Vous êtes sur la page 1sur 9

Rutina energética

Cinco minutos al día que cambiarán tus energías y tu vida.


Garantizado

Hace unos años practiqué Chi Kung religiosamente durante unos


seis meses. Y los resultados eran buenos. Las contracturas de
la espalda desaparecieron, mi flexibilidad mejoró y en general
me iba bien. Peroooo… era un poco esclavo. Todas las mañanas
tenía que levantarme media hora antes y terminé bastante
aburrida de tanto ejercicio lento. Un día, a través de la web de
EFT llegué a la página de Donna y al video de youtube de su
famosa Rutina Energética. Con sólo cinco minutos los efectos
son evidentes y acumulativos. “El objetivo final es reestablecer
‘hábitos energéticos’ positivos”. Donna recomienda enlazar su
rutina a alguna actividad que ya practiquemos (yoga, tai-chi,
Pilates o meditación).
La rutina básica consta de 7 ejercicios:

1. Los tres golpeteos: El estrés diario afecta nuestro sistema


energético de forma instantánea. Con los tres golpeteos
conseguimos que nuestras energías se equilibren y fluyan
adecuadamente. Con hacerlo una vez al día ya llega y sus
efectos son acumulativos. Si te encuentras cansado, torpe, con
empanada mental o incluso un poco depre, estos golpes te
despejan inmediatamente.

1) El Punto 27 R justo en la pequeña depresión que está debajo


de la clavícula que es donde termina el meridiano del riñón.
Golpeamos estos puntos mientras inspiramos por la nariz y
expiramos por la boca tres veces y mejoramos el flujo de
oxígeno y sangre al cerebro.

2)El timo regula el flujo energético del cuerpo. El significado de


‘thymos’ en griego es ‘energía vital’ y está situado en la parte
superior del esternón, en el medio del pecho. Desempeña un
papel vital en el sistema inmune conectando la mente y el
cuerpo. De hecho, la primera respuesta al estrés físcio o
emocional es el encogimiento de la glándula del timo y una
reducción de la energía vital. El golpeteo en en timo corrige
cualquier desequilibrio energético en los meridianos. El timo
también controla la sanación. El verdadero poder de la sanación
procede de nuestro interior y si mantenemos nuestra energía
vital en forma estimulamos el proceso sanador. Podemos
acompañar al golpeteo del timo con la siguiente afirmación: ‘Mi
energía vital es plena. Estoy llena de amor.’ Inspira y expira
profundamente tres veces.

3) Los puntos neurolinfáticos del bazo: Estos puntos reflejos son


parte del sistema linfático que ayuda al sistema inmune a
eliminar las toxinas del cuerpo. Golpeando estos puntos
combatimos las infecciones, equilibramos la composición
química de la sangre y las hormonas, eliminamos el mareo, el
estrés y también ayudamos al metabolismo ya que la energía del
bazo participa en la digestión. Si estás pendiente de tu peso,
masajea estos puntos un par de minutos antes y después de las
comidas.

2. La marcha cruzada: La marcha cruzada es un ejercicio que

merece una entrada sólo para él porque antes de


ponerlo en práctica es conveniente asegurarnos de que
nuestras energías no están estancadas en el patrón
homolateral. La gente con depresión, con enfermedades
crónicas o degenerativas son homolaterales. Las energías
suben y bajan sin cruzarse y así se vive bajo mínimos, la vida no
tiene color… a veces no tiene ni sentido y se quedarían en la
cama todo el día si pudieran. A veces el patrón homolateral se
da en personas que no presentan problemas de salud tan
extremos. Yo misma, que soy sana como una manzana, después
de una semana de mucho trabajo o de un fin de semana con
demasiada actividad tiendo a caer en ese patrón que
afortunadamente ya he aprendido a corregir. Ya puedes leer las
instrucciones completas para ayudar a nuestras energías a salir
de la homolateralidad pinchando aquí.

Una vez corregida la homolateralidad, ya se puede hacer la


marcha cruzada sin que agote nuestras energías. Es un ejercicio
muy sencillo que consiste en caminar sobre el sitio, levantando
la rodilla y tocando con la mano contraria durante un minuto.

3. La postura de Wayne Cook: El nombre es

en honor a un investigador pionero en el


campo de fuerza de la Bioenergética que demostró la
efectividad de esta técnica para tratar la dislexia el
tartamudeo.

Este ejercicio también puede ayudar a paliar una amplia gama


de problemas psicológicos como la confusión, las compulsiones,
los pensamientos obsesivos, la desorganización, la depresión y
el exceso de ira.

Si en tu relación con tu pareja/hij@/p/madre/suegr@ tienes


dificultades para hacerte oir o para expresar tu verdad, esta
técnica es excelente para prepararse para una ‘confrontación’ o
discusión importante. También es muy efectiva cuando estás
muy disgustad@ y no puedes parar de llorar o pierdes el control
y le gritas y riñes a todos o si estás al límite del agotamiento. La
postura de Wayne Cook ayuda a procesar las hormonas del
estrés.

4. El estiramiento de la coronilla:

De pie o sentados con la espalda recta, ponemos los cuatro


dedos de ambas manos en el centro de la frente y con presión la
estiramos hacia las sienes (tres veces y respirando
profundamente). A continuación, subimos las manos a la cabeza
y seguimos presionando y estirando partiendo de una línea
imaginaria que divide la cabeza a la mitad. Recorremos esa
línea hasta llegar al cuello, que también estiramos y llegamos a
los hombros que suelen agradecer el masajito. Presionamos
ambos lados del cuello con las manos y terminamos cruzándolas
sobre el chakra del corazón.

Beneficios:
aliviar dolores de cabeza
despejar la congestión mental y mejorar la memoria
aumentar la intuición y la inspiración al abrir el chakra del
tercer ojo y el de la corona
hacer sitio para poder asimilar más información y mejorar el
aprendizaje
liberar pensamientos negativos
aumentar el oxígeno en el cerebro tan necesario cuando le
damos mucho al coco o estamos mucho tiempo en el ordenador.
5. El masaje linfático: (10 segundos en cada
punto)

1.Presiona los puntos en el tórax con el dedo medio e


identifica aquellos que están doloridos.
2.Utiliza dos o tres dedos para masajear firmemente
moviendo la piel de forma circular.
3.Empieza por debajo de las clavículas, desciende por los
lados del esternón, debajo de la caja torácica, los 6 puntos
alrededor del ombligo, el hueso púbico, y por último el
exterior y el interior de los muslos.

Puedes leer más sobre este ejercicio energético en El masaje


linfático

Precaución: no se deben masajear puntos que estén en una


herida o moratón. Y muy importante: si estás o has estado
enferm@ o si padeces una enfermedad autoinmune es
conveniente aplicar el masaje con moderación para no saturar la
linfa y la sangre con toxinas. En estos casos es fundamental ir
con calma para dar tiempo al cuerpo a asimilar los cambios
químicos. Para el resto de los mortales el masaje linfático es
otra bendición de la Medicina Energética.

6. La cremallera: Este ejercicio es fantástico. Yo lo hago todas


las mañanas como parte de la rutina y lo repito cuando me
siento vulnerable. Antes de asistir a reuniones en las que vuelan
dagas y cuchillos orales, visuales y en definitiva energéticos.
También se lo recomiendo a mis hijas adolescentes para
protegerse de las típicas miradas de arriba a abajo que puedan
recibir en clase, en el autobús o en la calle.

Con las dos manos sobre el pubis, traza el meridiano central


terminando en el labio inferior. Repite el movimiento tres veces
y si quieres puedes incluyir una afirmación, aunque no es
necesario. En la secuencia para la claridad mental, repito: mi
mente está clara, fresca y despejada. Para protegerme de las
dagas y cuchillos energéticos, digo: estoy segura y protegida.
7. La conexión: Con esteejercicio conectamos el
meridiano central, o vaso de la concepción (yin), con elvaso
gobernador (yang). Donna explica que estos dos ‘meridianos’
son a la vez ‘circuitos radiantes’ y al conectarlos reactivamos el
flujo energético entre la parte anterior y posterior del cuerpo
que por múltiples motivos pueden desconectarse sin que nos
percatemos.

Coloca el dedo medio de una mano en el tercer ojo y el de la


otra mano en el ombligo. Presiona ambos dedos hacia dentro y
hacia arriba. Inspira y espira profundamente mientras
mantienes la posición entre 15 y 20 segundos.

Además de restablecer la conexión energética ya mencionada,


este ejercicio fortalece el aura y mejora la coordinación. Ayuda
a centrarse y se ha utilizado con éxito en casos de desmayos.

Yo hago la rutina completa todas las mañanas, añadiendo un


ejercicio para ‘ahuecar el aura’ y un módulo para equilibrar las
hormonas y la verdad es que me sienta de maravilla

https://sanasana.wordpress.com/medicina-energetica/rutina-energetica/