Vous êtes sur la page 1sur 9

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

Relatos de autor
Aprendiendo sobre las prácticas de Educación Ambiental
(Parte I)
Alcira Rivarosa | Doctora en Educación Científica (UAM-España). Catedrática de Didáctica y Epistemología de las Ciencias,
Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales (UNRC-Argentina).
Carola Astudillo | Doctora en Educación (UNC-Argentina).
Mónica Astudillo | Psicopedagoga. Especialista en Docencia Universitaria (UNRC-Argentina).

Desde hace varios años, nuestros estudios Consideramos que esa producción inte-
buscan analizar y comprender las prácticas de lectual da cuenta de una didáctica intuitiva de
Educación Ambiental (EA) que realizan educa- gran valor conceptual, para ir caracterizando las
dores en diversas geografías y escenarios edu- cartografías didácticas emergentes en temáticas
cativos, contribuyendo con ello a profundizar ambientales, intentando conocer y valorar los
debates en torno a la identidad epistemológica argumentos pedagógicos que los docentes vali-
y didáctica de la EA (Gutiérrez y Priotto, 2008). dan en esas decisiones.
Al respecto, venimos trabajando en la búsqueda Nos interesa incluir en el campo de la teoría
y el análisis de una diversificada didáctica ocul- didáctica, las metáforas y los sentidos múltiples
ta y desconocida respecto de prácticas de EA que atraviesan el quehacer cotidiano. Por tanto
narradas por los mismos educadores, recuperan- nos hemos desafiado en elaborar estrategias de
do así una memoria pedagógica muy interesante análisis sobre las prácticas educativas con cate-
de historias de enseñanza y aprendizaje sobre gorías que habiliten un lugar significativo a lo
temáticas ambientales. acontecido, al asombro, la ocurrencia y lo aza-
Narrar una historia, es poder articular las roso (Rattero, 2005; Perrenoud, 2007).
situaciones en palabras. En este sentido, en las A partir del análisis de tres casos que selec-
buenas historias pedagógicas sobre el quehacer cionamos, intentaremos dar cuenta en este es-
educativo, las palabras nombran las intenciones, crito de algunas interpretaciones que realizamos
los supuestos, las decisiones y los resultados, respecto de lo que hacen y dicen que hacen los
dando lugar a lo que algunos autores denominan educadores en sus prácticas de EA, delimitan-
una pedagogía de la memoria (Mèlich, 2005). do algunos núcleos conceptuales relevantes
El relato escrito nos da la inestimable opor- que definen aquellas prácticas innovadoras que
tunidad de volver sobre lo hecho, reflexionarlo, abordan la conflictividad ambiental.
otorgarle valor educativo y comunicarlo; de este
modo, la escritura se convierte en una vía para Algunas razones para recuperar
la reformulación, ampliación y transformación prácticas en Educación Ambiental
de nuestra práctica como formadores. Ello nos Vastos estudios en educación y educación
permite, además, justificar y revalorizar el ca- ambiental en particular (Novo, 2009; Priotto,
rácter constructivo de los conocimientos que 2006; Sauvé, 2006) vienen sustentando la ne-
potencia la escritura. cesidad de atender a nuevos y diferentes reque-
rimientos culturales para aprender, conocer y
construir protagonismo democrático frente a los

48 / QUEHACER EDUCATIVO / Octubre 2013


viejos y nuevos conflictos ambientales. Al res- Esta actividad promovió la escritura de ex-
pecto, una multiplicidad de situaciones y proble- periencias docentes en diversidad de contex-

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes


mas ambientales, globales y locales, reclaman tos, arrojando un total de setenta proyectos que
nuevas conceptualizaciones, creatividad meto- mostraban diversidad de secuencias didácticas
dológica y solidaridad cognitiva en sus aborda- narradas por educadores pertenecientes a escue-
jes, con una mirada hacia la sustentabilidad. las y niveles de enseñanza de distintas regiones
Se hace necesario volver a aprender sobre de la provincia de Córdoba, Argentina.
lo ambiental, focalizando en particular en otras Nos propusimos recuperar las voces de estos
lecturas del contexto y la historia de las prácticas relatos didácticos de autor, realizando una lec-
socioculturales, en las ideologías que sustentan y tura interpretativa y valorativa de los mismos,
la capacidad política de actuación humana; cues- desnaturalizando de este modo los escenarios
tiones que contribuyen a perfilar las identidades escolares y alentando a otros educadores a evo-
y los vínculos con lo ambiental y que, además, car sus propias experiencias (Astudillo, 2009).
le otorgan una nueva lectura al diseño didáctico. Para avanzar en ese análisis de mayor pro-
En el año 2007, en el marco de una capaci- fundidad, delimitamos algunas categorías (ver
tación y profundización en la didáctica de los Cuadro 2) que nos posibilitaran recuperar la
enfoques ambientales 1 (Astudillo, 2009), se de- experiencia contada con una interpelación teó-
sarrolló una secuencia de espacios de formación rica y buscando caracterizar algunos cuestiona-
docente donde se les solicitó a los participantes, mientos: a) cómo se expresan los supuestos que
como actividad de integración, la recuperación orientan y configuran el hacer didáctico; b) cuál
y/o elaboración de propuestas educativas regio- es el potencial psicopedagógico de las activi-
nales sobre situaciones ambientales, a partir de la dades y estrategias propuestas; c) qué vínculos
identificación de problemáticas del entorno que y aprendizajes genuinos aportan los enfoques
resultaran social y educativamente relevantes. ambientales.
Ideología

Se les solicitó a los docentes participantes que pre-


Contexto

sentaran propuestas de EA. Las mismas podían recupe-


rar prácticas anteriores o responder a nuevos diseños. RELATOS DIDÁCTICOS DE AUTOR
Que se contextualizaran en un entorno próximo, ya
sea escolar, barrial o comunitario, abordando las pro-
blemáticas ambientales desde una nueva perspectiva
pedagógico-didáctica, cimentando redes comunitarias Relaciones Actividades de
y articulando distintas instituciones y grupos sociales. interinstitucionales enseñanza-aprendizaje
Cada relato debía contener:
▶ Tipo de problemática que se aborda (¿qué?).
▶ Argumentos sobre la relevancia ciudadana y educa-
tiva de la problemática (¿por qué?).
▶ Delimitación de actores e instituciones que partici-
POTENCIALIDADES
pan de la experiencia (¿quiénes y por qué?).
DIDÁCTICAS
▶ Estrategias y actividades que se proponen realizar
(¿cómo?).
▶ Justificación de la experiencia desde los marcos NUEVAS COREOGRAFÍAS DIDÁCTICAS (Zabalza, 2009)
teóricos ofrecidos posicionándose en alguno de los
modelos pedagógicos en EA, con enfoques integra- Cuadro 2: Categorías de lectura de los relatos
les (socio-natural) y con criterios de responsabilidad
ético-ciudadana (¿cómo validarla teóricamente?).
En la actualidad son muchos los autores que
Cuadro 1: Consigna de trabajo en un curso-taller plantean que la finalidad de por qué y cómo en-
en Educación Ambiental
señar ciencias debe incluir la formación de su-
jetos con nuevas estrategias que les permitan
  RIVAROSA, Alcira; ASTUDILLO, Mónica; ASTUDILLO, Carola; PICAPIETRA,
 1
no solo una formación académica más genuina,
Vanina; GARCÍA, Elena; DALERBA, Laura; ENRICO, Alfonsina; AUDICIO, An-
tonella: Curso-Taller: “La formación e investigación en EA: Aportes para una sino desarrollar criterios y principios de protago-
responsabilidad ciudadana”. Programa Provincial de Educación Ambiental:
“Metodología para la construcción de saberes ambientales regionales”. Agen-
nismo y compromiso ciudadano (González Gau-
cia Córdoba Ambiente, 2007-2009. diano, 2003; Lemke, 2006). Estas perspectivas

Octubre 2013 / QUEHACER EDUCATIVO / 49


Relatos de autor
reclaman a los educadores, nuevos y/o comple- conceptualización es utilizada para caracterizar
mentarios desafíos respecto de los procesos de modelos de prácticas que aluden a una combina-
DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

formación y crecimiento profesional. toria de arte y ciencia, contexto y compromiso,


Entre esos desafíos parece tener un papel cen- desde una perspectiva abierta, compleja, creativa
tral hoy la recuperación de las prácticas docentes e innovadora. Vale decir, que el diseño de dife-
desde las voces de sus autores, que cuentan y rentes coreografías didácticas sobre problemáti-
argumentan respecto de sus historias educativas cas ambientales habilita otros significados peda-
habituales. Ello nos ofrece una interesante con- gógicos respecto de la tríada didáctica, el rol del
ceptualización sobre su accionar, dando cuenta educador y los escenarios educativos.
de los múltiples desafíos, la creatividad, la sen- En este sentido consideramos valioso re-
sibilidad y los compromisos que se asumen con cuperar las palabras de autor de cada docente
el hecho educacional. Conocimiento necesario que argumenta su práctica desde su realidad y
no solo para conocer y valorar esa didáctica de contexto, y que a partir de un análisis personal
autor (Litwin, 1997), sino para pensar nuevas al- de reflexión pedagógica da cuenta de un decir
ternativas de formación docente. haciendo. Tal como lo vienen sosteniendo algu-
El análisis de los setenta relatos implicó una nos autores (Larrosa, 2005) es importante docu-
ingeniería de lectura y triangulación de inter- mentar los relatos educativos escolares, porque
pretaciones más larga y compleja que, a modo permiten entender las razones ideológicas de las
de versión corta, compartimos en este escrito decisiones asumidas al momento de enseñar y
seleccionando tres casos y cuatro categorías: aprender promoviendo, además, metarreflexio-
relaciones interinstitucionales, actividades, nes críticas sobre el proceso realizado, cuestión
problematización temática, y contexto e ideo- que contribuye a la propia formación (Perre-
logía (ver Cuadro 2). noud, 2007; Rivarosa y otras, 2008).
▶ Relaciones interinstitucionales: en función Por otra parte, esta recuperación política
de las actividades que se plantearon para de voces de autor promueve la circulación de
cada secuencia didáctica, analizamos la otros modos de pensar la práctica e innovar en
forma vincular de los problemas, sujetos e la enseñanza, analizando las dimensiones que
instituciones, conformando comunidades de interactúan en cada contexto educativo. Posibi-
aprendizaje (CA). litando de este modo, nuevas lecturas y diseños
▶ Actividades de enseñanza-aprendizaje: en- de coreografías didácticas a otros educadores,
foques y problematización del contenido, en otras geografías.
las actividades y planes cognitivos, el rol
de los actores y el valor cultural del cambio Relatos y coreografías didácticas:
promovido. análisis de tres prácticas en EA
Estas dos categorías centrales nos permitie- Relato 1: “Volver a vivir”
ron realizar un análisis en profundidad de las El primer relato, escrito por sus autores des-
potencialidades que ofrecía cada una de las se- de un espacio no formal, “Volver a vivir” (Río
cuencias didácticas y propuestas de consignas Cuarto, Argentina), se sumerge en recuperar un
sobre problemas ambientales, caracterizar el conflicto real, puntual y significativo que pa-
uso y sentido de los materiales didácticos, así decían los vecinos de un barrio de la mencio-
como delimitar el grado de problematización de nada ciudad: la presencia de microbasurales y
los contenidos de ciencias desde su contexto y parásitos como causa de focos infecciosos que
perspectiva ideológica. preocupaba a los ciudadanos de ese sector de la
De este modo fuimos diseñando (modelizan- ciudad (ver Anexo: Relato 1 a partir de p. 53).
do) para cada historia educativa una coreografía Desde un enfoque complejo de lo ambien-
didáctica particular. Al respecto, el concepto de tal, articulando genuinamente lo natural con lo
coreografía didáctica que utilizamos (Cid Sa- cultural, esta propuesta nos invita a reflexionar
bucedo, 2009; Zabalza, 2009) nos ofrece una social, política, pedagógica y didácticamente
perspectiva teórica y educativa interesante. Acu- acerca de nuestro rol no solo como educadores,
ñada por la tradición educativa alemana, esta sino como ciudadanos.

50 / QUEHACER EDUCATIVO / Octubre 2013


Una cuestión interesante de este diseño edu- el grado de participación y la reciprocidad de
cativo son los diferentes tipos de vínculos que los mismos en el saber ambiental.

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes


se establecieron y definieron en su abordaje, y De este modo encontramos interesantes ta-
no solo la potencialidad didáctica de las activi- reas relacionadas a la expresión artística para
dades de enseñanza y aprendizaje. La siguiente los más pequeños (concursos de pintura), bús-
figura muestra lo expresado: queda y análisis de material bibliográfico, pro-
ducción, diseño y difusión de la problemática
en cuestión (elaboración de folletos); espacios
Municipio de discusión y debate sobre los hábitos de
higiene con talleres a cargo de personal espe-
cializado como doctores/as y/o enfermeros/as,
Docente A
Organización orientados a padres, escuela y comunidad.
Escuela Social Esta última acción intentó educar en hábitos y
Docente B prácticas culturales sobre higiene, que se vin-
culan con tradiciones y rutinas familiares tales
Barrio
Comunidad
como: lavado de manos para preparar alimen-
tos, higiene diaria, preparación y conservación
familia
de alimentos y mitos populares sobre higiene.
Cabe destacar que la amplitud y extensión
Figura 1: Diagrama vincular
de todas estas acciones (comunicación, discu-
sión, reflexión, diseño y prevención) fueron
Creemos que estas formas vinculares se una alternativa para el planteamiento, diseño,
podrían encuadrar en lo que denominamos co- ejecución y superación de este tipo de proble-
munidad de aprendizaje del tipo escolar/extra máticas; es decir, estas estrategias diseñadas
escolar; porque aunque la propuesta tuvo su proponían un abordaje de competencias múl-
origen fuera del ámbito formal de la escue- tiples, como medio que posibilitó que los par-
la, procuró involucrar a todos los actores de ticipantes desarrollaran no solo una posición
la comunidad, familia, vecinos, asociaciones, más crítica, sino que se propusieran lograr un
instituciones y/o profesionales, valorando los cambio actitudinal.
aprendizajes intergeneracionales y entre pares, En la propuesta “Volver a vivir”, las do-
para la comprensión y resolución de esta situa- centes coordinaron, orientaron e incluyeron a
ción. Esta secuencia didáctica asignó un papel la vecinal, el dispensario y el municipio como
protagónico a la comprensión y alfabetización parte de las actividades a desarrollar, si bien la
con padres de familia, maestros y otros agentes relación con la escuela pareciera haber sido la
educativos, miembros de la comunidad, foca- más sólida, puesto que fue la que compartió
lizando en el significado de bienestar y calidad mayores momentos de diálogo y trabajo. Ello
de vida, así como el potencial de los jóvenes se tradujo en una buena retroalimentación de
como educadores y agentes activos de su pro- conocimientos múltiples, experiencias y prác-
pia educación, de la transformación del siste- ticas culturales promoviendo la cooperación,
ma escolar y de un protagonismo mayor en el solidaridad y disponibilidad de saberes. De esta
hacer comunitario (Tréllez, 2006; Astudillo y manera, lo escolar se incluye en verdaderas co-
otras, 2005). munidades de aprendizaje, aproximando víncu-
Consideramos que iniciar un proyecto de es- los entre las familias y el barrio, creando lazos
tas características supone reconocer el derecho de compromiso y responsabilidad en la tarea
a una educación en sentido amplio, no solo es- de resolución de esta problemática compleja
colar (Alcalde, 2006) más allá de su nivel aca- (Gutiérrez y Pozo, 2006a).
démico, social o cultural. Al respecto, podemos
decir que la diversidad de actividades que se
diseñaron en esta experiencia didáctica fue sus-
tentada por esos vínculos, puesto que determi-
naron el rol y los actores involucrados así como

Octubre 2013 / QUEHACER EDUCATIVO / 51


Relatos de autor
Del relato se puede inferir, además, el es- Podemos identificar que en este diseño di-
fuerzo, el compromiso y la participación con- dáctico, el eje que le otorga nuevo sentido a
DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

junta de padres, profesores y alumnos por inten- las actividades ha sido la problematización de
tar comprender la transversalidad del problema, lo obvio, de conflictos reales, situados, históri-
cambiando las formas tradicionales de relacio- cos, y que nos involucran y comprenden como
narse, de dialogar y construir voluntad demo- colectivo social. Es por eso que rescatamos el
crática en el mismo, articulando información y valor de la contextualización ideológica y epis-
formación intersubjetiva. Estos espacios de ma- témica dentro de la narración de la propuesta,
yor democratización de ideas, toma de posición donde sus autoras tuvieron que argumentar y
y planteos de resolución, en esquemas coopera- realizar una fuerte descripción social del con-
tivos y de solidaridad, encuentran fundamento texto (problemáticas a las que está sometida la
en el pensamiento dialógico que propone Paulo zona: prostitución infantil, narcotráfico, entre
Freire, planteando la educación y la conviven- otras cuestiones).
cia como forma de construir transformación so- Este retrato social es muy importante porque
cial y cultural de los sujetos y su realidad. contribuye a conocer el perfil cultural e ideo-
Por otra parte, las actividades propuestas lógico de los sujetos con los que se trabaja. De
fueron una invitación para aprender y enseñar este modo se comprende mejor la situación que
contenidos no solo conceptuales, sino en víncu- se pretende abordar. Además, las conductas no
los con conocimientos procedimentales y acti- se explican en sí mismas, sino dentro del con-
tudinales. La presentación de acciones motiva- texto sociocultural en que se producen. En otras
doras predispuso a los estudiantes a una actitud palabras, las personas actúan en el marco de
más favorable en la construcción de un apren- la microcultura que las caracteriza (González
dizaje significativo sobre la temática biología- Gaudiano, 2003; Tréllez, 2006).
salud-prácticas culturales-costumbres con un En este sentido, el enseñar y aprender se vin-
diálogo desde lo cotidiano para una compren- cula primero con la referencia teórica sobre ca-
sión más profunda (Rivarosa y otras, 2012). lidad de vida y ambiente en el mismo contexto
En este sentido es que ese abordaje transver- donde las personas habitan, intentando que los
sal posibilita una integración de conocimientos vecinos del barrio reconocieran e hicieran cum-
científicos, buscando un aprendizaje integral plir sus derechos básicos mediante información,
que incluya, además, la vertiente afectiva e inte- prevención y conocimientos. De este modo,
lectual en ese tratamiento interdisciplinar de los ampliando su campo de comprensión y desnatu-
contenidos (Yus Ramos, 2000). Las actividades ralizando su entorno próximo, se hacen visibles
expresaron una fuerte problematización de con- las otras dimensiones del problema que no es
tenidos, es decir, estos estaban impregnados de solo biológico y de salud, sino cultural, político
la realidad próxima de los sujetos (significativi- y económico (Gutiérrez y Pozo, 2006b).
dad y contextualización social), por tanto pro- De allí el valor central de esta secuencia de
ponían una resolución de problemas más abier- EA asumiendo la conflictividad ambiental con
ta, donde no existía una única solución y donde tareas diseñadas en función de enfoques más
la creatividad jugaba un papel muy importante integrales y holísticos, buscando construir otras
(Gardner, 2005). formas culturales de comprensión y resolución.
La focalización del dilema en la actuación co-
lectiva y el ser humano, como parte de la di-
mensión sociocultural e histórica de los conflic-
tos ambientales, nos habilita a apostar a nuevas
coreografías didácticas que integren la esperan-
za como parte del cambio, el cuidado y el riesgo
del mismo y la mejora de la calidad de vida de
los pobladores y la comunidad en general.

52 / QUEHACER EDUCATIVO / Octubre 2013


ANEXO: RELATO 1

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes


“Volver a vivir” – Melisa Quiñones y Erica Vigo

Introducción abordada; en tercer lugar, se dedica un racionales) de actitudes ambientalistas


Este Proyecto ha sido diseñado por espacio a la importancia socioambien- positivas. Esto implica el reconoci-
docentes que no trabajan en ninguna tal de la problemática; y por último se miento del impacto (positivo o negati-
Institución Escolar, por ello fue ideado presentan los objetivos, estrategias y vo) de la propia acción personal sobre
para la Copa de Leche Volver a vivir, actividades del proyecto. la situación ambiental y la decisión de
porque se contó con la colaboración de modificar el propio comportamiento
una de sus voluntarias: Rocío Carni- Marco teórico para contrarrestar, detener o evitar el
cer, a quien se le agradece su colabo- Este proyecto parte del reconoci- efecto destructivo de las propias ac-
ración. Esta Copa de Leche funciona miento de la necesidad de fomentar ciones y fortalecer, afianzar y reforzar
en la ciudad de Río Cuarto y es testigo una conciencia ambiental que Tréllez aquellas que contribuyan a mejorar las
de los problemas ambientales de su Solís y Quiroz (1995) definen como: condiciones ambientales y lograr así
barrio: presencia de microbasurales y “...un conjunto de manifestaciones una mejor calidad de vida para todos.
de parásitos. que caracterizan el comportamiento El tercer paso, a diferencia de los
Las personas que trabajan en esta de las personas y sociedad en general, otros dos que son a nivel individual,
institución realizaron varias tareas referido al manejo de los factores que consiste en establecer mecanismos
para mitigar algunos de los efectos ne- condicionan una situación ambiental de integración participativa dentro
gativos de esta problemática: se consi- dada...”. Sustentada en el saber y la del comportamiento colectivo, sobre
guió que el barrio fuera desparasitado, racionalidad ambiental y en los co- bases racionales y de actividad real
pero el problema de fondo sigue exis- nocimientos, que tienen el individuo y concreta en el entorno, para lograr
tiendo; al no limpiarse las aguas ser- y la población respecto al ambiente niveles óptimos de comportamiento
vidas ni los microbasurales, el peligro y cómo modelan su comportamiento. de los factores ambientales condicio-
sigue latente. También sería necesario Según los mismos autores, el pro- nales del desarrollo y con él, de ca-
el cambio de hábitos de higiene por ceso de adquisición de esa conciencia lidad de vida para la población. Este
parte de los vecinos del lugar, desde implica la puesta en marcha de una se- paso exige la creación, desarrollo y
la Copa de Leche se trabaja a diario cuencia de operaciones que conducen expresión de tres características de
en este aspecto, pero es necesario que al individuo y a la comunidad a asumir una actitud personal positiva: solida-
más actores sociales se comprometan (o no) informada y racionalmente, una ridad, compromiso social y participa-
e involucren en esta tarea. determinada actitud en relación al am- ción social. (Tréllez Solís y Quiroz,
En el transcurso de la realización biente en el que viven y del cual for- 1995)
del Proyecto se planteó la ilusión de man parte.
que, como el Seminario Taller cuen- La secuencia se inicia con la ad- Problemática abordada
ta con la participación de la Agencia quisición de un conocimiento signi- La Copa de Leche Volver a vivir
Córdoba Ambiente, esta problemática ficativo acerca de la situación am- se encuentra en el barrio Alberdi de la
fuera de su interés y prestara su ayu- biental-problema. Comprender las ciudad de Río Cuarto, en la calle Ole-
da para solucionar el problema, lo que causas que originan el problema, de gario Andrade 1515. Presenta varia-
sería ampliamente agradecido por los los factores que lo caracterizan y de das actividades a los niños del barrio:
vecinos del sector. sus consecuencias; reconocer y acep- lunes, miércoles y viernes se realiza
Este trabajo está organizado de la tar la participación de cada persona el Taller de Circo al que acuden niños
siguiente forma: en primer lugar, se en la generación de las situaciones de 12 a 15 años; los días martes se
presenta un breve marco teórico don- ambientales. desarrolla el Taller de Arte, los días
de se explicita el enfoque adoptado en Una vez adquirido este cono- viernes se brinda apoyo escolar y los
esta propuesta; seguido de un aparta- cimiento nuevo, el siguiente paso días sábado se brinda el servicio de
do donde se explica la problemática consiste en la creación (sobre bases Copa de Leche.

Octubre 2013 / QUEHACER EDUCATIVO / 53


Relatos de autor
La Copa de Leche se encuentra en La problemática socioambiental Importancia social de la
el fondo del barrio Alberdi, a 300 me- que se observa es la presencia de mi- problemática
DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

tros de la “Zona Roja” de la Ciudad de crobasurales en las inmediaciones de Los parásitos Toxocara canis y
Río Cuarto, no muy lejos de donde una la Copa de Leche y la presencia de Toxocara cati afectan a perros y ga-
ONG denunció el accionar de una red parásitos Toxocara en aguas servidas, tos, y pueden contagiar de manera
de prostitución infantil. gatos y perros de los alrededores de incidental al hombre. Los animales
Al lugar asisten menores de una la Copa de Leche. Esta convivencia se infectan por la ruta uterina y trans-
zona geográfica de 640 000 metros con los parásitos implica el peligro de placentaria o mediante la ingestión
cuadrados (8 por 8 cuadras). Funciona contagio. A esto se suma la falta de de heces contaminadas. Los huevos
en la casa de una vecina que cede el hábitos de higiene considerados pri- al ser ingeridos liberan las larvas en
lugar. Carece de paredes hasta el te- mordiales para mantener un estado de el intestino delgado y migran hacia el
cho, del cual falta una gran parte, no salud óptima por parte de los ciuda- hígado, pulmón y otros órganos para
tiene puertas ni ventanas. No tiene co- danos que viven allí. También se ob- llegar al estado adulto y volver una
nexión de luz, agua, cloacas, ni señal serva una falta total de compromiso vez más al lumen intestinal.
televisiva; baño (solo una letrina). En de las autoridades gubernamentales Eliminados con las deposiciones,
invierno resulta penoso el desarrollo respecto al mantenimiento de lugares estos huevos pueden seguir dos cami-
de cualquier actividad por falta de pro- como sitios baldíos, calles, veredas. nos: secarse por acción del ambiente
tección a la intemperie y calefacción. Por otro lado, el desconocimiento de o quedar activos en suelos húmedos.
Las calles de acceso se hallan en mal esta problemática por parte de otros Los seres humanos se contagian por
estado y se detectan estancamientos de sectores sociales, hace que esta situa- la ingestión de los huevos. Este fenó-
agua en las mismas. Asisten irregular- ción pase desapercibida. meno suele ocurrir en los niños que
mente unas 75 u 85 personas. juegan en las áreas donde defecan
La problemática social registra- Acciones realizadas anteriormente perros y gatos. La enfermedad huma-
da es la siguiente: menores en riesgo En el mes de julio, el personal de na básicamente es asintomática, pero
social y trabajo infantil; desocupación la Copa de Leche se percató de la pre- puede cursar con tos y resuellos ron-
(70%) / inestabilidad laboral; alcoho- sencia de estos parásitos en las aguas cos a causa de la migración pulmonar
lismo, drogadicción, prostitución adul- servidas del lugar. Se tomó una mues- o con dolor abdominal, hematomega-
ta e infantil (30%); violencia familiar: tra de ello que fue llevada a la Univer- lia y eosinofilia. El diagnóstico dife-
mujeres y niños golpeados, abuso de sidad Nacional de Río Cuarto para su rencial del dolor abdominal con eosi-
menores entre 4 y 6 años, delincuen- análisis, su resultado fue el conoci- nofilia periférica también comprende
cia juvenil y adulta, trata de personas; miento del nombre del parásito. las infecciones con nematodos, tre-
marginación externa, persecución, dis- Luego, se recolectó información matodos, cestodos y protozoarios.
criminación, automarginación, desnu- sobre el tema y se presentaron recla- Las enfermedades no infecciosas
trición o mala alimentación, cuidado mos ante las autoridades municipa- también deben ser tenidas en cuenta,
preventivo de la salud nulo, HIV, sífi- les. Debido a la insistencia de estos en especial gastroenteritis eosinofíli-
lis, piel, odontología, etc., sexo como reclamos, el día 24 de agosto de 2007 ca, periarteritis nodosa, cáncer y ente-
comercio y no como parte de la rea- se realizó una desparasitación en el ropatía inflamatoria. La larva migrans
lización humana, madres niñas, baja sector. visceral (LMV) también puede pre-
autoestima (o nula), asesinato y robo sentarse con sintomatología oftálmi-
como hecho cotidiano, armas blancas ca. Otras condiciones a ser conside-
y de fuego en las calles. radas son la enfermedad de Coats, el
astrocitoma retiniano y el melanoma.
El tratamiento es sintomático porque
la mayoría de los casos son autolimi-
tantes. Ninguna droga aislada ha sido
de eficacia comprobable; la preven-
ción es prudente.

54 / QUEHACER EDUCATIVO / Octubre 2013


ANEXO: RELATO 1
Los niños con pica o geofagia de- Presentación del proyecto Talleres de información con perso-
ben ser vigilados; evitar el contacto Objetivos nal especializado para crear concien-

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes


con cachorros felinos y caninos y sus ▶ Conocer las causas y efectos de la cia de la situación de riesgo e incenti-
excrementos y asegurar que en las enfermedad. var la prevención. Se pretende:
áreas de juegos no exista la defecación ▶ Concientizar sobre la importancia ▶ Educar en los hábitos de higiene
de las mascotas. (Goldstein, 1992) de la prevención. haciendo hincapié en las medidas
En principio, los niños son los que ▶ Descubrir los síntomas de la más urgentes de prevención.
se infectan con mayor facilidad debido enfermedad. ▶ Programar charlas educativas a
a que habitan en viviendas con piso de ▶ Fomentar una conciencia ambien- madres y padres de familia y a ni-
tierra, falta de agua corriente y cloacas tal positiva, que luego conduzca al ños en el colegio sobre:
o sistemas sanitarios deficientes de eli- planteamiento de otras cuestiones § Lavado de manos para preparar
minación de materia fecal. En general, como, por ejemplo: ¿Qué se hace los alimentos y antes de comer.
el contagio se produce entre los chicos con la basura? § Lavado de manos después de ir
que tienen hábitos de juego en la tierra al baño.
o están en contacto habitual con ella. Actores que intervendrán § Usar siempre calzado.
En la suciedad adherida en sus manos Municipio: Se espera contar con la par- § Lavar, cocinar y cubrir los
permanecen los huevos y al llevárselas ticipación de este, para que el personal alimentos.
el niño a la boca o al comer con las de las áreas de Zoonosis y Bromatolo- § Construir letrinas en lugares
manos sucias, los huevos se introdu- gía brinde capacitación sobre el tema. adecuados.
cen en su cuerpo. La única forma de Escuelas de la zona: Se informará a los
prevención consiste en conductas hi- docentes sobre la situación para que se Perseverancia en el reclamo a las
giénicas. Agua corriente y potable, y brinden talleres de información. autoridades municipales para que se
cloacas o eliminación de aguas servi- Vecinal: Se informará a las autoridades responsabilicen de sus obligaciones:
das por medio de servicios sanitarios. sobre el peligro existente, para utilizar ▶ Saneamiento de los focos de
Es muy importante el lavado de ma- sus instalaciones para realizar talleres. infección.
nos, la higiene personal, el correcto Dispensarios de la zona: El personal ▶ Control de los animales sueltos en
lavado de los alimentos crudos, evitar brindará información y capacitación la vía pública.
defecar al aire libre, entre otros. sobre el tema.
Se considera que a los ciudadanos Difusión masiva en los medios de
de esta zona se les está negando un Estrategias y actividades que se comunicación locales sobre la proble-
derecho primordial: vivir en un am- proponen realizar mática sanitaria que afecta a los veci-
biente saludable, ya que debido a las En la Copa de Leche se implemen- nos del sector.
aguas servidas, los parásitos conviven tarán las siguientes actividades:
diariamente con los habitantes de este ▶ Búsqueda y análisis de material.
sector. Además, la falta de acciones ▶ Charlas a cargo de doctores, enfer- Referencias bibliográficas
por parte del gobierno municipal y el meras y demás gente especializada. GOLDSTEIN, E. (1992): “Mascotas caseras e
infecciones humanas” en A. N. Weinberg; D.
desconocimiento de la situación hacen ▶ Análisis de la información sobre J. Weber (eds.): Infecciones humanas trans-
que no se tomen las medidas preven- la problemática. mitidas por animales. Buenos Aires: Editorial
Inter-Médica. Serie: Clínicas de Infectología de
tivas adecuadas, por lo que ya hay un ▶ Discusión y debate sobre los Norteamérica.
niño que padece la enfermedad. hábitos de higiene. TRÉLLEZ SOLÍS, Eloísa; QUIROZ PERALTA,
Por otra parte se observa que este ▶ Elaboración de folletos para la César (1995): Formación ambiental participati-
va. Una propuesta para América Latina. Lima:
sector está excluido de las prestacio- población y los asistentes de los Centro Ambiental Latinoamericano de Estudios
nes sanitarias del sector público, pues- talleres. Integrados para el Desarrollo Sostenible (CA-
LEIDOS) / OEA.
to que este es insuficiente y precario. ▶ Para que los niños aprendan más, se
pueden realizar concursos de pintura
sobre estos temas y otras actividades.

Octubre 2013 / QUEHACER EDUCATIVO / 55


Relatos de autor
Referencias bibliográficas
DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

ALCALDE, Ana Isabel y otros (2006): Transformando la escuela: LITWIN, Edith (1997): Las configuraciones didácticas. Una nueva
comunidades de aprendizaje. Caracas: Editorial Laboratorio Edu- agenda para la enseñanza superior. Buenos Aires: Ed. Paidós.
cativo. Barcelona: Ed. Graó. Colección Claves para la innovación MÈLICH, Joan Carles (2005): “La imposible sutura (ideas para
educativa, 36. una pedagogía literaria)” en J. Larrosa; C. Skliar (coords.): Entre
ASTUDILLO, Carola; RIVAROSA, Alcira; ASTUDILLO, Mónica Pedagogía y Literatura, pp. 221-238. Buenos Aires: Miño y Dávila
(2005): “El enfoque de la comunidad de aprendizaje” en Revista Editores.
Novedades Educativas, 173, pp. 16-21. NOVO, María (2009): “La educación ambiental, una genuina
ASTUDILLO, Mónica (2009): “Itinerarios pedagógicos y narrati- educación para el desarrollo sostenible” en Revista de Educación.
vos: recorrido por una experiencia de formación” (Cap. 1) en Cua- Educar para el desarrollo sostenible, Número extraordinario, pp.
dernos de Prácticas Educativas, Nº 3. M. Astudillo; C. Roldán; C. 195-217. En línea: http://www.revistaeducacion.mec.es/re2009/
Astudillo: Formando(nos): discutiendo modelos y estrategias, pp. re2009_09.pdf
11-22. Río Cuarto: Universidad Nacional de Río Cuarto. En línea: PERRENOUD, Philippe (2007): Desarrollar la práctica reflexiva
http://www.unrc.edu.ar/unrc/academica/pdf/pract-educativas/Ter- en el oficio de enseñar. Profesionalización y razón pedagógica.
cer%20Cuaderno%20de%20Practicas%20Educativas.pdf Barcelona: Ed. Graó.
CID SABUCEDO, Alfonso (ed.) (2009): Coreografías didácticas PRIOTTO, Guillermo (comp.) (2006): Educación ambiental para
en la Universidad: experiencias e innovaciones. Santiago de Com- el desarrollo sustentable. Buenos Aires: Miño y Dávila Editores.
postela: Ed. Andavira.
RATTERO, Carina (2005): “¿Alguien tiene hoy algo de sí para
GARDNER, Howard (2005): “Las inteligencias múltiples 20 contarnos? El ensayo como lenguaje de la experiencia en educa-
años después” en Revista de Psicología y Educación, Vol. 1, Nº ción” en J. Larrosa; C. Skliar (coords.): Entre Pedagogía y Litera-
1, pp. 27-34. tura, pp. 51-65. Buenos Aires: Miño y Dávila Editores.
GONZÁLEZ GAUDIANO, Edgar (2003): “Educación para la RIVAROSA, Alcira; ASTUDILLO, Carola; ASTUDILLO, Mónica
ciudadanía ambiental” en INCI, Vol. 28, Nº 10 (Octubre), pp. (2008): “El conocimiento ambiental y el ‘arte’ de educar” en Revis-
611-615. Caracas. En línea: http://www.scielo.org.ve/scielo. ta Novedades Educativas, 215, pp. 30-33.
php?pid=S0378-18442003001000011&script=sci_arttext
RIVAROSA, Alcira; ASTUDILLO, Mónica; ASTUDILLO, Mó-
GUTIÉRREZ, José; PRIOTTO, Guillermo (2008): “Estudio de nica y Carola (2012): “Aportes a la identidad de la Educación
caso. Sobre un modelo latinoamericano de desarrollo curricular Ambiental: estudios y enfoques para su didáctica” en Profeso-
descentralizado en Educación Ambiental para la Sustentabilidad” rado, Revista de currículum y formación del profesorado, Vol.
en Revista Mexicana de Investigación Educativa, Vol. 13, Nº 37 16, Nº 2, pp. 213-238. En línea: http://www.doredin.mec.es/do-
(abril-junio), pp. 529-571. En línea: http://www.redalyc.org/articu- cumentos/00820123017549.pdf o en: http://www.redalyc.org/
lo.oa?id=14003707 pdf/567/56724395012.pdf
GUTIÉRREZ PÉREZ, José; POZO LLORENTE, María Teresa SAUVÉ, Lucie (2006): “La educación ambiental y la globaliza-
(2006a): “El uso de indicadores de sostenibilidad cualitativos en el ción: desafíos curriculares y pedagógicos” en Revista Iberoameri-
campo del medio ambiente en Iberoamérica” en Forum: Qualita- cana de Educación, Nº 41, pp. 83-101. En línea: http://www.rieoei.
tive Social Research, Vol. 7, Nº 4, pp. 1-15. En línea: http://www. org/rie41a03.pdf
qualitative-research.net/index.php/fqs/article/view/172/386
TRÉLLEZ SOLÍS, Eloísa (2006): “Algunos elementos del proceso
GUTIÉRREZ PÉREZ, José; POZO LLORENTE, María Teresa de construcción de la educación ambiental en América Latina” en
(2006b): “Modelos teóricos contemporáneos y marcos de funda- Revista Iberoamericana de Educación, Nº 41, pp. 69-81. En línea:
mentación de la educación ambiental para el desarrollo sostenible” http://www.rieoei.org/rie41a02.htm
en Revista Iberoamericana de Educación, Nº 41, pp. 21-68. En línea:
http://www.ambiente.gov.ar/infotecaea/descargas/gutierrez01.pdf YUS RAMOS, Rafael (2000): “Áreas transversales y enfoque cu-
rricular integrado en la educación científica básica” en F. J. Perales
LARROSA, Jorge; SKLIAR, Carlos (coords.) (2005): Entre Peda- Palacios; P. Cañal de León: Didáctica de las Ciencias Experimen-
gogía y Literatura. Buenos Aires: Miño y Dávila Editores. tales. Teoría y práctica de la enseñanza de las ciencias, pp. 615-
LEMKE, Jay L. (2006): “Investigar para el futuro de la educación 644. Alcoy: Ed. Marfil. Colección Ciencias de la Educación.
científica: nuevas formas de aprender, nuevas formas de vivir” ZABALZA, Miguel Ángel (2009): Diseño y desarrollo curricular.
en Enseñanza de las Ciencias. Revista de Investigación y Expe- Madrid: Narcea, 11ª edición.
riencias Didácticas, 24 (1), pp. 5-12. En línea: http://disciplinas.
stoa.usp.br/pluginfile.php/81054/mod_resource/content/1/Inves-
tigar%20para%20el%20futuro%20de%20la%20educacion%20
cientifica.pdf

56 / QUEHACER EDUCATIVO / Octubre 2013