Vous êtes sur la page 1sur 4

Paso 1

La elección del contenido de aprendizaje

El contenido de aprendizaje lo proporcionan los programas de estudio y toman distin-


tos nombres según el nivel educativo y la modalidad. En educación básica se llaman
‘aprendizajes esperados’, en media superior hay una entidad que se conoce como
‘desempeños esperados’, pero sea cual fuere el nombre con que se conozca, no debe-
mos perder de vista que lo que se debe tener en cuenta es que el punto de partida de
una planeación didáctica siempre va a ser lo que se espera que el alumno aprenda.
Los contenidos de aprendizaje en el enfoque actual de la educación tienen algunas
peculiaridades entre las que se encuentran las siguientes:
Inician con un verbo en presente en tercera persona. Ejemplos:

• Utiliza marcas gráficas o letras con diversas intenciones de escritura y explica ‘qué
dice’ su texto.
• Identifica las características generales de los reportajes y su función para integrar
información sobre un tema.
• Resuelve problemas que impliquen el cálculo del máximo común divisor y el míni-
mo común múltiplo.
• Describe la relación entre distancia y fuerza de atracción gravitacional y la represen-
ta por medio de una gráfica fuerza-distancia.

El verbo es operativo y tiene un nivel taxonómico

Los verbos operativos tienen la característica de ser observables y como desde un prin-
cipio debemos poner énfasis en la evaluación de los desempeños de los educandos, es
necesario prever que el aprendizaje esperado tengan esa característica de ser eviden-
ciables, lo que hará más objetivo el proceso de valorar el desempeño de los alumnos.

13
14

Con respecto al nivel taxonómico, éste representa el nivel de profundidad con que
será abordado un contenido de aprendizaje, por lo regular los contenidos programá-
ticos vienen organizados de menor a mayor complejidad, de ahí que encontraremos
verbos de nivel taxonómico muy bajo en los primeros grados, bloques o semestres y
contenidos más complejos en los sucesivos.
La taxonomía más utilizada para la redacción de objetivos educacionales sigue siendo
la de Bloom y establece seis niveles taxonómicos para el dominio cognoscitivo. Vea-
mos algunos ejemplos:

Nivel 1: Conocimiento Nivel 2: Comprensión Nivel 3: Aplicación


Es la operación mental con la cuál Es la operación mental a través de Es el uso de abstracciones (teorías,
recordamos hechos, eventos, sím- la cuál se revela la capacitación del leyes, fórmulas) en situaciones
bolos, fórmulas y teorías que han material que se ha recibido a través concretas
sido consideradas anteriormente de una comunicación. Relación del
en la memoria. material nuevo con el previo.

• Define • Interpreta • Aplica


• Repite • Traduce • Emplea
• Memoriza • Reafirma • Utiliza
• Registra • Descubre • Demuestra
• Nombra • Ejemplifica • Practica
• Relata • Explica • Ilustra
• Subraya • Ubica • Opera
• Identifica • Informa • Programa
• Parafrasea • Experimentar
• Resuelve

Nivel 4: Análisis Nivel 5: Síntesis Nivel 6: Evaluación


Es la descomposición de una Es la unión de los elementos o Es la proposición de juicios acerca
comunicación en sus elementos partes de una comunicación para del valor de las materias y los mé-
constitutivos de tal manera que formar un patrón nuevo que antes todos utilizados con determinados
se vea clara la jerarquía de ideas e no estaba definido con suficiente propósitos
interrelaciones entre ellas. claridad

• Analiza • Diseña • Juzga


• Diferencia • Construye • Evalúa
• Prueba • Crea • Valora
• Compara • Dirige • Estima
• Contrasta • Establece hipótesis • Elige
• Critica • Planea • Decide
• Discute • Hace analogías • Mide
• Debate • Establece causalidad
• Examina • Proyecta
• Cataloga
• Infiere
15

Los contenidos de aprendizaje por lo regular utilizan los tres primeros niveles (Cono-
cimiento, comprensión y aplicación) que son los que corresponden al pensamiento
simple, los tres restantes son parte del pensamiento complejo y difícilmente podrán
desarrollarse en los limites de un aula, de una escuela y en la temporalidad limitada
de las clases o los periodos escolares. Son construcciones paulatinas que trascienden
y que van siendo formadas a partir de las situaciones de aprendizaje formales e infor-
males con las que se enfrenta un individuo dentro y fuera de la escuela.
Los resultados del aprendizaje que se encuentran en los programas educativos tienen
un nivel taxonómico que el docente debe conocer porque de ahí depende la toma de
decisiones posteriores relacionados sobre todo con las estrategias didácticas que se
van a elegir y las actividades que formarán parte de las mismas.
El nivel de profundidad también de un contenido de aprendizaje se relaciona de ma-
nera directa con dos elementos indispensables de la planeación de un proyecto: El
contexto en el cual se va a aplicar y las características de los educandos.

Relaciones contextuales
Cuando se diseña un proyecto de enseñanza es necesario conocer y tomar en consi-
deración dentro de la planeación de las actividades y la selección de las estrategias de
intervención didáctica las características del entorno familiar, escolar, social y cultural
de los alumnos; tales como: aspectos familiares, del rol que juegan los padres, nivel
socioeconómico, tipo de escuela, servicios con los que cuenta, organización escolar y
todos aquellos que tengan relación directa o indirecta con el aprendizaje de los alum-
nos, tanto favorables como desfavorables, los primeros para obtener provecho de
ellos y los segundos para tratar de evitar en lo posible sus efectos negativos.

Características del grupo


Conocer a fondo a los alumnos, sus características, formas de comportamiento, inte-
reses, dinámicas de relación, es requisito ineludible para determinar las estrategias
didácticas más propicias para el logro de aprendizajes significativos, por lo que el do-
cente al planear un proyecto de enseñanza debe conocer y dar cuenta de la descrip-
ción de las características y procesos de aprendizaje de los alumnos que integran su
16

grupo, número de alumnos, elementos generales y particulares sobre su desarrollo,


formas de aprendizaje, necesidades educativas especiales, formas de convivencia,
conocimientos, habilidades, actitudes, valores y destrezas, entre otros. Un elemento
por ejemplo, puede ser el número de alumnos en la escuela y en el grupo, para que
cuando se definan las actividades, se justifique la organización de equipos pequeños
o grandes de trabajo. La información que registre le permitirá sustentar la selección de
las actividades a realizar.
Para un proyecto de enseñanza se eligen aquellos aprendizajes esperados relaciona-
dos entre sí que permitan su desarrollo y debida articulación dentro de las estrategias
que se seleccionen, es importante precisar que a un contenido de aprendizaje no se
le puede modificar la redacción, solamente se selecciona y se convierte en una meta
a alcanzar.
Para las tareas evaluativas de un organismo externo, es de esperar que al docente le
den a conocer con anticipación cuáles son los contenidos programáticos que tomará
como referencia para la elaboración de un proyecto se enseñanza.