Vous êtes sur la page 1sur 11

Ruta/PANAMÁ

PANAMÁ

Te va a robar el corazón

Como cantaba Rubén Blades: 'sorpresas te da la vida'. Sobre el papel, se perfila como un destino singular al unir dos continentes y dividir un par de océanos. Pisando tierra, es uno de los territorios más eclécticos de América Latina y, sin duda, uno de los más recomendables para viajeros inquietos.

Por Belinda Guerrero

74

DEVIAJES

FOTOS: GETTY IMAGES/VISIT PANAMÁ/BELINDA GUERRERO

JULIO

75

^

Ruta/PANAMÁ

  • V as a tocar el cielo con las manos. Estás en Boca Chica, el nuevo pla- ce to be de la costa panameña. Este

rincón, que mira al Pacífico, es un firme candidato a arrebatar la fama paradisíaca que acredita al archipiélago de Bocas de Toro, al abrigo del Mar Caribe, aunque pa- rece innegable que ambos destinos poseen playas de ensueño. En el Parque Nacional Marino de Golfo Chiriquí se encuentran 45 islas –algunas de origen volcánico y rodeadas de arrecifes–, que albergan el 85% de especies que habitan en el mayor océano del mundo. Podrás bucear junto a mantas raya, peces ángel, tortugas carey, tiburones y peces payaso o hacer snorkel en los corales de la isla Paridas. En Boca Chica también es buena idea alquilar un kayak para recorrer la costa o apuntarse a la actividad estrella: avista- miento de ballenas y delfines (de julio a oc- tubre). Es muy probable que veas a las crías saltando y los boteros más veteranos asegu- ran que casi se pueden rozar ejemplares de 20 m; algo imposible en otras latitudes. Esta es una de las encantadoras pro- puestas del hotel boutique Bocas del Mar,

un lugar idílico para pasar la noche, aun- que una de sus mejores experiencias es el Sunset tour, que te lleva a navegar entre manglares para observar las más variadas especies. En estas aguas hay cocodrilos, aunque muy asustadizos, y se escuchan los aullidos de los monos. Durante la tra- vesía se suceden los vuelos de cormora- nes, fragatas, ibis, garzas o buitres que, por momentos, parecen participar en una danza coreografiada. Ojalá tengas la fortu- na de ver batir las alas rosadas del pájaro cuchara, en peligro de extinción, que ha- bita cerca de la Isla de los Pájaros, un lu- gar fascinante por la cantidad de aves que se apuestan en sus árboles. Sin duda, el momento imborrable llega al caer el sol, mientras escuchas los sonidos de la natu- raleza y brindas con una copa de vino.

LA ALQUIMIA DEL BUEN CAFÉ

¿Tienes idea de qué es un bosque nuboso? Lo descubrirás en la provincia de Chiriquí, tu próximo destino. Aquí se eleva el perfil del volcán Barú, con sus 12.000 metros de altura, que domina la zona de Boquete. Al adentrarte en las carreteras de este distrito

Rincón secreto.

Nada tienen que envidiar los paisajes

de Boca Chica a las famosísimas playas atlánticas de Bocas del Toro. De hecho, la gran afluencia de turistas buscando estas últimas coordenadas han provocado una búsqueda de arenales menos frecuentados. En Boca Chica tienes fondos coralinos para bucear, una biodiversidad increíble que puedes observar a dos palmos de

tus ojos

y playas

prácticamente

vírgenes.

76

DEVIAJES

JULIO

77

^

Ruta/PANAMÁ

el paisaje muda por completo para topar- te con montañas alfombradas por masas forestales escondidas entre densas nebli- nas. En este entorno desarrolla su vida el quetzal, de fabuloso plumaje multicolor y que adquirió carácter sagrado en las cultu- ras precolombinas. Es una suerte atisbarlo, aunque los guías locales coinciden en que la mejor zona para su observación son las Tierras Altas de Chiriquí, sobre todo las proximidades de la Finca Lérida. Pero nuestro acercamiento a esta hacienda de- riva por su consagración al mundo del café. Los frecuentes bajaraques, el sirimiri local, son culpables de las bondades del terreno para los cafetales. Prepárate a des- cubrir los secretos de estas plantaciones, cultivadas a partir de 1917 y ubicadas a 1.800 m, donde crece una variedad con excelente reputación en todo el mundo:

geisha, aunque no son nada despreciables los granos de caturra o catuaí. Al llegar a Finca Lérida (http://fincaleri- da.com) te aguarda una pequeña caminata para descubrir los secretos de la coficultu- ra, después llegarás al beneficio, donde te explicarán un mecanismo de selección del

grano a través del agua inventado en este latifundio por el ingeniero sueco Toleff Ba- che Mönnich. La experiencia finaliza con el cupping, que es el ritual de cata para paladear las complejidades del café.

VUELTA A LOS ORÍGENES

Si tienes espíritu de aventura reserva unas horas para Boquete Treetrek (http://bo- quetetreetrek.com) porque, además de abordar más de 4 km de tirolinas, practi- carás trekking sobre un alucinante circui- to con ocho puentes tibetanos. Aunque no es fácil abandonar el bello paisaje de Chiriquí, urge tomar un avión desde el aeropuerto de David para llegar, en menos de una hora, a Ciudad de Pana- má. Te espera una vivencia excepcional junto al grupo indígena Emberá Querá (www.emberaquera.net). La comunidad de 23 familias se asienta junto al río Ga- tún, así que se accede al poblado en pira- gua. Durante la travesía se viven momen- tos bonitos que se multiplican al escuchar los cánticos con los que reciben al forá- neo. Su noko (líder) es una joven decidi- da a apostar por la sostenibilidad a través

78

DEVIAJES

Exotismo. En Panamá no faltan sorpresas para el viajero. Cascadas de vértigo, selvas subtropicales, especies vegetales y animales con deslumbrantes colores o ríos que han sido durante milenios el nexo de conexión de los pueblos indígenas más importantes del país: Guna, Ngabe y Emberá Querá. Estos últimos, a la derecha, habitan en bohíos ubicados junto a la ribera del río Gatún.

JULIO

79

^

Ruta/PANAMÁ

de acciones destinadas al turismo. Es estu- pendo recorrer la aldea con los niños. Se sienten orgullosos de la escuela, aunque miran con recelo el cepo, donde corregían antiguamente conductas inadecuadas. Los Emberá Querá te muestran cómo pintan sus kiparapa –tatuajes precolom- binos geométricos– y es una gozada verles trabajar la artesanía con fibra de palma o el tallado del que llaman marfil vegetal. La venta de artesanía forma parte de sus ingresos, también las estancias de los via- jeros que deciden dormir en la comuni- dad para descubrir curiosidades sobre los modos de cortejo, los ritos para honrar a la deidad Ankore o cómo utilizan las pro- piedades curativas de la botánica. La visita finaliza con deliciosos patacones servidos con fritura de pescado y distintas danzas. Pero, el curso del Gatún ofrece atraccio- nes naturales dignas de una nueva expedi- ción. Ahora, el punto de partida es Gam- boa (www.gamboaresort.com), un edificio colonial perfecto para tomar un refresco antes de iniciar la navegación a través del Canal de Panamá. Llegarás hasta islas don- de habitan monos capuchinos o aullado-

res, aves exóticas y osos perezosos, pero hay que agudizar la vista, porque les gusta esconderse en las copas de los guarumos.

ALARDE DE LA INGENIERÍA

De vuelta a la capital, llega el momen- to de admirar la magnitud del Canal de Panamá. Aunque todos conozcamos el funcionamiento de las compuertas flu- viales, hay que reconocer que es hipno- tizante observar el devenir de los barcos desde el Centro de Interpretación de Mi- raflores (https://visitcanaldepanama.com). Te explican el calado que tuvo esta me- ticulosa obra –desde su concepción has- ta la reciente ampliación del tercer juego de esclusas– y ofrecen la oportunidad de realizar una simulación de tránsito por el canal. Este complejísimo sistema permite el paso de los buques que se dirigen al Pa- cífico (por la mañana) y los que buscan las aguas del Atlántico (durante la tarde). Tar- dan unas diez horas en realizar el trayecto y la mayoría abonan más de 100.000 €. Si de- seas atravesar estas inmensas compuertas –con una altura de siete plantas– reserva una plaza en un barco turístico.

Mirando al futuro.

Es fácil imaginar la prosperidad que regala el Canal de Panamá al Estado. Este portento de la ingeniería da trabajo a 12.000 panameños, así que el gobierno del país creó un Ministerio para Asuntos del Canal. Arriba, a la derecha, se aprecia el deslumbrante Biomuseo diseñado por el arquitecto Frank Gehry. En sus salas se describe cómo apareció el itsmo de Panamá hace tres millones de años y la riqueza del país en cuanto a diversidad biológica.

80

DEVIAJES

JULIO

81

Ruta/PANAMÁ

Otra de las genialidades high tech de Ciudad de Panamá es el Biomuseo (www. biomuseopanama.org). Llegarás siguien- do la Calzada de Amador; justo al final es imposible obviar el festival de colores que eligió el arquitecto Frank Gehry para dise- ñar sus cubiertas. En el interior, encontra- rás una excelente sucesión de exhibiciones interactivas. Resulta especialmente vistosa la sección Pananarama –con un audiovi- sual que retrata las maravillas naturales del país–, aunque también se revelan restos ar- queológicos con piezas como una roca de basalto con 60 millones de años.

REZUMA SABOR LATINO

No dejes de pasear por la Cinta Costera, un punto excepcional para realizar una pano- rámica del skyline de la zona más moderna de la capital. Esta autovía sobre el mar ha descongestionado el casco antiguo y se ha convertido en punto de encuentro diario para patinar, montar en bici o hacer run- ning; también es el mejor lugar para tomar el pulso de la ciudad o probar un raspao (sorbete) servido en los carritos ambulan- tes. Nos queda dar un paseo por el casco

viejo, conocido como la Ciudad de los mil balcones, que luce una dulce decadencia mientras se intenta remodelar cada rincón, sin prisa ni pausa. Visita maravillas como el altar barroco de la Iglesia de San José, las murallas que se asoman a la Plaza del Triunfo, las acacias que ornamentan la Pla- za de Francia, las ruinas de la Compañía de Jesús o el órgano de la Iglesia de la Merced. Da gusto pasar un rato viendo jugar al ajedrez en las placitas, fotografiar las ma-

cetas de las paredes encaladas, sorprender- te con el calado de la cultura china o acudir al Paseo Esteban Huertas donde, bajo las buganvillas, se arremolinan los puestos de artesanía indígena. Es el momento de ha- certe con una mola (telar de los guna) o con el sombrero que popularizó Roosevelt. ¿Quién no desea volver con un Panamá? Cuando caiga la noche toca rumbear. Empieza en cualquier garito de las calles del Barrio San Felipe. Aunque te reco- mendamos dejarte llevar, hay un lugar con alma: Casa Casco. Fue la antigua morada de Rubén Blades y, desde su terraza, segu- ro que despides como merece a este desti-

no tan hechizante como sorprendente.

Patrimonio de la Humanidad.

El Casco Viejo mereció esta distinción por la Unesco en 1997 y el próximo año se cumplen 500 años de la fundación de Panamá Vieja. Aunque lleva unos cuantos lustros regenerándose, aún se atisba el sabor auténtico en barrios como El Chorrillo. El distrito histórico fue el primer asentamiento europeo en el Pacífico, pero los rascacielos van ganando terreno en Ciudad de Panamá con ejemplos como Revolution Tower, de estructura atornillada.

82

DEVIAJES

JULIO

83

Ruta/PANAMÁ

Boquete Treetrek.

Hotel Panamonte.

SombrerPTQJOUBEPT

PANAMÁ PRÁCTICO

Fruto del café.

 

Cómo llegar

al mar (desde 119 €);

recomienda probar:

edificio y, sobre todo,

parece un excelente

capital. Ambiente

Iberia vuela a diario desde Madrid a Ciudad de Panamá. www.iberia.com Dónde dormir Global Hotel.

motivo suficiente para quedarse más de una noche. Dispone de sabrosa comida y estupendos cócteles. www.

Serén de maíz, que es una versión chiricana del tamal. http:// panamonte.com Hotel Central. Fantástico 5*

la arrebatadora panorámica desde su terraza, donde tomar un ligero bufé con vitas hacia el río Gatún. www.

rincón para iniciar la noche en la parte más antigua de la

cool y carnes a la brasa. http://res-

Establecimiento

bocasdelmar.com

ubicado en el casco

gamboaresort.com

taurantesantarita-

boutique en la zona

Hotel Panamonte.

viejo que durante

La Séptima Central.

panama.com

nueva de la capital,

Único en el mundo y

décadas ha sido

Nos gustan los aires

Saquella. Este

con estancias

con mucha historia.

punto de encuentro

neoyorquinos de este

restaurante de

funcionales (a partir de 80 €). www.

Es una delicia pasar la noche rodeado de

de celebrities. Desde 170 €. www.

local que se convierte en discoteca al

diseño en el Panamá Viejo tiene horno

globalhotelpanama.

sus jardines

centralhotelpana-

anochecer. No

de piedra para

(183 €). Entre sus

ma.com

defraudan sus

sus pizzas. www.

com Hotel Bocas del

muros se desarrolló

Dónde comer

arepas ni el pulpo

saquellapanama.com

Mar. Son fabulosas

la pasión por la

Gamboa Rainforest.

al carbón. http://

Más información

sus dobles con

cocina de Charlie

Te enamorará el

laseptimacentral.com

www.visitpanama.

inolvidables vistas

Collins. El chef nos

estilo colonial del

Santa Rita. Nos

com

84

DEVIAJES

Centres d'intérêt liés