES CONCEPTOS QUE ABORDA:


Quienes son los Valdenses
Quienes son los Cátaros
3. RESUMEN O SINOPSIS DE LA LECTURA:
QUIENES SON LOS VALDENSES
Conocidos también como “los pobres de Lión”; es una pequeña secta
cristiana que tiene actualmente unos 20.000 miembros, y su centro
principal está en el Piamonte Italiano. Fueron fundados por Pedro
Valdo, un rico comerciante de Lión que, cerca de 1173, donó sus
posesiones y se convirtió en predicador ambulante. Valdo predicaban
contra la relajación del clero y contra la herejía cátara. El Papa
Alejandro III le permitió predicar sólo en las regiones donde eran
aceptados por el clero local. La condición del Papa no fue siempre
respetada, y a pesar de su completa ortodoxia fueron excomulgados
junto con los cátaros en el Concilio de Verona (1184).
Subsecuentemente comenzaron a organizarse fuera de la Iglesia,
expandiéndose desde el sur de Francia hacia España, Alemania,
Piamonte y Lombardía, especialmente entre las clases más bajas. Su
creciente heterodoxia (especialmente sobre: el número y naturaleza
de los sacramentos, sobre la invalidez de los sacramentos
administrados por clérigos indignos, el rechazo del purgatorio y
de la devoción de los santos, y su rechazo al juramento) los
hicieron objeto de persecución tanto por parte de la Iglesia como
de los poderes seculares. Como lo suyo fue un “Protestantismo”
temprano, los llevó a contactarse con los movimientos de la Reforma
en el siglo XVI. Con su adopción de una formal Confesión de Fe y
su repudio de la Iglesia Católica en el Sínodo de Chanforans (1532),
los valdenses se convirtieron de modo efectivo en una secta
Protestante Reformada. En 1848 la COMUNIDAD VALDENSE DEL PIAMONTE
consiguió la libertad religiosa de parte del Duque Carlos Alberto
de Savoya.

QUIENES ERAN LOS CATAROS


Los cátaros o albigenses fueron un movimiento de carácter gnóstico
que se propagó por Europa a lo largo del siglo X, pero que no
consiguió asentarse definitivamente hasta el siglo XIII.
Los cátaros eran prácticamente una versión moderna de los modelos
religiosos gnósticos del siglo I. El significado etimológico de la
palabra “cátaro” viene del griego y significa PURO. Los cátaros se
asentaron en muchos países de Europa occidental, pero tuvieron su
centro principal en la ciudad francesa de TOULOUSE. Los albigenses
o cátaros provenían del Imperio Bizantino y pertenecían a los
antiguos movimiento maniqueos que habían proliferado en Asia y
África. Se tiene constancia de ellos desde finales del siglo X y
principios del siglo XI. Las crónicas hablan de la ejecución de
varios adeptos en Lemosín entre los años 1012 y el 1020.
Las creencias cátaras se centraban en su profundo dualismo, según
ellos el bien y el mal eran dos poderes iguales pero enfrentados,
además creían que la materia era mala y había sido creada por
Satanás. Uno de sus dogmas más curiosos era su creencia en la
reencarnación, proceso que únicamente podía romperse viviendo una
vida ascética que te llevaba al cielo. En esto sus enseñanzas eran
muy similares a otras religiones orientales. No aceptaban el
bautismo, tampoco el matrimonio, al que consideraban carnal. No
creían en la encarnación de Jesús y pensaban que el Dios del Antiguo
Testamento era realmente el Diablo. A mediados del siglo XII, el
papa Eugenio II envió un legado para combatir esta herejía, pero
el problema persistió hasta entrado el siglo XIII. La doctrina
albigense se afianzó tanto en Toulouse que el conde que gobernaba
la ciudad se puso de su parte. Muchos se unían a la secta por la
crítica que ésta hacía a la Iglesia de Roma. En España, los cátaros
se extendieron sobre todo por Aragón y los condados catalanes. El
papa Inocencio III ordenó una cruzada contras los cátaros, tras la
muerte de su legado a manos de un hombre del conde de Toulouse. El
rey Felipe II de Francia no respondió a su llamado, pero al final
lo permitió, aunque el papa tuvo que organizar un ejército que
combatiera la herejía.
En el 1211, la mayor parte de los territorios dominados por los
cátaros estaban conquistados, pero el conde de Toulouse resistía y
el papa accedió a convocar un concilio ante la insistencia del
emperador Otón IV. El concilio no resolvió nada y Pedro el Católico,
rey de Aragón, terminó poniéndose al lado del conde de Toulouse.
El rey aragonés morirá en la batalla de Muret, el 12 de septiembre
de 1213. El conflicto continuó todavía unos años, hasta la matanza
del 16 de marzo de 1244, cuando la mayoría de los líderes cátaros
fueron arrojados al fuego.

4. VALORACIÓN DE LA LECTURA:
El estudio de esta temática es de vital importancia para comprender
muchas ideologías HERETICAS que existen aún hasta nuestros días.
La ideología de los cataros ha ganado adeptos en la actualidad.