Vous êtes sur la page 1sur 6

Preinforme 3ª

Lepidóptera

Introducción

Según Aguado Martín, L. O. (2007)Los lepidópteros son un importante grupo de insectos en la


agricultura ya que muchas especies constituyen plagas, causando daño en su estado de larva. Estas
consumen tejidos vegetales y se pueden alimentar de las más diversas maneras (sacando pedazos,
minando, haciendo galerías) y estructuras vegetales (tallos, hojas, raíces, frutos, semillas). Su
desarrollo es holometábolo (con presencia de huevos, larvas, pupa y adulto). Los adultos de
lepidópteros se caracterizan por poseer un aparato bucal sifoneador y dos pares de alas
membranosas recubiertas de escamas que les dan el color y patrón característico. Las pupas son
exaradas u obtectas y generalmente están encerradas en un capullo o en una celda en la tierra. Las
larvas son eruciformes, con aparato bucal masticador, producen seda y presentan propatas en los
segmentos abdominales, además de las patas torácicas. Los huevos tienen en general forma
aplastada o globosa y muchas veces son de superficie ornamentada. Las familias más importantes
en la agricultura chilena son: Fam. Gelechiidae: ( polillas pequeñas a minúsculas, cuyas larvas
pueden enrollar o minar hojas y formar agallas entre otras), Fam. Hepialidae (cuncunillas negras,
importantes defoliadores de empastadas), Fam. Lymantriidae (larvas poseen penachos y son
esqueletizadoras de hojas y por lo tanto producen defoliaciones), Fam. Noctuidae (familia más
numerosa dentro de los lepidópteros con gran diversidad de formas y hábitos, y muchas especies
de importancia en la agricultura), Fam. Pieridae, Fam. Pyralidae, Fam. Tortricidae (larvas perforan
frutos o ramillas, o enrollan hojas, varias especies claves en cultivos, frutales y árboles forestales).

Características

Anatomía externa de Papilio machaon:

A- ala delantera
B- antena
C- ojo compuesto
D- espiritrompa
E- tórax
F- pata
G- abdomen
H- ala posterio
I- cola

Las mariposas poseen dos pares de alas membranosas cubiertas de escamas coloreadas, que utilizan
en la termorregulación, el cortejo y la señalización. Su aparato bucal es de tipo probóscide (véase
Insecto) provisto de una larga trompa que se enrolla en espiral (espiritrompa) que permanece
enrollada en estado de reposo y que les sirve para libar el néctar de las flores que polinizan.
El cortejo de los machos es muy variable en las diferentes familias del orden, pero básicamente
consiste en exhibiciones y en la producción de feromonas sexuales. Con las maniobras de vuelo los
machos cubren a las hembras con el olor de estas feromonas. Tras el apareamiento los machos
pueden evitar que la hembra tenga una nueva cópula taponando su genitalia con una secreción
pegajosa.

Su desarrollo es holometábolo: del huevo sale una larva u oruga que se transformará en pupa y ésta
dará lugar al adulto. La larva, a diferencia del adulto, presenta un aparato bucal de tipo masticador;
la mayoría de las larvas son fitófagas. En menos del 1% las larvas son carnívoras o aun caníbales.
Podemos distinguir las larvas de lepidópteros de las de otros insectos porque poseen una serie de 5
patas falsas —las de los himenópteros sínfitos poseen 7 o más— al final del abdomen,4 lo que en
algunos casos conlleva que su forma de caminar sea como la de un acordeón abriéndose y
cerrándose alternativamente. Los lepidópteros son insectos terrestres y sólo ocasionalmente
algunas larvas son acuáticas.

Coloración

En el orden Lepidoptera la coloración, especialmente la de las alas, alcanza la máxima


especialización. Morfológicamente, la superficie alar está recubierta de escamas cuya superficie
posee multitud de aristas longitudinales (separadas a veces a menos de 1 μm, es decir, la milésima
parte de un milímetro) que alteran la reflexión de la luz produciendo colores muy llamativos y
frecuentemente tornasolados e iridiscentes.

Terminología de las alas de las mariposas.

Según Higgins, L. G. y N. D. Riley (1980). Las venas de las alas de las mariposas forman un diseño
característico y único según las especies o familias de las que se trate. Conocer este patrón es, en
algunos casos, imprescindible para la correcta determinación de una especie concreta de mariposa.
Para poder describir con claridad y precisión este diseño se utiliza la siguiente terminología
entomológica:56

Tanto en las alas anteriores como en las posteriores se encuentran las siguientes zonas o áreas:
basal, es la más próxima al cuerpo, subdividida a veces en basal y postbasal; submarginal,
premarginal o, simplemente, marginal, es la más alejada. Entre ambas se encuentra la zona discal
que, a su vez, se divide en discal y postdiscal o postmedial. Finalmente, la zona apical se encuentra
en la parte distal y superior de ambas alas.
En el perímetro del ala anterior se encuentra el borde de ataque que se denomina costa o borde
costal. A continuación, el ápice seguido del margen externo o termen. Inmediatamente después, en
las alas anteriores aparece el ángulo dorsal y, en las posteriores, el ángulo anal. Se completa la
periferia del ala con el margen interno o dorso.

Entre las zonas basal y discal de ambas alas, próxima a la costa, aparece un área alargada,
enmarcada por venas y casi siempre cerrada, denominada celda discal, discoidal, discocelular, o,
simplemente, celda. En su parte superior se encuentra delimitada por la vena subcostal, por la parte
inferior por la vena mediana, y por la postdiscal por las tres venas discoidales. Cuando falta alguna
de estas venas, se denomina celda abierta.

La venas no son siempre fáciles de observar, a veces es mejor observarlas desde el reverso o emplear
técnicas de humidificación con alcohol para que se hagan visibles entre las escamas y pelos
androconiales. Las del ala anterior se numeran de la 1 a la 12 (V1, V2,... V12), de abajo a arriba. La
vena V1 o submediana, de las más difíciles de apreciar, nace en la base y discurre de forma paralela
al dorso. La V2 o mediana arranca hacia la mitad del borde inferior de la celda. La vena V12 o costal
nace en la base del ala y discurre paralela a la costa. Las del ala posterior son 8, aunque muchas
veces aparecen dos venas anales V1, V1a y V1b. También se numeran de abajo a arriba, siendo la
V8 la vena costal. En algunas mariposas pueden faltar venas, tanto de un ala como de la otra,
normalmente entre la V6 y la V9. En esos casos se numeran de forma sucesiva, de tal manera que
puede haber mariposas en las que la última vena sea la V9.

Entre las venas aparecen los llamados espacios que también están numerados. Así, entre el dorso y
V1 se encuentra el espacio E1a; entre V1 y V2 aparece E1b; entre V2 y V3 E2; y así sucesivamente
hasta llegar a E12 en el ala anterior, y E8 en la posterior, entre la última vena y la costa. Como en el
caso de las venas, la numeración siempre es correlativa, pudiendo acabar en E9.

Patrón de formación en el color del ala

El ala de la mariposa se desarrolla en la larva como una bolsa epidermal (disco imaginal) la cual se
invagina en la metamorfosis para formar un ala inmóvil durante el estado de pupa. Las escamas
pigmentadas son secretadas en el estadio tardío de la pupa, pero la interacción epidermal de la
célula se determina en estadios más tempranos y determina el color de la escama definiendo el
patrón en el adulto. Por su parte la mancha ocular es especificada a partir de una señalización en la
región central (French, 1997). Por otro lado se cree que el patrón de coloración se organiza
alrededor de un foco hipotético y que éste sirve como fuente de información para la posición y
síntesis del pigmento apropiado. El patrón específico aparece por las variaciones en el número de
focos en el ala y la variación en la que la información de la posición es interpretada.

En otro estudio se evidenció la existencia de un foco que determina el largo de la mancha ocular en
el ala posterior de Precis coenia. Al cauterizar 300 células en el centro de la supuesta mancha ocular
en el desarrollo temprano del ala, puede inhibirse completamente el desarrollo de éste. Estas
mismas células pueden ser trasplantadas a otra región del ala e inducir un pigmento en forma de
anillo en el tejido alrededor del injerto. Este estudio demostró que el foco es una entidad fisiológica.
En estudios histológicos en la epidermis del ala se reveló que la formación de las escamas siempre
ocurre en filas paralelas, próximas al eje del ala. Esta formación celular de las alas parece estar
formada por diferenciación in situ y no por migración. Los pigmentos que generan el patrón de
coloración en las alas son sintetizados exclusivamente en las escamas. Este patrón es formado por
cuatro colores de melanina diferentes; las enzimas específicas para la síntesis de ésta son
incorporadas en formas insolubles en la cutícula de las escamas. La síntesis de estos pigmentos
comienzan cuando el sustrato de melanización comienza a ser suministrado por el sistema
circulatorio

Finalmente se ha encontrado que la expresión de genes homólogos en el patrón de apéndices de


Drosophila también están involucrados en el patrón de coloración. El gen angrailed es expresado en
la parte posterior y apterous en la superficie dorsal del disco del ala. Por su parte wingless es
expresada alrededor de la margen dorso-ventral en el disco del ala. La proteína Wg junto con
Decapentaplegic han mostrado tener una función como gradiente de morfógenos en Drosophila
controlando la expresión génica y consecuentemente el patrón morfológico en los ejes dorso-vetral
y antero-posterior.

Alimentación

Esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum) alimentándose en una flor.

Las orugas se alimentan de la materia vegetal que las rodea: hojas, flores, frutos, tallos, raíces, lo
que les da gran importancia agrícola al constituir plagas importantes a cultivos. Algunas especies
son capaces de minar (generar túneles) en las superficies de las que se alimentan. Otras, en cambio,
aprovechan las manufacturas humanas, o bien productos almacenados (harinas, granos...).

Los adultos, a excepción de los representantes de la familia Micropterigidae (cuya alimentación,


derivada de su capacidad masticatoria, abarca a polen, esporas de hongos, etc), se alimentan
libando, es decir, absorbiendo néctar u otras sustancias líquidas mediante su aparato bucal lamedor-
chupador (espiritrompa). No obstante, existen especies cuyo ciclo vital exige una corta fase de
imago: en estos casos, el adulto ni se alimenta, sino que destina todas sus energías a la reproducción.

Ciclo de vida

Reproducción y desarrollo

Reproducción en Phengaris nausithous.


Huevecillos.

Oruga de Calliteara pudibunda.

Papilio machaon pupa.

Las mariposas ponen sus huevos en una planta. Nacen como larvas semejantes a gusanos, llamadas
orugas y se alimentan de las hojas de esa planta o tallos tiernos a la vez que crecen rápidamente.
Cada especie requiere una o unas pocas especies de plantas para su alimentación, y la extinción de
una planta puede arrastrar la de una mariposa.

En un momento de su desarrollo, la oruga se protege en un lugar resguardado y allí se transforma


en crisálida. En este estado no se alimenta, y sufre grandes cambios metabólicos y morfológicos,
cuyo conjunto es llamado metamorfosis. La mariposa adulta sale rompiendo el esqueleto externo
de la crisálida.

Vida adulta

La mayoría de las mariposas adultas se alimentan libando el néctar de las flores con su espiritrompa,
una estructura bucal extensible evolucionada a partir de algunas de las piezas bucales articuladas
típicas de los insectos.

Esta "lengua enrollada" es flexible y muy sensible. Puede introducirse dentro de una flor, pero
también puede inclinarse abruptamente, de manera que la mariposa puede alimentarse desde
diferentes ángulos sin tener que mover, tan siquiera, su esqueleto. Una vez que la mariposa ha
terminado de alimentarse, la lengua se retrae enroscándose y encaja exactamente debajo de la
cabeza del insecto. Machos y hembras se buscan activamente, usando como guía visual su aleteo
característico, y empleando el sentido del olfato. Tras la fecundación, la hembra pone varios cientos
o miles de huevos. En algunos casos la vida adulta es breve, no durando más que el tiempo necesario
(a veces un solo día) para asegurar la reproducción.

Objetivos

General:

Identificar las estructuras morfológicas externas y funciones del orden lepidóptera.

Específicos:
Analizar la capacidad del aparato bucal he identificar sus principales estructuras.

Identificar las características principales y lograr diferenciarlas de los demás ordenes trabajados.

Referencias:

Aguado Martín, L. O. (2007). Las mariposas diurnas de Castilla y León (Lepidópteros ropalóceros)
Especies, biología, distribución y conservación I. Valladolid: Junta de Castilla y León. p. 1041

Higgins, L. G. y N. D. Riley (1980). Guía de campo de las mariposas de España y Europa. Barcelona:
Omega. p. 452.