Vous êtes sur la page 1sur 3

ORIGEN DE LA ARCILLA

La arcilla no tiene significado unitario ya que puede ser un depósito sedimentario,


un producto de meteorización, un producto hidrotermal o ser el resultado de una
síntesis.

Otros autores precisan que las arcillas son producto de la erosión química de las
rocas. De una manera más ambigua, consideran que es una clase especial de
tierra, formada por descomposición de rocas mediante la acción de agentes
ambientales.

La gran mayoría de las rocas que conforman la corteza terrestre están formados
e feldespato ya que es el mineral más común de la tierra. A este tipo de rocas
formadas por feldespato se le conoce como rocas feldespáticas. Debido a la
descomposición de estas rocas es que se da origen a la descomposición de
arcillas.

COMPOSICION DE LA ARCILLA

La arcilla, en su estado natural, está compuesto de varios minerales arcillosos.


En esencia los minerales son silicatos de aluminio, pero también hay presente
productos hidratados de la descomposición de las rocas aluminosas silicatadas,
y otras sustancias como fragmentos de rocas aluminosas y silicatadas, y otras
sustancias como fragmentos de rocas, de óxidos hidratados, álcalis y materiales
coloidales
La composición química de la corteza terrestre y la de la mayoría de las arcillas
es muy similar como se muestra en la tabla.
CARACTERISTICAS FISICAS DE LAS ARCILLAS

La distribución granulométrica es una variable muy importante, dado que de ella


va a depender el grado de empaquetamiento de la partículas y, por tanto, las
propiedades físico-mecánicas de los elementos hechos con arcilla tales como
tales como porosidad, absorción de agua, resistencia a la flexión, etc. debido a
que los granos de arcilla puede variar mucho dependiendo el tipo de arcilla al que
se esté refiriendo, las propiedades físicas de las arcillas también varían.

La proporción de los minerales en una arcilla varia con el tamaño del granulo. Así,
el cuarzo, y más aún el feldespato, se acumula preferentemente en la fracción
de la arcilla gruesa (2-0,2μ ø. Por el contrario, los minerales propios de la arcilla
son los más abundantes en las fracciones más finas. La determinación completa
de una arcilla solo puede lograrse efectuando fraccionamientos de tamaño
adecuados.

PROPIEDADES DE LA ARCILLA
Las propiedades de la arcilla están determinadas por sus antecedentes
geológicos especialmente por el medio en que se ha formado el depósito.

PLASTICIDAD

La característica física más significativa de las arcillas es la plasticidad, que es


la capacidad de deformarse ante un esfuerzo mecánico conservando la
deformación al retirarse la carga. En las arcillas depende fundamentalmente del
contenido de agua, si está seca no es plástica, se disgrega, y con exceso de agua
se separan las láminas. Depende también del tamaño de partícula y de la
estructura laminar. Cuando esta convenientemente humedecida puede adoptar
cualquier forma. Esta propiedad se debe a que el agua forma una “envoltura”
sobre las partículas laminares, produciendo un efecto lubricante que facilita el
deslizamiento de unas partículas sobre otras cuando se ejerce un esfuerzo sobre
ellas.

CONTRACCION

Depende del secado (aproximadamente 10 % del volumen). Los elementos


principales para regularla son la temperatura, humedad y volumen del aire.

REFRACTARIEDAD

Todas las arcillas son refractarias, es decir, resisten los aumentos de


temperatura sin sufrir variaciones, aunque cada tipo de arcilla tiene una
temperatura de cocción.

POROSIDAD

El grado de porosidad varía según el tipo de arcilla. Esto depende de la


consistencia más o menos compacta que adopta el cuerpo cerámico después de
la cocción. Las arcillas que se cuecen a bajas temperaturas tienen un alto índice
de absorción puesto que son más porosas.

COLOR

Es el color estimado visualmente. Puede también referirse al color del material


quemado a alta temperatura, normalmente mayor de 1000°c