Vous êtes sur la page 1sur 4

Teorías de la existencia de los átomos

Los intentos para explicar la existencia de los átomos están vinculados con la especulación
científica, el arte de la heurística y la demostración científica.

La especulación filosófica es el acto creador de pensar que penetra mentalmente en los datos
que le ofrece la experiencia hasta sus últimos fundamentos.

El atomismo filosófico surge de la respuesta dada por Leucipo (460-390 a.C.) a la pregunta de
Anaximandro (610-545 a. de C.): ¿Cuál es la sustancia de lo permanente en el cambio de los
fenómenos perceptibles? Leucipo responde: "Las cosas deben componerse de partículas
minúsculas -los átomos- y del espacio vacío en el que puedan moverse. Como componentes de
la materia son la base de la multiplicidad y de todo cambio".

Los átomos de Leucipo se mueven sin el impulso de una fuerza exterior, en el espacio vacío.

Demócrito, el discípulo más importante y sucesor de Leucipo, concluyó que las cualidades no
son propiedades objetivas de las cosas: "Según la expresión común, existe el calor, lo dulce, lo
amargo, pero en realidad sólo existen los átomos y el vacío".

En síntesis, la especulación filosófica aporta la idea de constitución atómica de la materia como


hipótesis plausible.

La heurística es el arte de inventar soluciones haciendo hipótesis que funcionan aunque no estén
probadas. Por ejemplo, la teoría cinética de los gases, iniciada en el año 1730 por Daniel
Bernoulli (1700-1782). Aspira a explicar las propiedades observadas de los gases (presión,
temperatura, viscosidad?) por medio del movimiento de sus moléculas, es heurística pues la
existencia de los átomos sólo fue aceptada en 1908.
· La teoría de Demócrito : sostuvo que los elementos son lo lleno y lo vacío, a los cuales
llamaron ser y no ser, respectivamente. El ser es lleno y sólido; el no ser es vacío y sutil.
· La teoría de Daltón:
Materia formada por átomos inalterables que no se pueden dividir.
Las sustancias simples o elementos están formadas por átomos simples idénticos para cada
elemento.
Los átomos de distintas sustancias tienen distinta masa y propiedades.
Los compuestos están formados átomos-compuestos (moléculas), idénticos entre si.
Los átomos no se destruyen en reacciones químicas, se recombinan en la proporción numérica
más sencilla posible (dándole la razón a Proust)
· La teoría de Bohr:
El modelo atómico que el propuso se basa en los tres siguientes postulados:
1 Cualquiera que sea su órbita un electron no emite enrgía radiante al girar en torno al núcleo.
2 Un electron no puede estar a cualquier distancia del núcleo
3 Un electron puede absorver energia a causa, por ejemplo, de un choque o bien por haber
recibido radiación electromagnetica y saltar entonces a una orbita de mayor energía.
· La teoría de Rutherford: infirió la existencia del núcleo y plantea que los electrones
giran alrededor del núcleo describiendo orbitas circulares.

Estructura del átomo


En el átomo distinguimos dos partes: el núcleo y la corteza.

- El núcleo es la parte central del átomo y contiene partículas con carga positiva, los protones, y
partículas que no poseen carga eléctrica, es decir son neutras, los neutrones. La masa de un
protón es aproximadamente igual a la de un neutrón.
Todos los átomos de un elemento químico tienen en el núcleo el mismo número de protones.
Este número, que caracteriza a cada elemento y lo distingue de los demás, es el número atómico
y se representa con la letra Z.
- La corteza es la parte exterior del átomo. En ella se encuentran los electrones, con carga
negativa. Éstos, ordenados en distintos niveles, giran alrededor del núcleo. La masa de un
electrón es unas 2000 veces menor que la de un protón.
Los átomos son eléctricamente neutros, debido a que tienen igual número de protones que de
electrones. Así, el número atómico también coincide con el número de electrones.

Isótopos

La suma del número de protones y el número de neutrones de un átomo recibe el nombre de


número másico y se representa con la letra A. Aunque todos los átomos de un mismo elemento
se caracterizan por tener el mismo número atómico, pueden tener distinto número de
neutrones.
Llamamos isótopos a las formas atómicas de un mismo elemento que se diferencian en su
número másico.
Para representar un isótopo, hay que indicar el número másico (A) propio del isótopo y el
número atómico (Z), colocados como índice y subíndice, respectivamente, a la izquierda del
símbolo del elemento.
MODELOS DE ÁTOMOS

· · Modelo de Bohr:

· Modelo de Rutherford