Vous êtes sur la page 1sur 3

El Neoliberalismo

es un modelo económico que se enmarca dentro de las doctrinas del liberalismo


económico, a su vez dentro del sistema capitalista.

Quienes defienden al neoliberalismo, llamados neoliberales, muestran su claro


apoyo a la liberalización en materia de economía, lo cual implica que los mercados
sean totalmente abiertos, fomentando de este modo el libre comercio, a partir de
una desregulación de los mercados.

Además, el neoliberalismo tiene otra característica fundamental que es la


privatización, por la idea de que la administración privada es más eficiente y
adecuada que la administración pública. Por eso, de este modo se “achica” la
intervención del Estado tanto en lo que hace referencia a la regulación del
mercado como así también al gasto e inversión pública en materia de caminos y
rutas, educación, salud, etc.

El neoliberalismo surgió en 1930, como una manera de superar la crisis de la


Bolsa de Nueva York en 1929, que puso en jaque al mercado de valores. Además,
en su conjunto de teorías e ideologías, el neoliberalismo impulsa el fortalecimiento
de las economías nacionales, pero a partir de una división del trabajo pensado a
gran escala, para de ese modo poder ingresar en un proceso de globalización, lo
cual se denominó división internacional del trabajo, donde cada país fortalecía e
impulsaba su economía en un sector específico: en el caso de los países de
América Latina, la agricultura, la ganadería y otras actividades primarias fueron los
principales motores de inserción en esa división internacional, mientras que los
países europeos y Estados Unidos empujaron su capacidad industrial y desarrollo
tecnológico.

Como un “revivir” de esa división internacional del trabajo, durante los años ’90 se
relató el Consenso de Washington, que se trataba de un listado que incluía
políticas económicas aconsejadas para América Latina con el objetivo de empujar
su crecimiento. Este listado fue elaborado por diferentes organismos financieros a
escala internacional en la ciudad de Washington DC y se transformó en el
programa aplicado por varios países de América Latina, como Argentina, Brasil,
Colombia, Perú y Chile.

Algunas medidas tomadas por los gobiernos, de acuerdo a ese programa general
que era el Consenso de Washington fue privatizar la recaudación de aportes a la
seguridad social, el achicamiento del gasto público en salud y educación, que llevó
a la creación de escuelas privadas y de servicios de medicina paga, la no
inversión en el sector del transporte público, la casi nula presencia de programas
sociales a sectores sociales vulnerables, etc.
Qué es Neoliberalismo:

El neoliberalismo es una teoría político-económica que retoma la doctrina del


liberalismo clásico y la replantea dentro del esquema capitalista actual bajo
principios más radicales. La palabra, como tal, es un neologismo formado por el
elemento compositivo “neo-”, que proviene del griego νέος (néos) y significa
‘nuevo’, el sustantivo del latín liberālis, y el sufijo relativo a doctrina o sistema “-
ismo”.

El neoliberalismo surge como reacción a la intervención del Estado como


garante de una mayor justicia social (es decir, del Estado benefactor), y toma
fuerza gracias a las debacles de la economía capitalista del siglo XX,
particularmente las registradas a finales de los años 20 y la de la década de 1970.

Para el neoliberalismo, el Estado debería cumplir únicamente sus funciones


fundamentales como organismo regente en la organización de la sociedad, de
modo que se opone a su intervención en el funcionamiento de la economía, para
así mantener a raya las regulaciones e impuestos al comercio y las finanzas.
Favorece la privatización de empresas y servicios que estaban en manos del
sector público, bajo la premisa de que el sector privado es más eficiente. Es
partidario de la reducción del gasto social, de propiciar la libre competencia, de las
grandes corporaciones, y de debilitar y desintegrar los sindicatos.

El neoliberalismo considera que la economía es el principal motor de


desarrollo de una nación, por ello, además de considerar que todos los aspectos
de la vida de una sociedad deberían estar subordinados a las leyes de mercado,
defiende el libre comercio para propiciar una mayor dinámica en la economía, lo
cual, en teoría, debería generar mejores condiciones de vida y de riqueza material.

Sus principales ideólogos y promotores son Friedrich August von Hayek y


Milton Friedman, quienes la proponen como modelo alternativo para salvar la
economía del siglo XX. Líderes políticos de la magnitud de Ronald Reagan,
Margaret Thatcher o Augusto Pinochet, en Latinoamérica, fueron los primeros
en implementar las políticas neoliberales en sus respectivos países. No obstante,
hoy en día es una de las corrientes ideológicas más extendidas en Occidente,
siendo su modelo por excelencia Estados Unidos.

Neoliberalismo y globalización

El neoliberalismo experimentó una expansión mundial en las últimas décadas del


siglo XX, lo cual se compaginó con el ascenso de la globalización como proceso
de carácter económico, tecnológico y social, que produciría un mundo más
compenetrado e interconectado a nivel de mercados, sociedades y culturas.

La expansión del sistema capitalista como producto de la caída de las


economías comunistas, junto con principios propios del neoliberalismo, tales como
la limitación de la intervención estatal en las relaciones comerciales, y la oposición
a las regulaciones y los aranceles, todo ello bajo el esquema del libre mercado,
ha ido provocando una unidad económica mundial, con fronteras cada vez más
abiertas y mercados comunes cada vez mayores, propia de una economía
globalizada.

Existen debates sobre si la globalización es producto del neoliberalismo o


viceversa, aunque lo cierto es que la globalización crea las condiciones
idóneas para el neoliberalismo, por lo cual podemos afirmar que son procesos
complementarios.

Neoliberalismo en México

En México, el neoliberalismo surge en la década del ochenta, en un escenario


de crisis económica, durante el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado, quien
inicia la implementación de una serie de reformas neoliberales que se
caracterizarían por la privatización de empresas estatales, la contracción del
Estado, la reducción del gasto público y una apertura de la economía, distinguida
por el incentivo a la inversión de capitales extranjeros, la introducción al país de
empresas multinacionales, etc.

Las políticas neoliberales en materia económica, impuestas tanto por el Fondo


Monetario Internacional como por el Banco Mundial, serán continuadas por
Carlos Salinas de Gortari y sus sucesores en la jefatura del Estado mexicano, lo
que dará paso a que México firme el Tratado de Libre Comercio con Estados
Unidos y Canadá en los años noventa y otorgue autonomía al Banco de México,
entre otras medidas.