Vous êtes sur la page 1sur 6

TEMA 11: SISTEMA CARDIOVASCULAR

VASOS SANGUINEOS

Se dedican a llevar la sangre de unas partes a otras.

Las arterias que parten del corazón son las de mayor tamaño y se llaman arterias elásticas. Estas arterias se
ramifican y dan lugar a arterias de menor calibre, denominadas arterias musculares, las cuales se vuelven a
ramificar dando arterias de un calibre aún menor, denominadas arteriolas estas últimas se vuelven a ramificar
y dan lugar a los capilares, que es el lugar donde se produce el intercambio gaseoso de O2 y CO2.

Estos capilares confluyen para formar vénulas postcapilares, que vuelven a confluir entre sí y dan lugar a las
venas pequeñas, que confluyen y dan las venas medianas, que vuelven a confluir para dar las grandes venas,
que son las que entran en el corazón.

Todos estos elementos tienen una estructura histológica similar, en general en un vaso sanguíneo
encontraremos 3 capas:

1. Túnica íntima: es la que está más próxima a la luz del vaso. Está formada por un endotelio (epitelio
plano simple), que tendrá debajo su correspondiente membrana basal, y por debajo se encuentra una
pequeña porción de tejido conjuntivo subendotelial que suele ser laxo y relativamente delgado.
2. Túnica media: encontraremos gran cantidad de células musculares lisas, fibras de colágeno tipo I y
fibras elásticas. Estas fibras son sintetizadas por las fibras musculares lisas.
3. Túnica adventicia: es la que está más alejada de la luz del vaso. Se trata de un tejido conjuntivo en el
cual encontraremos fibroblastos y fibras, tanto de colágeno tipo I como elásticas, aunque son más
abundantes las de colágeno.
En la túnica adventicia de vasos y venas de gran calibre encontraremos los vasa vasorum, que son
unos vasos sanguíneos de pequeño calibre que se ubican en la túnica adventicia de esas grandes venas.
Están ahí porque estas venas son demasiado grandes y los nutrientes procedentes de la luz no son
capaces de llegar hasta ella, por ello, para que no se nos muera la vena tenemos los vasa vasorum, que
se encargan de nutrir a la túnica adventicia.
También encontramos los nervi vascularis, que son terminaciones del SNA que controlan la
contracción del músculo liso.

TIPOS DE ARTERIAS

ARTERIAS ELÁSTICAS

 Túnica íntima: formada por células que se unen entre sí mediante complejos de unión, donde abunda
la zónula occludens. Este endotelio actúa como barrera para el paso de sustancias entre la sangre y los
tejidos a los que va a llegar para que no les quede más remedio que utilizar el transporte mediado por
receptores. En estos endotelios encontramos gran cantidad de vesículas que contienen el factor de
coagulación VIII. Debajo de este endotelio se encuentra el tejido conjuntivo subepitelial, que contiene
fibras elásticas, de colágeno I y alguna fibra muscular.
 Túnica media: encontramos células musculares lisas, fibras de colágeno tipo I y fibras elásticas. Las
que más abundan son las elásticas, que están fenestradas y rodean la luz del vaso
circunferencialmente. Entre cada fibra elástica existen unos espacios (fenestraciones) que están ahí
para permitir la difusión de nutrientes y para que cuando pasa el flujo de sangre la arteria se pueda
dilatar y luego pueda volver a su forma original.
 Túnica adventicia: formada por colágeno tipo I, fibras elásticas (aunque menos abundantes) y vaso
vasorum, ya que es una arteria de las grandes.

ARTERIAS MUSCULARES

 Túnica íntima: lo mismo que en las elásticas.


 Túnica media: predominan las células musculares lisas, destaca su abundancia. También hay fibras
elásticas y de colágeno tipo I.
 Túnica adventicia: encontramos tejido conjuntivo con sus fibras de colágeno tipo I y elásticas.

Entre la túnica íntima y la túnica media encontramos la membrana elástica interna, que es una acumulación
de fibras elásticas que aparece en esa zona de interfase entre la túnica íntima y a media. En la interfase entre
la túnica media y la túnica adventicia encontraremos la membrana elástica externa.

ARTERIOLAS

 Túnica íntima: con su endotelio y su membrana basal. El tejido conjuntivo subendotelial es escaso.
 Túnica media: separada de la íntima por la membrana elástica interna. Abundan las células musculares,
y también hay fibras elásticas y de colágeno tipo I.
 Túnica adventicia: cuanto menor es el calibre de la arteria, menor será su membrana elástica externa.

La función de las arteriolas es controlar el flujo de sangre a los capilares, son el vaso sanguíneo que está justo
antes de los capilares y tienen la capacidad de controlar cuánta sangre pasa a los capilares. Para ello, en la
zona de unión con los capilares presentan una estructura que se denomina esfínter precapilar, donde
encontraremos un engrosamiento del músculo liso. Este esfínter puede abrirse o cerrarse gracias a la
contracción de esas células musculares lisas que lo están formando (si se cierra disminuye la cantidad de
sangre que pasa a lo capilares y si se abre aumenta, según la necesidad del momento).

CAPILARES
Son los vasos más pequeños en los que se produce el intercambio gaseoso, y por ello las paredes son muy
cerradas, de hecho, ya no se diferencian las 3 capas anteriores, tan solo tiene una pared muy delgada. Existen
tres tipos:
 Capilares continuos: los encontramos en el músculo, en el SN y en pulmones. Están formados por una
capa de células endoteliales (epitelio plano simple); los hay tan pequeñitos que el revestimiento está
formado por una sola célula endotelial. Estas células endoteliales tienen su correspondiente
membrana basal que es continua. El último elemento que encontramos son unas células denominadas
pericitos, que rodean con sus prolongaciones a este capilar. Los pericitos son células progenitoras que
son capaces de diferenciarse a células endoteliales, a células musculares lisas… Son una especie de
célula madre para reponer el tejido si se daña.
 Capilares fenestrados: aparecen en tubo digestivo y glándulas (endocrinas sobre todo). Están
formados por una capa de células endoteliales (una o varias células dependiendo del tamaño) que
presentan fenestraciones, es decir orificios. Esta estructura se completa con una membrana basal
continua. Se cree que las fenestraciones son:
o Orificios permanentes que presentan estas células.
o No son orificios permanentes, sino que son vesículas de endocitosis que se están
introduciendo en la célula. Estas células son muy delgadas, por lo que a veces la vesícula
puede ocupar todo el grosor en la célula, de forma que cuando se está introduciendo se forma
ese poro, pero el poro no es permanente, sino que se abre únicamente en el momento en el
que se está produciendo la endocitosis.
 Capilares discontinuos (sinusoides): aparecen en médula ósea, bazo e hígado; aparecen en zonas en
las que te tiene que haber un contacto directo entre la sangre y el tejido. Están formados por células
endoteliales y una membrana basal discontinua que tiene orificios para permitir ese contacto directo
entre sangre y tejido.

Los capilares confluyen para formar venas.

ANASTOMOSIS ARTERIOVENOSA

Son zonas en las que existe un contacto directo entre arterias y venas. Sirve para que la sangre no tenga que
atravesar los capilares en determinadas situaciones. Ej: en la piel, la presencia de estas anastomosis sirve para
regular la pérdida de calor; si hace frío, intentamos que se produzca la menor pérdida de calor posible, por lo
que se cierra el acceso de sangre a los capilares mediante el esfínter, y se abre la anastomosis arteriovenosa >
la sangre hace un recorrido más corto para no perder calor.

VENAS

Se clasifican en:
 Vénulas y venas pequeñas
 Venas medianas
 Grandes venas
Características generales:
1. Llevan la sangre de los tejidos al corazón.
2. Las 3 túnicas no están bien definidas. Es complicado establecer los límites entre una y otra.
3. Luz colapsada: tiene repliegues, no es redonda.
4. Si las comparamos con arterias del mismo calibre, las paredes son más finas en las venas.
5. Presencia de válvulas en la luz para evitar el retroceso del flujo de sangre. Estas válvulas aparecen
como unas tiras de tejido que se introducen en la luz del vaso y forman repliegues.
VÉNULAS Y VENAS PEQUEÑAS
Los capilares confluyen para formar vénulas y las vénulas confluyen para dar venas pequeñas. En estas venas
no se distinguen las tres capas histológicas, lo que encontramos es el endotelio con su correspondiente
membrana basal debajo, que es continua, y un poco de tejido subendotelial escaso que presenta fibras de
colágeno I y fibras elásticas.
En las vénulas también aparecen pericitos.

VENAS MEDIANAS
Las venas pequeñas confluyen para dar venas medianas, por lo que estas son de mayor calibre, y son las
primeras en las que se distinguen las tres túnicas:
 Túnica íntima: endotelio, membrana basal y tejido conjuntivo subendotelial.
 Túnica media: células musculares lisas, fibras de colágeno I y elastina.
 Túnica adventicia: tejido conjuntivo (fibras de colágeno I y elastina con sus correspondientes fibras
subendoteliales con sustancia fundamental).

GRANDES VENAS
Misma estructura histológica, con una pequeña diferencia: en los vasos de gran calibre, en la túnica adventicia,
encontramos los vasa vasorum para permitir la nutrición de esas capas y los nervi vasculari.

EL CORAZÓN
Actúa como una bomba que impulsa sangre a todo el sistema circulatorio. En las paredes del corazón
distinguimos tres capas:
 Endocardio: es la capa más interna y la encontramos revistiendo las cavidades del corazón (aurículas y
ventrículos), también reviste las válvulas. Histológicamente es un endotelio con su correspondiente
membrana basal, y debajo hay un poco de tejido conjuntivo de tipo laxo.
 Miocardio: es la capa media y la más gruesa; está formado por músculo estriado cardiaco que se
organiza formando haces en todas las direcciones. No es homogénea, en los ventrículos es más gruesa
que en las aurículas; donde más grosor tiene es en el ventrículo izquierdo.
 Epicardio: es la capa más externa y la encontramos revistiendo la parte más externa del corazón. Está
formada por un epitelio plano simple y debajo un tejido conjuntivo muy desarrollado y grande, con
tejido adiposo en su seno.

En el corazón también encontramos un esqueleto fibroso, que está constituido por tejido conjuntivo denso
irregular (no orientado). Lo encontramos reforzando las paredes que hay entre aurículas y ventrículos y
también rodeando los orificios valvulares, porque constituyen las zonas de inserción de las válvulas.
VÁLVULAS
Son repliegues del endocardio con un eje central de tejido conjuntivo denso irregular; es una zona del
esqueleto fibroso.

SISTEMA DE CONDUCCIÓN CARDIACO


El latido cardiaco es coordinado por las células de conducción cardiaca, que son células musculares cardiacas
modificadas (cardiomiocitos). Diferencias entre estas células y las musculares normales del corazón:
1. Estas células son mucho más grandes que una célula muscular cardiaca corriente.
2. Se organizan formando nódulos y haces.
3. En su citoplasma hay miofibrillas pero son escasas y están organizadas en sarcómeros, pero están muy
mal estructurados. Debido a la mala organización, estas células han perdido su capacidad contráctil.
4. Están unidas mediante fascia adherens, desmosomas y nexos, pero estos elementos no están
estructurados en forma de unión escaleriforme.
5. En su citoesqueleto, estas células contienen gran cantidad de desmina (70%). La desmina es de la
familia de los filamentos intermedios. Estas células tienen desmina porque tienen que resistir la fuerza
mecánica de las células musculares que se contraen a su alrededor.
6. En una H/E vemos que son mucho más grandes y que su citoplasma se tiña menos intensamente que
en el caso de las células musculares que tenga alrededor. Se tiñe menos porque tiene menos cantidad
de fibras en su interior.

En la aurícula derecha encontramos el nódulo sinusal (sinoauricular). Este nódulo sinusal está conectado por
medio de haces internodales con las aurículas y llegan al nódulo aurículoventricular. Desde este nódulo parte
el haz de Hyss, que se divide en dos ramas que se extienden por todas las zonas del miocardio, y emiten unas
prolongaciones que son las fibras de Purkinje para que se reparta el impulso cardiaco por toda la estructura
del corazón.

VASOS LINFÁTICOS
Son una serie de vasos que drenan el líquido extracelular y lo devuelven al torrente sanguíneo. El líquido que
recorre los vasos linfáticos se denomina linfa, por donde viajan distintos tipos de sustancias (proteínas, lípidos
y células del sistema inmune).
Los vasos linfáticos de menor calibre se denominan capilares linfáticos, y los encontramos en los tejidos
conjuntivos, especialmente en la piel. A través de estos capilares linfáticos se recoge todo el líquido
extracelular; luego estos capilares empiezan a confluir formando vasos linfáticos de mayor calibre, hasta
formar los conductos linfáticos principales, que son el conducto torácico y el conducto linfático derecho.
Estos desembocan a la altura del cuello y liberan su contenido al torrente sanguíneo.

En su recorrido por los vasos linfáticos, la linfa se encuentra con los ganglios linfáticos, donde es analizada. Si
está bien, la linfa continúa con camino hasta los conductos linfáticos principales y vuelve al torrente sanguíneo.
Si encontramos alguna sustancia extraña, se inicia la respuesta inmune.
Histológicamente, los capilares linfáticos se inician con forma de fondo de saco ciego. Está formado por un
endotelio con una membrana basal incompleta que no presenta zónulas occludens. Estas características hacen
que los vasos linfáticos sean muy permeables, de forma que ese líquido extracelular entre en los capilares con
muchísima facilidad.

Histológicamente, en los vasos linfáticos más grandes se puede distinguir las tres capas: túnica íntima, media y
adventicia. Pero están mal estructuradas y es muy complicado distinguir donde comienza una y la siguiente.
Hay válvulas que están ahí para el impedir el retroceso de la linfa hacia los tejidos.