Vous êtes sur la page 1sur 2

para qué sirve el trifoliar

Puedes decidirte por un tríptico si quieres promocionar un viaje o incluso anunciar un evento u
ocasión especial (por ejemplo un cumpleaños, una boda…), varios productos o servicios, una línea
de negocio nueva o un proyecto más complejo que para entenderlo tu cliente necesite una
información mucho más completa.

Por ejemplo, si este es tu caso, puedes montar el tríptico con información del producto o servicio,
aportando información breve y optimizada acerca de qué soluciona al mercado, características
técnicas, usos diferentes, imágenes descriptivas, formas de contratación o compra, referencias de
otros clientes…

que elementos para hacer un trifoliar

La disposición de la información suele ser la siguiente:

 En la portada se coloca el eslogan o frase de la campaña así como el logotipo que


identifica a la empresa.
 En el desarrollo se despliega el argumento de ventas exponiendo ventajas
competitivas del producto o servicio, generalmente, apoyadas por fotografías o
gráficos. El juego de tres láminas que se van desplegando permite ir exponiendo los
argumentos en un orden determinado, de modo que vaya creciendo el interés del
cliente.

Trata de blanca

El delito de trata de personas, conocida también como “la esclavitud moderna” es un delito
que violenta la dignidad, la integridad, la libertad y todos los derechos fundamentales del
ser humano, que a la vez constituye una de las actividades más rentables a nivel nacional
e internacional.
En la trata de personas, el ser humano es visto por parte de los tratantes, como un objeto
que puede ser comprado y vendido una y otra vez y del cual se beneficia una tercera o
terceras personas; es un delito que afecta al ser humano de manera psicológica, moral y
físicamente y que encuentra potenciales víctimas principalmente en los niños, niñas,
adolescentes y mujeres.

FUNDAMENTO LEGAL DE LA TRATA DE PERSONAS


En Guatemala, el delito de trata de personas se encuentra regulado en el artículo 202 ter
del Código Penal.
Se encuentra establecido así: “Constituye delito de trata de personas la captación, el
transporte, traslado, retención, acogida o recepción de una o más personas” “con fines de
explotación”.
Los seis supuestos de la conducta o verbos rectores del delito (captación, transporte,
traslado, retención, acogida o recepción), son excluyentes y se valoran de manera
individual e independiente; es así, que con la realización de uno solo de ellos se tiene por
realizado el delito correspondiente.
El artículo 202 del Código Penal establece además: “Para los fines del delito de trata de
personas, se entenderá como fin de explotación: La prostitución ajena, cualquier otra forma
de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, cualquier tipo de explotación
laboral, la mendicidad, cualquier forma de esclavitud, la servidumbre, la venta de personas,
la extracción y el tráfico de órganos y tejido humanos, el reclutamiento de personas menores
de edad para grupos delictivos organizados, adopción irregular, trámite irregular de
adopción, pornografía, embarazo forzado o matrimonio forzado o servil”. Estas constituyen
las modalidades del delito de trata de personas.