Vous êtes sur la page 1sur 6

EL PRINCIPE

Para Maquiavelo existen dos formas para obtener un principado una de ellas es
hereditaria cuando una de las dos familias ha reinado durante todo el tiempo y la
otra la forma es ser un nuevo principado que se adquiere por ser un agregado al
estado que las adquiere o tomado por las armas o la virtud. Heredar es lo que
más se presenta, ya que el poderío de las familias reinantes las hace perdurar
en el tiempo.

También analiza que Cuando los habitantes de un principado se han


acostumbrado a una dinastía facilitan la conservación del estado heredado, sólo
se debe mantener el orden que tenía el principado anterior y realizar los cambios
que se puedan producir haciendo un ajuste con el nuevo príncipe. En el caso de
establecer un nuevo principado los conflictos serían mayores porque el Reino
debe adaptarse a la llegada de alguien, el cual no tienen referencia en de cómo
sería su principado.

Para él es más fácil conservar los estados que se adquieren si se respetan sus
costumbres y se mantienen los beneficios que tenía con el príncipe anterior
aunque se elimine la continuidad que traían con el mismo. No tienen la
costumbre de ser libres y permanecen bajo el mandato del nuevo principado.

Maquiavelo en el príncipe demuestra que las colonias son más fieles y no


representan peligro por su pobreza y aislamiento y da una idea para los
príncipes que obtienen territorios de costumbres y lenguas distintas a la suya
para convertirse en defensor de su territorio, evitando que alguien de más poder
pueda entrar en su estado. Para gobernar un estado hace referencia que hay
dos formas: Por un príncipe elige a uno de entre sus siervos o un príncipe que
es asesorado por los nobles, estos nobles poseen territorios con sus habitantes
que le tienen aprecio. En el estado no se reconoce otra autoridad sino la del
príncipe y para obedecer a alguien diferente es por ser un servidor del príncipe,
el cual le ha entregado cierto poder.
Un territorio libre que tenía sus propias leyes antes de ser ocupado por un
principado se puede conservar de tres formas según Maquiavelo. La primera
forma es destruirlo, la segunda forma es quedarse en él y la tercera es dejarlo
bajo sus propias leyes pagando tributo a un gobierno formado por personas de
este mismo territorio. No comparto la idea de Maquiavelo al decir que la mejor
manera de conservar estos territorios que antes eran libres es destruyéndolos
porque si no se hace de esta manera, se termina siendo destruido por el territorio,
la tercera forma es a mi parecer la más aceptada, ya que permite continuar con
las leyes y de cierta forma continuarían con parte de su libertad al decidir como
aplicar sus leyes.

Para los principados que se adquieren mediante el uso de armas y habilidades


propias dice que se conservan fácilmente pero que las dificultades están en
colocarles nuevas leyes y costumbres que son necesarias para la fundación del
estado. Tienen muchas dificultades pero luego de superados y eliminados los
enemigos reinan con poder y felices. También menciona a los que de ser simples
ciudadanos llegan a ser príncipes aprovechando la oportunidad y sus méritos
siendo elegidos para gobernar.

Existen principados que llegan por medio de delitos y los que llegan por sus
ciudadanos, los que proceden de mala manera se ven obligados a tener el
cuchillo siempre en la mano y la desconfianza en sus colaboradores por insultos
y ofensas continuas.

Otro tipo de principado mencionado es aquel impuesto por el pueblo y los nobles,
en el llamado principado civil el pueblo concentra toda la autoridad en uno de
ellos y lo eligen príncipe, en el caso en que los nobles eligen a uno de ellos tiene
más dificultades porque los demás nobles se consideran iguales a el príncipe,
no los puede manejar o dar órdenes como al resto de los ciudadanos.

Su permanencia no es segura porque depende la voluntad de sus colaboradores


y un príncipe que tenga su mente ocupada en cuidar su seguridad no tiene
tiempo para gobernar.

Maquiavelo menciona los principados eclesiásticos, los cuales tienen todas las
dificultades antes de tenerlos y se mantiene por la ayuda de las instituciones
religiosas, son los únicos que tienen estados y no los defienden, fieles y no los
gobiernan, para él son los únicos principados seguros y felices.

En cuanto a las tropas que defienden al principado menciona que pueden ser:
propias, mercenarias, auxiliares y mixtas. Los príncipes que sus gobiernos
dependen de tropas mercenarias no están seguros porque carecen de las
cualidades como la lealtad, la valentía y la disciplina, además de no tener temor
de Dios, sus capitanes pueden ser de muchos méritos o no los tiene haciéndolos
de poca confianza porque quieren lograr su grandeza aunque esta sea mediante
la caída de su príncipe. Las tropas auxiliares son las que se solicitan a un
principado poderoso para que ayuden en una situación difícil pero son aún más
peligrosas que las mercenarias porque son más unidos y obedientes a sus amos
esto hace que si piden como ayuda y se gana entonces se corre el riesgo que
quedar prisionero bajo el mando del principado al que se solicitaron.

Los príncipes no se deben alejar de la parte militar y deben ejercitarse en los


tiempos de guerras y más durante la época de paz. Con la organización de las
tropas y la permanente acción mediante la caza que le permiten estar en
condiciones y conocer la región para identificar el terreno en caso de que sea
necesario. Maquiavelo hace un diagnóstico de la parte militar del principado,
dando al príncipe una imagen de jefe absoluto de las tropas con ideas de como
debe ser su forma de comandarlas.

Sobre las virtudes que un príncipe debe tener habla sobre la importancia de ser
generoso o tacaño, y cree que si el príncipe evita gastar y es considerado como
tacaño, no debe preocuparse porque lo que deje de gastar puede ser de
beneficio al momento de presentarse una guerra o algún evento que requiriera
aumentar los impuestos o tributos al pueblo no sería necesario porque tendría
los recursos sin tocar el bolsillo del pueblo. Dice que es más seguro ser temido
que amado y frente a los soldados es más fácil que le obedezcan y se mantengan
unidos si le temen por cruel. El príncipe debe recordarse por muchas cosas entre
ellas por el cumplimiento a lo que promete, siendo piadoso, humano, fiel y
religioso siendo capaz de irse a los extremos si es necesario.

Mantener al pueblo contento y no hacer enemigos entre los nobles es una forma
de ser querido por el pueblo, en la actualidad esta tarea es muy difícil, porque
para tener contento al pueblo se deben afectar los intereses de los dueños del
capital causando molestias por el aumento o la aparición de nuevos impuestos,
Maquiavelo dice que cuando se presenten problemas inclinarse para el más
fuerte, ya sea el pueblo o los nobles según convenga.

Las personas de que se debe tener a su lado deben ser de la absoluta confianza
y la capacidad de dar las opiniones con la verdad sobre los temas que se les
solicite porque cada decisión tomada afecta al presente y es que para
Maquiavelo los príncipes ganan mucho más por las cosas presentes que las que
ya pasaron ganando por crear un nuevo principado con sus leyes, mejorando
cada parte y depender de sí mismo y sus virtudes.

El príncipe para Maquiavelo debe ser activo, lleno de energía y no conservador


llegando a comparar a la fortuna que rodea al principado con una mujer y que
prefiera la fogosidad y la audacia. Esta fortuna varía y los que insisten en actuar
de una misma forma, su felicidad dependerá de estar de acuerdo o en
desacuerdo con la suerte.

Otro de los temas que trata Maquiavelo es la situación de Italia donde crítica el
valor militar de los soldados hasta el punto de catalogarlo que se ha extinguido.
La antigua organización militar no fue buena y sin que alguien la modificara.
Resalta que las leyes y las instituciones creadas por quien se acaba de subir al
poder lo honran haciéndolo digno de respeto y admiración.

En mi opinión el príncipe de Maquiavelo realiza un análisis a la búsqueda de


poder y la forma de conservarlos sin importar los medios con que se consiga ni
la forma de conservarlos. La necesidad de poder que motivan a tomar los
territorios ocupados por otro príncipe o por adquirir los existentes por una
dinastía que tradicionalmente lo ha ocupado es la manera de demostrar esta sed
de poder presente en el hombre que algunos casos se da desde su nacimiento
y que es el combustible que lo motiva a ser dinámico con la determinación de
obtener el trono que ha buscado.

En su libro la obtención del poder no es suficiente sino mantener todo lo


conseguido, es decir territorio y los habitantes del mismo que pasan a ser su
súbditos pero dentro del territorio existen otros potenciales competidores como
también fuera de èl, estos son los nobles dueños de tierras y los príncipes de
reinos cercanos de los cuales no se puede confiar porque al igual tiene sed de
poder o de aumentar lo que ya tienen. Para mantener los territorios que se tienen
o si quieren obtener más necesitan de una fuerza militar formada por soldados
de las tropas que en lo posible deben ser propias evitando la posibilidad de ser
tomados por un mandatario extranjero.

La parte militar para Maquiavelo es muy importante al igual que la forma en que
se tenga el control sobre las misma para evitar posibles levantamientos por
aquellos que puedan ver alguna debilidad en él, pero no solo de los militares que
lo rodean se debe cuidar sino también de los que lo asesoran a la hora de mandar
porque pueden ser seducidos por tener o disfrutar del poder de su príncipe.

Este poder no es deseado solo por los que están cerca de él o tienen alguna
posibilidad cercana, para los nobles también tienen la disposición de buscarlos,
incluso para cualquier miembro del pueblo porque así como son mayoría también
deciden quien los gobierno y quien no, tanto que si deciden elegir algún miembro
de ellos y le dan el apoyo adecuado lo pueden llevar al poder.

Ser príncipe no es ocupar un lugar en el trono, es la reunión de muchas virtudes


y habilidades que le permiten mantener un pueblo bajo su dominio brindándole
la protección con la dosis de felicidad necesario que le den la posibilidad que
lleguen a verlo como el único mandatario al que obedecen y que defenderán con
su vida si es necesario.

El príncipe es una forma de expresar lo vivido por parte de Maquiavelo en la


época en que los mandatarios al igual que hoy día, buscan su reino o
simplemente lo reciben del mandatario anterior por herencia familiar o política.