Vous êtes sur la page 1sur 13

Artículo Original Página | 14

Internet se convirtió en un servicio frecuente para muchos hogares argentinos.


Según el Indec,
en junio de 2014 existían 12.893.410 millones de accesos residenciales a la red,
dos terceras partes lo hacían por ADSL (Bucle de Abonado Digital Asimétrico, a través del servicio telefónico)
y el resto a través de cable módem (fibra óptica y cable coaxil).
Más de la mitad de los que están conectados cuentan con al menos dos computadoras personales
a las que suman 2 millones de tabletas y 2,5 millones de Smart TV.
Cerca del 80 por ciento de los accesos se concentran en áreas urbanas
(Ciudad Autónoma de Buenos Aires y provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza).
Eurostat define la brecha digital como
“distinción entre aquellos que tienen acceso a Internet
y pueden usar los servicios ofrecidos por la World Wide Web
y aquellos que están excluidos de ellos”.
La “brecha” o “fractura”
es considerada por algunos pesimistas como un verdadero “abismo digital“.
La posibilidad de acceder a algún dispositivo capaz de comunicarse con Internet,
la funcionalidad de la conectividad y el manejo adecuado de los instrumentos adecuados
son criterios sustantivos para definir la calidad digital de una comunidad.
La capacidad de comunicación y educación que brinda la red
torna imprescindible la alfabetización digital.
La habilidad para utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) permite
a comunidades e individuos participar en diverso grado de la aldea global
y los hace “inforricos” o “infopobres”.
Un experto español desarrolla la cuestión.

Reflexiones sobre la brecha digital


y la educación:
siguiendo el debate
Julio Cabero Almenara
Universidad de Sevilla (España – UE)
cabero@us.es - http://tecnologiaedu.us.es

1.- Comenzando el análisis. tido la brecha de acceso a la tecnología, es decir,


siempre ha existido que algunos colectivos, por sus
Hace tiempo (Cabero, 2004) me pidieron que re- características de edad, de género, de situación eco-
flexionara sobre la brecha digital y la educación. IN- nómica, o visión cultural, se han visto privados de po-
MANENCIA, me vuelve a solicitar que lo haga. Voy a der acceder a determinadas tecnologías, bien como
hacerlo utilizando algunos argumentos que allí expu- consumidores o bien como productores mediáticos.
se y revisando y ampliando otros. Lo significativo en estos momentos es que la impor-
Dejar desde el principio claro que siempre ha exis- tancia que han adquirido las tecnologías, hace que
Página | 15
su no acceso se convierte fuente de exclusión social, formación para todos”. Indicando que con estas nue-
dada la importancia que las “Tecnologías de la In- vas tecnologías, sobre todo con Internet, se podría
formación y Comunicación” (TIC) tienen en nuestra poner a disposición de todas las personas, la infor-
sociedad y en todos sus sectores; es decir, lo signifi- mación sin limitaciones de su lugar de residencia o su
cativo es que la brecha digital se convierte en brecha disponibilidad espacial, facilitándose de esta forma
social de forma que la tecnología sea en elemento una formación de calidad, es decir apoyada en can-
de exclusión y no de inclusión social. De forma que tidad y calidad de información, que fuera llevada a
la separación y marginación meramente tecnológica, los lugares más alejados, salvando de esta forma los
se está convirtiendo en separación y marginación so- problemas existentes de la falta de recursos y de la
cial y personal. existencia de profesionales de calidad.
En la inauguración del primer Congreso “Combyte”, Era, y es un mito, ya que la realidad es que no todo el
organizado por un grupo de animosas compañeras mundo está conectado a Internet y además no todo
de la Universidad de Las Palmas, impartí una confe- el mundo tiene posibilidades de conectarse a medio
rencia sobre los “Mitos de la sociedad de la informa- plazo. Lo cual puede suponer que con su utilización,
ción” (Cabero, 2002), allí planteé diferentes mitos en vez de favorecer una democratización, extensión
que se dan en nuestra sociedad, y que las identifiqué de la educación, se esté propiciando una discrimina-
como: ción de las personas que, por sus recursos económi-
cos o por la zona donde vivan, no puedan tener ac-
M1: Favorecer un modelo democrático de educa- ceso a estas nuevas herramientas. Y aquí, es donde
ción, que facilita el acceso a todas las personas. entra en acción la tan renombrada brecha digital.
Educación/formación para todos. Ahora bien, ¿qué podemos entender por brecha di-
M2: Mito de la libertad de expresión y la partici- gital?
pación igualitaria de todos. Las definiciones o propuestas de aclaración que se
M3: Mito de la amplitud de la información y el
han ofrecido sobre la misma son diversas, pero de
acceso ilimitado a todos los contenidos.
M4: El mito del valor “per se” de las tecnologías. forma sencilla podríamos decir que se refiere a la di-
M5: Mito de la neutralidad de las TICs. ferenciación producida entre aquellas personas, ins-
M6: Mito de la interactividad. tituciones, sociedades o países, que pueden acceder
M7: Los mitos de los “más”: “más impacto”, “más a la red, y aquellas que no pueden hacerlo; es decir,
efectivo”, y “más fácil del retener”. puede ser definida en términos de la desigualdad de
M8: Los mitos de las “reducciones”: “reducción posibilidades que existen para acceder a la informa-
del tiempo de aprendizaje” y “reducción del cos- ción, al conocimiento y la educación mediante las
to”. nn.tt. Siendo en consecuencias estas personas mar-
M9: Los mitos de las “ampliaciones”: “a más per- ginadas de las posibilidades de comunicación, forma-
sonas” y “más acceso”. ción, impulso económico, etc, que la red permite. Y
M10: Las tecnologías como manipuladoras de la por tanto son excluidas y privados de las posibilida-
actividad mental.
des de progreso económico, social y humano, que
M11: El mito de la cultura deshumanizadora y
alienante. al menos teóricamente las nuevas tecnologías nos
M12: La existencia de una única tecnología. La su- ofrecen. En otras palabras esta brecha se refiere a
pertecnología. la ausencia de acceso a la red, y a las diversas herra-
M13: Mito de la sustitución del profesor. mientas que en ella se encuentran, y a las diferencias
M14: Mito de la construcción compartida del co- que ella origina.
nocimiento. Esta situación, como bien podemos imaginarnos no
M15: Las tecnologías como la panacea que resol- es de presencia o ausencia, de estar o no estar, sino
verá todos los problemas educativos. más bien de grado; es decir que la distancia, la bre-
cha digital, de separación varía de un país a otro o de
Y algunos de ellos se relacionaban directamente o un colectivo hacia otro. Hecho que ha dado lugar últi-
indirectamente con la temática que voy a tratar en mamente a la búsqueda de indicadores objetivables
mí exposición: la brecha digital. Allí aludía a que po- para establecer la separación: número de teléfonos
siblemente, uno de los mitos más utilizados sobre la por habitantes, densidad de ordenadores, usuarios
aplicación de las TIC a la formación, consiste en afir- de Internet,… (Aladis, 2003; Unión Internacional de
mar que con su incorporación se puede alcanzar un Telecomunicaciones, 2003).
“Modelo democrático de educación, que facilita el En la actualidad el concepto de brecha digital, se ha
acceso a la misma a todas las personas. Educación / ido modificando, de manera que ha ido progresiva-
Página | 16
mente pasando, de los momentos iniciales, donde valor de este uso. Para nosotros la brecha digital es
todo el énfasis se ponían en el acceso, a teniendo un fenómeno multidimensional que incluye barreras
el acceso a las TIC, tener la competencia digital y la de muy diverso tipo. Algunas de ellas son de natura-
formación suficiente para saberlas utilizar, y saberlas leza mental. Algunos de ellos, como la falta de con-
utilizar de forma novedosa e innovadora (fig. nº 1). fianza o de motivación están en el lado del usuario,
pero también hay barreras en la producción de los
sistemas e-learning, como el desarrollo de sistemas
excesivamente formales, tecnologías no adaptadas,
ausencia de contextos significativos y metodologías
generalistas que no prestan la atención necesaria a
los contextos culturales y sociales.
La inclusión digital significa prestar más atención a
los contextos sociales y culturales y no simplemen-
te enseñar a la gente como navegar por Internet o
cómo enviar e-mail.
Dicho en otros términos la brecha digital, no debe-
mos de verla de forma aislada, más bien es el reflejo
de una condición de subdesarrollo humano en don-
de los aspectos culturales y sociales trascienden a lo
Fig. nº 1. Continuum de significación de la brecha digital. tecnológico.
En cierta medida, podríamos decir que más que ha- 2.- Las brechas digitales.
blar únicamente de una brecha digital tecnológica, Que en la red estamos todos y que se está convir-
deberíamos hablar de brecha digital socio-cognitiva, tiendo en un elemento de bienestar e igualdad social
refiriéndonos con ella al utilizar las herramientas de para todas las personas, como argumenta uno de los
Internet para hacer cosas claramente diferentes. No gurús de la Sociedad de la Información como Negro-
referida por tanto al uso o no uso, sino a los usos ponte (1995, 272) cuando afirma que: “Mientras los
diferentes de las tecnologías que pueden hacer las políticos tienen que cargar con la historia emerge en
personas. el paisaje digital una nueva generación liberada de
Podríamos decir que en el análisis de la brecha digi- muchos viejos prejuicios. Estos niños “digitales” es-
tal, podríamos diferenciar diferentes momentos: tán libres de limitaciones tales como la situación geo-
- En el primero la brecha se establece por la posi- gráfica como condición para la amistad, la colabora-
bilidad de conexión de los usuarios. Es una brecha ción, el juego o la comunidad. La tecnología digital
de acceso. Y las diferencias se dan entre los que puede ser una fuerza natural que propicie un mundo
pueden y no pueden acceder. más armónico”; es una falacia.
- Un momento en el cual la tecnología ya está es- La realidad es que la separación que se está dando
tablecida, comienzan otros tipos de brechas, y así
entre los países ricos y pobres en estos comienzos
en el segundo momento la brecha se produce en-
tre las personas; es decir, entre las que usan las del siglo XXI, es mayor que la que se dio en el siglo an-
tecnologías y las que no llegan a utilizar, teniendo terior. Como señala Tezano (2001, 32), los informes
ambas la posibilidad de acceder a las mismas. La sobre Derechos Humanos realizados desde 1990 por
brecha se da en el uso. la ONU, indican datos relevantes respecto a cómo
- Un tercer momento, la brecha se produce en lo la sociedad se está desarrollando progresivamente
que respecta a la calidad del uso, por tanto la di- de forma más desigual. Así por ejemplo si en 1996
ferencia se da entre los usuarios. sólo 358 personas acumulaban tanta riqueza como el
Como expuse en el anterior trabajo (Cabero, 2004), 45% de la población, en 1998 su número descendía a
no podemos hablar de una única brecha digital: la 225 personas que tenían ya tanta riqueza como 2500
económica; sino que existen diferentes brechas di- millones de personas, con el caso extremo que las
gitales: la política, la educativa, la generacional, la tres grandes fortunas eran superiores al PIB de los 48
de género, idiomática, la del profesor y el estudian- países más pobres del planeta que suponen cerca de
te, y la psicológica. Y a ellas me voy a referir a con- 600 millones de habitantes.
tinuación. Desde nuestro punto de vista la mayoría Se habla y se admite sin ningún tipo de recelo, como
de las medidas relacionadas con la brecha digital se el 20 por ciento de los habitantes del planeta con-
relacionan con los equipos y el acceso a Internet, no sumen el 80 de lo producido a escala mundial; o
preocupandonos acerca del uso que se haga ni del como una cuarta parte de nosotros disfruta de un
Página | 17
nivel de vida aceptable, mientras que las otras tres valor del IDT, de manera que los diez países que en-
cuartas partes se debate en la miseria. "Las condicio- cabezan la lista son economías de ingresos relativa-
nes de la vida han mejorado más en el último siglo mente altos. En términos de evolución de las TIC, los
que en todo el resto de la historia de la humanidad. países que encabezan la clasificación del IDT gozan de
Vivimos en tiempos en los que la riqueza mundial, abundante disponibilidad de ancho de banda Inter-
las conexiones internacionales y la capacidad de la net internacional. Los altos niveles de conectividad
tecnológica son mayores que nunca. Y sin embar- a Internet en el hogar y la disponibilidad de Internet
go, al mismo tiempo, es el periodo de la historia en móvil se traducen en un alto grado de utilización de
que más grandes son las desigualdades de todo tipo: Internet en los diez países mejor clasificados. Los
económicas, de género, educativas, laborales, gene- países nórdicos destacan con el mayor porcentaje de
racionales, tecnológicas, digitales, etc." (Estefanía, usuarios de Internet en todo el mundo. (UTI, 2014,
2003, 10). 10 y 12).
Reconociendo que el índice de Internet y las TIC a Esta situación que estamos observando respecto a la
nivel Mundial va progresivamente en aumento, tam- marginación en la utilización de la red, está teniendo
poco podemos dejar de reconocer que el grado de consecuencias directas en la separación de los pue-
penetración de las mismas en los diferentes países, blos y países, y repercute en la aparición de una nue-
es bastante diferentes. Recientemente la “Unión In- va clase social la de los excluidos o "infraclase", como
ternacional de las Telecomunicaciones” (UTI), ha pu- si constituyeran un “aparthied” social y fueran recha-
blicado su “Informe sobre Medición de la Sociedad zados por el sistema (Tezano, 2001; Estefanía, 2003).
de la Información-2014” (UTI, 2014), allí tras señalar Como indica Estefanía (2003, 10): "La desigualdad se
con completa claridad los siguientes aspectos: alimenta de la riqueza del sistema. A medida que se
-“Mientras que la adopción de la banda ancha avanza en los niveles técnicos y económico -no en
alcanza su nivel de madurez en los países desa- todos- se retrocede en el aspecto social".
rrollados, (todavía) no se ha materializado en los Como ya he señalado en otro lugar (Cabero, 2002,
países menos adelantados. 23) “… las TICs no se pondrán a disposición de to-
-La banda ancha móvil crece con mayor rapidez das las personas, entre otros motivos porque, en una
en los países en desarrollo, pero la disparidad economía global, ellas se convierten en un elemento
entre países desarrollados y países en desarrollo de carácter estratégico y en un factor de competiti-
sigue siendo enorme.” (UTI, 2014, 2). vidad de primera magnitud, y por ello no creo que
Se nos presenta el “Índice de Desarrollo de las sus propietarios estén dispuestos a cederlas de for-
TIC” en diferentes países que es un índice com- ma desinteresada. Por otra parte, cuando se cede la
puesto que combina 11 indicadores en una medi- tecnología, se tiende a ceder solamente el producto,
da de referencia que sirve para supervisar y com- nunca el proceso de diseño y desarrollo, mantenién-
parar la evolución de las TIC entre los países, los dose por tanto siempre una dependencia de los que
objetivos de análisis que persigue dicho índice lo las adquieren.”
declaran en los siguientes términos: Pienso que llegar llegaremos y además llegaremos
• “el nivel y la evolución cronológica del desarrollo todos, como ha pasado con otras tecnologías como
de las TIC en los países y en comparación con otros la eléctrica, pero posiblemente el problema no sea
países; ese, sino más bien si llegaremos a tiempo, y mientras
• los progresos del desarrollo de las TIC en los países estamos en el proceso, las diferencias se ampliarán
desarrollados y en desarrollo; de tal forma que después será imposible su acerca-
• la brecha digital, es decir, las diferencias entre los miento.
países según sus niveles de desarrollo de las TIC; Esta separación y diversificación tiene especiales
• las posibilidades de desarrollo de las TIC o la me- consecuencias si tenemos en cuenta las posibilida-
dida en que los países pueden utilizar las TIC para des que las TIC pueden tener para resolver determi-
fomentar su crecimiento y desarrollo.” (UTI, 2014, 9). nados problemas. En uno de los últimos informes de
En la tabla nº 1, presentamos los valores aportados la ONU, así en su “Declaración del Milenio”, que fue
en para diferentes países, publicada por su Oficina de Información (DPI/2083/
No hace falta ser un experto analista para darnos Rev.1) en marzo del 2000, se indicaba que se debían
cuenta que la separación está perfectamente marca- superar ocho puntos en la sociedad del futuro: erra-
da por las condiciones económicas del país. Es más, dicar el hambre y la pobreza extrema, lograr la matri-
en el mismo informe se indica: “…existe un estrecho culación primaria universal, promover la igualdad de
vínculo entre el nivel de ingresos de cada país y su los géneros y potenciar a la mujer, reducir las tasas
Página | 18
Tabla nº 1. ID de desarrollo tecnológico por países (UTI, 2014, 11).

de mortalidad infantil, reducir las tasas de mortali- lecomunicaciones del año 2002, pero que creo que
dad materna, luchar contra el VIH/SIDA, el paludis- sigue teniendo vigencia, indicaba que las TIC puede
mo y otras enfermedades, garantizar la sostenibili- servir de ayuda en las mismas: “Reducir la pobreza”
dad del medioambiente, y fomentar una asociación (Aumentar el acceso a la información comercial y re-
mundial en pro del desarrollo. ducir los costes de las transacciones en favor de las
Hace tiempo la Unión Internacional de Telecomuni- economías menos desarrolladas; fomentar la capa-
caciones en su informe sobre el Desarrollo de las Te- cidad de los países en desarrollo para participar en
Página | 19
la economía mundial y aprovechar sus ventajas com- educación y servicios médicos, también se da por el
parativas; o acrecentar la eficiencia, la capacidad de grado de utilización que pueden hacer de las TIC.
competir y el acceso a los mercados de las empresas Tales visiones como podemos imaginarnos, implican
de los países en desarrollo); “Mejorar la sanidad” posiciones diferentes de abordarla y solucionarla. En
(proporcionar mejor formación básica y funcional a una, universalizando el acceso a Internet, se resol-
los trabajadores sanitarios, facilitar la monitorización verá todo lo demás, y se disminuirá la distancia digi-
de enfermos y potenciar el intercambio de informa- tal, la brecha, entre las personas y los países. Mien-
ción sobre las enfermedades y el hambre, hacer ac- tras que desde la otra perspectiva, al ser la brecha
cesible el apoyo de especialistas y el telediagnóstico digital consecuencia de la desigualdad social, o se
ara los responsables de la salud en zonas rurales, in- ataca ésta o todas las medidas que se adopten de
crementar el acceso público a la información sanita- extensión de las redes, seguirán beneficiando exclu-
ria básica, o facilitando el desarrollo de contenidos sivamente a un colectivo, e indirectamente seguirá
adecuados a las circunstancias locales y en los idio- ampliándose la misma brecha. En cierta medida po-
mas nacionales); “Desarrollo sostenible” (mejorar la dríamos decir que la brecha digital, es consecuencia
eficacia y la gestión de recursos, así como atenuar los directa de la brecha socioeconómica existente entre
riesgos para el medio ambiente, a través de tecnolo- los países, las regiones, las instituciones y las perso-
gías de teledetección y redes de comunicaciones, in nas. El propio Bill Gates, en una reunión de expertos
formar sobre las estrategias de desarrollo sostenible sobre la temática que nos ocupa, indicó con claridad
locales y promover la conciencia de tales estrategias, que la población más pobre no necesita computado-
en ámbitos como la agricultura, la salubridad, la ges- ras, sino una mejor atención sanitaria.
tión del agua, la minería, etc., promover una mayor Debe quedar claro, que en modelos de economías
transparencia y supervisión en lo que concierne a los como nos desenvolvemos en las sociedades occi-
abusos ambientales y fomentar la aplicación de re- dentales de tipo capitalistas y neoliberales, las TIC
glamentos favorables al medio ambiente, o facilitar se están implantando desde estas perspectivas eco-
el intercambio de conocimientos y la comunicación a nómicas y filosóficas, y en consecuencia servir a un
través de redes entre reguladores, agentes y grupos modelo de sociedad, y a un grupo dominante de la
de reivindicación); “Educación e inclusión” (aumen- misma. Como señala Tezano (2001, 19-20): "... Las
tar el número de profesores formados, mejorando su desigualdades humanas son básicamente desigual-
capacitación gracias a las TIC, a la formación a distan- dades de carácter social. Y todas las sociedades co-
cia (e-learning), y a redes de conocimiento que vin- nocidas hasta nuestra época, han sido organizaciones
culen a unos profesores con otros, ampliar la disponi- desigualitarias, en las que han existido formas más o
bilidad de materiales y recursos docentes de calidad menos complejas de dependencia social y política y
mediante las TIC, impartir programas de educación grados más o menos acusados de reparto diferencial
y alfabetismo, especialmente aquéllos destinados a de los recursos y las riquezas."
grupos con riesgo de exclusión, recurriendo para ello Abundando en que sus motivos no son meramente
a las tecnologías idóneas, ejercer influencia en la opi- tecnológicos, sino de tipo social, nos encontramos
nión pública para promover la igualdad de sexos y la con el hecho que también dentro de los mismos paí-
inclusión de colectivos desfavorecidos, basándose en ses se da la brecha digital entre los diferentes colec-
programas de información y comunicación que utili- tivos y personas; encontrándonos también un colec-
cen las TIC, o mejorar la eficiencia de los ministerios tivo privado de las posibilidades que ofrece. Es decir,
de educación y organismos afines, promoviendo la podríamos hablar de una brecha digital interna, por
aplicación estratégica de tecnologías posible las TIC.. ejemplo entre Cataluña y Andalucía en mi país, o en-
A la hora de explicar la brecha digital, nos encon- tre Monterrey y Chiapas en México.
tramos con dos grandes tendencias, que podríamos Independientemente de las medidas económicas y
considerar como dura y blanda. Dentro de la línea sociales, que no son fáciles ni rápidas de abordar,
que podríamos denominar como blanda, se indica también se produce una brecha digital como con-
que el problema a resolver es simplemente de in- secuencia de la formación y situación educativa de
fraestructuras de tecnologías de telecomunicacio- las personas. No debe caber la menor duda que una
nes e informáticas; en contrapartida existe otra vi- persona que no esté capacitada para la utilización e
sión más dura, y más realista, que considera que el interacción con las TIC, eso que se ha denominado
problema es consecuencia de la desigualdad social y como alfabetización digital, por muchas conexiones y
económica que se da en la sociedad capitalista, que equipos que tenga a su disposición, no estará capaci-
lo mismo que separa a los países por la calidad de la tado para obtener los supuestos beneficios que sur-
Página | 20
gen de su utilización. Bill Gates en la misma reunión a • Realizar comparaciones sistemáticas.
la que anteriormente hacíamos referencia, indicaba • Identificar y desarrollar soluciones alternativas.
que el 99% de los beneficios de tener un ordenador • Y resolver problemas de forma independiente. (Ca-
en casa, se disfruta sólo cuando el usuario ha sido bero, 2000).
educado para ello. Y ello implicará nuevas competencias para saber in-
Se ha dicho diversas veces que el ciudadano del futu- teraccionar con la información, para saber manejara
ro tendrá que estar alfabetizado no solo en el domi- intelectualmente con los diferentes sistemas y códi-
nio lectoescritor, sino también en lo que se denomina gos, para saber trabajar con diferentes tecnologías,
como alfabetizaciones múltiples para poder interac- saber leer y decodificar únicamente de forma lineal
cionar y comunicarse con las nuevas tecnologías que sino también hipertextual e hipermedia y por tanto
progresivamente van apareciendo, y para dejar de para pasar de lector a lectoautor, y evaluar la infor-
convertirse exclusivamente en un “consumidor” de mación discriminando la válida y útil para su pro-
mensajes y alcance el papel de “prosumidor” de los yecto educativo, comunicativo o de acción. Aunque
mismos (Area, Gros, y Marzal, 2008; Cabero, Marín y como se ha puesto de manifiesto en diferentes infor-
Llorente, 2012). mes (ALADIS, 2003), la educación no parece haber
Tal alfabetización desde nuestro punto de vista, debe sido hasta ahora una restricción activa para aumen-
facilitar la creación de personas competentes al me- tar la penetración de Internet en los países. Ello de-
nos en cuatro aspectos básicos: manejar instrumen- bemos entenderlo como que al principio las tecno-
talmente las tecnologías, tener actitudes positivas y logías se incorporan por los sectores de la población
realistas para su utilización, saber evaluar sus mensa- con recursos y niveles de formación más elevados.
jes y sus necesidades de utilización, y poseer actitud Y una vez que gran parte de la población la adopta,
ética hacia su consumo y utilización. Al mismo tiempo aquellos que no tienen las competencias formales
no debemos olvidarnos la sugerencia que nos realiza para entenderla ni usarla, quedan en clara desven-
Martínez (2002, 54) al llamarnos la atención respec- taja y marginados. Desde esta perspectiva debe que-
to a que deberemos adquirir una actitud y aptitud dar claro que la educación que reciba el individuo
intercultural: "Actitud para aceptar otros puntos de se convertirá en un elemento determinado para la
vistas y otros sistemas de organización social y, con utilización, o no, de la nuevas tecnologías, y en con-
ellas, de representación, así como otras significacio- secuencia para favorecer la inclusión en la Sociedad
nes de los signos y las conductas que podríamos caer de la Información, o para potenciar la exclusión de la
en la tentación de considerar como propias. Pero misma.
para trabajar dentro de entornos interculturales no Esta posición está siendo asumida con más fuerza
basta con querer hacerlo, también es necesario dis- que nunca, y se está dando un giro radical a la in-
poner de las aptitudes que haga posible ese deseo y corporación de las TIC a los procesos de enseñanza-
ello tiene que ver con los conocimientos necesarios aprendizaje, de forma que se está pasando del con-
para poder reconocer, valorar e interpretar sistemas cepto “aula de informática” a la “informática en el
diferentes de organización social, y con ellos, de co- aula” y de “estar en la red” a “formar parte de la mis-
municación. En definitiva, tener la formación necesa- ma”, o como señalan White y Le Cornu (2011) cam-
ria para conocer y reconocer culturas diferentes con biar los términos "nativos y emigrantes" digitales por
las que pretendemos interactuar en nuestro proceso la de “visitantes y residentes”, puesto que la anterior
de aproximación al conocimiento." hace diferencia en función de la cronológica, y, por
Como ya he señalado en otro momento (Cabero, una parte, no todos los jóvenes son tan competen-
2000), los alumnos del futuro deberán mostrar com- tes en el manejo de las TIC como cabría esperar, y
petencias diferentes a las que actualmente desem- por otra, las diferencias que se han encontrado no
peñan, que a continuación exponemos: son muchas veces tan amplias entre los adultos y los
• Adaptarse a un ambiente que se modifica rápida- jóvenes. Los visitantes son las personas que cuando
mente. necesitan algo entran, recogen y se van, no tienen
• Trabajar en equipo de forma colaborativa. por tanto una entidad digital y no dejan huella digi-
• Aplicar la creatividad a la resolución de problemas. tal, y los "residente", son personas que residen en
• Aprender nuevos conocimientos y asimilar nuevas la red, y desarrollan en la misma su entidad digital.
ideas rápidamente, Adoptando al mismo tiempo medidas para favorecer
• Tomar nuevas iniciativas y ser independiente. la penetración de las TIC, no sólo en el territorio aca-
• Identificar problemas y desarrollar soluciones. démico y educativo, sino también en el doméstico.
• Reunir y organizar hechos. Por otra parte el grado de formación que tenga el ciu-
Página | 21
dadano, que use o no las tecnologías, sino también los “emigrantes” hacen usos más profundos y más
el para qué las utiliza. Como señala Wolton (2000, complejos que los “nativos”, y c) que muchas veces
37), podemos decir que “La igualdad de acceso al co- hemos establecido categorías para indicar algo que
nocimiento, no es la igualdad ante el conocimiento”. muchas veces no sabemos lo que son.
Es decir, no sólo la visión cuantitativa, sino también Lo que no podemos dejar de reconocer, es que hay
la cualitativa del problema. Uno puede navegar de una diferencia clara en cuanto a cómo acceden, a las
forma maravillosa por internet, pegando saltos de tecnologías unos y otros, y las estructuras cognitivas
una link a otra, y aparecer en no se sabe qué sitio, que poseen como consecuencia de la interacción
y desconocer al mismo tiempo los motivos que nos que establecen con diferentes tecnologías y sistemas
han llevado a ello. El realizar asociaciones cognitivas simbólicos; posiblemente los “nativos” sean más
significativas entre los diferentes sitios, requiere un multitareas, están acostumbrados a trabajar con una
grado de madurez cognitiva y de preparación del sobrecarga de información, tienden a ser interlocu-
usuario que no siempre se tiene. tores activos, y se presentan como prosumidores.
Es importante siempre tener en cuenta que en In- Aunque también presentan dificultades en las habi-
ternet nos encontramos con bastante información, lidades cognitivas de la atención y la concentración
cosa que es muy distinta al conocimiento, requiere (Carr, 2011 y 2014; Watson, 2011).
una reelaboración y adaptación cognitiva por parte Lo apuntado me lleva a señalar que la diferencia no
del usuario. sea tan amplia en la brecha digital, pero si en la ce-
Pero esta brecha digital no es sólo de tipo de ca- rebral, al movilizar estructuras cognitivas diferentes,
pacidad técnica de acceso y de formación, sino para el procesamiento de la información, y al tener
también, aunque está relacionada con la última, en consecuencia actitudes distintas para interaccio-
idiomática. La realidad es que el inglés es el idio- nar cognitivamente de manera diversas con tecnolo-
ma que domina la red, y como lengua del imperio gías específicas y con formatos concretos.
los lugares más novedosos, más actualizados e in- De todas formas no podemos dejar de reconocer que
teresantes desde un punto de vista científico se en- la utilización que hacen los jóvenes y adolescentes
cuentran en ese idioma, como Valant (2013) en su de las TIC es muy superior a la de las personas adul-
infografía “Un día en la vida de Internet” (http:// tas, convirtiéndose algunas veces en elementos de
blog.hostgator.com/2013/05/02/a-day-in-the-life-of- adicción.
the-internet/),en lo que a idioma se refiere, domina En España la última “Encuesta sobre Equipamiento y
el inglés (536,6 millones de usuarios), seguido del Uso de Tecnologías de Información y Comunicación
chino (444,9 millones ), el español (153,3 millones), en los Hogares (TIC-H). Año 2013” elaborada por el
japonés (99,1 millones) y portugués (82,5 millones). Instituto Nacional de Estadística, muestra, con res-
No podemos olvidarnos tampoco de la brecha digital pecto al uso de las TIC por los menores, los siguientes
generacional, que tiene un impacto significativo en la datos destacables: en el tramo de edad de 10 a 15
educación como posteriormente veremos. Estoy de años el uso de ordenador es prácticamente universal
acuerdo con Negroponte (1995, 20) cuando señala: (95,2%), y el 91,8% utiliza Internet; y el 63,0% de los
“Algunas personas se preocupan por la división so- menores dispone de teléfono móvil, 2,8 puntos me-
cial que existe entre los ricos y los pobres en infor- nos que el año anterior; esta disposición de teléfono
mación, entre los que tienen y los que no tienen, en móvil se incrementa significativamente a partir de
el Primer y Tercer Mundo. Pero la verdadera división los 10 años hasta alcanzar el 90,2% en la población
cultural va a ser generacional.” de 15 años (http://www.injuve.es/observatorio/no-
De todas formas, aunque no estoy de acuerdo con ticia/uso-de-las-tics-en-los-menores).
esa clasificación tan radical que se ha realizado entre De todas formas, como pone de manifiesto el últi-
“nativos” y “emigrantes” digitales, donde unos son mo Estudio General de Medios (EGM) de España (fig.
expertos en el manejo de las TIC y otros novatos, y nº 2) (file:///C:/Users/julio%20cabero/Downloads/
no lo estoy por diferentes motivos: a) los desarrollos internet214.pdf), producido por la “Asociación para
tecnológicos los están realizando más los clasificados la Investigación de Medios de Comunicación), las dis-
como “emigrantes” que los “nativos”, b) la diferen- tancia se van acortando y las personas mayores em-
ciación no se puede hacer tomando como elemento piezan a adquirir protagonismo en la red.
únicamente la edad, sino que más bien, ya empiezan Se ha dicho de forma abundante que el problema
a tomarse otros parámetros, como por ejemplo las para la utilización de las TIC en los procesos de en-
formas en las cuales interaccionamos y construimos señanza-aprendizaje, no viene de los alumnos sino
los mensajes con las tecnologías, y aquí de nuevo fundamentalmente de los profesores. Y por lo co-
Página | 22

Fig. nº 2. Uso de Internet en España en función de la edad.


mentado, podemos observar que es cierto, ya que y en consecuencia diferentes sistemas simbólicos,
los alumnos suelen tener mayor dominio de las para crear un entorno específico de enseñanza. Al
tecnologías de la comunicación de la cibersociedad mismo tiempo no debemos olvidarnos que la teoría
que sus profesores. En contrapartida, el profesorado de las inteligencias múltiples (lingüística, expresión
cada vez se siente más inseguro en el nuevo entra- y producción artística, corporal-cinética,…), nos está
mado tecnológico donde se encuentran, por diferen- poniendo de manifiesto con claridad que todos no
tes motivos, que van desde su falta de dominio; la somos cognitivamente igual de competentes para in-
rapidez y velocidad con que estos se incorporan a la teraccionar con los mismos sistemas simbólicos, o si
sociedad, de forma que nada más que aprender la úl- queremos, que cada uno tiene una preferencia, por
tima versión de un navegador, surgen otros, que re- las características de su inteligencia, para interaccio-
quieren, breves, pero algunas adaptaciones; y lo que nar antes con unos sistemas simbólicos y formas de
puede ser más importante para el profesor, el deseo presentar la información, sobre otros.
de no presentarse con una imagen de incompetentes De todas formas que el acercamiento entre docentes
delante de sus estudiantes. y discentes es cada vez más estrecho en el terreno del
Creo que uno de los grandes problemas que cada vez manejo de las TIC, podríamos decir, que ni ellos son
se indican con más frecuencia entre los profesores, tan “oriundos” ni nosotros tan “extranjeros”, como
es la falta de motivación que los alumnos, y muchas desde ciertos sectores se ha venido informando. Una
veces independientemente del nivel educativo al cual cosa es la competencia instrumental para el manejo
nos estemos refiriendo, están presentando, así como de la tecnología y otra la competencia cognitiva.
también la dificultad que muestran para mantener Pero no podemos tampoco olvidarnos de la brecha
la atención. Como nos podemos imaginar, ofrecer digital producida como consecuencia del género de
una única causa para ello es un gran atrevimiento, las personas. La marginación social que las mujeres
pero desde mi punto de vista, una de las causas que sufren en nuestra cultura también se ve reflejada en
influye es que los alumnos están acostumbrado a re- el acceso que tienen a las nuevas tecnologías, sobre
cibir e interaccionar con la información, a través de todo en los países en desarrollo, que es simplemente
sistemas simbólicos distintos a los que usualmente una extensión de la marginación que sufren en otros
utilizamos en nuestros centros educativos. Su cultura contextos como los escolares. Por lo general, pode-
es la del ciberespacio: audiovisual, hipetextual y mul- mos decir que los hombres son más consumidores
timedia; y queremos hacer que se instruyan en la cul- de TIC, que las mujeres. Sin embargo ello que pare-
tura de la impresión y la oralidad. Con ello no quiero cía completamente rotundo en el documento que
decir, que la última tenga que desaparecer, como elaboré en el 2004, afortunadamente las diferencias
he dicho en diferentes lugares, el mejor enfoque de comienzan a desaparecer, por lo menos en los países
la enseñanza es el multimedia; es decir, aquel en el desarrollados. Valgo como ejemplo, los datos que se
cual el profesor utiliza y combina, diferentes medios nos presentan en el EGM de España file:///C:/Users/
Página | 23
julio%20cabero/Downloads/internet214.pdf), don- de ser de gran ayuda para eliminar ciertas barreras
de como se puede observar en la figura nº 3. Henos de formación y de trabajo entre los hombres y las
pasado de un porcentaje de mujeres que utilizaban mujeres, al facilitar desarrollar estas actividades con
Internet en el 1997 del 23% al 49% en el 2014. el teletrabajo o la teleformación desde el espacio do-

Fig. nº 3. Porcentaje de uso de Internet por las mujeres y los hombres en España.
Desgraciadamente esta realidad de disminución de méstico.
la brecha digital entre hombres y mujeres, no se dará Nuestra última referencia quiere ser a la brecha digi-
a corto plazo en muchos países del planeta, sobre to- tal producida por las características físicas o psíqui-
dos en aquellos donde la discriminación de la mujer cas de los usuarios. Y esta supone de nuevo un gran
es verdaderamente fuerte, y ésta se encuentra rele- reto, pues aunque hablamos de escuela para todos
gada al espacio doméstico y olvidada del mundo de (abierta a la comunidad, que responda a las diferen-
la educación, de la cultura y del trabajo. Por ello los tes necesidades de los estudiantes, que atienda a los
datos que hemos presentado anteriormente, deben sujetos según sus especificidades, etc.), la realidad es
ser tomados con cauteles, y situados en determina- que las TICs que existen en los centros no son para
dos contextos. todos, por mucho que últimamente se hayan realiza-
Un informe realizado por la Comisión Económica do notables esfuerzos, para mejorarlos y adaptarlos
para América Latina y el Caribe (CEPAL), donde se a los déficit físicos y psíquicos que puedan poseer.
analiza la situación en el uso de las TIC en 10 paí- Desde mi punto de vista, esta problemática debemos
ses de América Latina y el Caribe por las mujeres, se enfocarla desde un doble punto de vista: una escuela
concluye que usan menos Internet que los hombres, donde se pueda contar con una diversidad de medios
lo cual limita su desarrollo personal y laboral, así para responder a las necesidades de los que en ella
como el crecimiento económico, llegando a la con- participan, y una escuela donde los medios puedan
clusión que la proporción de hombres y mujeres que adaptarse a las necesidades de los receptores de la
declaran usar Internet aumentó en todos los países comunicación (Cabero, Córdoba, y Fernández, 2007;
latinoamericanos y caribeños, no obstante la brecha Córdoba, Cabero y Soto, 2012). Y la realidad es más
de género en su uso se redujo solamente en Brasil, bien otra, no hay tantas tecnologías en los centros, y
México y Uruguay; por el contrario, en las demás na- las que existen suelen ser estandarizadas.
ciones, la diferencia en el uso de Internet entre am- Como ya señalamos en otras aportaciones, las TIC
bos sexos se amplió, y es de un promedio del 8,5%. (Cabero, Córdoba y Fernández, 2007, 16) ayudan a
Siendo la brecha, como cabría esperar, más grande superar las limitaciones que se derivan de las dis-
en áreas urbanas que rurales y afecta principalmen- capacidades cognitivas, sensoriales, y motóricas del
te a las mujeres de mayor edad de todos los niveles alumnado; en concreto:
educativos (http://www.un.org/spanish/News/story. • “Favorecen la autonomía de los estudiantes, pu-
asp?NewsID=27750#.VIQXG9KsV8E). diéndose adaptar a las necesidades y demandas de
Ahora bien esta perspectiva de las TIC y el géne- cada alumno o alumna de forma personalizada.
ro puede sernos útil también plantearla desde otra • Favorecen la comunicación sincrónica y asincrónica
perspectiva, y es como la utilización de las TIC, pue- de estos estudiantes con el resto de compañeros y el
Página | 24
profesorado. las barreas que usualmente nos encontramos y que
• Ahorran tiempo para la adquisición de habilidades limitan el uso de la web, son: las imágenes sin texto
y capacidades en los estudiantes. alternativo, la ausencia de textos alternativos para
• Favorecen el diagnóstico de los alumnos y alum- los puntos sensibles en los mapas de imágenes, los
nas. sonidos no subtitulados o las imágenes no descritas,
• Respaldan un modelo de comunicación y de forma- la ausencia de información alternativa para los suje-
ción multisensorial. tos que no puedan acceder a los “frames”, o la ubica-
• Propician una formación individualizada. ción de tablas y figuras de difícil decodificación.
• Evitan la marginación, la brecha digital, que intro- Últimamente se están llevando a cabo diferentes ex-
duce el verse desprovisto de utilizar las herramientas periencias para establecer estándares que puedan
de desarrollo de la sociedad del conocimiento. “normalizar” el diseño de las páginas web y sean lo
• Facilitan la inserción sociolaboral de aquel alumna- más accesible posible a diferentes colectivos. Así por
do con dificultades específicas. ejemplo el “World Wide Web Consortium” (W3C), a
• Proporcionan momentos de ocio. través de un grupo de trabajo conocido como WAI
• Ahorran tiempo para la adquisición de habilidades (Web Accessibility Initiative), ha elaborado una serie
y destrezas. de pautas que están siendo asumidas por diferentes
• Propician el acercamiento de estas personas al asociaciones como la Unión Europea a través de su
mundo científico y cultural, y el estar al día en los Plan eEurope 2002.
conocimientos que constantemente se están produ- Desde esta perspectiva, algunos de los aspectos son
ciendo. aconsejable contemplar en el diseño son:
• Y favorece la disminución del sentido de fracaso - Usar texto alternativo (atributo alt) para describir
académico y personal”. la función de los elementos visuales.
- Utilizar mapas de cliente y texto alternativo para
A la hora de utilizar las TIC con estas personas debe- las zonas activas.
mos hacernos una serie de reflexiones: - Facilitar subtítulos y trascripción de los ficheros
de sonido, descripción de los vídeos y
versiones accesibles en el caso de usar formatos
• Que su utilización depende del tipo de déficit al no accesibles.
que nos estemos refiriendo: visual, auditivo, motó- - Usar textos que tengan sentido cuando se lean
ricos, o cognitivo. fuera de contexto.
• Su integración no sólo depende del tipo de discapa- - Ofrecer alternativas accesibles en el caso de que
cidad, sino también de su grado. las características activas no sean accesibles o no
• Su utilización tenemos que percibirla tanto desde tengan apoyo.
el punto de vista del hardware (componente físico de - Etiquetar los marcos (“frames”), con los atributos
los ordenadores: teclados, impresoras, monitores,…) de “title” o “name”.
como del software (componente lógico: programas - Construir las tablas de forma que se puedan leer
informáticos, navegadores,…). línea a línea.
• Y que nos encontramos tanto con la posibilidad de - Incluir un resumen de las tablas.
la adaptación de los medios convencionales, como Realizados estos comentarios sobre las diferentes
con la construcción de específicos. brechas digitales, que favorecen la discriminación de
En la actualidad nos empezamos a encontrar con un las personas, debemos reflexionar respecto a las me-
hecho y es que el diseño, la estructuración y la or- didas que podemos adoptar desde el mundo educa-
ganización de la información en Internet, está con- tivo para que como mínimo no se amplíe. Y a ello voy
virtiéndose en un elemento de discriminación para a dedicar el final de mí intervención.
que determinados sujetos por sus características fí- 3.- ¿Qué se puede hacer desde el mundo educativo?
sicas, no puedan acceder a estas red de intercambio Sé que intentar ofrecer soluciones directas para re-
de información e interacción. Sin querer ahondar en solver el problema de las brechas digitales, es una
el tema, pues una compañera se detendrá específi- tarea muy compleja y no de fácil solución, pues en
camente en ello, si me gustaría indicar que la falta ellas como hemos visto se mezclan desde argumen-
de accesibilidad nos la podemos encontrar tanto tos económicos, derechos humanos, a políticos y
en el sistema operativo que utilicemos, como en el sociales, y por supuesto de transformación mental e
software de propósito general y específico, sin olvi- ideológica. Por otra parte, ello supera con creces el
darnos de los navegadores de Internet, y el propio simple planteamiento de que sólo incorporando in-
diseño de los sitios web. En este sentido algunas de fraestructuras, se solucionará el problema. De todas
Página | 25
formas asumiendo esta situación, me gustaría termi- fica para su incorporación en espacios domésticos, o
nar mi análisis a las brechas digitales sin hacer refe- adaptándolas de características que permitan que los
rencias, a algunos comentarios que creo que pueden sujetos puedan ser utilizados por una diversidad de
ayudar al respecto, para favorecer la e-inclusión de sujetos. Las tecnologías no llegan a utilizarse hasta
las personas en este entramado tecnológico y de que uno no se apropia de las mismas, y su apropia-
grandes consecuencias. ción pasa por la cotidianidad del uso, y esta por su
Y creo que las medidas que se pueden adoptar se cercanía. Ahora bien estos esfuerzos deben hacerse
situarían en torno a los siguientes aspectos: superar exclusivamente en el hardware sino también en la
la mera concepción de implantación de infraestruc- utilización de software específicos, y con la posibili-
turas, presencialidad, incorporar tecnologías apro- dad de incorporarles fácil y rápidamente adaptacio-
piadas y flexibles, no sólo centrarnos en el hardware nes que permita que esas tecnologías puedan ser
sino también en el software, formación del profeso- utilizadas por una banda amplia de sujetos.
rado, potenciar la investigación, favorecer el acerca- Pero la solución no está exclusivamente en incorpo-
miento entre el mundo educativo y de la industria, y rar tecnologías, por muy adaptadas y cercanas que
potenciar la participación de la sociedad civil. las mismas estén a los sujetos, sino también porque
Esta necesidad es puesta de manifiesto en el docu- los sujetos hayan recibido una formación, alfabeti-
mento de las "Metas Educativas 2021”, que el día 18 zación digital, que los capacite para obtener de las
de mayo de 2008 en El Salvador, elaboraron los minis- mismas el máximo provecho. Y esta formación des-
tros de Educación iberoamericanos, donde se señala- de mi punto de vista no se debe limitar a los aspec-
ba “en este ámbito, las tecnologías de la información tos meramente instrumentales, que llevan a que el
y la comunicación (TIC) han ido ocupando un lugar de usuario no sea una persona crítica en su utilización
importancia como recurso educativo de indispensa- sino un mero consumidor pasivo de mensajes, sino a
ble incorporación en el sistema educativo. Las TIC, y desarrollar la capacidad de localizar, evaluar, estruc-
especialmente el acceso al computador y la conexión turar y organizar conceptualmente la información.
a internet, son recursos innovadores que han demos- Tal alfabetización debe extenderse a los sujetos con
trado ser necesarios, además, como herramientas necesidades educativas especiales. Y debe tomar la
para desenvolverse en un mundo posmoderno y glo- visión de adquirir aptitudes para comprender que las
balizado. Actualmente, la inclusión social se vincula, tecnologías deben diseñarse para un colectivo am-
cada vez más, con el acceso al conocimiento, por la plio de personas. Como en todos los aspectos rela-
participación en redes y por el uso de las TIC" (OEI, cionados con la incorporación de las TIC, una de las
2010, 71). variables críticas es la formación que el profesorado
Más específicamente dentro de la “Meta general pueda tener para su incorporación. Aunque como he
quinta” destinada a “Mejorar la calidad de la educa- dicho anteriormente esta formación se está amplian-
ción y el currículo escolar”, se establecen la Meta es- do, desgraciadamente sigue siendo todavía bastante
pecífica 12 el “Ofrecer un currículo que incorpore la deficitaria, incluso entre los profesionales que nos
lectura y el uso del computador en el proceso de en- dedicamos al análisis y la reflexión sobre cómo incor-
señanza y aprendizaje, en el que la educación artísti- porarlas a los procesos de enseñanza-aprendizaje. Ni
ca y la educación física tengan un papel relevante, y que decir tiene que saliendo del espacio de lo ma-
estimule el interés por la ciencia, el arte y el deporte yoritario, el desconocimiento es abusivo. Creo que
entre los alumnos” y la Meta específica 13 destinada es necesaria una colaboración más estrecha entre el
a “Mejorar la dotación de bibliotecas y de computa- mundo de la empresa y la educación, para la crea-
dores en las escuelas”. ción, la implantación y la evaluación, de tecnologías
Creo que todos estaremos en que de acuerdo que si que vamos a denominar aquí como especiales para
no existen infraestructuras a las que los ciudadanos los centros educativos. Ello pasa por salvar ciertos re-
puedan acceder independientemente de su condi- celos que algunas veces ha existiendo en ciertas per-
ción y característica, la exclusión seguirá siendo una sonas, por el acercamiento del mundo comercial y el
realidad. Asumiendo que las brechas digitales tienen educativo. Desde mi punto de vista, las experiencias
cierta relación con las condiciones sociales y econó- y las adaptaciones que de determinadas tecnologías
micas de los individuos, la única forma de resolverla podemos hacer los que nos dedicamos a este mundo
es adoptando medidas que permitan que las perso- de la enseñanza son muy limitadas, sino contamos
nas tengan fácil acceso a las mismas, ya sea amplian- con el mundo de la empresa y la industria. Y también
do los espacios a las mismas, adoptando medias para desde la industria se debe contar con la opinión y re-
que determinados colectivos reciban ayudas especí- flexión de los que constantemente trabajan con los
Página | 26
sujetos objetos de estas tecnologías. y RODRÍGUEZ, J. (coords) (2004): Tecnología, educación y diversi-
dad: retos y realidades de la inclusión digital, Murcia, Consejería de
Por último, y no por ello menos importante, se debe Educación y Cultura, 23-42.
crear una conciencia en la sociedad civil de lo signi- • CABERO, J. (ed) (2000): Nuevas tecnologías aplicadas a la educa-
ción, Madrid, Síntesis.
ficativo que es el romper las diferentes barreras que • CABERO, J., CÓRDOBA, M. y BATANERO, J.M. (2007). Las TIC
mantienen las diferentes brechas digitales. En otros para la igualad. Nuevas tecnologías y atención a la diversidad. Sevi-
lla: Eduforma.
contextos, los voluntarios desempeñan un papel im- • CABERO, J., MARÍN, V. y LLORENTE, M.C. (2012). Desarrollar la
portante en la sociedad, y creo que se deben poten- competencia digital. Educación mediática a lo largo de toda la vida.
ciar los movimientos de los cibervoluntarios, como Sevilla: Eduforma.
• CARR, N. (2011). ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes
un elemento para impulsar la sociedad del conoci- superficiales? Madrid: Taurus.
miento, y eliminar la brecha digital en determinados • CARR, N. (2014). Atrapados. Cómo las máquinas se apoderan de
nuestras vidas. Madrid: Taurus.
colectivos. Lógicamente estos cibervoluntarios pue- • CASTELLS, M. (2001): La galaxia Internet, Madrid, Areté.
den trabajar independientemente del espacio donde • CÓRDOBA, M. CABERO, J. y SOTO, F.J. (2012). Buenas prácticas
de aplicación de las TIC para la igualdad. Sevilla: Eduforma.
se encuentren los receptores de sus ayudas. Si las TIC • CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA SOCIEDAD DE LA INFORMA-
cambiar los modelos sociales, también cambiarán los CIÓN (2003): Declaración
• de la Comunidad Valenciana, documento técnico policopiado.
modelos de participación de los ciudadanos en la so- • de principios. Construir la sociedad de la información: un desafío
ciedad. mundial para el nuevo milenio, Declaración de principios. Cons-
Las brechas digitales son motivos de exclusión de la truir la sociedad de la información: un desafío mundial para el nuevo
milenio.
sociedad del conocimiento, y de configuración de una • ESTEFANÍA, J. (2003): La cara oculta de la prosperidad. Economía
marginación social y personal, que estados demo- para todos, Madrid, Taurus.
• GARGALLO, y otros (2003): Un primer diagnóstico del uso de Inter-
cráticos de bienestar no deben, y no pueden asumir net en los centros escolares
como irresoluble. Como siempre, es mejor prevenir • INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD (2003): Cifra jóve-
nes. Sondeo de opinión, http://www.mtas.es/injuve/biblio/estadisti-
que curar. Y como señala la UNESCO (2005, 36-37): ca/sondeos/sondeo%202003-2b.pdf (12/2/20034). Julio 2002 (http://
“Reducir la brecha digital es un objetivo prioritario www.aui.es, 16/03/2004).
• MARTÍNEZ, F. (2002): TIC y globalización, en AGUIAR, M.V. y
si queremos que las nuevas tecnologías contribuyan otros (coords): Cultura y educación en la sociedad de la información,
al desarrollo y propicien el surgimiento de auténti- La Coruña, Netbiblo, 47-59.
cas “sociedades del conocimiento. El desarrollo en el • NEGROPONTE, N. (1995): El mundo digital, Barcelona, Ediciones
B.
ámbito de la información no descansa exclusivamen- • NETVALUE (2002): Estadísticas sobre Internet en España de NetVa-
te en mecanismos económicos, sino que obedece en lue
• OEI (2010). 2021. Metas educativas. La educación que queremos
gran parte a decisiones políticas. La reducción de la para la generación de los bicentenarios. Madrid: OEI.
brecha digital constituye un desafío de tal enverga- • REAS, M., GROS, B. y MARZAL, M. (2008). Alfabetizaciones y tec-
nologías de la información y comunicación. Madrid: Síntesis.
dura que los gobiernos no podrán afrontarlo solos. • SILVIO, J. (2000): La virtualización de la Universidad, Caracas, IE-
Será necesaria una estrecha cooperación entre los SALC/UNESCO.
• TEZANOS, J.F. (2001): La sociedad dividida. Estructuras de clases y
poderes públicos, las organizaciones internacionales, desigualdades en la sociedad tecnológica, Madrid, Biblioteca Nueva.
el sector privado, el sector asociativo y la sociedad • UIT (2014). Informe sobre Medición de la Sociedad de la Informa-
civil." ción 2014, UIT: Ginebra.
• Unesco (2005): Hacia las sociedades del conocimiento. París:
UNESCO.
REFERENCIAS • UNIÓN INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES
• ALADIS (2003): La brecha digital y sus repercusiones en los países (2002): Informe sobre el desarrollo mundial de las Telecomunicacio-
miembros de la ALADI, http://www.aladi.org/nsfaladi/estudios.nsf/ nes. Reinventar las Telecomunicaciones, UIT, documento pdf.
vestudiosydocumentosweb/169F2E26BFC7A23C03256D74004D6C • UNIÓN INTERNACIONAL DE TELECOMUNICACIONES
5F (1/12/2003). (2003): Informe sobre el desarrollo mundial de las Telecomunicacio-
• CABERO, J. (2001). Tecnología educativa. Diseño y utilización de los nes, UIT, documento pdf.
medios en la enseñanza, Barcelona, Paidós. • WATSON, R. (2011). Mentes del futuro. ¿Está cambiando la era digi-
• CABERO, J. (2002): Mitos de la sociedad de la información: sus im- tal nuestras mentes? Barcelona: Viceversa.
pactos en la educación, en AGUIAR, M.V. (coords): Cultura y edu- • WHITE, D. & LE CORNU, A. (2011). Visitors and Residents:
cación en la sociedad de la información, A Coruña, Netbiblo, 17-38. A new typology for online engagement. http://firstmonday.org/
• CABERO, J. (2004). Reflexiones sobre la brecha digital. htbin/cgiwrap/bin/ojs/index.php/fm/article/view/3171/3049
SOTO, F. y RODRÍGUEZ, J. (coords): Tecnología, educación y diver- (22/09/2012).
sidad: retos y realidades de la inclusión digital. Murcia, Consejería de • WOLTON, D. (2000): Internet ¿Y después?, Barcelona, Gedisa.
Educación y Cultura, 23-42. • ZOOK, M. (2000): “Internet metric: using hosts and domain counts
• CABERO, J. (2004): Reflexiones sobre la brecha digital, en SOTO, F. to map the internet globally”, Telecommunications Policity, 24, 6/7.