Vous êtes sur la page 1sur 3

EL TRABAJO DEFINICIÓN Y ELEMENTOS

El trabajo es toda actividad humana libre, ya sea material o intelectual, permanente o transitoria, que una
persona natural ejecuta conscientemente al servicio de otra, cualquiera que sea su finalidad, siempre que se
efectué en cumplimiento de un contrato de trabajo. En esta definición encontramos los elementos del trabajo
protegidos por nuestra legislación, los cuales son:

Actividad humana. Este concepto tiene en cuenta la actividad del hombre, obviando en su normatividad el
esfuerzo realizados por los animales y el movimiento de las maquinas. Dicho trabajo puede ser referente a
cualquier actividad bien sea intelectual, material, permanente o transitoria, para que merezca ser protegida
por el derecho laboral.
Recordamos que el trabajo productivo es el proceso a través del cual el hombre transforma la realidad y se
convierte en ser social, ya que el trabajo obedece a necesidades de carácter general y se ha creado para
darle seguridad, desarrollo social y garantías a todos los seres humanos.
Actividad libre. Es la posibilidad que tiene toda persona de ejercer cualquier tipo de oficio, siempre y cuando
no esté prohibido por el ordenamiento jurídico. En este caso no se tiene en cuenta el trabajo obligatorio,
entendiéndolo como aquel que realizan, por ejemplo los individuos condenados penalmente.
Realizado por una persona natural. Este concepto nos indica que para el derecho laboral no se tienen en
cuenta las actividades realizadas por las personas jurídicas, solo se protege el servicio personal ejecutado por
una persona natural.
Al servicio de otra. Quiere decir que el derecho laboral protege el trabajo realizado por cuenta ajena bajo
dependencia, es por tal razón que se habla de una persona natural que presta sus servicios a otra persona
que puede ser natural o jurídica. Entendiendo por persona natural al individuo de la especie humana, y por
persona jurídica a la organización de personas y bienes a las que el derecho reconoce capacidad unitaria
para ser sujetos de derechos y obligaciones como las corporaciones, asociaciones, sociedades y
fundaciones.
Cualquiera que sea su finalidad. Obviamente se debe entender que la misma no implique violación de los
principios morales o de las normas legales.
Efectuada en ejecución de un contrato de trabajo. Significa que en toda relación laboral existe
necesariamente una relación de dependencia.

Definición del derecho laboral según las doctrinas a saber:


Trueba urbina: El derecho del trabajo es: El conjunto de principios, normas e instituciones, protegen,
dignifican, y tienden a reivindicar a todos los que viven de sus esfuerzos, materiales o intelectuales para la
realización de su destino histórico: socializar la vida humana.
Mario de la cueva: El derecho del trabajo es: la norma que se propone realizar la justicia social en el
equilibrio de las relaciones entre el trabajo y el capital.
Rafael caldera: El derecho del trabajo es: El conjunto de normas jurídicas que se aplican al hecho social
trabajo, tanto por lo que le toca a las relaciones entre quienes intervienen en él, y con la actividad en general,
como el mejoramiento de los trabajadores en su condición de tales.
Pérez botija: El derecho del trabajo es: El conjunto de principios y normas que regulan las relaciones de
empresarios y trabajadores y de ambos con el estado, a los efectos de la protección y de tutela del trabajo.
Cabanellas lo define como: Aquel que tiene como finalidad principal la regulación de las relaciones jurídicas
entre empresarios y trabajadores y de unos y otros con el Estado en lo referente a trabajado subordinado, y
en cuento atañe a las profesiones y la forma de prestación de servicios y también en lo relativo a las
condiciones jurídicas mediata e inmediata de la actividad laboral dependiente.
Se puede concluir entonces que el derecho laboral es el conjunto de principios y normas que regulan, en los
ámbitos individual y colectivo, las relaciones existentes entre trabajadores y empleadores, o entre
trabajadores con trabajadores o empleadores entre sí, con la protección del Estado, quien está encargado de
resguardar y tutelar a todo aquel que preste un servicio subordinado.
Finalidad del derecho del trabajo. Su finalidad según el Art.1 del Código Sustantivo del trabajo, es la de
lograr la justicia en las relaciones que surgen entre patronos y trabajadores, dentro de un espíritu de
coordinación económica y equilibrio social. De ahí que todas las normas sobre salarios, prestaciones, deberes
y derechos obreros – patronales y sanciones, están rigurosamente apoyadas sobre el gran objetivo
económico social de armonía y equilibrio anhelado por el legislador al emitir el código.

PRINCIPIOS RECTORES DEL DERECHO LABORAL


La normatividad laboral se caracteriza por tener unos principios que la rigen, los cuales, a su vez sirven como
modelos de interpretación y aplicación favorables hacia el trabajador, a falta de normas. Estos principios, en
suma, son fuente formal del derecho y, por tanto, irradian la norma y sirve como criterios interpretativos de la
misma.
A continuación estudiaremos alguno de ellos en la legislación laboral:
Obligatoriedad: El trabajo es socialmente obligatorio. El derecho al trabajo consiste en la facultad que tiene
toda persona de emplear su fuerza de trabajo en una ocupación lícita, mediante la cual pueda adquirir los
medios necesarios para vivir ella y su familia decorosamente.
Libertad: Nadie puede impedir el trabajo a los demás: La ley no permite que esa libertad implique que
puedan dedicarse a la profesión, industria o comercio que plazca, siempre y cuando no atente con la ley con
su ilicitud. Con esta norma se prohíbe, por parte del Estado, la esclavitud, la servidumbre y la trata de seres
humanos en todas sus formas.
Protección: El trabajo goza de la protección del Estado, en la forma prevista de la constitución nacional y las
leyes. Si observamos, este principio busca de proteger de forma muy especial los derechos humanos del
trabajador y su dignidad personal, pretendiendo asegura el empleo, la seguridad social y la asistencia social
de los asalariados.|
Primacía de la realidad: Establece este principio, que la realidad prevalece sobre los documentos o
acuerdos, es decir, sobre la forma propiamente dicha. Quiere decir lo anterior, que si los hechos son
diferentes a lo que expresa el escrito de las partes, se tiene en cuenta la realidad y se obvia lo manuscrito.
Irrenunciabilidad: las disposiciones legales que regulan el trabajo humano son de orden público, y por
consiguiente, los derechos y prorrogativas que ellas conceden son irrenunciables, salvo los casos
expresamente exceptuados por la ley. Lo anterior significa que los trabajadores tienen unos derechos y
garantías otorgados por el Estado y que, por ninguna circunstancia, el asalariado puede renunciar a los
beneficios que la ley le otorga.
Igualdad: Todos los trabajadores son igual ante la ley, tienen la misma protección y garantías, y en
consecuencia queda abolida toda discriminación jurídica entre los trabajadores por la razón del carácter
intelectual o material de la labor, su forma o retribución, salvo las excepciones establecidas por la ley.
Con este principio, los trabajadores están siendo protegidos de una manera muy especial por el Estado, ya
que busca abolir la segregación que en principio existe entre los hombres y las mujeres, la discriminación a
que se ven sometidos las personas con enfermedades infectocontagiosas y las mujeres en edad gestacional
o, incluso, en estado de gravidez.
Derecho al trabajo: Toda persona tiene derecho al trabajo y goza de libertad para escoger profesión u oficio,
dentro del marco regulatorio prescrito por la constitución y la ley. En este caso, lo que se busca es proteger es
el derecho que tienen las personas al adquirir un empleo y, su vez, en el poder conservarlo en el devenir de
los tiempos, obviamente, dependiendo de las condiciones económicas de cada país.
Mínimo de derechos y garantías: las disposiciones contenidas en el Código sustantivo de trabajo
establecen un mínimo de derechos y garantías consagradas a favor de los trabajadores. Por lo tanto no
produce efecto alguna cualquier estipulación que afecte o desconozca este mínimo.
Carácter irrenunciable: Las disposiciones legales que regulan el trabajo humano son de orden público y, por
consiguiente, los derechos y prerrogativas que ellas conceden son irrenunciables, salvo los casos
expresamente exceptuados por la ley.
Validez de la transacción: Es valida la transacción en los asuntos de trabajo, salvo cuando se trate de
derechos ciertos e indiscutibles. Para poder entender este principio, es necesario tener claridad acerca de
término ¨Transacción¨ la cual es un convenio en el que las partes terminan extrajudicialmente un proceso
pendiente o evitan uno futuro. En lo laboral se permite al trabajador llegar a un acuerdo frente a ciertos
derechos que en un momento dado tenga en discusión con el empleador; sin embargo, la condición es que
dichos derechos tengan las característica de ser dudosos, inciertos y discutibles, valga decir, no acepta la
normatividad laboral, la transacción sobre los mínimos derechos y garantías consagrados en la ley, pues
dicho acuerdo se considera como no valido.
Derecho de Asociación y Huelga: Corresponde al Estado garantizar los derechos de asociación y huelga,
en los términos estipulados en la Constitución y la ley.
Los derechos adquiridos: El Art.58 de la Constitución Política de Colombia estable: Se garantizan la
propiedad privada y los demás derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser
desconocidos ni vulnerados por leyes posteriores. Cuando la aplicación de una ley expedida por motivo de
utilidad pública o interés social, resultaren en conflicto los derechos de los particulares con la necesidad por
ella reconocida, el interés privado deberá ceder al interés público y social.