Vous êtes sur la page 1sur 8

Sistema digestivo

Segun Kardong (2007) el sistema digestivo adulto se compone del tubo digestivo y las
glándulas digestivas accesorias. Él tubo digestivo es conducto tubular que se extiende por
el cuerpo desde los labios de la boca hasta el ano o abertura cloacal; en las paredes que
tapizan este tubo hay una serie de glándulas cuyas secreciones se liberan directamente a
la luz. Según las diferencias histológicas existentes entre estas glándulas luminales
intrínsecas y las diferencias de tamaño ,forma y origen embrionario, se reconocen tres
regiones en el tubo digestivo. La cavidad bucal o boca conduce a la faringe y después al
canal alimentario, y, teniendo en cuenta las diferencias histológicas de la pared luminal del
conducto alimentario se pueden diferenciar cuatro regiones: esófago, estomago, intestino
delgado e intestino grueso.

En la mayoría de los vertebrados, el tubo digestivo termina en una cloaca, una cámara
terminal que recibe tanto los productos fecales del intestino, como los productos del tracto
urogenital, cuya abertura cloacal. Sin embargo, en algunos peces y en la mayor parte de
los mamíferos no existe cloaca y los tractos intestinal y urogenital tienen salidas
separadas. Un intestino grueso enrollado conduce normalmente a un recto con una
abertura anal (ano) al exterior. Las glándulas digestivas anejas son glándulas son
glándulas extrínsecas que se sitúan fuera de las paredes del tubo digestivo, pero que
segregan a su luz compuestos químicos, las enzimas digestivas, por medio de largos
conductos. Las principales glándulas del tubo digestivo son las glándulas salivales, el
hígado y el páncreas.

Componentes del sistema digestivo

 Cavidad Bucal
La cavidad bucal contiene los dientes, la lengua y el paladar, desembocando en
ella las glándulas orales. Las glándulas salivales ayudan a humedecer el alimento y
segregan enzimas para comenzar la digestión química. En algunas especies, la
masticación inicia la degradación mecánica del alimento.

◦ Limites
La abertura oral, cuyos márgenes son los labios, forma la entrada de la cavidad
bucal. Generalmente, los labios superior e inferior siguen la línea de las hileras
de dientes y se unen posteriormente en el Angulo de las mandíbulas. En los
mamíferos los labios superior e inferior se unen cerca del frente de la boca muy
por delante del ángulo de las mandíbulas, creando una región cubierta de piel,
las mejillas. Los labios son normalmente flexibles, aunque las aves, las
tortugas, algunos dinosaurios y unos pocos mamíferos tienen picos rígidos con
bordes firmes.

Los labios definen el limite anterior de la boca, y el arco palatagoso es un


pliegue que marca el límite posterior de la boca, y se sitúa entre esta y la
faringe; sin embargo si este u otros limites anatómicos están ausentes, la boca
y la faringe forman una cámara conjunta denominada cavidad orofaringea o
bucofaríngea.

◦ Paladar
El techo de la cavidad bucal es el paladar, formado a partir de la fusión de los
huesos ventrales del cráneo, por encima de la boca. El paladar primitivo, o
paladar primario, incluye una serie medial de huesos (vómer, pterigoides,
paresfenoides) y una serie medial de lateral (palatinos, ectopterigoides). En la
mayoría de los peces, el paladar primario es una bóveda baja sin aperturas. En
los ripidistios y tetrápodos, la fosa nasal desemboca en la boca a través de
aberturas pares en el paladar primario, las narinas internas o coanas. Los
pliegues palatales son crecimientos hacia el interior de los huesos laterales que
se unen en la línea media y forman un segundo techo horizontal que separa las
fosas nasales de la boca. Este nuevo techo, presente en los mamíferos y en
algunos reptiles, se denomina paladar secundario. La parte anterior del paladar
secundario es el paladar duro, que se compone de aportaciones óseas pares
del pre maxilar y la maxila; en algunas especies, el palatino y los pterigoides
también contribuyen. En los mamíferos, el margen posterior del paladar
secundario es el paladar blando flexible, que se aleja incluso más de la posición
de las narinas internas hacia la parte posterior de la cavidad bucal.

◦ Dientes
Los dientes son un carácter único entre los animales vertebrados; normalmente,
están cubiertos con esmalte, una capa mineralizada que solo se encuentra en
los vertebrados. Los dientes intervienen en la captura y sujeción de la presa
ofreciendo también unas fuertes superficies opuestas que se emplean para
romper cubiertas duras. En los mamíferos y otros pocos vertebrados, la
digestión mecánica comienza en la boca.

La parte del diente que sobresale por encima de la encía es la corona, la que
está por debajo es la base, que si encaja en un agujero o alveolo dentro de la
mandíbula ósea, se denomina raíz. Dentro de la corona la cavidad pulpar se
estrecha cuando entra en la raíz, formando el canal radicular que se abre en el
extremo de la raíz formado por el foramen apical. Un tejido conjuntivo mucoso,
o pulpa, rellena la cavidad pulpar y el canal radicular para sujetar los vasos
sanguíneos y los nervios que entran en el diente a través del foramen apical. La
superficie oclusal de la corona permite el contacto con los dientes opuestos,
siendo las cúspides pequeñas crestas o picos sobre la superficie.

El diente está formado por tres tejidos duro: El esmalte, la dentina y el cemento.
El esmalte es la sustancia más dura del cuerpo y forma la superficie de la
corona del diente. La dentina recuerda al hueso en cuanto a composición
química, pero es más dura. Se sitúa bajo el esmalte y el cemento, y forma las
paredes de la cavidad pulpar. Incluso después de la erupción del diente,
lentamente se deposita nueva dentina durante toda la vida del individuo.
Los dientes se anclan en los huesos de soporte de tres formas generales. Los
mamíferos y algunos vertebrados inferiores tienen dientes teodontos hundidos
en alveolos dentro del hueso. Otros vertebrados presentan una condición
acrodonta, con alveolos poco profundo y los dientes anclados a la cresta del
hueso, o una condición preurodonta, con los dientes fijados a la cara lateral del
hueso. En algunos herbívoros y depredadores los dientes están con frecuencia
muy aplanados con superficies a modo de yunques para machacar material
fibroso vegetal o las duras conchas de los moluscos. Los dientes de muchos
peces teleósteos forman superficies abrasivas que usan para raspar las algas
incrustadas en las rocas y dejarlas en suspensión para luego recogerlas.
◦ Lengua
La lengua de los ciclóstomos no deriva de la musculatura hipo-branquial, sino
de la parte inferior de la faringe. Durante la alimentación, los ciclóstomos sacan
su lengua blandam que tiene las crestas de <<dientes>> ásperos
queratinizados; sin embargo, la mayor parte de los gnatostomados carecen de
lengua. Ocasionalmente, los dientes que nacen en los extremos de las barras
branquiales se pueden mover contra el paladar, pero raramente está presente
una lengua carnosa muscularizada.

 Faringue
En los adultos ,la faringe es poco más que un conducto para el paso del alimento y
el aire ,pero filogenéticamente es la fuente de muchos órganos y su historia, en el
desarrollo, es compleja. Durante el desarrollo embrionario el estomodeo
(ectodermo) se abre en la faringe, pero esta se forma a partir de la parte anterior
del tubo digestivo(endodermo) y se destaca ,relativamente ,comparada con el resto
de tubo digestivo, todavía en formación, Una serie de bolsas o sacos faríngeos se
forman en sus paredes laterales y crecen hacia el exterior para entrar en contacto
con hundimientos de la piel ectodérmica, denominados surcos branquiales. En el
punto de contacto, estos sacos y surcos forman un tabique o placa de cierre, entre
ellos. En los peces y las larvas de anfibios, las placas de cierre están perforadas
para formar las hendiduras branquiales funcionales. En otros vertebrados, estas
placas de cierre no se rompen o, si lo hacen, son selladas de pronto de tal modo
que no se forman hendiduras branquiales funcionales. La subsecuente contribución
de la faringe embrionaria a las estructuras del adulto es asombrosa. Todos los
sacos contribuyen a la formación de timo en los peces, un numero variable en los
anfibios y los sacos faríngeos III y IV lo hacen en los mamíferos,
La ingestión, o deglución, implica el movimiento enérgico del bolo desde la boca y
la faringe al esófago y después al estómago. La mayor parte de vertebrados
engullen el alimento, lo ingieren entero y expanden sus esófagos para amoldarse a
su forma. El esófago se distiende y el alimento entra en él. Las contracciones de
los músculos de sus paredes lo llevan por todo el esófago hasta el estómago.
Cuando el alimento entra en el esófago, oleadas de contracciones en sus paredes
y movimientos generales del cuello fuerzan al bolo a desplazarse hasta el
estómago.
 Tubo digestivo
En algunos vertebrados, las digestión comienza en la cavidad bucal, pero
realmente el procesado del alimento se produce en el tubo digestivo, que conlleva
la disgregación del bolo, la disgregación, la absorción de sus constituyentes
disponibles y la eliminación de los restos indigeribles. El diseño del tubo digestivo
está relacionado con la dieta del organismo. Debido a que la dieta pueda diferir
incluso en grupos emparentados, los tubos digestivos pueden ser
significativamente distintos en entre vertebrados relacionados filogenéticamente. La
mayor parte de los vertebrados tienen un tubo digestivo formado por un esófago,
un estómago, intestinos y una cloaca; por muy distintos que parezcan ser, todos
comparten un diseño similar subyacente.
Cada región está constituida por un plan común de organización, que consiste en
un tubo hueco con paredes formadas por cuatro capas. La capa más interna es la
mucosa, que incluye al epitelio que recubre la luz, las delgadas fibras de musculo
liso de la muscularis mucosae .La submucosa ,formada por tejido conjuntivo laxo y
plexos nerviosos del sistema nervioso autónomo, constituye la segunda capa del
tubo digestivo. Por fuera de esta capa se sitúa la muscular externa, compuesta por
capas longitudinales y circulares de musculo liso. La capa superficial es la
adventicia, que está formada por tejido conjuntivo fibroso. Si un mesenterio rodea
el tubo digestivo, esta capa externa de tejido conjuntivo se denomina serosa.
El resultado final del giro, crecimiento y plegamiento embrionario es solucionar un
problema de “empaquetamiento” como se puede contener en el reducido espacio
de la cavidad corporal un tubo digestivo largo y activo. De forma asombrosa, este
largo tubo se dispone dentro de un espacio pequeño de tal manera que evita su
enroscamiento en espiral como se haría enroscar una manguera de riego, ya que
de esta manera se podría interrumpir el flujo a través de dicho tubo. Cuando llega
el alimento, la sección digestiva correspondiente entra en actividad, tanto mecánica
(batido, peristalsis) como química (secreciones digestivas), y queda suspendida de
los mesenterios, que también controlan dicha actividad.
◦ Esófago
El esófago conecta la faringe con el estómago, es un tubo delgado que se
distiende fácilmente para alojar incluso un bolo alimenticio grande, segrega
moco con frecuencia, para ayudar al paso del alimento, pero rara vez produce
enzimas que tomen parte en la digestión química. En algunos vertebrados, la
mucosa esofágica está recubierta de células ciliadas que controla el flujo del
moco lubricante alrededor del alimento.
El epitelio ciliado también ayuda a reunir pequeñas migajas de comida y
moverlas hasta el estómago. En otros, la mucosa es un epitelio estratificado;
este puede incluso estar queratinizado en animales que ingieren los alimentos
ásperos o abrasivos. En los vertebrados que ingieren grandes cantidades de
alimento de una sola vez, el esófago sirve como almacén temporal hasta que el
resto del tubo digestivo empiece la digestión. En la parte anterior las capas de
musculatura tienden a estar compuestas por musculo liso estriado que en la
parte posterior será remplazado por musculo liso.
◦ Estomago
El esófago conduce el bolo alimenticio hasta el estómago, una región expandida
del tubo digestivo. El estómago falta en los precordados, excepto en algunos
urocordados que sí que poseen estómago y hasta él llega el mucus con las
partículas alimenticias procedentes de las branquias. Los animales que comen
grandes cantidades de alimento sobre una base irregular, como muchos
carnívoros, tienen estómagos que sirven de almacén hasta que los procesos de
digestión mecánica y química están a punto. El ácido clorhídrico producido por
el estómago puede haber intervenido en retrasar la putrefacción del alimento
por las bacterias, conservándolo así hasta que la digestión tenga lugar. En la
mayoría de vertebrados, el estómago desempeña un papel mayor, en él se
produce algo de absorción de agua, de sales y de vitaminas, pero
predominantemente sirve para agitar y mezclar alimento de forma mecánica y
añadir los productos químicos de la digestión denominados colectivamente
como jugo gástrico, que tiene algunas enzimas y moco, pero está compuesto
principalmente por ácido clorhídrico segregado por la pared mucosa del
estómago. Las bandas musculares lisas de sus paredes actúan como esfínteres
para evitar el retroceso del alimento
El tamaño expandido del estómago lo distingue del estrecho esófago y del
intestino delgado en el que se vacía. Cuando no está distendida con alimento,
la pared del estómago se relaja formando pliegues que también ayudan a
marcar los límites del mismo. Sin embargo, la burda morfología externa no
siempre marca con fiabilidad la diferencia interna en la estructura de la pared
mucosa. Consecuentemente, el carácter histológico de la pared mucosa se
emplea con frecuencia para distinguir las regiones funcionales importantes
dentro del estómago.
Existen tres divisiones en el estómago [región cardica, región fundica(fundus) y
región pilórica] basadas en la posición relativa y el tipo de glándulas gástricas.
La región cardica es una zona muy estrecha que solo existe en los mamíferos y
que marca la transición del esófago al estómago. El fundus es normalmente la
mayor región del estómago y contiene las glándulas gástricas mas importantes,
las glándulas fundicas. En las glandulas del fundus existen células mucosas,
pero estas glándulas se distinguen por la abundancia de células parietales, la
fuente de ácido clorhídrico células principales, la supuesta fuente de varias
enzimas proteolíticas. Antes de desembocar en el intestino, el estómago
normalmente se estrecha formando el píloro, cuyas paredes de la mucosa
presentan distintas glándulas gástricas que se denominan glándulas pilóricas,
que están compuestas sobre todo por células mucosas, cuya secreción ayuda a
neutralizar el quimo acido a la vez que este se desplaza hacia el intestino. Por
lo tanto, la mayor parte del procesado mecánico y químico ocurre en el fundus.
◦ Intestino
La mucosa del intestino es distinta a las del resto del canal alimentario. En
primer lugar, este contiene un epitelio cuya superficie libre hacia la luz presenta
muchas microvellosidades, quizás hasta varios miles por célula. Estos delgados
salientes, a modo de dedos, incrementan sustancialmente la superficie de
absorción del canal alimentario. Sus superficies también parecen formar un
microambiente, muy lejano de la enorme luz central donde las enzimas
digestivas pueden actuar más favorablemente sobre el alimento. En segundo
lugar contiene glándulas intestinales (criptas de Lieberkühn) ,la fuente de
muchas enzimas digestivas que se segregan en el intestino.
◦ Generalmente, existen dos regiones principales en el intestino, el delgado y el
grueso. En intestino delgado puede ser bastante largo, pero normalmente tiene
un diámetro menor que el intestino grueso. En el intestino delgado pueden
existir hasta tres partes sucesivas: duodeno, yeyuno e íleon. El duodeno recibe
el quimo del estómago y secreciones exocrinas principalmente del hígado y
páncreas. El yeyuno y el íleon están mejor definidos en los mamíferos sobre la
base de características histológicas de la pared mucosa. La válvula ilecolica es
un esfínter situado entre el íleon del intestino delgado y el intestino grueso. Esta
válvula regula el movimiento del alimento dentro del intestino grueso, que se
denomina así por su gran diámetro, es normalmente un tubo recto que da paso
a la cloaca o ano. Puede estar desplazado a un lado de la cavidad corporal o,
como en muchos mamíferos, formar un gran pliegue que se denomina colon. El
intestino grueso normalmente se endereza, formando una sección que se
denomina recto, que se estrecha en el canal anal, en el cual se produce una
transición desde el epitelio columna simple al epitelio estratificado dentro de la
pared mucosa. Dentro de la muscularis del canal anal un esfínter de
musculatura lisa controla la expulsión de los productos de desecho del tubo
digestivo.
Generalmente el intestino tiene varias funciones, Primero la peristalsis de la
pared intestinal. Segundo, el intestino añade secreciones para que el alimento
sea digerido. Las secreciones mucosas protegen de las enzimas digestivas al
recubrimiento epitelial y lo lubrifica para el paso del alimento. El jugo intestinal
producido por las glándulas intestinales está compuesto por enzimas para la
digestión de proteínas, de hidratos de carbono y de lípidos. Las glándulas
accesorias también añaden algunas secreciones. Tercero, el intestino absorbe
selectivamente los productos finales de la digestión: aminoácidos, hidratos de
carbono y ácidos grasos. También absorbe agua, especialmente en el intestino
grueso
◦ Cloaca
El proctodeo, situado al final del tubo digestivo embrionario, da lugar a la
cloaca, una cámara común que recibe los productos de los tractos intestinal y
genitourinario. En algunos peces y la mayor parte de mamíferos, la cloaca no
existe. En cambio, el intestino se comunica con el exterior a través del ano, que
constituye una abertura separada de la del sistema urogenital.
 Especializacion del tubo digestivo
En los peces gnostomados existe una variación considerable en el diseño del tubo
digestivo, quizás tanta como la que existe en todo el resto de los vertebrados
terrestres. Generalmente, hay un esófago, un estómago y un intestino, aunque las
quimeras, los peces pulmonados y algunos teleósteos normalmente no tienen
estomago diferenciado. Cuando existe, el estómago generalmente tiene forma de J
y este compuesto por una amplia región fundica y una estrecha región pilórica.
Encontramos una válvula espiral en el intestino de los elasmobranquios y de
muchos peces óseos primitivos, pero no existe en los teleósteos ,en los que es
común encontrar intestinos alargados, plegados sobre si mismos formando rizos.
La sección terminal del intestino normalmente esta ensanchada en un recto. En los
tiburones el recto conduce a una cloaca y el los peces conduce a directamente al
exterior por medio de una abertura anal.

 Glándulas anejas al tubo digestivo


◦ Glándulas bucales
El epitelio que recubre la cavidad bucal contiene una rica fuente de células que
segregan mucus y fluido seroso. Cuando estas células secretoras están juntas y
vacían su contenido en un conducto común, constituyen una glándula bucal.
Tales glándulas discretas son raras en los peces.
◦ Hígado
Todos los vertebrados tienen hígado. Anatómicamente, el hígado es voluminoso
y se sitúa en la caja torácica, adaptándose a la forma del espacio disponible
dentro de la cavidad corporal. En las serpientes, es muy alargado y estrecho
dentro de la cavidad corporal tubular, aunque en los detalles difiere, la
estructura microscópica del hígado es muy similar en todos los vertebrados.
Este compuesto por lobulillos de hepatocitos separados por senos sanguíneos,
a raves de los cuales circula la sangre venosa que viene del intestino y sangre
arterial de la arteria hepática.
El producto exocrino del hígado es la bilis, que se vierte al intestino donde sirve
principalmente para emulsionar las grasas. En la mayoría de vertebrados la bilis
se almacena en la vesícula biliar y se libera en cantidad suficiente cuando el
quimo entra al intestino. La vesícula biliar no existe en los ciclóstomos, en la
mayor parte de las aves y unos los mamíferos, pero si está presente en los
demás vertebrados incluyendo a los elasmobranquios y los peces óseos ,los
anfibios, los reptiles, unas pocas aves y la mayoría de los mamíferos.

◦ Pancreas
Los conductos del páncreas desembocan en la porción duodenal del intestino y
liberan un producto exocrino alcalino, el jugo pancreático, compuesto
principalmente por la enzima proteolítica tripsina, y también se segregan
amilasas para la digestión de los hidratos de carbono. Embebidos en el
páncreas se encuentran los pequeños islotes pancreáticos (islotes de
Langerhans) que producen las hormonas glucagón e insulina, que regulan a su
vez el nivel de glucosa en la sangre. El páncreas es por ello tanto una glándula
exocrina que produce jugo pancreático como una endocrina que produce
insulina y glucagón. El páncreas está presente en todos los vertebrados tanto
como una glándula exocrina (células del páncreas), como una glándula
endocrina (islotes pancreáticos),aunque no siempre está organizado en un
órgano discreto. En los peces óseos existe un páncreas endocrino y exocrino
diferenciado y los islotes pancreáticos están claramente delineados.

BIBLIOGRAFIA
Kargong, K. (2007).Vertebrados: Anatomia comparada,funcion y evolucion(4 ta ed.).Madrid:
McGraw Hill Interamericana