Vous êtes sur la page 1sur 3

4 | tiempo argentino | argentina | año 1 | n·144 | miércoles 6 de octubre de 2010

Jorge Tassara, ex detenido-desaparecido en la dictadura

“Isidoro Graiver decía otra cosa”


Tiene 70 años y es jubilado docente. Cuando era militante de la Juventud Peronista fue secuestrado por la dictadura
luego del golpe de 1976. En abril del ’77 compartió una celda de dos por dos metros en la Unidad 3 de La Plata
con el cuñado de Lidia Papaleo. Durante tres meses, convivió 23 horas al día con el hombre que ahora declara a
favor del Grupo Clarín y La Nación. “Me resulta muy difícil comprender su posición después de tanto sufrimiento.”

Franco Mizrahi presionó para vender las empresas de pasaba lo mismo. Después de pasar por más importante que tenía el Grupo. Su
investigacion@tiempoargentino.com.ar la familia? un centro clandestino, estar en la cárcel pérdida implicó la quiebra de toda la fa-
-No. Yo conocí a Isidoro en mayo del 77 era como llegar al paraíso. Si bien éramos milia.

D
iez de la mañana en el bar de en la cárcel de La Plata. Yo estaba solo en rehenes y en cualquier momento podían -¿Dijo haber sido torturado por Papel
Corrientes y Callao. El ex militan- la celda cuando viene Isidoro a mi celda. sacarnos y limpiarnos, te sentías blan- Prensa?
te de la Juventud Peronista Jorge Había muerto su hermano y eso lo tenía queado. Aunque siempre estábamos in- -No. Hablaba de los aprietes pero no pun-
Tassara llega a la entrevista a paso lento. mal. Me preguntaba qué pensaba de la seguros y teníamos miedo. tualizaba en qué caso. Él decía que sen-
Cuenta que vive en Viedma, provincia de muerte de David, si fue un accidente o -¿Qué recuerda de aquellos tiempos en tía la presión por parte de la dictadura
Río Negro, y que está de paso en Buenos lo habían matado. Lo notaba preocupa- la cárcel? cívico-militar.
Aires porque tiene que realizarse una se- do. Además decía que había sufrido la -Vivíamos un clima de presión, de mu- -¿Especificó quiénes eran los civiles?
rie de análisis médicos. A los pocos mi- presión de sectores civiles y militares cho control y seguimiento. En el Penal -No. Y con la desinformación que existía
nutos de iniciar el reportaje, se nota que de avanzar en la desaparición del grupo funcionaba un servicio de inteligencia. no nos enterábamos qué pasaba. Hoy es-
le duele recordar aquellos años de plomo económico. Que había un interés muy En los mismos recreos o pasillos había ta claro por qué Clarín y La Nación no in-
cuando sus compañeros desaparecían de determninado pàra que los Graiver que- entre nosotros mucho miedo. Un temor formaban nada. En el medio estaba esta
a cientos. El horror del pasado dejó una braran. “Estábamos en la lona”, decía. permanente. También mucha solidaridad operación. Nosotros nos informábamos a
huella indeleble en el alma de este con- Acusaba al circuito de Ramón Camps y y apoyo entre los compañeros presos. través de las visitas. Los diarios no decían
tador público nacional, recibido en 1966, su patota de torturadores. -¿Alguna vez Isidoro habló de Papel nada de lo que estaba pasando y tergiver-
tiempos en que creía que el mundo podía -¿Alguna vez le comentó que tenía mie- Prensa? saban la realidad. Al compañero Dardo
cambiarse con un golpe de timón y fe. do de que lo mataran? -Él decía que el accionar cívico-militar lo Cabo lo sacaron de la cárcel y a las 8 de la
En esta entrevista con Tiempo Argenti- -Por su experiencia vivía con miedo. Pe- apretaba para vender. Su mayor preocu- mañana del día siguiente nos enteramos
no, Tassara se muestra perplejo ante la ac- ro ya había pasado lo peor. A todos nos pación era Papel Prensa. Era la empresa que había muerto en un enfrentamiento.
titud de Isidoro Graiver en relación a Papel tiempo argentino ¿Cómo iba a morir en un enfrentamiento
Prensa. “Cuando estábamos detenidos en si lo habían sacado delante nuestro sin
la Unidad 3 de La Plata, Isidoro me decía nada encima?
todo lo contrario, que se habían despren- -¿Hablaban con Isidoro de esta falta de
dido de esa y todas las empresas del grupo información?
familiar bajo una enorme presión de lo -Lo conversábamos más con los compa-
que definía como la dictadura cívico-mili- ñeros. Isidoro en los recreos hacía rancho
tar que dominaba la Argentina. Por eso, al aparte con su familia.
escucharlo en estos momentos, estoy muy -¿Cómo eran las visitas que recibían en
sorprendido, ya que Isidoro a mí me decía la cárcel?
otra cosa dentro de la cárcel.” -Mi ex mujer, Susana Dieguez, viajaba en
Tassara militaba en la Juventud Pero- auto con la suegra de Isidoro y sus hijos
nista cuando fue secuestrado el 2 de abril cada vez que me venía a visitar. En esas
de 1976. Un año más tarde lo trasladaron visitas no teníamos tabique de por me-
a la Unidad 9 de La Plata donde compartió dio. Es decir que hasta podíamos vernos.
celda con el hermano de David, banque- Los ingresos al Penal eran muy duros.
ro que comandaba el grupo económico y Éramos sometidos a procesos de abuso
que falleció en un dudoso accidente aéreo y maltrato.
en agosto de 1976. “Nunca tuvo la libertad -¿Qué recuerda del padre y el suegro de
de acción que dijo tener. A mí me decía Isidoro?
algo muy diferente”, reveló este militante -Don Juan era muy jovial y era una “luz”.
de 70 años a este diario. Juan era más extrovertido que don Brod-
El hombre compartió durante tres me-
ses, 23 horas de su vida junto al testigo
que pretende desligar al CEO de Clarín, “Mi ex mujer, Susana Dieguez,
Héctor Magnetto, y el director de La Na- viajaba en el auto con la
ción, Bartolomé Mitre, de la apropiación
de Papel Prensa. Y lo que es peor: de ha- suegra de Graiver y los hijos
ber cometido presuntos delitos de lesa de Isidoro. Los ingresos al
humanidad. Penal eran muy duros, los
Tras pasar por la comisaría de Viedma,
un pabellón del Ejército en Bahía Blanca maltrataban por ser judíos.”
y una carcel en la misma ciudad bonae-
rense, sufrió simulacros de fusilamientos.
Al poco tiempo, en septiembre del ’76, lo sky. A él le agradaba que le preguntaran
llevaron a La Plata. Allí paso por distinos sobre la raíz cuadrada de números impo-
pabellones hasta que pasados siete meses sibles y las resolvía al instante. Sobrelle-
vio entrar en su celda del pabellón 3 a Isi- varon muy bien todo. Ellos me contaron
doro Graiver. “No sabía quién era. Al poco que los pusieron debajo de la ducha, les
tiempo charlábamos de política, econo- arrojaban agua helada que les caía sobre
mía y fútbol. Dormíamos en una cama cu- la frente. Esto solo a Juan y Brodsky. Isi-
cheta, yo arriba y él abajo, en una celda y doro nunca me contó que lo hayan tor-
comíamos un platito sopero con casi anda turado.
de carne”, recordó Tassara a Tiempo. -¿Por qué?
En el mismo pabellón también esta- -Por ser del Grupo Económico Graiver y
ba Juan Graiver –padre de Isidoro- y Don por todos eran de orígen judío.
Brodsky, su suegro. -¿Cómo eran esos días en la cárcel?
-¿Isidoro le manifestó que se nadie los Inexplicable- “Isidoro decía que fue víctima de Martínez de Hoz y de un pacto cívico-militar”. -Recuerdo que Isidoro era muy goloso,
miércoles 6 de octubre de 2010 | año 1 | n·144 | argentina | tiempo argentino | 5

tiempo argentino

Pasado doloroso - El ex compañero de celda de Isidoro Graiver en La Plata, Jorge Tassara, recordó ante Tiempo Argentino los durísimos momentos en la prisión. “Comíamos sopa de fideos”.

le gustaba mucho el chocolate. Hacía nozco los imponderables que lo están trar a Isidoro en su celda?
fondeu con los chocolatines que nos lle- llevando a plantear estas situaciones. -Yo estaba solo porque a mi compañero lo
gaban. El usaba los chocolates que com-
prábamos y el hacía una especie de me-
-En una entrevista con Tiempo Argen-
tino Isidoro habló de las presiones bajo
habian trasladado a otro pabellón. Isidoro
aparece en abril de 1977 y no sabia quién
Una época de
junje. Usábamos un gran metal. También las cuales vendió Papel Prensa y luego era. Me fui enterando en las charlas y con terror absoluto
hacíamos mucho ejercicio. dijo todo lo contrario en una solicitada las visitas. Tengo gratos recuedos de él por
-¿Alguna vez le habló de Lidia Papapelo de Clarín. eso me sorprende su postura actual. Cada vez que iba a visitar a su ex marido,
de Graiver?- -Lo que afirma ahora no es lo conversado -¿Cuándo dejó de ver a Isidoro? Jorge Tassara, Susana Dieguez viajaba
-No. sobre lo que vivió antes, durante su paso -A él lo sacaron primero de la celda. Yo con la familia de Isidoro Graiver, el her-
-¿Qué sintió al ver la solicitada de Isido- por la cárcel. Fue en contra de los propios estuve en la cárcel hasta 1979 en una mano del banquero fallecido en agosto
ro y la entrevista con Joaquín Morales intereses del Grupo y de la Argentina. Él celda que daba a un patio. Recuerdo que de 1976 en un dudoso accidente aéreo.
Solá? describía la connivencia de sectores civi- hablábamos algo de política y economía. “Me iba con la suegra de Isidoro que vivía
-A míme resulta muy extraño. Él habla- También de deportes. Analizábamos la en Barracas y los chiquitos”, aseguró Die-
ba de la presión con la que vivía perma- coyuntura, lo que significaba la dictadura, guez a Tiempo Argentino. También agregó
nentemente. Además, el estuvo secues- “Yo estaba solo en la celda Martínez de Hoz. que “entre la familia de los detenidos ha-
trado en Puesto Vasco. Él aparece en la cuando en abril de 1977 -¿El acusaba como responsables de la bía mucha solidaridad”.
cárcel a fines de marzo, principios de quiebra del grupo al bloque Cívico Mili- “Yo recuerdo que a la suegra de Isi-
abril de 1977. Realmente a partir de su apareció Isidoro. No sabía tar que había tomado el poder? doro -dijo- la demoraban más que al
experiencia, de su vivencia, la muerte de quién era. Tengo un grato -Sí, claro, hablaba de sectores cívicos- resto. Se cometían vejámenes contra
su hermano, la presión y el seguimien- recuerdo de él y por eso me militares. los familiares que íbamos a visitar a
to para entregar el Grupo, no puede de- -¿Cómo era la división en los pabellones nuestros seres queridos detenidos. Un
cir que vivió en libertad. Es muy difícil sorprende lo que dice ahora.” de la cárcel? día entró antes que yo y preguntó qué
comprender lo que está diciendo Isidoro -En el 1 estaba todos los Montoneros. En el nos hacían a nosotros. Nos relató que
de que vendieron en absoluta libertad, 2 estaba el ERP. En el 3 estaba la gente de la manoseaban. Era una señora de 60
tanto él como su familia, sus empresas, les con la dictadura militar. la JP y podría decirse que los económicos- años que viajaba con chofer aunque no
especialmente Papel Prensa. El clima -¿Ustedes sufrieron sanciones dentro subversivos, donde entraba Graiver. siempre podía poner dinero para el fon-
que vivimos, que nos tocó vivir no era de la cárcel? -¿Los familiares reunían dinero para do de familiares”, recordó Dieguez, que
un clima de libertad. No se puede hablar -Si te encontraban en una postura que no comprar víveres para ustedes? estuvo secuestrada en el centro clan-
de libertad. Y menos cuando él se sentía les gustaba, como recostado en la cama o -Sí, todos ponían dinero. A veces la fami- destino de detención El Atlético y hoy
perseguido por la dictadura militar. Có- haciendo gimnasia, te sancionaban y te lia de Isidoro no tenía y los cubrían otros milita en la Comisión Memoria, Verdad y
mo puede hablar de libertad... metían en la celda y no salías al recreo o familiares. A veces era al revés. Había mu- Justicia de Viedma. “Ella estaba muerta
-¿Por qué cree que lo hace? te mandaban a la cárcel donde sólo tenías cha solidaridad. Compartíamos, incluso de miedo, transpiraba mucho. Hasta mi
-No lo sé. Pero si Isidoro recuerda el un colchón y nada más. A mí me manda- con otros compañeros de Pabellón. padre se daba cuenta del peligro que
tiempo pasado, todo lo vivido previo a ron una vez. -¿Para Isidoro fue anunciado que iban a había de viajar con los familiares de Da-
la llegada a La Plata, su charla con otros -¿Alguna vez lo mandaron a Isidoro a sufrir el saqueo de la empresa? vid. Un día me dijo: ‘¿Vos viajás con los
compañeros, creo que no puede seguir esa cárcel? -Era preanunciado lo que iba a pasar. To- Graiver? ¿No te das cuenta del peligro
sosteniendo lo que ahora esta plantean- -A él no. dos sabíamos por él que les habían arre- que corrés?’”.
do. Isidoro es una víctima. Pero desco- -¿Cómo fue el momento en que vio a en- batado todas las empresas. <
6 | tiempo argentino | argentina | año 1 | n·144 | miércoles 6 de octubre de 2010

La apropiación de Papel Prensa

El oportunismo de Isidoro Graiver


“ Creer en los dichos de Isidoro –que se contradicen con los que nos dijo a nosotros,
mirándonos a los ojos, y que pueden cotejarse en sede judicial– es una estrategia de
defensa demasiado volátil, tanto como querer defender a un homicida asegurando

Cynthia Ottaviano y Juan Alonso


que, a la hora en que ocurrió el asesinato, estaba en la casa de su madre.

apropiación de Papel Prensa intentó mate- ni presiones a mi persona, a mi mujer (na-



destino de detención. Que quede claro: la
Autores de la investigación sobre Papel Prensa.
investigacion@tiempoargentino.com.ar rializarse en un documento legítimo, Isi- da tuvo que ver en esta historia), ni a mis operación no estaba firme cuando Lidia e
doro Graiver no tenía ningún vínculo co- padres (no les podemos preguntar porque Isidoro eran torturados. Lo dicen los do-
mercial con el emporio familiar. Se había fallecieron)”. Sin embargo, ante el fiscal cumentos, no hace falta que ellos lo confir-

A
ntes de hablar, se tapaba la boca alejado hacía años. De manera que su firma Ricardo Molinas (fojas 130-131) había re- men. La investigación hecha por Tiempo
con los dedos como si hubiera algo no puede encontrarse en los documentos, conocido que “en el mes de octubre de 1976, Argentino, que ya lleva más de seis meses,
que no pudiera decir. Al responder, no tenía poder. Su cuñada, sin embargo, sí Miguel de Anchorena, abogado apoderado que fue publicada en diez notas, de cua-
bajaba la mirada, esquivo. Cada tanto, se los tenía, como administradora de la su- de la sucesión de David, se había puesto en renta páginas, está en manos de la justicia.
hundía en un suspiro profundo, fuerte, cesión que le correspondía a su hija María contacto con su cuñada para informarle A ellos, los fiscales Marcelo Molina, Carlos
potenciado por micrófonos delatores y, ya Sol. Por eso todos los documentos llevan que había recibido información de Fran- Dulau Dum y Sergio Franco, les toca deter-
pasados algunos minutos de “entrevista”, su firma, la de los padres de David y la de cisco Manrique (funcionario de Agustín minar qué testimonio de Isidoro Graiver
una saliva blanca, espesa, se apoderó del Rafael Ianover, quien denunció que firmó Lanusse y mano derecha de Pedro Euge- tiene valor, el que nos dio a nosotros, que
centro de su labio inferior: estaba nervioso. sin saber el contenido de los documentos y nio Aramburu) cuyo contenido era sinté- encontró respaldo en varios documentos,
Ocultaba. Mentía. La cara, como se sabe, sin tener noción del precio. ticamente que el gobierno nacional vería o el del lunes, dicho ante el columnista que
es el campo de batalla de las emociones. ¿Qué puede motivar a Isidoro a contra- con agrado la desaparición del conjunto trabaja para los acusados.
Todo se refleja en un par de gestos. Y no decir a su cuñada? ¿El hecho de empresario Graiver como tal, para lo “Las libertades son relativas”, explicó
fueron esos gestos los que Isidoro obligándonos a preguntar,
pudimos ver cuando qué grado de libertad tuvo él mismo
lo entrevistamos a lo cuando llamó de noche a la casa del
largo de más de dos juez Arnaldo Corazza para decir
horas, el 11 de junio que necesitaba declarar urgente,
pasado. Al contrario, qué tan libre fue cuando se pre-
frente a nosotros se mos- sentó a declarar espontáneamen-
tró distendido, verborrágico, te ante los fiscales (tanto como lo
elocuente. Llamaba a las cosas por su hicieron los abogados de Magnetto
nombre: los diarios “nos trataron de y Mitre) horas antes de dejar el país,
chorros”, “a todas luces fue un afano, qué autonomía tuvo cuando se pre-
lisa y llanamente un afano”, “las pre- sentó ante un escribano porque a su
siones eran permanentes”, “los diarios sobrina María Sol se lo habían pedido
nos humillaron”, dijo. desde Clarín y La Nación, y qué grado
No tardaba en responder, ni cal- de independencia tuvo, el lunes pasa-
culaba cada palabra, como ocurrió do, frente a Joaquín Morales Solá para
el lunes a la noche, cuando a dúo con Presiones - Durante el mes de octubre de 1976, antes del traspaso, Clarín y La Nación, hostigaron a los Graiver. no responder lo que sabe, sino lo que
Joaquín Morales Solá intentó “lim- necesitan sus victimarios.
piar” la imagen de Héctor Magnetto y  
Bartolomé Mitre (empleadores del colum- que lo hubieran marginado de los negocios cual sería necesario la venta de los paque- 1- “Convenio entre accionistas”, 18 de
nista de La Nación, acusados de ser partí- familiares; que no fuera heredero del em- tes accionarios del Banco Comercial de La agosto de 1977: “en el primer ejercicio de la
cipes necesarios de delitos de lesa humani- porio construido por David, una vez que Plata, del Banco de Hurlingham y del con- conducción de Papel Prensa, por parte de
dad). ¿Qué importa si para Isidoro Graiver murieran sus padres?, ¿que Lidia sí fuera la trol accionario de Papel Prensa, estimando las tres empresas, la presidencia será ejerci-
Magnetto tenía un “rol secundario” y Bar- administradora del 50% en nombre de su que los compradores lógicos de este último da por Sociedad Anónima La Nación, sien-
tolomé Mitre “incluso menor”? Todos los hija? Sólo él puede saberlo. paquete eran los diarios La Nación, Clarín do su titular el Dr. Bartolomé Mitre (h); la
documentos vinculados con Papel Prensa, Es evidente que Joaquín Morales Solá no y La Razón”. Estos dichos d oviembre de Vicepresidencia Ejecutiva por Arte Gráfico
las declaraciones hechas ante la Inspec- buscaba conocer la verdad, si no le habría 1985, fueron ratificados por el propio Man- Editorial Argentino SA, siendo su titular el
ción General de Justicia, las publicaciones preguntado si el precio pagado por los tres rique (fojas 178-179), Papaleo (fojas 134-135) Dr. Héctor Magnetto; y los tres puestos de
del Boletín Oficial, el pacto de sindicación diarios (Clarín, La Nación y La Razón) era y Pedro Martínez Segovia (presidente de Directorio restantes (…) los Sres. Patricio
y las notas periodísticas hechas por ellos equivalente al valor real de Papel Prensa, en Papel Prensa, fojas 141-142). Peralta Ramos, Dr. Lauro Laiño y Dr. José
mismos los mencionan con nombre y ape- qué condiciones se hizo esa transferencia Incluso, aunque Isidoro diga que Lidia Aranda”. <
llido como los directores de esa compañía1. accionaria, si los diarios lo habían humi- recién ahora denuncia, también probará
Con Mitre, Magnetto y Peralta Ramos se llado publicando notas periodísticas en las que sus dichos carecen de valor al leer no
reunió Oscar Bartolomé Gallino, el gene- que los vinculaban con fraudes, pidiendo sólo el expediente Molinas, sino también
ral de brigada que ostentaba el poder de que la Junta Militar los investigara. Tam- el memorándum que el fiscal escribió el
mando entre los represores, interrogador poco el columnista quiso saber cómo, si lo 18 de noviembre de 1978, reconociendo
oficial de Lidia Papaleo y del propio Isidoro habían extorsionado y si era que necesita- que “la esposa de Graiver ha denunciado
Graiver. Y después de esas reuniones pre- ban dinero, aceptó apenas 7200 dólares al ante la Justicia que fue presionada desde
paró los interrogatorios, que se realizarían momento de vender una parte del paquete el Ministerio para transferir las acciones
el 11 de abril de 1977, como probó Tiempo accionario que ascendía al millón de dóla- a vil precio, en beneficio de los que apare-
Argentino, precisamente a Lidia, sobre Pa- res. Ni siquiera hoy alguien aceptaría seme- cen como adquirentes (Clarín, La Nación
pel Prensa. Quedó registrado en los docu- jante cosa, cobrar 7200 dólares por la venta y La Razón)”.
mentos. La palabra inescrupulosa de una de un bien valuado en millones. Morales Clarín y La Nación quieren conver-
persona ante un columnista, pagado por Solá tampoco le preguntó por qué lo que tir una historia de apropiación, tortura y
los acusados, no podrá cambiarlos. Ni aun- dice ahora no es lo mismo que sostuvo en despojo en una telenovela mal guionada.
que así lo quisiera. la entrevista con Tiempo Argentino. Evitan decir que cuando Lidia Papaleo fir-
Creer en los dichos de Isidoro –que se Aun con un evidente relato estudiado, ma, presionada, amenazada, en nombre
contradicen con los que nos dijo a noso- Isidoro Graiver no se atrevió a desmentir de su hija, y junto con sus suegros, la venta
tros, mirándonos a los ojos, y que pueden a Lidia Papaleo, quien aseguró en sede ju- no quedó firme porque debía autorizar el
cotejarse en sede judicial– es una estrategia dicial que Magnetto la amenazó: “Firme juez de la sucesión. Y nunca se consolidó, a
de defensa demasiado volátil, tanto como o le costará su vida y la de su hija”. Ante la pesar de los intentos constantes de los tres
querer defender a un homicida asegurando pregunta de Morales Solá, Isidoro respon- diarios y de los abogados de Lidia, que ha-
que a la hora en que ocurrió el asesinato, dió: “No puedo afirmar que no haya habido cían presentaciones judiciales mientras ella
estaba en la casa de su madre. amenaza a mi cuñada”. Él sí dijo no haber era torturada, quemada en sus pechos, el La verdad - El 26 de agosto, Tiempo Argentino
publicó la entrevista con Isidoro Graiver.
El 2 de noviembre de 1976, día en que la recibido “ninguna amenaza de ningún tipo abdomen y los genitales en un centro clan-

Centres d'intérêt liés