Vous êtes sur la page 1sur 2

Los antimicrobianos tópicos son sustancias químicas que, aplicadas directamente en la piel, inhiben

el crecimiento o destruyen cualquier microorganismo, bien sean hongos, virus, o bacterias. Dentro
de este término generalmente nos referimos a los que tienen actividad frente a estas últimas. Se
dividen en antisépticos y antibióticos. Los antisépticos se aplican directamente sobre los organismos
vivos, para eliminar los microorganismos existentes en las superficies cutáneo-mucosas previniendo
la proliferación de los mismos. Los antibióticos tópicos son producidos por seres vivos o fabricados
por síntesis y se utilizan principalmente para combatir las infecciones. Los antimicrobianos tópicos
suponen una importante opción en la profilaxis y tratamiento de las infecciones bacterianas
superficiales primarias y secundarias. Los antibióticos para uso tópico poseen una más baja
incidencia de toxicidad sistémica, de efectos secundarios y de desarrollo de resistencias que los
antibióticos de uso parenteral.

El antimicrobiano tópico ideal:

- debe poseer un amplio espectro de acción


- efecto antibacteriano rápido y prolongado-
- ser bactericida
- difundir con facilidad a través de tejidos y detritus, con una mínima toxicidad,
- muy baja o nula incidencia de irritación o alergia
- escasa actividad frente a la flora comensal de la piel.

Características

• Los antibióticos tópicos tienen una toxicidad más selectiva que les permiten inhibir el desarrollo
de células bacterianas o destruirlas respetando las células del huésped.

• Los antibióticos tópicos pueden crear resistencias microbianas y provocar sensibilización por
reacciones cruzadas (como es el caso de la neomicina y aminoglucósidos).

Ventajas

El uso de antibióticos tópicos en la práctica dermatológica conlleva a ciertas ventajas sobre el


tratamiento sistémico:

• Libera altas concentraciones del antibiótico directamente en el área de infección.

• Mínima absorción sistémica evitando la toxicidad y mínimo riesgo de efectos adversos sistémicos
• Disminuye la inducción de resistencia bacteriana.

• Alta versatilidad, pudiendo ser usado en la profilaxis y tratamiento de infecciones.

Además, podemos precisar en añadidura a lo mencionado, ventajas adicionales que diferencian a


los antibióticos tópicos de los antisépticos, características que hacen que los antibióticos tópicos
sean parte del arsenal terapéutico del dermatólogo:

• Son excelentes para su uso en heridas abiertas.

• Conservan la humedad de las heridas.

• Promueven la curación de heridas.

• Minimizan la adherencia de los vendajes


• Proporcionan una opción segura y efectiva en la curación de heridas. En general, está demostrado
que los agentes antimicrobianos tópicos usados apropiadamente en heridas, disminuyen el riesgo
de infección y morbilidad, ya que las heridas infectadas curan más lentamente y pueden llevar a
infección sistémica

Tipos

 Ácido fusídico
 Mupirocina
 Neomicina
 Bacitracina
 Gentamicina