Vous êtes sur la page 1sur 12

MARCO NORMATIVO DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

De acuerdo, a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (2012):

La seguridad y salud en el trabajo se encuentra regulada por diversos preceptos contenidos en


nuestra Constitución Política, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la Ley
Federal del Trabajo, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, el Reglamento Federal
de Seguridad y Salud en el Trabajo, así como por las normas oficiales mexicanas de la materia,
entre otros ordenamientos.

El artículo 123, Apartado “A”, fracción XV, de la Ley Suprema dispone que el patrono estará
obligado a observar, de acuerdo con la naturaleza de su negociación, los preceptos legales
sobre higiene y seguridad en las instalaciones de su establecimiento, y a adoptar las medidas
adecuadas para prevenir accidentes en el uso de las máquinas, instrumentos y materiales de
trabajo, así como a organizar de tal manera éste, que resulte la mayor garantía para la salud y
la vida de los trabajadores.

La Ley Federal del Trabajo, en su artículo 132, fracción XVI, consigna la obligación del patrón
de instalar y operar las fábricas, talleres, oficinas, locales y demás lugares en que deban
ejecutarse las labores, de acuerdo con las disposiciones establecidas en el reglamento y las
normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, a
efecto de prevenir accidentes y enfermedades laborales, así como de adoptar las medidas
preventivas y correctivas que determine la autoridad laboral
OBJETIVOS DE LA CAPACITACIÓN Y ADIESTRAMIENTO

De acuerdo con Hernández y Juárez (2015), los objetivos de la capacitación y adiestramiento


deberán tener por objeto:

1. Actualizar y perfeccionar los conocimientos y habilidades del trabajador en su actividad,


así como proporcionarle información sobre la aplicación de nueva tecnología en ella.
2. Preparar al trabajador para ocupar una vacante o puesto de nueva creación.
3. Prevenir riesgos de trabajo.
4. Incrementar la productividad.
5. Mejorar las aptitudes del trabajador.

Artículo 153-F. Las autoridades laborales cuidarán que las Comisiones Mixtas de Capacitación,
Adiestramiento y Productividad se integren y funcionen oportuna, normalmente, vigilando el
cumplimiento de sus obligaciones.

Artículo 153-F Bis. Los patrones deberán conservar a su disposición de la Secretaría del Trabajo
y Previsión Social y la Secretaría de Economía, los planes y programas de capacitación,
adiestramiento y productividad que se haya acordado establecer, o en su caso, las
modificaciones que se hayan convenido acerca de planes y programas ya implantados.
Artículo 153 G. El registro de que trata el tercer párrafo del Artículo 153-A se otorgará a las
personas o instituciones que satisfagan los siguientes requisitos:

1. Comprobar que quienes capacitarán o adiestrarán a los trabajadores, están preparados


profesionalmente en la rama industrial o actividad que impartirán sus conocimientos.
2. Acreditar satisfactoriamente a juicio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, tener
conocimientos bastantes sobre los procedimientos tecnológicos propios de la rama
industrial o actividad en la que pretendan impartir dicha capacitación o adiestramiento.
3. No estar ligadas con personas o instituciones que propaguen algún credo religioso, en
los términos de la prohibición establecida por la fracción IV del Artículo 1ro
Constitucional.

El registro concedido en los términos de este artículo podrá ser revocado cuando se
contravengan las disposiciones de esta Ley.
En el procedimiento de revocación, el afectado podrá ofrecer pruebas y alegar lo que a su
derecho convenga.

Artículo 153- H. Los planes y programas de capacitación y adiestramiento se elaborarán dentro


de los sesenta días hábiles siguientes que inicien las operaciones en el centro de trabajo y
deberán cumplir los requisitos siguientes:

1. Referirse a periodos no mayores de dos años, salvo la capacitación a que se refiere el


segundo párrafo del Artículo 153-B.
2. Comprender todos los puestos y niveles existentes en la empresa.
3. Precisar las etapas durante las cuales se impartirá la capacitación y el adiestramiento al
total de los trabajadores de la empresa.
4. Señalar el procedimiento de selección, a través del cual se establecerá el orden en que
serán capacitados los trabajadores de un mismo puesto y categoría.
5. Deberán basarse en normas técnicas de competencia laboral, si las hubiere para puestos
de trabajo de que se trate.

Artículo 153-L. Se entiende por productividad, para efectos de esta Ley, el resultado de
optimizar los factores humanos, materiales, financieros, tecnológicos y organizacionales que
concurren en la empresa, en la rama o en el sector para la elaboración de bienes o la prestación
de servicios, con el din de promover a nivel sectorial, estatal, regional, nacional e internacional
y acorde con el mercado al que tiene acceso, su competividad y sustentabilidad, mejorar su
capacidad, su tecnología y su organización, e incrementar los ingresos, el bienestar de los
trabajadores y distribuir equitativamente sus beneficios.

Al establecimiento de los acuerdos y sistemas para medir e incrementar la productividad


concurrirán los patrones, trabajadores, sindicatos, gobiernos y academia.
Artículo 153-J. Para elevar la productividad en las empresas, incluidas las micro y pequeñas
empresas, se elaborarán programas que tendrán por objeto:

1. Hacer un diagnóstico objetivo de la situación de las empresas en materia de


productividad.
2. Proporcionar a las empresas estudios sobre las mejores prácticas tecnológicas y
organizativas que incrementen el nivel actual de productividad en función de su grado de
desarrollo.
3. Adecuar las condiciones materiales, organizativas, tecnológicas y financieras que
permitan aumentar la productividad.
4. Proponer programas gubernamentales de financiamiento, asesoría, apoyo y certificación
para el aumento de la productividad.
5. Mejorar los sistemas de coordinación entre trabajadores, empresa, gobiernos y
academia.
6. Establecer compromisos para elevar la productividad por parte de los empresarios,
trabajadores, sindicatos, gobierno y academia.
7. Evaluar periódicamente el desarrollo y cumplimiento de los programas.
8. Mejorar las condiciones de trabajo, así como las medidas de seguridad e higiene.
9. Implementar sistemas que permitan determinar en forma y monto apropiados los
incentivos, bonos o comisiones derivados de la contribución de los trabajadores a la
elevación de la productividad que se acuerde con los sindicatos y los trabajadores.
10. Los demás que se acuerden y se consideren pertinentes.

Los programas establecidos en este artículo podrán formularse respecto de varias empresas,
por actividad o servicio, una o varias ramas industriales o de servicios por entidades federativas,
región o a nivel nacional.

Artículo 153-K. La Secretaría del Trabajo y previsión Social en conjunto con la Secretaría de
Economía convocarán a los patrones, sindicatos, trabajadores e instituciones académicas para
que constituyan el Comité Nacional de Productividad, que tendrá el carácter de órgano
consultivo y auxiliar del Ejecutivo Federal y de la planta productiva.
El Comité Nacional de la Productividad tendrá las facultades que enseguida se enumeran:

1. Realizar el diagnóstico nacional e internacional de los requerimientos necesarios para


elevar la productividad y la competividad en cada sector y rama de la producción,
impulsar la capacitación y el adiestramiento así como la inversión en el equipo y la forma
de organización que se requiera para aumentar la productividad, proponiendo planes por
rama y vincular los salarios a la calificación y competencias adquiridas, así como a la
evolución de la productividad de la empresa en función de las mejores prácticas
tecnológicas y organizativas que incrementen la productividad tomando el grado de
desarrollo actual.
2. Colaborar en la elaboración y actualización permanente del Catálogo Nacional de
Ocupaciones y en los estudios sobre las características de la tecnología, maquinaria y
equipo en existencia y uso, así como las competencias laborales requeridas en las
actividades correspondientes a las ramas industriales o de servicios.
3. Sugerir alternativas tecnológicas y de organización del trabajo para elevar la
productividad en función de las mejores prácticas y en correspondencia con el nivel de
desarrollo de las empresas.
4. Formular recomendaciones de planes y programas de capacitación y adiestramiento que
permitan elevar la productividad.
5. Estudiar mecanismos y nuevas formas de remuneración que vinculen los salarios, y en
general, el ingreso de los trabajadores a los beneficios de la productividad.
6. Evaluar los efectos de las acciones de capacitación y adiestramiento en la productividad
dentro de las ramas industriales o actividades específicas de que se trate.
7. Proponer a la Secretaría del Trabajo y Previsión social la expedición de normas técnicas
de competencia laboral, y en su caso, los procedimientos para su evaluación,
acreditación y certificación, respecto de aquellas actividades productivas en las que no
exista una norma determinada.
8. Gestionar ante la autoridad laborar el registro de las constancias relativas a
conocimientos o habilidades de los trabajadores que hayan satisfecho los requisitos
legales exigidos para tal efecto.
9. Elaborar e implementar los programas a que hace referencia el artículo anterior.
10. Participar en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo.
11. Emitir opinión y sugerir el destino y aplicación de recursos presupuestales orientados al
incremento de la productividad.
12. Las demás que se establezcan en esta y otras disposiciones normativas.

Artículo 153- L. El Titular del Ejecutivo Federal fijará las bases para determinar la forma de
designación de los miembros de la Comisión Nacional de Productividad, así como las relativas
a su organización y funcionamiento, sujetándose a los principios de representatividad e
inclusión en su integración.
En la toma de decisiones de la Comisión Nacional de Productividad se privilegiará el consumo.
Artículo 153-0. (se deroga).
Artículo 153-P. (se deroga).

Artículo 153- S. Cuando el patrón no de cumplimiento a la obligación de conservar a disposición


de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, los planes y programas de capacitación y
adiestramiento en los términos del artículo 153-N., o cuando dichos planes y programas no se
lleve a la práctica, será sancionado conforme a lo dispuesto en esta ley, sin perjuicio de que en
cualquiera de los dos casos, la propia Secretaría adopte las medidas pertinentes para que el
patrón cumpla con la obligación de que se trata.
Artículo 153-V- La constancia de competencias o de habilidades laborales en el documento con
el cual el trabajador acreditará haber llevado y aprobado un curso de capacitación ACTUAL (Si
en una empresa existen varias especialidades o niveles en relación con el pesto a que la
constancia se refiera, el trabajador, mediante examen que practique la Comisión Mixta de
Capacitación y Adiestramiento respectiva, acreditará para cuál de ellas es apto) (Se deroga).
MARCO JURÍDICO DE LA CAPACITACIÓN Y ADIESTRAMIENTO
Aguilar (2010) menciona que:

En México existe todo un marco legal que regula las actividades involucradas en la capacitación
enseguida revisaremos de normatividad. La Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos señala la importancia de la capacitación en diferentes apartados, por ejemplo, se
señala que:

1. La Federación, los Estados y los Municipios tienen la obligación de garantizar e incrementar


la capacitación productiva destinada a los pueblos indígenas. (Constitución Política de los
estados Unidos Mexicanos (Constitución), Art. 2 Apartado B Fracción II)

2. La Federación y los estados deben proporcionar capacitación para el trabajo como un medio
de readaptación social (Constitución, Art.18) Sin embargo la capacitación del trabajador como
una obligación de la empresa está fundamentada en el Artículo 123, Apartado A, Fracción XIII
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el se establece que: “Las
empresas cualquiera que sea su actividad, estarán obligadas a proporcionar a sus trabajadores,
capacitación o adiestramiento para el trabajo. La ley reglamentaria determinará los sistemas,
métodos y procedimientos conforme a los cuales los patrones deberán cumplir dicha
obligación”.

La Ley Reglamentaria a la que hace referencia este artículo, es decir La Ley Federal del Trabajo,
retoma lo plasmado en la Constitución y establece en el Capítulo III Bis, que habla sobre la
capacitación y el adiestramiento que: “Todo trabajador tiene el derecho a que su patrón le
proporcione capacitación o adiestramiento en su trabajo que le permita elevar su nivel de vida
y productividad.” (Art.153-A).

Consecuentemente todas las empresas públicas o privadas tienen como obligación el


proporcionar a sus trabajadores capacitación, en aquellas en que existe un reglamento interno,
de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, debe estipularse este derecho del trabajador, en
caso de no contar con un contrato de trabajo claramente definido igual rige la ley mencionada.

A continuación, se hace una revisión de lo que la reglamentación señala como obligación para
cada empresa en materia de capacitación.

Se encuentra plasmado en el Artículo 123 Constitucional Apartado “A”, fracción XIII y es


producto de la reforma publicada el 9 de enero de 1978 en el Diario Oficial de la Federación,
mediante la cual se eleva a rango Constitucional el mencionado derecho. De manera general,
cualquiera que sea la actividad de las empresas, tienen la obligación de otorgar o proporcionar
a sus trabajadores capacitación o adiestramiento para el desempeño del trabajo.

Así que la ley reglamentaria será la que determine los sistemas, métodos y procedimientos en
los cuales los patrones tendrán la obligación de cumplir con dicho precepto. En 1978 se adicionó
a la Ley Federal del Trabajo del capítulo III bis al título cuarto, que contienen los artículos 153-
A al 153-X, los cuales determinan con precisión, claridad y efectividad los lineamientos de la
capacitación y/o adiestramiento. Asimismo, se reformó el contenido del capítulo IV del título
once de esta ley, con el fin de incrementar y precisar las facultades y atribuciones de la autoridad
federal para dar cumplimiento de este derecho.
De esta misma ley se determinan diferentes ordenamientos reglamentarios, como los que
sustentan el funcionamiento del consejo consultivo (artículo 539-A, LFT) de los consejos
consultivos estatales de capacitación y adiestramiento (Artículo 538-B, LFT), así como los
criterios generales, que corresponde expedir a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, en
relación con requisitos que deben observar tanto los planes como los programas de
capacitación y adiestramiento y que deben ser publicados en el Diario Oficial de la Federación,
incluyéndose entre éstos los que se refieren a la constitución de las comisiones mixtas, en
atención a las características de las empresas y el número de los trabajadores.

Respecto al marco contractual laboral, nos señala que con base en los contratos colectivos de
trabajo y los contratos ley, en ley laboral se establece la obligación de las partes de incluir en
ellas los Apartados relativos a la capacitación y adiestramiento de los trabajadores, incluyendo
las disposiciones sobre capacitación o adiestramiento inicial (Artículo 591 fracciones VII y VIII
respecto a los contratos colectivos de trabajo y 412 fracción V por lo que hace a los contratos
ley).

LO MÁS IMPORTANTE DEL TÍTULO CUARTO, CAPÍTULO III BIS DE LA LEY FEDERAL
DEL TRABAJO
De Buen (2002) argumenta que:

Partiendo de la naturaleza de cada empresa, se podrán formular los cursos y programas de


capacitación o adiestramiento de los trabajadores, y aunque la Secretaría del Trabajo y
Previsión Social elabora los planes y sistemas para la capacitación y adiestramiento, la empresa
está facultada legalmente para rechazar estos planes y programas y establecer el que haya
elaborado, siempre y cuando cumpla con lo dispuesto por los Artículos 153-N, 153-Q y lo relativo
al 153-R.

Artículo 153-N. Para su funcionamiento la Comisión Nacional de Productividad establecerá


subcomisiones sectoriales, por rama de actividad, estatales y regionales.
Artículo 153-Q. A nivel de las entidades federativas y el Distrito Federal se establecerán
Comisiones Estatales de Productividad. Lo anterior será aplicable en el ámbito de las entidades
federativas, lo establecido en los Artículos 153-I, 153-J, 153-K, 153-L, 153-N y demás relativos.
Artículo 153-R. (Se deroga).

Para el caso de que la empresa no cumpla con estas disposiciones, podrá ser sancionada con
una multa equivalente de 15 a 315 veces el salario mínimo general; ésta puede ser duplicada
si la irregularidad no es subsanada dentro del plazo que se conceda para ello. Por otra parte,
los cursos pueden ser impartidos por los jefes inmediatos de los trabajadores en los centros
patronales o academias particulares que se constituyan para estos fines, siempre y cuando se
encuentren registradas ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Es importante mencionar que el personal docente de estas instituciones o escuelas también


deberá estar autorizado y registrado en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como
el de las empresas que estén prestando sus servicios como capacitador interno.

Para esta enseñanza, supervisada por las comisiones mixtas de capacitación y adiestramiento,
que debe establecerse dentro de las empresas en forma permanente, se tendrá la obligación
de señalar los días y horas que por la naturaleza del trabajo se estimen más convenientes para
su impartición, considerando la naturaleza, actividades y características de cada empresa, de
manera que no todos los cursos suelen ser iguales, es recomendable que sean impartidos
durante tres horas a la semana, pudiéndose fraccionar en la forma más conveniente.

Los cursos deben realizarse en horas de trabajo de manera preferente, pudiendo convenir
obreros y patrones en que el horario sea mixto o inclusivo en horas fuera de la jornada de
trabajo, aunque en estos casos lo normal es que el patrón se vea obligado a pagar a los
trabajadores tiempo extra. Todos los trabajadores tienen la obligación de acudir a estos cursos,
ya sea que se encuentren laborando para la empresa como los de nuevo ingreso.

En caso de que el trabajador no acuda a dichos cursos o se niegue a asistir, el patrón tiene la
facultad de rescindir su contrato individual de trabajo.

Se puede decir que con base en las disposiciones del Artículo 47 de la LFT, procede la facultad
del patrón para rescindir el contrato del trabajador que se niegue a asistir a los cursos de
capacitación que la empresa tiene programados para éste, no obstante, en la práctica no se
lleva a cabo dicha rescisión.
Es importante señalar lo relacionada con el Artículo 153-U, el cual establece que si el trabajador
se niega a tomar los cursos de capacitación y éste considera que tiene los conocimientos
necesarios para el desempeño de su puesto y el inmediato superior, deberá acreditar dicha
capacidad con el documento que acredite tales conocimientos o en su defecto presentarse y
aprobar el examen de suficiencia que señale la STyPS ante la entidad instructora, en cuyo caso
se extendrá al trabajador la constancia de habilidades laborales correspondiente.
Respecto de la formación de las comisiones mixtas de capacitación y adiestramiento,
organismos creados por la LFT, tienen como objetivos establecer, coordinar y supervisar los
programas y planes de capacitación y adiestramiento y antes de ejercer esta función deberán
ser integradas en cada empresa. Además, pueden proponer implementaciones para que se
lleven a cabo dichos planes, responsabilidades de sus resultados.

Estos organismos están compuestos por igual número de representantes de los trabajadores y
de los patrones, quienes son designados en proporción al número al número de trabajadores
con que cuenta el centro de trabajo de que se trate. También podrán constituirse, precia
convocatoria de la STyPS, comités nacionales de capacitación y adiestramiento, comités
integrados por patrones, sindicatos y trabajadores libres que formen parte de la misma rama
industrial o actividades, que auxiliarán a la misma secretaría en la elaboración de planes y
sistemas.

Los planes de capacitación y adiestramiento elaborados entre los factores de la producción,


trabajadores y empresa tienen que presentarse para la aprobación de la STyPS dentro de los
60 días siguientes a la celebración, revisión o prórroga del contrato colectivo o en su caso, las
modificaciones que se hayan convenido a los planes ya aprobados por dicha dependencia.

Artículo 153-U. Cuando implantado un programa de capacitación, un trabajador se niegue a


recibir esta, por considerar que tiene los conocimientos necesarios para el desempeño de su
puesto y del inmediato superior, deberá acreditar documentalmente dicha capacidad mediante
el correspondiente certificado de competencia laboral o presentar y aprobar ante la entidad
instructora, el examen de suficiencia respectivo.

En este último caso, se extenderá a dicho trabajador la constancia de competencia o de


habilidades laborales.
En conclusión:

 Se podrán formular los cursos y programas de capacitación y adiestramiento para los


trabajadores.
 Los cursos pueden darse por los jefes inmediatos de los trabajadores.
 Escuelas, academias y despachos que estén registrados ante la STyPS.
 Deben formarse las comisiones mixtas de capacitación y adiestramiento.
 Los cursos deberán darse dentro de la jornada de trabajo.
 Los trabajadores a quienes se imparta la capacitación o adiestramiento están obligados
a asistir puntalmente a los cursos, sesiones de grupo y demás actividades que formen
parte del proceso de capacitación o adiestramiento.
 Formatos DC-1, DC-2, DC-3, DC-4.
Asimismo, Briseño (1985) lo resume de la siguiente manera:

Todo trabajador tiene derecho a que su patrón le proporcione capacitación o adiestramiento en


su trabajo que le permita elevar su nivel de vida y productividad conforme a los planes y
programas formulados de común acuerdo por el patrón, el sindicato o sus trabajadores y
aprobados por la secretaria.

Las partes podrán convenir en que la capacitación o adiestramiento se proporcione a los


trabajadores dentro de la misma empresa o fuera de ella por conducto del personal propio por
instituciones, escuelas u organismos especializados o bien mediante la adhesión a los sistemas
generales que se establezcan y registren en la secretaria.

La capacitación o adiestramiento deberá impartirse al trabajador durante las horas de su jornada


de trabajo salvo que atendiendo a la naturaleza de los servicios las partes convengan en que
se imparta de otra manera, así como en el caso en que el trabajador quiera capacitarse en una
actividad distinta a la que desempeña en cuyo supuesto la capacitación se realizará fuera de la
jornada de trabajo.

La capacitación o el adiestramiento tiene por objeto:

 Actualizar y perfeccionar los conocimientos o habilidades del trabajador en su actividad,


así como proporcionarle información sobre la aplicación de nuevas tecnologías
 Preparar al trabajador para ocupar una vacante o puesto de nueva creación.
 Prevenir riesgos de trabajo
 Incrementar la productividad
 En general mejorara las aptitudes del trabajador

Los trabajadores que reciban capacitación o adiestramiento tienen las siguientes obligaciones:

 Asistir puntualmente a los cursos, sesiones de grupo y demás actividades que formen
parte del proceso de capacitación o adiestramiento.
 Atender las indicaciones de las personas que impartan los cursos y cumplir con los
programas respectivos.
 Presentar los exámenes de evaluación de conocimientos y de aptitudes que sean
requeridas.
 Los trabajadores que hubieren aprobado los cursos de capacitación o adiestramiento
tendrán derecho a que se les entregue la constancia respectiva la que autentificada por
la comisión mixta las hará del conocimiento de la secretaria a fin de que la registren y las
tome en cuenta al formular el padrón de trabajador de capacitación o adiestramiento.
En las empresas debe existir una comisión mixta de capacitación y adiestramiento integrada
por igual número de representantes del patrón y los trabajadores siendo uno por cada parte
cuando en la empresa tenga menos 20 trabajadores 3 por cada parte cuando sean más de 20
trabajadores, pero menos de 100 y 5 de cada parte cuando haya más de 100 trabajadores en
la empresa.

La comisión tiene por objeto vigilar la instrumentación y operación de los sistemas y


procedimientos que se implanten para mejorar la capacitación o el adiestramiento de los
trabajadores, así como sugerir las medidas tendientes a perfeccionarlos.

Las autoridades laborables cuidaran de que se integre la comisión que funcione con oportunidad
y vigilara el cumplimiento de la obligación patronal de capacitación o adiestramiento a los
trabajadores

La secretaria podrá convocar a los patrones, sindicatos y trabajadores libres para que formen y
constituyan los comités nacionales de capacitación y adiestramiento de las ramas o actividades
industriales siendo estos, organismos auxiliares de la secretaria y tiene las siguientes
facultades:

 Participar en la determinación de los requerimientos de capacitación y adiestramiento de


las ramas o actividades de que se trate.
 Colaborar en la elaboración de catálogo nacional de ocupaciones y en el estudio sobre
las características de las maquinarias, equipo en existencia y su uso en las ramas o
actividades que correspondan.
 Proponer sistemas de capacitación y adiestramiento para y en el trabajo en relación con
las ramas o actividades que lo requieran.
 Formular recomendaciones específicas de planes y programas de capacitación y
adiestramiento.
 Evaluar los efectos de las acciones de capacitación y adiestramiento en la productividad
dentro de las ramas o actividades en que se aplicaron.
 Gestionar ante la autoridad laboral el registro de las constancias relativas a
conocimientos o habilidades de los trabajadores que hayan satisfecho los requisitos de
capacitación y adiestramiento.

Al celebrarse o revisarse los contratos colectivos de trabajo debe quedar establecida una
cláusula en la que se establezca la obligación patronal de capacitar y adiestrar a sus
trabajadores, así como también el procedimiento mediante el cual se capacita y adiestra a los
trabajadores que pretendan ingresar a laborar a la empresa tomando en cuenta la cláusula de
la admisión.
Dentro de los 15 días siguientes de la celebración revisión o prórroga del contrato colectivo los
patrones deberán presentar a la secretaria para su aprobación los planes y programas de
capacitación y adiestramiento.

En la empresa que no exista contrato colectivo de trabajo los planes y programas de


capacitación y adiestramiento se presentaran a la secretaria para su aprobación dentro de los
primeros 60 días de los años impares (1 de marzo).

La secretaria resolverá dentro de los siguientes 60 días de la fecha en que le fueron presentados
los planes y programas si no los modifica o nada resuelve se entenderá que son aprobados en
su totalidad estando obligados a entregar la certificación correspondiente.

Los planes y programas deberán de aplicarse de inmediato si no se hace o no presentare estos


el patrón se hará acreedor a las sanciones que establece la ley.

Los planes y programas deben contener los siguientes requisitos:

 Referirse a periodos no mayores de 4 años


 Comprender todos los puestos y niveles existentes en la empresa
 Precisar las etapas durante las cuales se impartirá la capacitación y adiestramiento al
total de los trabajadores de la empresa.
 Señalar el procedimiento de selección a través del cual se establecerá el orden en que
serán capacitados los trabajadores de un mismo puesto
 Especificar el nombre y número de registro que tengan las entidades instructoras ante la
secretaria.

Cuando un trabajador se niegue a recibir capacitación y adiestramiento por considerar que tiene
los conocimientos necesarios para desempeño de su puesto o del inmediato superior deberá
acreditarlo documentalmente y presentar y aprobar el examen de insuficiencia que le fije la
entidad instructora.

Tanto los trabajadores como los patrones tienen derecho a ejercitar ante las juntas de
conciliación y arbitraje las acciones individuales o colectivas que deriven de la obligación de
capacitar y adiestrar.
BIBLIOGRAFÍA

Aguilar, J.E. (2010). El marco legal de la capacitación en México. Asociación Oaxaqueña de


Psicología A.C. Recuperado de
http://www.direcciondepersonal.com/marco_legal_capacitacion_en_mexico.pdf

Briceño, A. (1985). Derecho Individual del Trabajo. México: Colección textos jurídicos
universitarios.

Del Buen, N. (2002). Derecho del Trabajo. México: Porrúa.

Hernández, J. & Juárez, C.A. (2015). Derecho laboral y la administración de recursos humanos.
México: Patria.

Ley Federal del Trabajo (2012). Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión. Recuperado
de http://asinom.stps.gob.mx:8145/upload/LFT.pdf

Secretaría de Trabajo y Previsión Social (2012). Marco normativo de seguridad y salud en el


trabajo. STPS. Recuperado de
http://asinom.stps.gob.mx:8145/Centro/CentroMarcoNormativo.aspx