Vous êtes sur la page 1sur 14

Principios de

Anatomía y
Fisiología (1)

Medicina
laboral

1
Principios de Anatomía y
Fisiología (1)
El cuerpo humano está formado por diferentes aparatos y sistemas. “Los
sistemas consisten en la organización de varios órganos con un origen
embrionario similar y mismo tipo de tejidos. Los aparatos están formados
por varios órganos cuyas células y tejidos son de orígenes embrionarios
diferentes” (Cardelús, Galindo, García, Heredia y Romo, 2013, p. 41). En el
siguiente capítulo, se desarrollarán brevemente algunos de ellos. Puesto que
el tema es demasiado extenso y complejo, para ampliar los conceptos,
deberás remitirte a la bibliografía que se indica en el apartado de
referencias.

Sistema nervioso
El sistema nervioso es la más compleja de las estructuras del organismo.
Podemos dividirlo en:
 Sistema nervioso central:
o encéfalo: formado por el cerebro, el cerebelo y el tronco del
encéfalo;
o médula espinal.
 Sistema nervioso periférico:
o Nervios.

Figura 1: Encéfalo

Fuente: Cardelús et al., 2013, p. 181.

2
Células del sistema nervioso
 Neuronas.
 Células gliales.

Figura 2: Tipos de neuronas según su morfología

Fuente: Cardelús et al., 2013, p. 178.

Fisiología del sistema nervioso

Una función básica del sistema nervioso, la transmisión de


información, es realizada mediante dos vías: las neuronas
sensoriales captan la información recogida por los órganos de
los sentidos y los receptores internos, mientras que las
neuronas motoras envían las respuestas ya procesadas hacia
los órganos correspondientes, por ejemplo, indicando a los
músculos cuándo deben moverse. La información, en forma
de estímulo, recorre el axón de cada neurona mediante un
complejo proceso electroquímico denominado impulso
nervioso. El proceso de transferencia del impulso nervioso de
una neurona a otra se denomina sinapsis; este es un
mecanismo que requiere la intervención de unas sustancias
químicas denominadas neurotransmisores. (Cardelús et al.,
2013, p. 185).

Sistema endocrino
El sistema endocrino es el encargado de secretar, a partir de glándulas
especializadas, a los mensajeros químicos denominados hormonas, que
actúan en diferentes órganos blancos del cuerpo humano regulando
diversas funciones corporales como la reproducción y el crecimiento.

3
Figura 3: Principales funciones hormonales

Crecimiento y desarrollo.

Reproducción.

Producción, utilización y almacenamiento de energía.

Mantenimiento del medio interno.

Fuente: adaptado de Tresguerres, López-Calderón, y Villanúa 2009, p. 236.

Tabla 1: Tipos de hormonas y sus efectos

Precursores
Hormonas del
hipotalámicos.
lóbulo anterior Órgano diana Efecto
Nombres y
de la hipófisis
acción
TSH: es la
TRH: hormona hormona Estimula la síntesis
estimulante de la estimulante de Tiroides de las hormonas
secreción de TSH la secreción tiroideas T3 y T4
tiroidea.
LH: hormona
estimulante de
la secreción de
hormonas
sexuales
Estimula la
LH-RH: hormona (estrógenos y
Testículo y ovulación.
estimulante de la progesterona
ovario Estimula la síntesis
secreción de LH en mujeres y
de testosterona.
andrógenos en
los hombres) y
de la
maduración del
óvulo.

4
FSH: hormona
que favorece la
Estimula la
maduración de
Gn-RH: hormona maduración de los
las células Testículo y
estimulante de la folículos ováricos.
reproductoras ovario
secreción de FSH Estimula la
(óvulos y
espermatogénesis.
espermatozoid
es)
ACTH: es la
CRH: hormona hormona
Estimula la síntesis
estimulante de la adenocorticotr Glándulas
y liberación de
secreción de opa. Tiene suprarrenales
corticoesteroides
ACTH múltiples
acciones.
GH: es la
hormona del
GH-RH: hormona
crecimiento y Cartílago de Estimula el
estimulante de la
es una crecimiento crecimiento y la
secreción de GH u
hormona de de los reproducción
hormona del
actuación huesos. celular
crecimiento
directa sobre
los huesos.
Inhibe el
GH-IH: hormona Inhibe la Cartílago de
crecimiento y la
inhibidora de la secreción de crecimiento
reproducción
secreción de GH GH. de los huesos
celular.
El primero
actúa
estimulando la
Glándula Estimula la
PRF y L-Dopa. secreción de
mamaria secreción láctea.
prolactina y la
segunda la
inhibe
MSH o
melanotropina:
es la hormona
estimulante de
Sin precursor los Estimula la síntesis
Piel.
hipotalámico. melanocitos, de melanina.
responsable
del color de la
piel de las
personas.

Fuente: Cardelús et al., 2013, p. 219.

5
Aparato respiratorio
El aparato respiratorio está compuesto por:
 Vías respiratorias superiores:
o nariz;
o faringe;
o laringe;
o tráquea;
o bronquios primarios.

 Pulmones:
o bronquios secundarios y terciarios;
o bronquiolos;
o conductos alveolares y alveolos.

Figura 4: Esquema general del aparato respiratorio

Fuente: Tresguerres et. al., 2009, p. 171.

6
Circulación pulmonar

La misión principal de la circulación pulmonar es poner en


contacto a toda la sangre que sale del corazón con el gas
alveolar en los capilares pulmonares. De esta manera se logra
el intercambio de gases. Cuando la sangre llega a los capilares
pulmonares tiene un contenido bajo en O 2 y alto en CO 2. Al
ponerse en contacto con el aire alveolar, la sangre de los
capilares se satura de O 2 y pierde CO 2 . La sangre de las
venas pulmonares es, por tanto, rica en O 2 y pobre en CO 2 .
Esta sangre llega a la aurícula izquierda, pasa al ventrículo
izquierdo y sale de él por la aorta para distribuirse por todo el
sistema arterial de la circulación periférica. Al llegar a los
capilares de los tejidos, la sangre cede el O 2 y capta CO 2 que
se ha producido como consecuencia del metabolismo celular.
La sangre vuelve de nuevo, a través del sistema venoso
sistémico, a la aurícula derecha, pasa al ventrículo derecho y
de ahí va de nuevo al pulmón. (Tresguerres et.al, 2009, p.
176).

Sistema osteoarticular
El sistema osteoarticular está formado por un conjunto de huesos, músculos
y articulaciones que permiten el movimiento del cuerpo.

Figura 5: Funciones del sistema osteoarticular

Soporte de los tejidos blandos del cuerpo.

Protección de estructuras delicadas


(cerebro, pulmón, corazón).

Inserción muscular para permitir los


movimientos corporales.

Depositos de sales minerales, como calcio y


fósforo.

Producción de celulas sanguíneas en la


médula ósea.

Fuente: adaptado de Tresguerres et.al., 2009, p. 16.

7
Huesos

Existen 206 huesos en el cuerpo humano. Estos se clasifican, según su


forma, en:
 huesos planos: huesos del cráneo;
 huesos largos: huesos de los miembros;
 huesos cortos: huesos de la muñeca;
 huesos irregulares: vértebras (Cardelús et. al., 2013, pág. 51).

Microscópicamente, los huesos están formados por tejido óseo compacto y


tejido óseo esponjoso compuesto por las siguientes células:
 osteoclastos: destruyen el tejido óseo;
 osteoblastos: forman el tejido óseo;
 osteocitos: osteoblastos maduros (Cardelús et.al., 2013, pág. 52).

Articulaciones

Podemos definir a una articulación como el tejido o conjunto de estructuras


que sirve de unión a dos huesos adyacentes, permitiendo su movimiento.
Las articulaciones se pueden clasificar según su movimiento en:
 Sinartrosis: no tienen movimiento, como las suturas del cráneo.
 Anfiartrosis: son articulaciones semimóviles, como por ejemplo la unión
del cartílago con el esternón.
 Diartrosis: presentan movimiento libre (Cardelús et. al., 2013, pág. 57).

Figura 6 : Ejemplos de articulaciones

Fuente: Cardelús et al., 2013, p. 57.

8
Músculos

Los músculos cubren los huesos y se unen a estos por tendones


proporcionando el movimiento voluntario del cuerpo.

Figura 7: Tipos de los músculos

Músculo liso

Músculo cardíaco

Músculo estriado

Fuente: elaboración propia.

Por su función en el movimiento, los músculos pueden ser:


 Agonista: es el músculo que realiza la acción principal
en un movimiento.
 Antagonista: es el músculo que se opone al
movimiento. El músculo antagonista puede controlar
la acción del músculo agonista o relajarse y dejarlo
actuar libremente.
 Sinergistas: son músculos que ayudan al músculo
agonista en la acción.
 Estabilizadores: son músculos que fijan un segmento
óseomientras se produce la acción en otro segmento
adyacente, por ejemplo los músculos que fijan la
mano mientras se produce la flexión de los dedos.

Por su acción, los músculos se denominan:


 Flexor– extensor, cuando acercan o alejan dos partes
de un miembro, por ejemplo, el brazo y el antebrazo.
 Abductor– aductor, cuando acercan o alejan partes
del cuerpo con respecto a un eje corporal.

9
 Rotador, cuando hacen que un hueso gire alrededor
de un eje, distinguiéndose entre pronador y
supinador.
 Esfínteres, que se encargan de la apertura o el cierre
de un orificio corporal. (Cardelús et. al., 2013, pág. 59).

Aparato digestivo
El aparato digestivo es la puerta de entrada para que las diferentes
sustancias nutritivas, vitaminas, minerales y líquidos ingresen al organismo.
Su principal función consiste en la absorción y digestión de nutrientes.

Figura 8: Organización general del tracto gastro intestinal

Fuente: Tresguerres et. al., 2009, p. 171.

10
Digestión

La digestión comienza en la boca a través de dos mecanismos:

Digestión mecánica: Producida por la acción de los dientes


en colaboración con la lengua, fraccionando los alimentos en
segmentos más pequeños y más fácilmente absorbibles.

Digestión química: La saliva producida por las glándulas


salivares descompone los alimentos en moléculas de menor
tamaño. También humedece los alimentos, lubrica la cavidad
oral y ayuda a que se forme el bolo alimenticio,
produciendose la deglución, que es la conducción del bolo
alimenticio desde la boca hasta el estómago a través de la
faringe y el esófago.

En el estómago, el bolo, parcialmente digerido, se mezcla


con el jugo gástrico y gracias a los movimientos peristálticos
llega al intestino delgado a través del píloro. Dentro del
estómago actúa el jugo gástrico, constituido por ácido
clorhídrico, moco y agua.

En el intestino delgado las células de la mucosa,


productoras de moco, protegen y facilitan el tránsito
intestinal. Además, secreta el jugo intestinal, que es rico en
agua, bicarbonato y enzimas digestivas como disacaridasas,
lipasas y entoroquinasas.

Al intestino delgado se vierten la bilis producida en el


hígado y el jugo pancreático producido en el páncreas. La bilis
contiene las sales biliares, que emulsionan las grasas para que
las enzimas del páncreas puedan actuar sobre ellas. Tienen
también otras funciones, como la de servir de vía de
excreción de ciertos materiales que no pueden ser
expulsados por la orina y deben eliminarse por las heces. El
jugo pancreático que se vierte al duodeno contiene
bicarbonato sódico, que neutraliza la acción del ácido
clorhídrico de los jugos gástricos, protegiendo así la mucosa
duodenal, y enzimas digestivas, que realizan diversas
acciones.

Tras la acción de todas estas enzimas los alimentos quedan


fraccionados en componentes más sencillos (monosacáridos,
aminoácidos y ácidos grasos).

11
En el interior del intestino grueso habitan
microorganismos simbióticos que constituyen la llamada
flora intestinal, de gran importancia, pues son capaces de
digerir la celulosa presente en ciertos alimentos y liberar
vitamina K y B. (Cardelús et al., 2013, p. 125).

Absorción

La absorción es el proceso mediante el cual los metabolitos,


que son los productos finales de la digestión, pasan a los
capilares sanguíneos para ser transportados por la sangre.

Los elementos estructurales del tubo digestivo, como los


pliegues de la mucosa, las vellosidades intestinales y las
microvellosidades de las células intestinales, aumentan su
superficie favoreciendo este proceso.

Los lugares principales donde tiene lugar la absorción de


los metabolitos son el duodeno y el yeyuno proximal. En este
último lugar se produce la absorción de hierro, calcio, lípidos
y vitaminas liposolubles y se inicia la de aminoácidos y
glúcidos.

En porciones posteriores del yeyuno finaliza la absorción


de glúcidos y aminoácidos, en el íleon se absorben las sales
biliares y en el colon finaliza la absorción de agua y
electrolitos. La glucosa y los aminoácidos pasan a través del
intestino delgado a la sangre y se dirigen a la vena porta,
mientras que los ácidos grasos y la glicerina atraviesan la
pared del intestino y pasan al sistema linfático. Tras la
absorción de estos últimos elementos, se forman las materias
fecales o heces, que son transportadas y almacenadas hasta
el momento de su expulsión en la defecación. Las heces están
compuestas por masas de bacterias y fibras de celulosa que
no son digeridas por el intestino humano. Además, contienen
grasas, proteínas, materia inorgánica y restos de los
componentes. (Cardelús et al., 2013, p. 127).

12
Figura: Digestión y absorción de nutrientes

Fuente: Cardelús et al., 2013, p. 127.

13
Referencias
Cardelús, R., Galindo, C., García, A. Heredia, M., y Romo, C. (2013) Aparato
digestivo. En Autores, Anatomofisiología y patología básicas (pp. 118-131). Madrid:
Macmillan Iberia, S. A.

Tresguerres, A. López-Calderón, y M. A. Villanúa, M. A. (2009), Anatomía y


fisiología del cuerpo humano. España: McGraw-Hill.

14