Vous êtes sur la page 1sur 8

UNIVERSIDAD DE GUANAJUATO

DIVISIÓN DE INGENIERÍAS

INGENIERÍA CIVIL

TRANSPORTE I

DIAGNÓSTICO DEL SISTEMA DE TRANSPORTE DE LA


CIUDAD DE GUANAJUATO

RICO SOTO JOSÉ JESÚS

FECHA DE ENTREGA: 11/04/2016


Índice

Introducción ------------------------------------------ 3

Plan De Movilidad ------------------------------------- 6

Tarifas ----------------------------------------------- 7

Conclusiones ------------------------------------------ 8

Referencias ------------------------------------------ 10
Introducción
El transporte público es un sistema integral de medios de transporte de uso generalizado, capaz de dar
solución a las necesidades de desplazamientos de las personas y se basa fundamentalmente en criterios de
solidaridad.
Hay que considerar que se vive en un mundo globalizado donde las necesidades de desplazamientos entre
distintos territorios cada vez adquieren más importancia. Los lugares de producción se encuentran
situados a grandes distancias de los puntos de consumo. Los ciudadanos residen en una localidad, trabajan
o estudian en otra y los lugares de ocio y disfrute del tiempo libre pueden estar en otro lugar distinto. El
autobús, el tren o el metro se presentan como medios de locomoción que facilitan el transporte alejado del
estrés que genera el automóvil.
A la profesionalidad que normalmente envuelve estos servicios se suma la posibilidad real de
desconexión de la carretera, desde el primer momento que el usuario hace uso de ellos, mediante una
plácida lectura de un libro, proyección de películas, deleite del paisaje, conversación o descanso. Estos
factores hacen que la demora e inversión del tiempo empleados para tomar estas líneas de transporte
público, se vean fuertemente compensados por el tiempo útil empleado en otros menesteres que no se
vuelquen expresamente en una atención y tensión constante hacia la carretera.
Al mismo tiempo, el autobús y el tren, además de fomentar una forma plácida y agradable de viajar,
evitan en gran medida las retenciones, atascos y los posibles errores originados por un desconocimiento
de la zona. El uso sistemático y masivo del vehículo privado colapsa las ciudades y las hace más sucias y
más ruidosas. A los problemas de tráfico que atosigan las calles y deteriora los monumentos se une la
progresiva carencia de espacios de aparcamiento para satisfacer la demanda de los usuarios de automóvil
privado.
El uso del transporte público colectivo supone la alternativa más ecológica y solidaria para muchos de los
desplazamientos que se hacen dentro del casco urbano. Tristemente las estadísticas dicen que hoy en día
sólo usa el autobús quien no tiene alternativa.
Hay que contribuir a cambiar esa tendencia, ya que el uso del automóvil se hace cada vez más
insostenible para el entorno. En la gran ciudad el automóvil debe ser la opción última cuando no exista
una alternativa de desplazamiento más razonable y sostenible. Cada ciudadano debería conocer la línea
que mejor se puede adecuar a sus necesidades de trabajo, estudios u ocio, y probarla; quizás pueda
descubrir así que se puede ahorrar tiempo en atascos y en busca de aparcamiento, dinero en gasolina,
aparcacoches ilegales, etc.
Es en este punto donde entra en juego la forma de desplazamiento, debiendo optar los ciudadanos entre,
fundamentalmente, dos modelos: transporte público o privado.
Esta elección no es siempre libre y los ciudadanos se encuentran muchas veces condicionados por el
influjo mediático del uso del vehículo privado como reconocimiento de un estatus social determinado, ya
que por ejemplo son numerosos los anuncios en distintos medios de comunicación, fundamentalmente la
televisión, en los que se muestran los vehículos privados como instrumentos de libertad y de admiración
social. La decisión que se adopte influirá de manera determinante en distintos aspectos:

Económicos

Hay que diferenciar entre los costes económicos para el conjunto de la sociedad y los costes económicos
para el usuario individual. Entre los primeros se puede determinar el alto coste energético con la
consiguiente presión sobre el medio, los altísimos costes en infraestructuras, costes en campañas de
tráfico, coste sanitario por el uso indiscriminado y descontrolado de los vehículos privados, accidentes de
tráfico. Y entre los segundos, el precio cada vez más elevado de la gasolina, el valor de compra de los
vehículos, el mantenimiento de uno o varios coches, etc.

Medioambientales
El transporte motorizado genera unas altas tasas de emisión de gases CO2 teniendo una alta
responsabilidad en el cambio climático y los problemas que de él se derivan y que cada vez más sufren
los ciudadanos. Además, las infraestructuras que necesitan generan una alta degradación ecológica
dañando de manera importante la calidad de vida de las personas por la contaminación ambiental y
acústica que generan, siendo esto un elemento perjudicial en la salud de los ciudadanos.

Geoestratégicos

Esta forma de transporte es el destino de la mayor parte de los recursos de hidrocarburos, lo que supone
problemas de dependencia de los países no productores respecto a los productores, creando en algunos
casos problemas socio-políticos.

Humanos

Las emisiones contaminantes descritas anteriormente provocan en los seres humanos afecciones bronco-
pulmonares, alergias, propensión al cáncer, estrés, sordera debido al ruido y otros problemas asociados a
la falta de ejercicio que indirectamente pueden ser achacados al uso del vehículo privado.
Todo lo que rodea al transporte público reviste, por tanto, gran relevancia social. Pero hay otro extremo
que puede alentar o desanimar al uso del transporte público, especialmente a quienes disponen de su
propio coche y cuyos principales gastos (el seguro y las cuotas de pago del crédito) son fijos, al no
depender del uso del vehículo. Se refiere, naturalmente, a los precios del autobús, del metro y del taxi. Se
sabe que muchos clientes habituales estudian minuciosamente las tarifas y optan por la que más conviene
a su tipo de uso, para que su economía doméstica se vea lo menos afectada posible por este necesario
gasto logístico.

En una época de cada vez más limitadas materias primas, de recesión económica y ecosistema castigado
por la sobre contaminación y la emisión de CO2 es necesario intensificar el uso del transporte colectivo,
mediante el mantenimiento y el incremento de estas redes de comunicación y nunca mediante su
limitación. Concluyendo con la conveniencia del uso del transporte público, se puede decir que éste es el
medio más económico, ecológico y solidario para el individuo y el conjunto de la sociedad.

Apoyo de la Administración

El principal problema para el desarrollo del transporte público es la falta de una apuesta decidida por este
sistema de transporte por parte de las administraciones públicas. Hasta la fecha, la respuesta de las
mismas ha sido la de aplicar políticas con una preocupante falta de perspectiva y visión de futuro que
ayuda a la prevalencia del uso, y por lo tanto dependencia, del transporte privado anteponiendo la
construcción de nuevas infraestructuras viarias de alta capacidad, sin evaluar el impacto territorial. De
esta manera se impide el desarrollo del transporte público.
En lugar de esas macro infraestructuras, como autopistas o grandes aparcamientos, se deberían favorecer
las actuaciones dirigidas al fomento del transporte público, como carriles bici, carriles exclusivos para
transporte público, aparcamientos disuasorios, etc.
Entre todos hay que estimular a los poderes públicos para que hagan más inversiones en potenciar el
transporte público, crear nuevas líneas, carriles exclusivos que lo hagan más ágil, vehículos menos
ruidosos y contaminantes, accesibles para las personas con discapacidad y más cómodos para los usuarios
en general. Pero ello sólo será posible si la demanda de los usuarios lo exige. Anteriormente, las
autoridades creyeron e hicieron creer a los ciudadanos que el automóvil les resolvería cualquier problema
de movilidad. En consecuencia, dejaron caer los transportes públicos y formularon la política de
transportes como una carrera indefinida entre el crecimiento del tráfico y la ampliación del viario.
La posición de la Unión Europea se encuentra expresada en el nuevo Libro Blanco del Transporte, que
fue publicado en septiembre de 2001 bajo el expresivo título de La política europea de transportes de cara
al 2010: la hora de la verdad. En líneas generales, las estrategias de actuación del documento son: facilitar
la desconexión del progreso social y económico respecto a la movilidad en los modos más agresivos y
canalizar la movilidad, en la mayor proporción posible, hacia los modos alternativos de transporte.
Al tratarse de un servicio público, la Administración está obligada a velar para que los transportes
colectivos sean prestados en condiciones de puntualidad, seguridad y comodidad necesarias y así dar
cumplimiento al mandato constitucional referente a la obligación que tienen los poderes públicos de
garantizar la defensa de los consumidores y usuarios, proteger con medidas eficaces la salud, seguridad e
intereses económicos y promover su información y educación.
El transporte público de una ciudad habla mucho del nivel de calidad de vida que cada urbe ofrece a sus
vecinos y visitantes. Y también dice bastante del compromiso que asumen las autoridades municipales
con la mejora de la habitabilidad de su ciudad. Tampoco debe olvidarse que el transporte de titularidad
pública refleja asimismo características demográficas, orográficas y sociales de cada ciudad.
Las administraciones públicas deben potenciar políticas de control en relación a la calidad de los servicios
de transporte que se prestan, bien por empresas públicas o por empresas privadas, teniendo en cuenta la
vigilancia de una regularidad y frecuencia suficientes en las líneas de los distintos tipos de transporte, así
como el cumplimiento de los horarios y otras garantías de calidad en el servicio que reciben los usuarios.
Esto es necesario si se quiere que los ciudadanos vean en el transporte público una solución eficaz a sus
problemas de movilidad.
Otra carencia importante en las políticas públicas de transporte es la falta de planificación. Muchas veces
se tiene la sensación de que las decisiones en esta materia se toman sobre la marcha y en virtud de
intereses electoralistas, sin tener en cuenta el bien común del conjunto de la sociedad. Por ello es
necesario que la definición de las actuaciones por parte de la Administración pública venga avalada por
estudios y planes de trabajo que definan las carencias de los distintos territorios y las soluciones para dar
respuesta a las necesidades de movilidad, respetando lo más posible la demanda de la población y el
medioambiente.

Plan de Movilidad
Con avance del 60% a jun 10, 2015 Asegura el alcalde que el proyecto estará listo en su gobierno.

El estudio para mejorar la movilidad vehicular en la ciudad lleva un avance del 60% a jun 10, 2015. El
documento comprende la reorientación de rutas del servicio público de trasporte con ruta fija. El estudio
sólo costará 200 mil pesos que se pagaron a un consultor externo para la reorientación de las rutas del
trasporte público. Para mejorar la movilidad en la ciudad se requerirían obras como la conexión del
acceso Diego Rivera con Pozuelos, y la del túnel que lleva a Embajadoras y el que va de Los Ángeles a
Pozuelos. En la Glorieta de la UNESCO, pasan mil 200 camiones al día, lo que refleja los problemas de
tráfico que se causan en ese punto, así como frente al templo de Belén, y en la Plaza Lucio Marmolejo.
Por eso es necesario trabajar en la reorientación de las rutas y contemplar la instalación de parquímetros
en algunas calles de la ciudad. En los próximos días se comprará el software que se diseñó con apoyo de
investigadores de la Universidad de Guanajuato para mejor la movilidad, y que además comprende la
construcción de un estacionamiento subterráneo que se obsequiará el Fondo Nacional para el Turismo al
municipio.

El plan de movilidad que diseñó la Universidad de Guanajuato, incluye la construcción de tres


estacionamientos en Paseo de la Presa, la subterránea y en los pastitos. Es una herramienta que hizo la
universidad, para empezar se tienen los destinos y orígenes en los puntos más conflictivos, nos dice cómo
baja el tráfico, cómo disminuye.

Tarifas

Para saber cuánto cuesta el boleto del servicio de transporte en Guanajuato capital, hay que recordar que el
pasado 19 de abril entró en vigor la nueva tarifa de transporte la cual sufrió un aumento de $1.00 (Un peso
00/100 M.N.)

Boleto de camión de Guanajuato capital, de Transporte Urbano de Gto. Avalos S.A. de C.V.

I.-El cobro del servicio público de transporte de personas en ruta fija en las modalidades de urbano son las
siguientes:

A) Con unidad tipo convencional (camiones)

 Tarifa general: $5.00 (Cinco pesos 00/100 M.N.)


 Tarifa preferencial (niños, estudiantes e INAPAM): $3.00 (Tres pesos 00/100 M.N.)

B) Con unidad tipo colectivo (splinters)


 Tarifa general: $5.50 (Cinco pesos con cincuenta centavos 50/100 M.N.)
 Tarifa preferencial (niños, estudiantes e INAPAM): $3.50 (Tres pesos con cincuenta centavos 50/100
M.N.)

C) Con unidad tipo clásica y/o equipo especial

 Tarifa general: $6.00 (Cinco pesos 00/100 M.N.)


 Tarifa preferencial (niños, estudiantes e INAPAM): $3.50 (Tres pesos 50/100 M.N.)

El cobro del servicio público de transporte de personas en ruta fija en las modalidades de suburbano que
se basan en la distancia recorrida de un punto a otro, como la ruta que va de Guanajuato a SEG, CERESO,
Puentecillas, Campanario, ISSEG, San Isidro, Carbonera, Entronque a la Trinidad, La Trinidad, La Poza,
Entronque a el rodeo, entronque al Tejabán, El Chapín, El Coyote, Sauceda, Desviación a Campuzano,
Nochebuena, Crucero Silao-Irapuato, Santa Teresa, Campuzano y Mineral de la Luz, así como de
Campuzano a Sauceda, entronque el rodeo, desviación a la Trinidad, Cabonera, Yerbabuena, , de Sauceda
a Yerbabuena y desviación a SCT, y la ruta Cañada de Bustos a Crucero Silao-Irapuato, Santa Teresa y
Nochebuena, son variados y oscilan entre los $5.50 y $14.00 pasaje general y $3.50 y $7.50 la tarifa
preferencial.

Conclusiones
Al evaluar la calidad del transporte público en la ciudad de Guanajuato, se encontró que un bajo porcentaje
de los usuarios tiene una opinión positiva de este servicio: 40% lo considera bueno o excelente, 39% lo
percibe rápido, para el 44% es cómodo, sólo 29% se siente seguro ante los empedrados y apenas al 2% le
parece barato.
Estos números fueron obtenidos en un sondeo realizado por la asociación civil El Poder del Consumidor y
la empresa Dinamia entre 1 mil 400 usuarios de transporte público.
Las peores calificaciones recayeron sobre los camiones (33%) y la bicicleta (21%). Asimismo, la bicicleta
fue considerada el modo de transporte más peligroso (63%). Cuando mencionaron los motivos por los que
eligen uno u otro modo de transporte colectivo, el 37% de los encuestados coincidió en responder “Es más
barato”. Las siguientes respuestas destacaron tres criterios: me deja más cerca de mi destino (20%), es mi
única opción (16%) y es el más cómodo (8%). Y es que el 56% de los encuestados calcula destinar más de
una hora al día en transportarse, y consideran que la situación es cada vez peor.
“Nuestra intención con este sondeo de opinión es revelar el sentir de los usuarios y conocer las necesidades
y fallas que hoy en día merman la calidad del transporte público, necesidades que se convierten en áreas de
oportunidad para contribuir a promover una mejora continua que permita que estos sistemas de transporte
público ofrezcan a los pasajeros la calidad en el servicio que de ellos se espera”, señaló Daniel Zamudio,
coordinador de Transporte Eficiente en El Poder del Consumidor.
El 31% de los consultados dijo gastar más de $150 pesos a la semana en transporte y el 46% consideró que
lo que paga es “caro”, de acuerdo con el servicio que recibe. Otros aspectos a destacar en esta encuesta son:
53% de los usuarios considera que la delincuencia ha aumentado en los últimos años en el transporte
público; 43% evalúa este servicio como inseguro por la operación de los conductores y 67% lo ve inseguro
por la delincuencia.
Al identificar las acciones que ayudarían a mejorar el servicio de transporte público, los usuarios
destacaron: limpieza de las unidades (23%), que el chofer conduzca con precaución (14%), que el recorrido
tenga horarios establecidos para tener una idea clara de cada cuando pasan (11%), distribución de los
asientos (8%), que las rutas sean reorganizadas y reoptimizadas (7%), remplazar vehículos medianos
(camiones) por unidades de mayor capacidad (autobuses articulados) y que el operador trate con cortesía a
los pasajeros (7%). Es decir, acciones operativas que recaen sobre los conductores, concesionarios y sobre
las autoridades responsables de vigilar el cumplimiento de la normatividad y del mejoramiento de la
movilidad.

Referencias
http://www.quanaxhuato.com/tarifa-de-transporte-en-guanajuato/

http://eleconomista.com.mx/estados/2015/02/04/disenan-guanajuato-sistema-movilidad

http://www.ugto.mx/noticias/sintesis-informativa/5524-plan-de-movilidad-incluye-construccion-de-tres-
estacionamientos-en-la-capital