Vous êtes sur la page 1sur 3

Interviewing and qualitative field methods: pragmatism and practicalities – B.

Rathbun

Se parte diciendo que la entrevista es un método poderoso pero aún


incomprendido y poco usado para hacer investigación en ciencia política. Esto,
debido a que aún hay muchos “peros” que se le oponen, como por ejemplo: el alto
costo de conseguir entrevistas con ciertas elites, su alto costo en recursos, el
costo geográfico, entre otros.
El autor cree que hay dos razones por la que la entrevista aún no se hace popular
en la ciencia política: 1) la entrevista a menudo entra en conflicto con las
tendencias metodológicas de la disciplina y 2) que no se enseña lo práctico de la
entrevista, su utilidad.

1. Escepticismo sobre entrevistar en ciencia política

El conductismo y rational choice han sido los principales escépticos. Ellos


argumentan que los datos recolectados en una investigación deben ser lo más
objetivos posible, en pos de que diferentes investigadores pudiesen estar de
acuerdo en cuanto al significado e implicancias de los datos. De esta manera se
hace produce un acercamiento a la cuantificación, método más preciso en cuanto
a los datos, el cual facilita evaluaciones objetivas de ellos.

Los conductistas se inclinan por entrevistas estructuradas, en donde las mismas


preguntas son hechas en el mismo orden, con un número restringido de
respuestas.

Los conductistas creen en la importancia de la objetividad del investigador al hacer


las entrevistas, en cambio para los teóricos del rational choice, esa objetividad es
importante en los mismos actores políticos.

2. El caso pragmático para entrevista

Los entrevistadores deben tener cuidado de distinguir los hechos de las opiniones.
Así, deben procurar que sus creencias y opiniones políticas no afecten las
interpretaciones de sus datos recolectados.

La entrevista es el mejor método para estableces la importancia de agencias o


factores ideacionales como la cultura, las normas, la ética, la percepción, el
aprendizaje, entre otros. Así, es un método para recopilar datos sobre las
características de un mundo social.
Los deseos y creencias de las personas deben medirse independientemente de
sus acciones, siendo la entrevista una buena herramienta para aquella medición
diferenciada.

Aunque la entrevista sea una poderosa herramienta para descubrir preferencias y


agencia, esto no quiere decir que no sea útil para descubrir sus causas
estructurales de igual manera. Entrevistar puede ayudar a establecer si un actor
político se sintió presionado por fuerzas más allá de su control, y cuáles fueron
esas fuerzas, sobre todo cuando hay múltiples variables independientes en la
mezcla teórica.

Sobre las preguntas, estas, para que sean correctas según Keohane, deben ser
tangibles e indirectas a la vez. Así, conforme a lo anterior, preguntas más
fundamentadas en hechos son menos sujetos a múltiples interpretaciones.

Algunas estrategias para obtener información más abstracta como opiniones o


impresiones de los entrevistados – en vez de hechos concretos:
*Sobre un tema, hecho, etc. “algunos dicen X, otros dicen Y, ¿qué responderías a
eso?”. Esto es como hacer un trade-off para el entrevistado.
*Preguntar sobre contrafácticos: “Why didn’t you do X? o “What if you had done Y
in situation Z?” .

3. Consensos sobre la utilidad de la entrevista

*Es sumamente relevante hacer una buena revisión bibliográfica antes de hacer
una entrevista, para así estar bien contextualizado.
De esta manera, al estar bien contextualizado, podrá conocer cuales serían los
actores claves de posibles entrevistas, y los contactaría. Al ir entrevistándolos se
podría generar el conocido “efecto bola de nieve”, en el cual el entrevistados
podría llegar a más entrevistados, de quienes no contaba con su contacto antes.

*La entrevista no debe ser enteramente estructurada o nada estructurada, sino


que debe tener una línea a seguir, pero con la suficiente flexibilidad como para
salirse de ella, y volver a ella.

*La entrevista debe ir de hechos concretos a cosa más complejas y/o abstractas
como impresiones, opiniones, etc.
*La comunicación no verbal también es una buena fuente de información: si una
respuesta esta completa, el investigador puede evaluar la comunicación no verbal
que entregó la persona al responder.

*Al terminar la entrevista es bueno preguntar al entrevistado con quienes más se


podrían ahondar estos temas. Así puede conseguirse el efecto “bola de nieve.

4. Conclusión

A pesar de sus costos financieros y dificultades metodológicas, la entrevista es


una muy buena herramienta de investigación y recolección de datos.