Vous êtes sur la page 1sur 5

Clasificación de las empresas

Funciones sustantivas y adjetivas de las empresas

Una vez establecido el fin que se persigue en una empresa y se cuenta con el
personal, técnicas, métodos y materiales, se debe proceder a conformar la
estructura.

La conformación de una estructura consiste en determinar las funciones


necesarias de una empresa dentro de un orden lógico.

Toda empresa tiene como objeto la producción o la distribución de bienes o el


ofrecimiento de servicios. Esto tiene implicaciones para su diseño estructural, pues
determinará su giro, el cual puede ser industrial, comercial o de servicio. Esta
clasificación varía de acuerdo con el tipo de empresa: La producción
correspondería a una empresa industrial; en cambio, un distribuidor mayorista
(empresa comercial) tendría como funciones esenciales compras y ventas y por su
parte una empresa de transporte público (empresa de servicio): operación y
tráfico.

Otra empresa puede estar operando en una industria basada en la alta tecnología,
por lo que tendrá que poner atención a la función de investigación y desarrollo. El
carácter de empresas como hospitales y universidades requerirá otro tipo de
funciones, como servicios de prestaciones médicas y coordinación de docencia.

Los departamentos funcionales importantes son los que realizan La función básica
de la empresa, es decir las funciones sustantivas. Los departamentos funcionales
de menor escala, es decir, los que realizan funciones adjetivas, son aquellos que
se dedican a actividades que, aunque importantes en la empresa, no son las
principales.

Por lo tanto, como parte de la estructura de una empresa se establecen


departamentos principales y auxiliares mediante la distinción de funciones
sustantivas y adjetivas.

Funciones sustantivas

Son las funciones básicas de la estructura de la empresa que sustentan el giro de


la misma y que, además, constituyen el sostén de las demás funciones de la
estructura. Las funciones sustantivas (puede ser una sola) se relacionan
directamente con aquello que la empresa realiza. Específicamente, esas funciones
son decisivas porque:
 La empresa no puede tener éxito global sin un buen desempeño de ellas.
 Un desempeño mediocre de ellas determina el fracaso global de la empresa
en la consecución de sus objetivos.
 Ayudan a determinar al menos parcialmente, el giro de la empresa.
 Dan razón de ser de la empresa.
 En la práctica, son las que más atención requieren; se les asignan más
recursos, equipo, personal e inversión.

Funciones adjetivas

Son las demás funciones de la estructura de la empresa que sirven para dar
apoyo y permanencia a las funciones sustantivas. Además, ayudan a cumplir los
compromisos de las últimas.

Tanto las funciones sustantivas como las adjetivas se constituyen en unidades de


trabajo o áreas de responsabilidad que podemos llamar funciones, departamentos
o divisiones. Didácticamente, lo aconsejable es que cuando se diseñe el
organigrama se empiece de izquierda a derecha y la primera función que debe
colocarse es la sustantiva, ya que representa el giro de la empresa y ayuda,
además, a determinar su misión.

Clasificación

El avance tecnológico y económico ha originado la existencia de una gran


diversidad de empresas. Aplicar la administración más adecuada a la realidad y a
las necesidades específicas de cada empresa es la función básica de todo
administrador.

Por su actividad o giro

Las empresas pueden clasificarse, de acuerdo con la actividad que desarrollen en:

1.-Industriales: La actividad primordial de este tipo de empresas es la producción


de bienes mediante la transformación y/o extracción de materias primas. Las
industrias, a su vez, son susceptibles de clasificarse en:

a) Extractivas: Cuando se dedican a la explotación de recursos naturales, ya sea


renovables o no renovables entendiéndose por recursos naturales todas las cosas
de la naturaleza que son indispensables para la subsistencia del hombre

b) Manufactureras: Son empresas que transforman las materias primas en


productos terminados y que pueden ser de dos tipos:

-Empresas que producen bienes de consumo final


-Empresas que producen bienes de producción.

2.-Comerciales: Son intermediarias entre productor y consumidor; su función


primordial es la compra-venta de productos terminados. Pueden clasificarse en:

a) Mayoristas: Cuando efectúan ventas a gran escala a otras empresas


(minoristas) que a su vez distribuyen el producto directamente al consumidor.

b) Minoristas o detallistas: Las que venden productos al menudeo, o en pequeñas


cantidades al consumidor.

c) Comisionistas: se dedican a vender mercancías que los productores les dan a


consignación, percibiendo por esta función una ganancia o comisión.

3.-Servicio: Como su denominación lo indica, son aquellos que brindan un


servicio a la comunidad y pueden tener o no fines lucrativos y se pueden clasificar
en:

a) Transporte

b) Turismo

c) Instituciones financieras

d) Servicios públicos varios

 Comunicaciones
 Energía
 Agua

e) Servicios privados varios

 Asesoría
 Diversos servicios contables, jurídicos, administrativos.
 Promoción y ventas
 Agencias de publicidad

f) Educación

g) Salubridad (hospitales)

h) Fianzas, seguros.

Por el origen de su capital

Dependiendo del origen de las aportaciones de su capital y del carácter a quienes


dirijan sus actividades, las empresas pueden clasificarse en:
1.-Públicas: En este tipo de empresas el capital pertenece al estado y,
generalmente, su finalidad es satisfacer necesidades de carácter social.

2.-Privadas: Lo son cuando el capital es propiedad de inversionistas privados y la


finalidad es eminentemente lucrativa.

A su vez, pueden ser nacionales, cuando los inversionistas son nacionales o


nacionales y extranjeros, y transnacionales, cuando el capital es
preponderantemente de origen extranjero y las utilidades se reinvierten en los
países de origen.

Por su magnitud

Uno de los criterios mas utilizados para la clasificación de la empresa es éste, en


el que, de acuerdo con el tamaño de la empresa se establece que puede ser
pequeña, mediana y grande; sin embargo, al aplicar este enfoque encontramos
dificultad para determinar límites. Existen múltiples criterios para hacerlo, pero sólo
se analizaran los más usuales:

1.-Financiero: El tamaño de la empresa se determina con base en el monto de su


capital; en este texto no se mencionan cantidades porque éstas cambian
continuamente de acuerdo con la situación económica del país. Se recomienda
que el lector las investigue por su cuenta en las revistas de indicadores
economicos vigentes.

2.-Personal ocupado: Este criterio establece que una pequeña empresa es


aquella en la que laboran menos de 250 empleados y una mediana entre 250 y
1000 empleados y una grande con más de 1000.

3.-Producción: Este criterio clasifica a la empresa de acuerdo con el grado de


maquinización que existe en el proceso de producción; así, una empresa pequeña
es aquella en la que el trabajo del hombre es decisivo, o sea que su producción es
artesanal aunque puede estar mecanizada; pero si es así, generalmente la
maquinaria es obsoleta y requiere de mucha mano de obra. Una empresa
mediana puede estar mecanizada como en el caso anterior, pero cuenta con más
maquinaria y menos mano de obra y finalmente la gran empresa, aquella que esta
altamente mecanizada y/o sistematizada.

4.-Ventas: Establece el tamaño de la empresa en relación con el mercado que la


empresa establece y con el monto de sus ventas. Según este criterio, una
empresa es pequeña cuando sus ventas son locales, es mediana cuando sus
ventas son nacionales y es grande cuando sus ventas son internacionales.
________________________________________________________________________
Münch, Galindo Lourdes, Fundamentos de administración. 8ª. Edición, Trillas 2009,
México.