Vous êtes sur la page 1sur 1

INDUCCION: (Del latín “inductio”: conducción a o hacia).

Uno de los tipos de razonamiento


y método de investigación. Las cuestiones relativas a la teoría de la inducción se encuentran
ya en los trabajos de Aristóteles, pero sólo se las dedica especial atención cuando aparece
la ciencia natural empírica, en los siglos XVII-XVIII. Contribuyen en gran manera a elucidar
loa problemas de la inducción, Francis Bacon, Galileo Galilei, Isaac Newton, John Herschel
y John Stuart Mill. Como forma de razonamiento, la inducción hace posible el paso de los
hechos singulares a los principios generales. Suelen distinguirse tres tipos fundamentales
de razonamientos inductivos: inducción completa; inducción por simple enumeración
(inducción en el sentido ordinario); inducción científica (los dos últimos tipos constituyen la
inducción incompleta). La inducción completa consiste en inferir un principio general acerca
de la clase en su conjunto partiendo del examen de todos sus elementos; proporciona una
conclusión fidedigna, pero su esfera de aplicación es limitada, pues sólo es aplicable a
clases cuyos miembros, por su número, sean fácilmente observables. Cuando las clases
son prácticamente ilimitadas, se aplica la inducción incompleta. En el caso de la inducción
en el sentido corriente, la presencia de un carácter cualquiera en parte de los elementos de
la clase, sirve de fundamento para llegar a la conclusión de que todos los elementos de la
clase dada poseen el carácter de referencia. La inducción en sentido ordinario tiene una
esfera de aplicación ilimitada, pero sus conclusiones forman sólo proposiciones probables,
necesitadas de una subsiguiente demostración. La inducción científica también representa
una conclusión inferida de una parte de los elementos de la clase dada y aplicada a toda la
clase, pero en este caso lo que sirve de fundamento a la conclusión es el descubrimiento –
en los elementos de la clase investigados– de conexiones esenciales, que condicionan de
manera necesaria la pertenencia del rasgo dado a toda la clase. De ahí que en la inducción
científica ocupen el lugar fundamental los procedimientos que permiten descubrir nexos
esenciales. Un descubrimiento de este tipo presupone un complejo análisis. En la lógica
tradicional, se encuentran formulados algunos de tales procedimientos, los denominados
métodos inductivos de investigación del nexo causal: método de la concordancia única,
método de la diferencia única, método combinado de concordancias y diferencias (método
de la doble concordancia), método de las variaciones concomitantes y método de los
residuos. En su calidad de método de investigación, la inducción se entiende como vía del
estudio experimental de los fenómenos de modo que partiendo de hechos singulares se
pasa a proposiciones generales; es como si los primeros condujeran a la proposición
general. En el proceso real del conocimiento, la inducción se presenta siempre unida a la
deducción. El materialismo dialéctico no ve la inducción y la deducción como métodos
universales independientes, sino como momentos del conocimiento dialéctico de la realidad
indisolublemente ligados y condicionados entre sí; por esto se manifiesta en contra de toda
exageración unilateral del papel que corresponde e cada una de ellas (Lógica inductiva).

DEDUCCION: En su sentido más general, se entiende por deducción el proceso


mediante el que, por medio de un razonamiento, obtenemos una conclusión
necesaria a partir de una o varias premisas dadas inicialmente. La deducción no
nos dice nada acerca de la verdad material de las premisas o de la conclusión, sino
que se limita a establecer un vínculo de relación necesaria entre las premisas y la
conclusión. Garantiza, pues, que la conclusión se sigue necesariamente de las
premisas, es decir, la verdad formal del razonamiento: que su estructura lógica es
correcta, que cumple las leyes lógicas o reglas de inferencia del sistema en que se
opera.