Vous êtes sur la page 1sur 46

TRANSFORMADORES DE INSTRUMENTO

Los aparatos de medida y los relés de protección no pueden soportar, por lo general, ni
elevadas tensiones ni elevadas corrientes, ya que de lo contrario se encarecería sobremanera
su construcción. Por otra parte es conveniente evitar la presencia de elevadas tensiones en
aquellos dispositivos que van a estar al alcance de las personas. Son éstas las principales
razones para la utilización de los transformadores de medida y protección, a través de los
cuales se pueden llevar señales de tensión y corriente, de un valor proporcional muy
inferior al valor nominal, a los dispositivos de medida y protección. Se consigue además
una separación galvánica, (entre las magnitudes de alta y baja tensión), de los elementos
pertenecientes a los cuadros de mando, medida y protección con las consiguientes ventajas
en cuanto a seguridad de las personas y del equipamiento. Como las mediciones y el
accionamiento de las protecciones se hallan referidas, en última instancia, a la apreciación
de tensión y corriente, se dispone de dos tipos fundamentales de transformadores de medida
y protección:
- TRANSFORMADORES DE TENSION
- TRANSFORMADORES DE CORRIENTE.
Normalmente estos transformadores se construyen con sus secundarios, para corrientes de 5
ó 1 A y tensiones de 100, 110, 100/ 3 , 110/ 3 V. Los transformadores de corriente se
conectan en serie con la línea, mientras que los de tensión se conectan en paralelo, entre dos
fases o entre fase y neutro. Esto en sí, representa un concepto de dualidad entre los
transformadores de corriente y los de tensión que se puede generalizar en la siguiente tabla
y que nos ayuda para pasar de las funciones de un tipo de transformador al otro:

A continuación se ven, por separado, las características principales de cada uno de los dos
tipos de transformadores arriba mencionados. Ambos pueden utilizarse para protección,
para medición, o bien, para los dos casos simultáneamente siempre y cuando las potencias y
clases de precisión sean adecuadas a la función que desarrollen.
TRANSFORMADORES DE CORRIENTE
Son aparatos en que la corriente secundaria, dentro de las condiciones normales de
operación, es prácticamente proporcional a la corriente primaria, aunque ligeramente
desfasada. Desarrollan dos tipos de función: transformar la corriente y aislar los
instrumentos de protección y medición conectados a los circuitos de alta tensión. El
primario del transformador, que consta de muy pocas espiras, se conecta en serie con el
circuito cuya intensidad se desea medir y el secundario se conecta en serie con las bobinas
de corriente de los aparatos de medición y de protección que requieran ser energizados. Las
espiras del arrollamiento primario suelen ser una o varias, las cuales se pueden a su vez
dividir en dos partes iguales y conectarse en serie o paralelo para cambiar la relación, y
atraviesan el núcleo magnético, cuya forma suele ser cerrada tipo toroidal o puede tener un
cierto entrehierro, sobre el cual se arrollan las espiras del secundario de una forma
uniforme, consiguiendo así reducir al mínimo el flujo de dispersión. Este arrollamiento es
el que se encarga de alimentar los circuitos de intensidad de uno o varios aparatos de
medida conectados en serie. Se puede dar también la existencia de varios arrollamientos
secundarios en un mismo transformador, cada uno sobre su circuito magnético, uno para
medida y otro para protección. De esta forma no existe influencia de un secundario sobre
otro. Si el aparato tiene varios circuitos magnéticos, se comporta como si fueran varios
transformadores diferentes. Un circuito se puede utilizar para mediciones que requieren
mayor precisión, y los demás se pueden utilizar para protección. Por otro lado, conviene
que las protecciones diferenciales de cables o transformadores de potencia y de distancia se
conecten a transformadores de corriente independientes.

Los transformadores de corriente se pueden fabricar para servicio interior o exterior. Los de
servicio interior son más económicos y se fabrican para tensiones de servicio de hasta 36
kV, y con aislamiento en resina sintética. Los de servicio exterior y para tensiones medias
se fabrican con aislamiento de porcelana y aceite, o con aislamientos a base de resinas que
soportan las condiciones climatológicas. Para altas tensiones se continúan utilizando
aislamientos a base de papel y aceite dentro de un recipiente metálico, con aisladores
pasatapas de porcelana. Actualmente se utilizan resinas dentro de un aislador de porcelana,
o gas SF6 y cubierta de porcelana.
La tensión del aislamiento de un transformador de corriente debe ser, cuando menos, igual
a la tensión más elevada del sistema al que va a estar conectado. Para el caso de los
transformadores utilizados en protecciones con relés digitales se requieren núcleos que
provoquen menores saturaciones que en el caso de los relés de tipo electromagnético, ya
que las velocidades de respuesta de las protecciones electrónicas son mayores.
Los transformadores de corriente pueden ser de medición, de protección, mixtos o
combinados.
- Transformador de medición. Los transformadores cuya función es medir, requieren
reproducir fielmente la magnitud y el ángulo de fase de la corriente. Su precisión debe
garantizarse desde una pequeña fracción de corriente nominal del orden del 10%, hasta un
exceso de corriente del orden del 20%, sobre el valor nominal.
- Transformadores de protección. Los transformadores cuya función es proteger un
circuito, requieren conservar su fidelidad hasta un valor de veinte veces la magnitud de la
corriente nominal, cuando se trata de grandes redes con altas corrientes puede ser necesario
requerir treinta veces la corriente nominal. En el caso de los relés de sobre corriente, sólo
importa la relación de transformación, pero en otro tipo de relés, como pueden ser los de
impedancia, se requiere además de la relación de transformación, mantener el error del
ángulo de fase dentro de valores predeterminados.
- Transformadores mixtos. En este caso, los transformadores se diseñan para una
combinación de los dos casos anteriores, un circuito con el núcleo de alta precisión para los
circuitos de medición y uno o dos circuitos más, con sus núcleos adecuados, para los
circuitos de protección.
- Transformadores combinados. Son aparatos que bajo una misma cubierta albergan
un transformador de corriente y otro de tensión. Se utilizan en estaciones de intemperie
fundamentalmente para reducir espacios.

DESCRIPCION DE LOS TRANSFORMADORES DE


CORRIENTE
Los componentes básicos son:
- Aislamiento externo: el aislamiento externo consta de una envolvente cerámica con
una línea de fuga lo suficientemente larga como para que ningún arco pueda contornear
bajo condiciones de contaminación, como lluvia, niebla, polvo, etc.
- Aislamiento interno: puede variar según sus características constructivas. Un caso es
aquél en que las partes activas se moldean en resina de epoxy que las fija, las separa y las
aísla, existiendo una cámara de aire entre el aislamiento externo de porcelana y el cuerpo de
resina. Esta cámara se sella herméticamente con juntas de caucho nitrílico y se la rellena
con aceite aislante o gas SF6.

Existe otro tipo constructivo, indicado para potencias de precisión elevadas y grandes
intensidades de cortocircuito, en que el aislamiento interno suele ser cartón prespán
impregnado en aceite para el conjunto de los núcleos, arrollamientos secundarios y la
bajante de los conductores que unen los arrollamientos secundarios con sus cajas de bornes.
Esta bajante lleva incorporada en el interior de su aislamiento una serie de pantallas
metálicas de forma cilíndrica, estando todo ello envuelto por un tubo metálico en forma
decreciente, de forma cónica. Este conjunto constituye un capacitor que permite un reparto
uniforme de tensión a lo largo de toda la aislación interna. El aceite que se utiliza para
impregnar el cartón es desgasificado y filtrado, y cuando se rellena el transformador se hace
bajo condiciones de vacío. Los transformadores con aislamiento de cartón impregnado en
aceite suelen disponer de un depósito de expansión (donde va a parar el aceite sobrante
cuando éste se calienta) en su extremo superior. Conviene indicar que la parte superior del
transformador, donde se halla el conjunto del núcleo y arrollamiento secundario, está
moldeada en resina epoxy, formando una cabeza donde da cabida también al depósito de
expansión de aceite. Este tipo constructivo de transformador se utiliza para tensiones desde
36 hasta 765 Kv.

Núcleo: los transformadores de intensidad, tanto de medida como de protección, se


construyen con núcleos de chapa magnética de gran permeabilidad. Cabe diferenciar que
cuando un núcleo va destinado para un transformador de medida se utiliza una chapa de
rápida saturación, mientras que si va destinado para protección, la chapa a utilizar será de
saturación débil o lenta. Veamos las siguientes curvas de imantación:

1.- Chapa con alto porcentaje de silicio.


2.- Chapa de aleación ferromagnética a base de níquel (30% al 70%) de gran permeabilidad
magnética y débil poder de saturación.
3.- Ídem anterior pero con gran poder de saturación. Las chapas de las curvas 2 y 3 se
llaman comercialmente Mu – Metal o Permalloy.
Con esta distinción de núcleos se garantiza, cuando se utiliza una chapa de gran
permeabilidad y de rápida saturación en los transformadores para medida, una buena
precisión para corrientes primarias no superiores al 120 % de la corriente primaria nominal,
mientras que las sobreintensidades y cortocircuitos no se transfieren al secundario gracias a
la rápida saturación de la chapa. Por otra parte, cuando se elige una chapa de gran
permeabilidad y saturación débil para transformadores de protección, se garantiza el
mantenimiento de la relación de transformación para valores de intensidad primaria varias
veces superior a la nominal, con lo que en el secundario se pueden obtener valores
proporcionales a las corrientes de sobrecarga y cortocircuito aptos para poder accionar los
dispositivos de protección. Con estos razonamientos en la elección del tipo de chapa para
los núcleos se puede comprender que se instalen núcleos separados cuando se desea tener
en un mismo transformador un devanado secundario para medida y otro para protección

Arrollamiento primario: es de pletina de cobre electrolítico puro, en barra pasante o


formando varias espiras distribuidas por igual alrededor del núcleo. Existe la posibilidad de
construir el arrollamiento partido con acceso a los extremos de cada parte para que a base
de realizar conexiones en serie o paralelo de las partes del arrollamiento, se puedan obtener
diferentes relaciones de transformación.
- Arrollamiento secundario: es de hilo de cobre electrolítico puro, esmaltado,
uniformemente distribuido alrededor del núcleo. Existe la posibilidad de cambio de relación
de transformación por tomas secundarias. Es el arrollamiento que alimenta los circuitos de
intensidad de los instrumentos de medida, contadores, y relés.
- Bornes terminales primarios: pueden ser de latón, bronce o aluminio, están
ampliamente dimensionados y son de forma cilíndrica, planos o con tornillos.
- Bornes terminales secundarios: son de latón y se hallan alojados en una caja de
bornes de baja tensión estanca.
1. Diafragma.

2. Domo metálico.

3. Indicador de nivel de aceite.

4. Bornes terminales primarios.

5. Arrollamiento primario.

6. Arrollamiento secundario.

7. Aislamiento de papel aceite.

8. Aceite aislante.

9. Bushing interno.

10. Soportes aislantes.

11. Aislador de porcelana.

12. Conexiones secundarias.

13. Grampas sujeción aislador.

14. Caja de terminales secundarios.


15. Base metálica de fijación.
PARAMETROS DE LOS TRANSFORMADORES DE CORRIENTE
- Corrientes. Las corrientes primaria y secundaria de un transformador de corriente
deben estar normalizadas de acuerdo con cualquiera de las normas nacionales (IRAM) o
internacionales en uso (IEC, ANSI)
- Corriente primaria. Para esta magnitud se selecciona el valor normalizado inmediato
superior de la corriente calculada para la instalación. Para estaciones de potencia, los
valores normalizados son: 100, 200, 300, 400, 600, 800, 1.200, 1.500, 2.000 y 4.000
amperes. Corriente secundaria. Valores normalizados de 5 A ó 1 A, dependiendo su
elección de las características del proyecto.
- Carga secundaria o prestación. Es el valor de la impedancia en Ohms, reflejada en el
secundario de los transformadores de corriente, y que está constituida por la suma de las
impedancias del conjunto de todos los medidores, relés, cables y conexiones conectados en
serie con el secundario y que corresponde a la llamada potencia de precisión a la corriente
nominal secundaria. Es decir, una potencia de precisión de 30 VA para una corriente

nominal secundaria de 5 amperes, representa una impedancia de carga de:


La carga se puede expresar también, por los volt - amperes totales y su factor de potencia,
obtenidos a un valor especificado de corriente y frecuencia. El valor del factor de potencia
normalizado es de 0,9 para los circuitos de medición y de 0,5 para los de protección. Todos
los aparatos, ya sean de medición o de protección, traen en el catálogo respectivo la carga
de acuerdo con su potencia de precisión.
- Límite térmico. Un transformador debe poder soportar en forma permanente, hasta
un 20% sobre el valor nominal de corriente, sin exceder el nivel de temperatura
especificado. Para este límite las normas permiten una densidad de corriente de 2 A / mm 2
, en forma continua.
- Límite de cortocircuito. Es la corriente de cortocircuito máxima que soporta un
transformador durante un tiempo que varía entre 1 y 5 segundos. Esta corriente puede llegar
a significar una fuerza del orden de varias toneladas. Para este límite las normas permiten
una densidad de corriente de 143 A / mm2 durante un segundo de duración del
cortocircuito.
- Tensión secundaria nominal. Es la tensión que se levanta en los terminales
secundarios del transformador al alimentar éste una carga de veinte veces la corriente
secundaria nominal. Por ejemplo, si se tiene un transformador con carga nominal de 1,20
ohms, la tensión secundaria generada será de: 1,20 ohms x 5 amperes x 20 veces = 120
volts.
- Relación de transformación real. Es el cociente entre la corriente primaria real y la
corriente secundaria real. Relación de transformación nominal. Es el cociente entre la
corriente primaria nominal y la corriente secundaria nominal.
- Error de corriente. Error que el transformador introduce en la medida de una
corriente y que proviene del hecho de que la relación de transformación real no es igual a la
relación de transformación nominal. Dicho error viene expresado por la fórmula:

Donde: kn es la relación de transformación nominal. IP es la corriente primaria real. IS es la


corriente secundaria real correspondiente a la corriente IP en las condiciones de la medida.
- Error de fase (válido sólo para intensidades senoidales). Es la diferencia de fase
entre los vectores de las intensidades primaria y secundaria, con el sentido de los vectores
elegido de forma que este ángulo sea nulo para un transformador perfecto. El error de fase
se considera positivo cuando el vector de la intensidad secundaria está en avance sobre el
vector de la intensidad primaria. Se expresa habitualmente en minutos o en centirradianes.
- Potencia nominal o de precisión. Es la potencia aparente secundaria que a veces se
expresa en volt-amperes (VA) y a veces en ohms, bajo una corriente nominal determinada y
que se indica en la placa de características del aparato.
Para escoger la potencia nominal de un transformador, se suman las potencias de las
bobinas de todos los aparatos conectados en serie con el devanado secundario, más las
pérdidas por efecto joule que se producen en los cables de alimentación, y se selecciona el
valor nominal inmediato superior. Los valores normales de la potencia de precisión son: 2,5
- 5 - 10 – 15 - 30 y hasta 60 VA. Para los secundarios de 5 amperes, la experiencia indica
que no se deben utilizar conductores con secciones no inferiores a los 4 mm2 . Este
conductor sobredimensionado, reduce la carga y además proporciona alta resistencia
mecánica, que disminuye la posibilidad de una ruptura accidental del circuito, con el
desarrollo consiguiente de sobretensiones peligrosas.
- Frecuencia nominal. Valor de la frecuencia en la que serán basadas todas las
especificaciones y que será de 50 Hz. Clase de precisión para medición.
- La clase de precisión se d esigna por el error máximo admisible, en por ciento, que
el transformador puede introducir en la medición, operando con su corriente nominal
primaria y la frecuencia nominal.
Las normas ANSI definen la clase de precisión de acuerdo con los siguientes valores: 0.1,
0.2, 0.3, 0.5, 0.6, 1.2, 3 y 5, cada clase de precisión especificada debe asociarse con una o
varias cargas nominales de precisión, por ejemplo: 0.5 de precisión con una carga de 50
VA. Según el uso que se dé al transformador, se recomiendan las siguientes precisiones,
considerando que a precisiones más bajas corresponden precios del transformador más
altos, para una misma tensión y relación de transformación.. Los transformadores para
medición están diseñados para que el núcleo se sature para valores relativamente bajos de
sobrecorriente, protegiendo de esta forma los instrumentos conectados al secundario del
transformador.
- Clase de precisión para protección. Los transformadores con núcleos para
protección, se diseñan para que la corriente secundaria sea proporcional a la primaria, para
corrientes con valores de hasta 30 veces el valor de la corriente nominal.
- Resistencia de los transformadores de corriente a los cortocircuitos. Esta resistencia
está determinada por las corrientes de límites térmico y dinámico definidas como:
- Corriente de límite térmico. Es el mayor valor eficaz de la corriente primaria que el
transformador puede soportar por efecto joule, durante un segundo, sin sufrir deterioro y
con el circuito secundario en cortocircuito. Se expresa en kiloamperes eficaces o en
múltiplos de la corriente nominal primaria.
La elevación de temperatura admisible en el aparato es de 150°C para aislamiento de clase
A. Dicha elevación se obtiene con una densidad de corriente de 143 A / mm2 aplicada
durante un segundo. La corriente térmica se calcula a partir de:

Donde:
ITH = Valor efectivo de la corriente de límite térmico.
MVA = Potencia de cortocircuito en MVA.
kV = Tensión nominal del sistema en kV.
La corriente térmica en 1 segundo es ITH = 80 In (kAef)
- Corriente de límite dinámico. Es el valor de pico de la primera amplitud de corriente
que un transformador puede soportar por efecto mecánico sin sufrir deterioro, con su
circuito secundario en cortocircuito. Se expresa en kiloamperes de pico, de acuerdo con la
expresión Idin = 1,8 2 ITH = 2,54 ITH = 200 In
- Donde: Idin = Valor de pico de la corriente dinámica.
En la práctica, para construir transformadores resistentes a los cortocircuitos se requieren
grandes secciones de cobre en los bobinados, lo que reduce el número de espiras del
primario. Como la potencia de precisión varía sensiblemente con el cuadrado del número de
amper - vueltas del primario, la precisión de los transformadores que pueden resistir
cortocircuitos disminuye considerablemente. O sea, para tener un transformador con
características elevadas de resistencia al cortocircuito, habría que limitar la precisión al
mínimo.
- Placa de características. Los transformadores de intensidad deben llevar una placa
de características, indeleble, en la que deben figurar, las siguientes indicaciones según
norma IEC 60185
- Nombre del constructor o cualquier otra marca que permita su fácil identificación.
- Número de serie y designación del tipo.
- Corrientes nominales primaria y secundaria en amperes (400/5 A).
- Frecuencia nominal en Hz.
- Potencia de precisión y clase de precisión correspondiente a cada núcleo.
- Tensión más elevada de la red (145 kV).
- Nivel de aislamiento nominal (275/650 kV)

ELECCION DE UN TRANSFORMADOR DE CORRIENTE.


Es conveniente, para una correcta instalación de un transformador de corriente, un estudio
detallado para la elección del mismo, del cual dependerá el funcionamiento y segundad de
la instalación. A título orientativo se recomienda seguir las siguientes pautas
- Tipo de instalación: si es de interior o 666666intemperie. Se deberá tener en cuenta
la altitud para alturas superiores a 1.000 metros sobre el nivel del mar.
- Nivel de aislamiento: definido por tensión máxima permanente admisible de
servicio Um en kV
- Relación de transformación nominal: las relaciones de transformación nominal
deberán ser normalizadas, tal y como quedan indicadas en la norma IEC. Se recomienda no
seleccionar un transformador de corriente con una corriente primaria excesivamente
elevada con respecto a la que le corresponda, dado que de ello depende que se mantenga la
precisión del transformador. En caso de que sea necesario recurrir a un sobre
dimensionamiento del valor de intensidad primaria, a la doble y a la triple relación y a la
gama extendida en caso que sea necesario.
- Clase de precisión: se seleccionará la clase de precisión en función de la utilización
que vaya a recibir el transformador. Las clases de precisión quedan reflejadas en las tablas
dadas.
- Potencia nominal: según la carga a conectar en el secundario se adoptará uno de los
valores de potencia de precisión especificados en la norma. Conviene no sobredimensionar
excesivamente la potencia del transformador. Si el secundario tiene una carga insuficiente,
se puede intercalar una resistencia para compensar.
- Frecuencia nominal: si no se especifica otra distinta, se tomará por defecto 50 Hz.
- Número de secundarios: si se desea realizar medida y protección a partir de un
mismo transformador, serán necesarios tantos secundarios como usos se deseen obtener del
mismo.
- Resistencias a los esfuerzos térmicos y dinámicos: vendrán determinados por los
respectivos valores de intensidad limite térmica e intensidad límite dinámica. Conviene no
sobredimensionar estos valores para no encarecer mucho el transformador.
CLASIFICACION DE ENSAYOS SEGÚN IEC 60185/95
Los ensayos especificados en la norma IEC son clasificados como ensayos de tipo, ensayos
de rutina y ensayos especiales. El ensayo de tipo es el efectuado sobre un transformador de
cada tipo para demostrar que todos los transformadores construidos con la misma
especificación cumplen con los requerimientos no cubiertos por los ensayos de rutina. El
ensayo de rutina se efectúa en forma individual sobre cada transformador.
Los ensayos especiales son aquellos acordados entre el fabricante y el cliente.

ENSAYOS DE TIPO
Los siguientes deben ser efectuados e efectos de verificar el diseño.
- Corrientes de corta duración: Ith e Idin
- Calentamiento.
- Tensión de impulso de rayo.
- Tensión de impulso de maniobra.
- Tensión aplicada a frecuencia industrial bajo lluvia para los transformadores de
intemperie.
- Determinación de errores.
Todos los ensayos dieléctricos de tipo deben ser efectuados sobre el mismo transformador.
Después que los transformadores han sido sometidos a los ensayos dieléctricos de tipo
deben ser sometidos a todos los ensayos de rutina.
Ensayos de rutina.
- Verificación de la identificación de los bornes terminales.
- Tensión aplicada a frecuencia industrial sobre el bobinado secundario.
- Tensión aplicada a frecuencia industrial entre secciones del bobinado secundario. ¾
Medida de la sobretensión secundaria intermitente a circuito abierto.
- Tensión aplicada a frecuencia industrial sobre el bobinado primario.
- Medida de descargas parciales.
- Determinación de errores.
Ensayos especiales.
- Tensión de impulso de rayo con onda cortada.
- Medida de la capacidad y del factor de disipación dieléctrica (tangente δ)
- Tensión de impulso de rayo repetitiva con onda cortada en el bobinado primario.
- Pruebas mecánicas.
TRANSFORMADORES DE TENSION.
Un transformador de tensión es un dispositivo destinado a la alimentación de aparatos de
medición y /o protección con tensiones proporcionales a las de la red en el punto en el cual
está conectado. El primario se conecta en paralelo con el circuito por controlar y el
secundario se conecta en paralelo con las bobinas de tensión de los diferentes aparatos de
medición y de protección que se requiere energizar. Cada transformador de tensión tendrá,
por lo tanto, terminales primarios que se conectarán a un par de fases o a una fase y tierra, y
terminales secundarios a los cuales se conectarán aquellos aparatos. En estos aparatos la
tensión secundaria, dentro de las condiciones normales de operación, es prácticamente
proporcional a la tensión primaria, aunque ligeramente desfasada. Desarrollan dos
funciones: transformar la tensión y aislar los instrumentos de protección y medición
conectados a los circuitos de alta tensión. En esta definición tan amplia quedan
involucrados los transformadores de tensión que consisten en dos arrollamientos realizados
sobre un núcleo magnético y los transformadores de tensión que contienen un divisor
capacitivo. A los primeros los llamaremos en adelante "Transformadores de Tensión
Inductivos" y a los segundos "Transformadores de Tensión Capacitivos". Es de hacer notar
que estas denominaciones no son de uso universal, pero consideramos que son las que
mejor se adaptan a la Norma IRAM 2271, que incluye a los dispositivos con divisor
capacitivo. Estos transformadores se fabrican para servicio interior o exterior, y al igual que
los de corriente, se fabrican con aislamientos de resinas sintéticas (epoxy) para tensiones
bajas o medias de hasta 33 kV, mientras que para altas tensiones se utilizan aislamientos de
papel, aceite, porcelana o con gas SF6.

GENERALIDADES
Un Transformador de Tensión Inductivo (TT) consiste en un arrollamiento primario y un
arrollamiento secundario dispuestos sobre un núcleo magnético común. Como dijimos los
terminales del arrollamiento primario se conectan a un par de fases de la red, o a una fase y
a tierra o neutro. Los terminales del arrollamiento secundario se conectan a los aparatos de
medición y / o protección que constituyen la carga. En realidad la idea expuesta
corresponde a un TT monofásico, que es el modelo más usado en todas las tensiones y casi
indefectiblemente para tensiones superiores a 33 kV. La tensión primaria de un TT es
elegida de acuerdo a la tensión de la red a la cual está destinado. Si se trata de medir la
tensión entre fases, la tensión nominal primaria estará en correspondencia con la tensión
compuesta, pero si se trata de medir tensión entre fase y tierra la tensión nominal primaria
será 1 / 3 veces la tensión compuesta. La tensión nominal secundaria de un TT depende del
país en el se utilice, pero en le República Argentina se ha normalizado en 100 V, 110 V, o
en 200 V y 220 V para la aplicación en circuitos secundarios extensos, para
transformadores usados entre fases. Para transformadores usados entre fase y tierra, las
tensiones secundarias nominales son aquellas divididas por 1,73. El tamaño de los TT está
fundamentalmente determinado por la tensión del sistema y la aislación del arrollamiento
primario a menudo excede en volumen al arrollamiento mismo. Un TT debe estar aislado
para soportar sobretensiones, incluyendo tensiones de impulso. Si se debe lograr eso con un
diseño compacto, la tensión debe estar distribuida uniformemente a través del
arrollamiento, lo cual requiere una distribución uniforme de la capacidad del arrollamiento
o la aplicación de apantallado electrostático. Un TT convencional tiene, en la mayoría de
los casos, un solo arrollamiento primario, cuya aislación presenta grandes problemas para
tensiones superiores a 132 kV. Esos problemas son solucionados con los TT en cascada
repartiendo la tensión primaria en varias etapas separadas. En la figura se muestra un corte
esquemático de un TT monofásico para redes de 132 kV , de la marca Trench.
En la figura se muestra esquemáticamente la disposición de un TT en
cascada, que en realidad está constituido por varios transformadores
individuales cuyos arrollamientos primarios están conectados en serie.
Cada núcleo magnético tiene el arrollamiento primario (P) repartido en
dos lados opuestos, mientras que el arrollamiento secundario (S)
consiste en un solo bobinado colocado únicamente en la última etapa.
Los arrollamientos de acoplamiento (C), conectados entre etapas
proveen los circuitos para la transferencia de Amper - vueltas entre
ellas y aseguran que la tensión se distribuya igualmente en los
distintos arrollamientos primarios. El potencial de los núcleos y de los
arrollamientos de acoplamiento es fijado a valores predeterminados
conectándolos a puntos seleccionados del primario. De ese modo, la
aislación de cada arrollamiento sólo debe ser suficiente para la tensión
desarrollada en aquel arrollamiento La aislación entre etapas se
consigue mediante el soporte del conjunto de los transformadores
individuales, el cual debe también ser capaz de soportar la plena
tensión primaria. Como se verá más adelante los Transformadores de
Tensión Capacitivos fueron desarrollados debido al alto costo de los
Transformadores de Tensión Inductivos, principalmente para tensiones
por encima de los 100 kV. Sin embargo la respuesta transitoria de
aquellos es menos satisfactoria que la de estos últimos.
COMPORTAMIENTO ESTACIONARIO
En la figura se puede ver esquemáticamente la conexión de un TT a la red y a su carga. Si
bien es cierto que esa forma de conexión es similar a la de un transformador de potencia,
los requerimientos son totalmente distintos. En efecto, en un TT se plantea la necesidad que
la tensión de salida, aplicada a la carga, sea una réplica de la tensión de entrada dentro de
un rango especificado. Con esa finalidad, las caídas de tensión en los arrollamientos deben
ser pequeñas y la densidad de flujo magnético en el núcleo debe ser establecida muy por
debajo de la densidad de saturación, de modo que la corriente de excitación sea baja y la
impedancia de excitación sea sustancialmente constante dentro del rango de variación de la
tensión primaria que corresponda a la variación esperada, incluyendo algún grado de
sobretensión. Eso implica que la relación tamaño - carga de un TT es mucho mayor que en
un transformador de potencia. Por otra parte, la relación corriente de excitación - corriente
de carga también resulta mayor que en un transformador de potencia.

DESCRIPCION DE LOS TRANSFORMADORES DE


TENSION
Los transformadores de tensión no difieren en mucho de los transformadores de potencia en
cuando a elementos constructivos básicos se refiere. Los componentes básicos son los
siguientes:
Aislamiento externo: El aislamiento externo consta de una envolvente cerámica con una
línea de fuga lo suficientemente larga para que ningún arco pueda contornear bajo
condiciones de contaminación, como lluvia, niebla, polvo, etc.
Aislamiento interno: El aislamiento interno suele ser cartón prespán en seco o impregnado
en aceite. El aceite que se utiliza es desmasificado y filtrado, y cuando se rellena el
transformador se hace bajo vacío. Los transformadores con aislamiento de cartón
impregnado en aceite suelen disponer de un depósito de expansión en su extremo superior.
Núcleo: Los transformadores de tensión, tanto de medida como de protección, se
construyen con núcleos de chapa magnética de gran permeabilidad y de rápida saturación
que mantienen constante la relación de transformación y la precisión cuando la tensión en
el arrollamiento primario se mantiene por debajo de 1,2 veces la tensión nominal. La razón
del uso de estos núcleos se basa en que en un sistema eléctrico la tensión no presenta
grandes variaciones (caso contrario a la corriente) y no se hace necesaria la utilización de
núcleos de gran permeabilidad y saturación débil o lenta, los cuales mantienen la relación
de transformación para valores muy superiores a la tensión nominal del primario, además.
el uso de núcleos de saturación débil ocasionaría que ante la presencia de sobretensiones en
el arrollamiento primario, éstas se transferirían al secundario con el consecuente daño al
equipo conectado al mismo.
Arrollamientos: Son de hilo de cobre electrolítico puro, esmaltado de clase H. Se bobinan
en capas de ejecución antirresonante para la distribución uniforme de las sobretensiones
transitorias. Las capas de papel intermedias se disponen de modo que las tensiones entre
espiras no sobrepasen valores controlados.
Bornes terminales primarios: Son de latón o bronce, y de forma cilíndrica.
Bornes terminales secundarios: Son de latón y se hallan alojados en una caja de bornes de
baja tensión estanca.

PARAMETROS Y DEFINICIONES DE LOS


TRANSFORMADORES DE TENSION
Transformador de tensión no puesto a tierra: Es el transformador monofásico cuyo
arrollamiento primario no se halla conectado entre fase y tierra, sino entre dos fases. Se
emplea en tensiones hasta 36 kV.
Transformador de tensión puesto a tierra: Es el transformador monofásico cuyo
arrollamiento primario se halla conectado entre fase y tierra.
Arrollamiento primario: Es el arrollamiento al cual se aplica la tensión a transformar.
Arrollamiento secundario: Es el arrollamiento que alimenta los circuitos de tensión de los
instrumentos de medida, contadores y relés.
Circuito secundario: Circuito exterior alimentado por el arrollamiento secundario de un
transformador de tensión.
Tensión primaria nominal: Es el valor de la tensión que figura en la designación del
transformador, de acuerdo con la cual se determinan sus condiciones de funcionamiento.
Tensión secundaria nominal: Valor de la tensión secundaria que figura en la designación
del transformador, de acuerdo con la cual se determinan sus condiciones de
funcionamiento.
La tensión secundaria nominal para los transformadores monofásicos utilizados en redes
monofásicas o montados entre fases de redes trifásicas, es de 110 V. Para los
transformadores monofásicos destinados a ser montados entre fase y tierra en las redes
trifásicas, en los cuales la tensión primaria nominal es la tensión nominal de la red dividida
por 3 , la tensión secundaria nominal es 110 / 3 V con el fin de conservar el valor de
relación de transformación nominal.
Relación de transformación real: Es el cociente entre la tensión primaria real y la tensión
secundaria real.
Relación de transformación nominal: Es el cociente entre la tensión primaria nominal y la
tensión secundaria nominal.
Error de tensión: Error que el transformador introduce en la medida de una tensión y que
proviene del hecho de que la relación de transformación real no es igual a la relación de
transformación nominal. Dicho error viene expresado por la fórmula:

Error de tensión %=
Donde: kn es la relación de transformación nominal, Up..es la tensión primaria real, US es
la tensión secundaria real correspondiente a la tensión UP en las condiciones de la medida.

Error de fase (válido sólo para tensiones senoidales): Es la diferencia de fase entre los
vectores de las tensiones primaria y secundaria, con el sentido de los vectores elegido de
forma que este ángulo sea nulo para un transformador perfecto. El error de fase se
considera positivo cuando el vector de la tensión secundaria está en avance sobre el vector
de la tensión primaria. Se expresa habitualmente en minutos, o en centirradianes.
Clase de precisión: Designación aplicada a un transformador de tensión cuyos errores
permanecen dentro de los límites especificados para las condiciones de empleo
especificadas. Con ella se designa el error máximo admisible que el TT puede introducir en
la medición de potencia operando con su Un primaria y la frecuencia nominal.
Carga: Admitancia del circuito secundario, expresada en Siemens, con indicación del
factor de potencia. No obstante, la carga se expresa normalmente por la potencia aparente,
en VA. absorbida con un factor de potencia especificado y bajo la tensión secundaria
nominal.
Carga de precisión: Valor de la carga en la que están basadas las condiciones de precisión.
Potencia de precisión: Valor de la potencia aparente en VA, con un factor de potencia
especificado, que el transformador suministra al circuito secundario a la tensión secundaria
nominal cuando está conectado a su carga de precisión. Los valores normales de la potencia
de precisión para un factor de potencia de 0,8 son: 10 - 15 - 25 - 30 - 50 -75 -100 - 150 -
200 -300 - 400 - 500 VA. Los valores preferentes son los que están en cursiva.
Frecuencia nominal: Valor de la frecuencia en la que serán basadas todas las
especificaciones y que será de 50 Hz.
Placa de características. Los transformadores de tensión deben llevar una placa de
características, indeleble, en la que deben figurar, las siguientes indicaciones según norma
IEC 60186.
Nombre del constructor o cualquier otra marca que permita su fácil indicación.
Número de serie y designación del tipo.
Tensiones nominales primaria y secundaria en voltios.
Frecuencia nominal en Hz.
Potencia de precisión y clase de precisión correspondiente.
Tensión más elevada de la red.
Nivel de aislamiento nominal.

CLASIFICACION DE LOS TRANSFORMADORES DE TENSION


La clasificación principal de los transformadores de tensión se basa en el destino o
utilización del transformador distinguiéndose los siguientes tipos:
Transformadores de tensión para medida: Son los concebidos para alimentar equipos de
medida. Una de sus características fundamentales es que deben ser exactos en las
condiciones normales de servicio. El grado de exactitud de un transformador de medida se
mide por su clase o precisión, la cual nos índica en tanto por ciento el máximo error que se
comete en la medida. La norma IEC especifica que la clase o precisión debe mantenerse
cuando la tensión que se aplica en el arrollamiento primario se encuentre comprendida en
un rango que va del 80 al 120 % de la tensión primaria nominal, asimismo también debe
mantenerse dicha precisión cuando la carga conectada al secundario del transformador esté
comprendida entre el 25 y el 100 % de la carga nominal y con un factor de potencia de 0,8
inductivo. Las clases de precisión normales para los TT monofásicos para medidas son: 0,1
– 0,2 – 0,5 – 1,0 – 3,0
- Transformadores de tensión para
protección: Son aquellos destinados a alimentar relés de protección. Si un transformador va
a estar destinado para medida y protección, se construye normalmente con dos
arrollamientos secundarios, uno para medida y otro para protección, compartiendo el
mismo núcleo magnético, excepto que se desee una separación galvánica. Por esta razón, en
la norma IEC, se exige que los transformadores de protección cumplan con la clase de
precisión de los transformadores de medida.

CLASIFICACION DE ENSAYOS
Los ensayos especificados en la norma IEC son clasificados como ensayos de tipo, ensayos
de rutina y ensayos especiales.
Ensayos de tipo.
Calentamiento.
Tensión de impulso de rayo.
Tensión de impulso de maniobra.
Tensión aplicada a frecuencia industrial bajo lluvia para los transformadores de intemperie.
Determinación de errores.
Capacidad resistida al cortocircuito.
Ensayos de rutina.
Verificación de la identificación de los bornes terminales.
Tensión aplicada a frecuencia industrial sobre los bobinados secundarios.
Tensión aplicada a frecuencia industrial entre secciones del bobinado secundario. ¾
Tensión aplicada a frecuencia industrial sobre el bobinado primario.
Medida de descargas parciales.
- Determinación de errores

BANCOS DE BATERIA
Los bancos de baterías son un elemento de vital importancia de una subestación. Son la
fuente de alimentación de corriente directa permanente para los sistemas de protección,
control, señalización y operación de equipos de desconexión automática. Los bancos de
baterías requieren de una puesta en servicio precisa, un mantenimiento continuo, pruebas y
mediciones en operación. De acuerdo a los datos de fabricante un banco de baterías bien
instalado y mantenido deberá tener una vida útil de 10-15 años operando confiablemente.
Las baterías actúan como fuentes de corriente continua (CC). En las aplicaciones
estacionarias, las baterías están en carga flotante, es decir, conectadas permanentemente a
una fuente de corriente continua para asegurar que disponen de toda su capacidad en el
momento que se precisa.
Las aplicaciones estacionarias se caracterizan por ser instalaciones o equipos fijos, es
decir, no están destinadas a cambiarse de sitio habitualmente. Así, su explotación se
caracteriza por unas condiciones de trabajo bien conocidas y normalmente cíclicas. Si se
trata de instalaciones, éstas tienen frecuentemente unas dimensiones y potencias
considerables. Aquí se encuentran por ejemplo las telecomunicaciones, los centros de
proceso de datos y el transporte y distribución de energía eléctrica. Pero también puede
tratarse de equipos como los sistemas de alimentación ininterrumpida, con un rango de
potencias desde unos pocos W hasta MW. Este tipo de actividades tienen que estar
operativos las 24 horas del día los 7 días de las semanas todos los días del año. Aquí las
baterías adquieren especial importancia porque son la fuente de energía de los sistemas de
reserva o emergencia de estas aplicaciones, por lo que requieren una alta fiabilidad de
suministro eléctrico
El concepto de una batería puede definirse como la de un dispositivo que es capaz de
almacenar energía eléctrica para su uso posterior. Una roca, empujada hasta la cima de una
cuesta, puede considerarse como un “tipo” de batería…ya que la energía utilizada para
empujarla a la cima (energía química de los músculos o de la combustión de motores
utilizados) es convertida y almacenada como energía kinética potencial en el tope de la
cuesta. Posteriormente, esa energía es liberada como energía térmica y kinética cuando la
roca ruede cuesta abajo. Está claro que este no es un ejemplo de una aplicación práctica.
El uso común de la palabra batería en términos eléctricos está limitado al dispositivo
electroquímico que convierte energía química en eléctrica por una celda galvánica. Una
celda galvánica es un dispositivo bastante simple que consiste de dos electrodos de metales
diferentes o componentes metálicos (un ánodo y un cátodo) y una solución electrolítica
(usualmente ácida, pero algunos alcalinas). Una “Batería” es dos o más de esas celdas en
series, aunque muchos tipos de celdas sencillas también son llamadas baterías, como las
baterías de las luces de flash.
Como definimos anteriormente, una Batería es un dispositivo de almacenamiento de
electricidad. Las Baterías no hacen la electricidad, la almacenan; así como un tanque de
agua almacena el agua para su uso futuro. A medida que los químicos cambian en la
batería, la energía eléctrica es almacenada o liberada. En las baterías recargables este
proceso puede repetirse muchas veces. Las Baterías no son 100% eficientes -Parte de la
energía se pierde como disipación de calor y reacciones químicas mientras se cargan y se
descargan. Si usas 1000 Watts de una batería, podría tomar 1050 0 1250 1050 0 1250 Watts
o más para recargarse completamente.

RESISTENCIA INTERNA
Parte – o la mayor parte – de las pérdidas al cargar o descargar las baterías, son debidas a su
resistencia interna. Esta se convierte en calor, lo que explica por qué las baterías se
calientan cuando están siendo cargadas. A menor resistencia interna…mucho mejor.
Las tasas de recarga más lentas son más eficientes. Una batería clasificada en 180Ah
(amperios-hora) en un período de 6 horas puede ser también clasificada como de 220Ah en
un período de 20 horas, y de 260Ah en 48 horas. Gran parte de esta pérdida de eficiencia es
debido a la mayor resistencia interna a mayores rangos de amperajes (la resistencia interna
no es una constante) y es algo como “mientras más empujas, más fuerte es el empuje de
respuesta”.
La eficiencia típica de una batería de ácido plomo es de un 85-95%, en las alcalinas y de
NiCad es del 65%. Las verdaderas baterías AGM de Ciclo Profundo pueden alcanzar
eficiencias de un 98%.
Prácticamente todas las baterías utilizadas en un sistema fotovoltáico y hasta el más
pequeño de los sistemas de energía de respaldo son de ácido plomo. Aún luego de un año
de usos, estas baterías siguen ofreciendo la mejor relación precio-potencia.
Un detalle importante es que todas las baterías comúnmente utilizadas en aplicaciones de
ciclo profundo son de ácido plomo. Esto incluye las comunes de tipo abierto o de “agüita”,
las AGM o las de Gel…todas utilizan la misma química, aunque presentan cambios en su
construcción, placas.

TIPOS DE BATERIAS
Si tenemos en cuenta las características técnicas. Aquí vamos hacer la clasificación por sus
componentes químicos. Aunque existen de varios tipos, las más usadas son:
- Las de plomo y ácido.
- Las de níquel y cadmio.
Las primeras son las más usadas, en cambio, las de níquel-cadmio ofrecen un mejor
rendimiento, pero tienen un precio demasiado elevado.
Baterías de plomo y ácido.
Lo que caracteriza a éstas baterías es su bajo costo y el mantenimiento que requieren.
Respecto al mantenimiento, necesitan estar en un lugar fresco, y revisar la cantidad de
electrolito periódicamente, además, es necesario su ventilación por desprendimiento de
gases. La tensión de cada rejilla o celda es de 2V. Dentro de este tipo de batería podemos
encontrarnos:
Baterías de plomo-antimonio Ideales para instalaciones basadas en energías renovables.
Baterías de níquel y cadmio.
Este tipo de baterías presenta el inconveniente del precio. El electrolito que utilizan es un
alcalino. Tienen un bajo coeficiente de autodescarga, la carga ronda el 80%. Las celdas
tienen un voltaje de 1,2V. Tienen un buen rendimiento con temperaturas extremas. La
descarga que admiten está sobre el 90% de su capacidad nominal
Las baterías de Níquel-Cadmio tienen una estructura física similar a las de Plomo-ácido. En
lugar de Plomo, se utiliza hidróxido de Níquel para las placas positivas y óxido de Cadmio
para las negativas. El electrolito es hidróxido de Potasio.
El voltaje nominal de un elemento de batería de Ni-Cd es de 1,2 V, en lugar de los 2 V de
los elementos de batería de Plomo-ácido.
Las baterías de Ni-Cd aguantan procesos de congelación y descongelación sin ningún
efecto sobre su comportamiento. Las altas temperaturas tienen menos incidencia que en las
de Plomo- ácido. Los valores de autodescarga oscilan entre 3,1 y 6,4% al mes.
Las baterías de Ni-Cd también son ineficientes, alrededor de un 65%; y muy costosas… sin
embargo, pueden llegar a congelarse sin sufrir daño alguno.
Les afecta menos las sobrecargas. Pueden ser totalmente descargadas sin sufrir daños. No
tienen peligro de sulfatación. Su capacidad para aceptar un ciclo de carga es independiente
de la temperatura.
El coste de una batería de Ni-Cd es mucho más elevado que el de una de Plomo-ácido; no
obstante tiene un mantenimiento más bajo y una vida más larga. Esto las hace aconsejables
para lugares aislados o de acceso peligroso.
Las baterías de Ni-Cd no pueden ser testadas con la misma fiabilidad que las de Plomo-
ácido. Por tanto, si es necesario controlar el estado de carga, las baterías de Ni-Cd no son la
mejor opción. La mayor parte de las baterías “grandes” de uso común son de ácido plomo.
Dichas baterías forman parte de los servicios auxiliares de la subestación.
El sistema de baterías se utiliza para energizar:
• Protecciones
• Lámparas piloto
• Circuito de transferencia de potenciales
• Sistemas contra incendio
• Equipo de onda portadora
• Control de los interruptores de AT y BT
• Control de los seccionadores
• Alarmas
• Iluminación de emergencia

En las subestaciones se pueden instalar baterías del tipo ácido ó alcalino. Antiguamente se
instalaban en la mayoría de los casos las de primer tipo por ser las más baratas y tenían una
larga vida útil, la cual es ligeramente inferior a las alcalinas. Una ventaja de las del tipo
ácida es su característica constructiva que permite conocer el estado de la carga que
almacena la batería en función de la densidad del electrolito, pero tienen otros
inconvenientes, como el mantenimiento, se necesita disponer de locales más amplios y que
reúnan ciertas condiciones.
En la actualidad se emplean los acumuladores alcalinos (níquelcadmio), pero todavía es
posible encontrar los primeros. Las baterías se instalan en un cuarto cerrado, que forma
parte del edificio principal de la subestación, y lo más cerca posible de lo tableros para
reducir al máximo la longitud de los cables y por lo tanto la posibilidad de la aparición de
sobretensiones, por acoplamiento capacitivo o inductivo. Los cuartos en que se instalan las
baterías del tipo ácido, deben estar provisto de un extractor de gases, que deberá ponerse en
funcionamiento antes de la apertura de la puerta de entrada del personal, con el fin de
eliminar la posibilidad acumulación de hidrógeno que se desprende durante la descarga
intensa de las baterías que, en presencia de alguna chispa originada en la ropa de la
personal (electricidad estática) que entra, puede provocar una explosión.
Los locales destinados a baterías deben ser secos, bien ventilados y sin vibraciones que
puedan originar desprendimientos excesivos de gases y desgaste prematuro de las placas.
La temperatura ambiente debe variar entre los 5 y 25 grados centígrados. La instalación
eléctrica deberá ser del tipo anti-explosiva. El suelo debe ser a prueba de ácido o álcali,
según sea el tipo de batería y deberá tener una ligera pendiente con un canal de desagüe,
para evacuar rápidamente el líquido que se pueda derramar o el agua de lavado. Las paredes
techo y ventanas deben recubrirse con pintura resistente al ácido o los álcalis según se trata.
En las fotos se observa un juego de baterías en una subestación que contiene 86 vasos de
plástico (conectadas en serie) de Níquel Cadmio con hidróxido de potasio como electrolito,
todas se encuentran sobre bancos metálicos aislados de tierra. Este juego de batería asegura
los 110 V de corriente continua. También se observa otro juego de reserva con vasos de
acero de plomo ácido, en caso de fallar la anterior.

VIDA UTIL DE LAS BATERIAS


La vida útil de una batería de ciclo profundo está directamente relacionada con el uso que a
ésta se le dé, como es su mantenimiento y método de re-carga, la temperatura y otros
factores. En casos extremos, las variaciones podrán ser extremas, y se pueden ver casos de
baterías muertas en apenas un año por efectos de sobre-cargas severas, así como también
hemos tenido casos de baterías para sistemas de telefonía que han tenido de 5-10 recargas
severas y que han durado más de 25 años! Hemos visto baterías de Gel destruidas en un día
por sobrecargas usando cargadores de vehículos grandes. Hemos visto baterías de carritos
de golf dañadas en menos de un año incluso sin haber sido usadas, por ser dejadas en un
garaje caliente sin ser cargadas.

ELECTROLITO GELIFICADO
Las baterías del Gel o Gelificadas o de Celdas de Gel, contienen un ácido que ha sido
“gelificado” con la adición de Gel de Sílica, convirtiendo el ácido en una sola masa
gelatinosa. La ventaja de estas baterías es que es prácticamente imposible que derramen
ácido, aún cuando ya han estado rotas. Sin embargo, hay muchas desventajas.
Una es que deben ser cargadas a una tasa más lenta (C/20) para prevenir que el exceso de
Gas dañe las celdas. Estas no pueden ser recargadas de manera rápida con un cargador
convencional de vehículo ya que podrían dañarse de forma permanente.
La mayor parte de los inversores comúnmente usados el Sistemas de Energía Solar pueden
ser configurados para limitar el proceso o corriente de carga que entra a las baterías.
DETERMINAR EL TAMAÑO DEL BANCO DE BATERIAS
Determinar: Amperios en DC o CC (Corriente Continua) consumidos o estimados por
consumir = Watts (de la carga en CC a respaldar con baterías) ÷ Potencia del sistema de CC
(12, 24 ó 48) x 1,2 (para prever pérdidas de eficiencia)
Determinar: Amperios horas consumidos entre ciclos de carga: Tiempo de funcionamiento
del aparato (horas) x Amperios de CC = Amperios horas consumidos o estimados por
consumir.
. Número de baterías requerido: (Total de amperios horas consumidos x 2*) ÷ Amperios
horas de la batería seleccionada = Número de baterías requerido
Es posible crear un banco de batería de 480 amperios horas como mínimo al combinar seis
baterías de Grupo 27 (90Ah cada una para un total de 540 ah), cinco de grupo 31 (105 Ah
cada una para un total de 525 Ah) o seis baterías de carrito de golf de 6 voltios (112.5 Ah
cada una en tres cadenas de 2 baterías cada una para un total de 675 ah).
*Las baterías de ciclo profundo sólo deben utilizarse hasta un máximo del 50% de su
capacidad total.
*No es recomendable combinar baterías de distintos tamaños.
Esquemas de cableados para sistemas con baterías de 2, 6 y 12 Voltios para obtener 12, 24
y 48 Voltios
En las siguientes imágenes verás la forma de conectar distintos tipos de baterías para
obtener un voltaje determinado deseado.

MANEJO DE TERMINOS EN MEDICIONES DE BATERIAS


IMPEDANCIA: Brinda una medida de la resultante entre la resistencia y la reactancia de
una celda electroquímica. El aumento de la impedancia a través del tiempo, aporta una
referencia sobre cambios en las uniones internas y soldaduras de placas a bornes. También,
y lo que es más importante, pone de manifiesto los efectos de la reducción del área efectiva
de las placas, debido a la sulfatación.
RESISTENCIA: Brinda una medida de la calidad de las conexiones internas entre el
terminal positivo y el negativo, incluyendo la resistencia de la solución electroquímica. Esta
medición es sensible a cambios en las uniones entre placas.
REACTANCIA: Brinda una medida de las características inductivas y capacitivas, las
cuales son una función de las dimensiones físicas constructivas de una batería.
CONDUCTANCIA: Brinda una medida relativa al estado superficial de las placas
(sulfatación). La conductancia no es generalmente la inversa de la impedancia, ya que los
métodos de medición son diferentes y a diferentes frecuencias; y sus conclusiones no son
de la misma calidad o exactitud
MANTENIMIENTO A BANCOS DE BATERIAS
El mantenimiento a un banco de baterías deberá realizarse mensualmente para los bancos
plomo-acido, asegurando en este punto los siguientes aspectos:
• Limpieza del cuarto de baterías
• Limpieza en conexiones
• Firmeza en conexiones
• Nivel de liquido correcto
• Limpieza a banco de baterías utilizando agua con bicarbonato de sodio para neutralizar
los ácidos, evitando los escurrimientos en lo posible al soporte metálico y al piso.
• No permita que entre mugre, solución limpiadora u otros cuerpos extraños a las celdas.
• Mantener los tapones firmemente colocados en las celdas, excepto al agregar agua o al
tomar lecturas con el hidrómetro.
• No colocar sobre las baterías ningún tipo de herramienta u objeto capaz de producir un
cortocircuito.
• Verificar funcionamiento de sistema de alumbrado y ventilación
• Señalización correcta de alarmas por control supervisorio simulando estas.

CRITERIO PARA DETERMINAR EL REEMPLAZO DEL


BANCO
Las características físicas, como desprendimiento de plomo poroso y rompimiento de los
tubos de fibra de vidrio, son determinantes para reemplazar el banco.
La vida de un banco de baterías, de acuerdo con los fabricantes, cuando se siguen las
prácticas de mantenimiento adecuadas, la vida promedio del banco según los tipos de celda
es:
Plomo-ácido rejilla de antimonio 16 años
Plomo-ácido rejilla de calcio 25 años
Níquel-cadmio 25 años
Se recomienda reemplazar el banco de baterías si su prueba de capacidad, indica que está
por debajo del 80% de su capacidad nominal de acuerdo con las especificaciones del
fabricante.

AJUSTE DE VOLTAJE DE FLOTACION E IGUALACION


Es importante la precisión en la medición de los voltajes de flotación e igualación. Se
recomienda para este tipo de medición un voltímetro de precisión.
Los ajustes de flotación e igualación son realizados en fabrica y antes de modificarlos
deberá asegurarse que realmente se requiere y estudiar en el instructivo del fabricante
especifico la manera de realizarlo. Si no se conoce el procedimiento NO realizar ningún
cambio hasta no contar con la información o la asesoría adecuada.

a) El ajuste de flotación no es afectado por el ajuste de carga de igualación.


b) Los voltajes de flotación e igualación deben ajustarse dentro de los rangos de voltaje
mostrado en la placa del cargador. La respuesta del voltaje puede ser lenta, porque el estado
de carga de la batería y la carga conectada tienen que ser considerados.
c) Cualquier ajuste de voltaje de flotación ó igualación no deberá considerarse definitivo,
hasta que el amperímetro muestre un valor de corriente menor que el especificado por el
cargador y el voltaje se estabilice.

CONDICIONES AMBIENTALES
La temperatura media anual es de 25°C variando desde -10°C hasta 40°C, el lugar en el que
se dispondrán las baterías no posee regulación y/o control de temperatura razón por la cual
deben considerarse los rangos de temperatura mencionados a los efectos del diseño
constructivo de las baterías y sus celdas o unidades constitutivas. Los datos característicos
son los siguientes:
- Temperatura máxima del aire40°C
- Temperatura media diaria máxima: 35°C
- Temperatura mínima del aire: interior - 5°C intemperie -10°C –
- Humedad relativa máxima: 100%
- Altitud inferior a: 1.000 m Por lo expuesto, debe descartarse el empleo de materiales
alterables por la humedad, u otras condiciones ambientales desfavorables.

CARGADOR DE BATERIAS
El cargador como responsable de mantener en los niveles adecuados, la capacidad del
banco de baterías; representa un equipo de vital importancia para el sistema de servicios
propios de corriente directa en una subestación.
Requiere de rutinas de inspección, operación y calibración o ajuste fundamentalmente. Es
recomendable disponer de dos cargadores, para propósitos de respaldo, y dar así una mayor
confiabilidad al sistema de corriente directa.

INSTALACION Y PUESTA DE SERVICIO


El cargador de baterías deberá ubicarse en un lugar limpio y seco, junto a los centros de
carga de C.A. y C.D. con el fin de que el personal de mantenimiento verifique las
condiciones de voltaje y corriente que toma el banco de baterías.

A continuación se relacionan una metodología simplificada para su instalación y puesta en


servicio:
a) Fije el cargador y haga las conexiones de C.A y C.D. como se indica en la placa del
mismo.
b) Después conecte la terminal (+) de la batería a la terminal (+) del cargador y la terminal
(-) de la batería al terminal (-) del cargador y observe el voltímetro.
Deberá leerse una polaridad correcta y un valor de voltaje de batería en circuito abierto de
2.15 volts por celda en baterías plomo-ácido y de 1.2 volts por celda en baterías de níquel-
cadmio por ejemplo: Una batería de 60 celdas plomo-ácido deberá leerse cerca de 2.15 X
60 = 129 volts.

Con esto se comprueba que todas las celdas están en serie, es importante también que todas
las conexiones estén firmes. El voltaje del circuito abierto deberá estar cerca del 8 al 10%
abajo del rango del voltaje de flotación mostrado en los datos de placa del cargador y el
rango deberá fijarse para el número de celdas.
c) El cargador puede energizarse cerrando primero el interruptor de corriente directa
después cierre el interruptor de corriente alterna. El amperímetro indica la corriente de
salida. El cargador deberá proporcionar una corriente de 110% conforme a el ajuste de
fábrica de control del límite de corriente.
El ajuste de fábrica del voltaje de flotación se muestra en los datos de placa del cargador y
cuando este valor es alcanzado, el amperímetro del cargador deberá mostrar un ligero
descenso en la corriente.

d) El ajuste de fábrica del voltaje de carga de igualación también se muestra en los datos de
placa del cargador, para revisar éste ajuste, gire la perilla del reloj de carga de igualación,
que está localizado en la puerta del cargador.

El amperímetro del cargador deberá mostrar de nuevo el valor del 7 límite de corriente,
hasta que el voltaje de carga de igualación sea alcanzado. El lapso de tiempo para alcanzar
este voltaje depende del estado de carga del banco de baterías, de la capacidad en amperes
del cargador y de la capacidad del banco.

e) Una vez revisados los valores de voltaje de flotación e igualación, el cargador puede
considerarse instalado y listo para el servicio.

MANTENIMIENTO CARGADOR DE BATERIAS


El cargador requiere un mínimo de mantenimiento. No existen partes móviles, excepto el
reloj, no debe esperarse efectos del tiempo en algún componente.

Sin embargo, debe mantenerse limpio, seco y todas las conexiones firmes. Si es necesario
puede sopletearse con aire seco el interior del medidor.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD
El cuarto de baterías debe ser un área exclusiva que cumpla con las siguientes normas
básicas de seguridad:
- Bien ventilado
- Mantener el cuarto de baterías libre de polvo y filtraciones de agua.
- Con instalación eléctrica a prueba de explosión (contactos, apagadores, lámparas y
extractores)
- Equipo de extinción de fuego cerca del cuarto de baterías.
- Deberá contar con extractor de aire calculado de acuerdo al área del cuarto de baterías.
- Deberá estar perfectamente señalizado, indicando claramente que está prohibido fumar o
utilizar cualquier tipo de fuego. Mantener condiciones de limpieza. Uso obligatorio de
equipo de protección. Prohibición de uso de herramientas eléctricas (taladros, pulidoras,
soldadoras, etc.) ya que estas producen chisporroteo .
- Queda prohibido instalar el cargador de baterías dentro del cuarto de baterías.
- Se recomienda que el cuarto de baterías cuente con instalación de regadera, lava-ojos y
lavamanos.
- El personal encargado del mantenimiento del banco de baterías no deberá de usar
esclavas, anillos, cadenas, relojes, o cualquier otro accesorio personal que pueda causar
algún accidente

Antes de entrar al cuarto de baterías es recomendable ventilar de 10 a 15 minutos,


especialmente si se presentó algún efecto particular de gasificación. Al manejar ácido
sulfúrico o agua desmineralizada (electrolito), se deben usar anteojos, mandil de hule o
plástico, guantes y botas de hule o caucho. En caso de que alguna persona tenga contacto
con el ácido, inmediatamente enjuague la parte afectada con agua.
BANCOS DE CAPACITORES
Los bancos de capacitores tienen aplicación principal en compañías suministradoras de
energía eléctrica, el sector industrial con grandes consumos de energía y también el sector
comercial y de servicios que consumen grandes cantidades de potencia reactiva y/o generan
corrientes armónicas. Se diseñan de acuerdo a las normas IEEE e IEC vigentes.

Algunos ejemplos de industria con grandes consumos de energía son: automotriz,


papeleras, química, petrolera, petroquímica, minas, metalúrgica. Así también compañías
eléctricas alrededor del mundo, complejos comerciales, grandes hospitales, universidades y
grandes complejos de oficinas compensan potencia reactiva y/o filtran corrientes armónicas
con equipos alojados en gabinete.

La aplicación de bancos de capacitores en media tensión permite compensar la potencia


reactiva en el punto de acoplamiento de común o cerca de él, esto permite la corrección del
factor potencia de toda la planta, en lugar de compensar en varios puntos de la instalación.

Este tipo de bancos combinan equipo primario y elementos secundarios de control y


protección completamente ensamblados dentro de un gabinete modular tanto para servicio
interior como para servicio exterior. Estos bancos de capacitores pueden configurarse como
equipos fijos o equipos automáticos.

Los bancos de capacitores fijos son aquellos que se energizan y siempre están conectados
al sistema aportando su potencia reactiva, es decir, se usan dónde las condiciones de
demanda de potencia reactiva son constantes y no varían en el tiempo. Cuando el consumo
de kVAr es variable se sugieren bancos de capacitores automáticos de un paso o varios,
controlados de forma automática para compensar la potencia reactiva, corregir el FP o
mejorar el perfil de tensión de un sistema de potencia.

Los bancos de capacitores Metal Enclosed son completamente ensamblados, probados y


listos para su instalación. Los costos de instalación y puesta en marcha son relativamente
bajos comparados con los gastos de un banco de capacitores montado en racks, ya que se
requerirán pocas adecuaciones en sitio.

Los bancos de capacitores Arteche involucran en su diseño dispositivos de marcas líderes a


nivel global y con la mejor tecnología actual, a su vez cuenta con 20 años de experiencia en
el diseño de sistemas de compensación de potencia reactiva en media tensión.

Al estar contenidos en una envolvente metálica conectada directamente al sistema de tierras


estos bancos de capacitores presentan algunas ventajas entre las que destacan:
1) Facilidad en el montaje e instalación del banco de capacitores.
2) El diseño modular de los bancos de capacitores en gabinete permite añadir potencia en
un futuro y permite unir los módulos en sitio y será un diseño más compacto comparado
con los bancos en estructura.
3) Todas las partes vivas estarán contenidas al interior del gabinete y de esta manera
incrementarán la seguridad y los riesgos asociados de personas sin la capacitación adecuada
que se encuentren cerca del banco de capacitores.
4) Reducen la vulnerabilidad que puede existir hacia la fauna y flora del sitio.
5) El grado de protección contra salinidad y ambientes altamente contaminados es mayor.
6) Son más estéticos que los equipos montados en estructura y pueden pintarse de acuerdo
con los colores oficiales de la empresa dónde se instalará.

Los contactores 3RT16 son resistentes a los efectos climáticos. Están protegidos contra
contactos directos. Los contactores para capacitores 3RT16 son versiones especiales de los
contactores SIRIUS de tamaño S00 a S3. Por medio de los contactos NA de acción
adelantada y de resistencias de descarga se cargan los capacitores, un instante después se
cierra los contactos principales. De esta manera se evitan efectos contraproducentes en la
red y la soldadura de los contactores.

Características principales
• Incrementan la vida de los Capacitores
• Evitan desgaste de los Capacitores
• No afecta la calidad de energía
• Capacidad de maniobra: 12,5-25-50 kvar
• Tensión de operación 240/440V 60Hz

BANCO DE CAPACITORES FIJOS DE BAJA TENSION

Los capacitores fijos, están diseñados para aplicaciones donde es posible prescindir de un
medio de desconexión, es decir, para compensar la energía reactiva a pie de máquina,
motores a través del arrancador, entre otros. También puede colocarse un interruptor
externo ya sea en el tablero o con gabinete externo.
BANCO DE CAPACITORES DE POTENCIA CON
INTERRUPTOR TERMOMAGNETICO

Los capacitores fijos con interruptor termomagnético incluído, marca SIEMENS están
diseñados para reducir los costos de instalación. Son ideales para compensación individual
de cargas.
.
FILTRO DE RECHAZO TIPO FIJO
La corrección del factor de potencia con capacitores sin la protección de reactores de
choque o rechazo (serie RNH) puede acarrear problemas de sobretensión y sobrecorrientes,
en presencia de distorsión armónica, por lo que es recomendable instalar filtros de choque o
rechazo.
BANCO DE CAPACITORES DE OPERACIÓN
AUTOMATICA
Al instalar bancos de capacitores automáticos para la corrección del factor de potencia se
obtienen enormes beneficios, además de que es una solución económica y técnica ideal para
la corrección del factor de potencia.
El banco de capacitores automático está compuesto principalmente por un controlador de
energía reactiva, que es el encargado de conectar o desconectar secciones capacitivas
dependiendo de la demanda de la carga, a través de contactores especialmente diseñados
para cargas capacitivas, cada sección cuenta con protección individual por medio de
fusibles y capacitores de potencia trifásicos cilíndricos.

Los bancos de capacitores de la serie Versatile, están especialmente diseñados para cargas
medias. En los bancos de capacitores automáticos para la corrección del factor de potencia
se obtienen mayores beneficios, además de ser una solución técnico-económica ideal para
la corrección del factor de potencia.
El banco de capacitores automático está compuesto principalmente por un controlador de
energía reactiva, que es el encargado de conectar o desconectar secciones capacitivas
dependiendo de la demanda de la carga, a través de contactores especialmente dise- ñados
para cargas capacitivas, cada sección cuenta con protección individual por medio de
fusibles y capacitores de potencia trifásicos cilíndricos.
TABLEROS DE TRANSFERENCIA
Un Tablero de Transferencia Automática (TTA) es un dispositivo que permite, ante la falla
del suministro de energía eléctrica externa, poner en marcha la planta eléctrica de respaldo.
Este dispositivo hace que se activen los contactores o breakers motorizados
correspondientes a la entrada de emergencia y dar energía desde la planta eléctrica, luego
de cumplir con las pautas de encendido previstas para el mismo.

Un TTA resulta un complemento muy útil para su grupo electrógeno o plantas eléctricas, en
aquellos casos en que uno necesite un suministro de energía constante. Éste le brindará
comodidad y tranquilidad al momento de una falla en la red externa de energía, poniéndose
en marcha el equipo; son programables según las necesidades, con fuente de energía propia
para asegurar su funcionamiento.

El TTA realiza la siguiente serie de acciones cronológicamente ante una falla eléctrica, en
función de poner en marchar el grupo electrógeno:

1 – Comportamiento frente a una falla de energía externa.


2 – Arranque de motor.
3 – Transferencia de cargas.
4 – Espera de normalización de red externa.
5 – Reconexión a red externa.
6 – Finalización de maniobra de reconexión a red externa.

El TTA incluye un pulsador que permite realizar un encendido del motor sin realizar
ninguna operación de transferencia de cargas eléctricas. Es útil para hacer un test manual
periódico de estado del motor, para detectar anomalías en el mismo y así saber que se
dispone del normal funcionamiento del mismo, cuando sea solicitado por una transferencia
automática. Cada generador tiene sus características particulares por eso es necesario
adaptar el TTA a cada máquina. También cada usuario tiene diferentes necesidades.

Con los conmutadores de transferencia ASCO, aproveche la ventaja de contar con un


sistema de alimentación de emergencia equipado con la mejor tecnología de su clase. Los
conmutadores de transferencia de alimentación ASCO de la serie 7000 están disponibles en
configuraciones de derivación y aislamiento a fin de permitir pruebas en el conmutador sin
interrumpir la alimentación de la carga. Si se requiere una solución integrada, los centros de
carga de transferencia de alimentación ASCO están disponibles en configuraciones que
pueden incluir un panel de carga de conmutación de transferencia, disyuntores y supresión
de picos de tensión precableados en un paquete compacto.
FUNCIONES DE LOS TABLEROS DE TRANSFERENCIA
AUTOMATICA
 Sensar el voltaje de alimentación.
 Dar la señal de arranque a la planta cuando el voltaje falta, baja o sube de un nivel
adecuado.
 Realizar la transferencia de la carga de la red comercial a la planta y viceversa.
(Esta función se realiza a través de la unidad de fuerza, que puede ser del tipo
contactores o interruptores, según la capacidad requerida)
 Dar la señal a la unidad de fuerza para que haga el cambio cuando se normaliza la
alimentación (retransferencia)
 Retardar la retransferencia para dar tiempo a la compañía suministradora de
normalizar su alimentación.
 Retardar la señal de paro al motor para lograr su enfriamiento.
 Mandar la señal de paro al motor a través del control maestro.
 Mantener cargado el acumulador.
 Permitir un simulacro de falla de la compañía suministradora.
PROTECCION POR RELEVADORES
Los sistemas eléctricos se han venido haciendo cada vez más complejos en forma natural y
debido a la integración de las redes eléctricas, esto es una cosa que ocurre por la cada vez
mayor dependencia de la sociedad moderna de la energía eléctrica, ya que en ocasiones una
interrupción del servicio eléctrico con una duración corta de tiempo, puede resultar
catastrófica, por ejemplo: en los hospitales, el equipo de soporte de vida; en la industria, los
procesos continuos, las redes de computadoras y los sistemas de comunicación, demandan
un suministro que sea prácticamente ininterrumpible.

Los relevadores para la protección han evolucionado desde los instrumentos


electromecánicos con contactos de disparo hasta los actuales basados en
microprocesadores. La operación de los primeros relevadores se basaba en la interacción
entre dos flujos senoidales para producir un par de operación y de restricción. Los
relevadores estáticos están basados en la comparación de las cantidades magnitud y/o fase.
Los relevadores basados en microprocesadores adicionan de los cálculos numéricos y de las
decisiones lógicas.

Cada elemento componente de un sistema eléctrico de potencia, está sujeto a una falla o
cortocircuito, los elementos del sistema eléctrico de potencia son:

Las causas de falla pueden ser principalmente cualquiera de las siguientes:

1. El aislamiento del equipo que está en buenas condiciones puede estar sujeto a
sobretensiones de corta duración (transitorios), debidas a descargas atmosféricas (rayos)
directas o indirectas, o bien, por maniobra de interruptores. Estas sobretensiones producen
fallas de aislamiento, dando como resultado fallas directas o indirectas que producen a su
vez daños en el aislamiento, resultando corrientes de falla o cortocircuito, estas corrientes
pueden resultar varias veces mayores que las corrientes nominales de los equipos o de
carga.

2. Otra causa de falla es el envejecimiento del aislamiento, el cual puede producir ruptura,
aún al valor de voltaje normal a la frecuencia del sistema.

3. La tercera causa de fallas es un objeto externo, tal como una rama de árbol, pájaros,
cuerdas o cables, roedores, etcétera, que producen la unión entre dos conductores, o bien,
un conductor a tierra.

Los tipos y naturaleza de las fallas en un sistema eléctrico trifásico se clasifican en forma
normal como: (a) Fallas de fase a tierra, (b) Fallas permanentes, (c) Fallas transitorias y (d)
Fallas semitransitorias.

Las fallas que involucran más de una fase con o sin tierra, se denominan fallas de fase,
cuando involucran una fase y tierra se llaman fases a tierra.
Las fallas permanentes se crean cuando hay perforación o ruptura de aislamientos, ruptura
de conductores, objetos o partes haciendo contacto permanente con tierra o con otros
conductores. Estas fallas las detectan los relevadores y disparan a los interruptores, los
cuales, por la naturaleza permanente de la falla, permanecen abiertos.

Las fallas transitorias son de corta duración y están creadas por las sobretensiones
transitorias, básicamente están provocadas por los flameos a través de los aislamientos,
debidos a los transitorios de sobretensión, los cuales se transforman en fallas a la frecuencia
del sistema. Este tipo de fallas las ven los relevadores y se liberan disparando los
interruptores, después de un cierto tiempo se presenta la desionización y los interruptores se
pueden cerrar en forma automática, cuando así es requerido para restaurar el servicio.

Las fallas semitransitorias están creadas por objetos externos, tales como ramas de árbol o
presencia de roedores. En las líneas de voltajes medios, los sistemas de recierre múltiple,
como los restauradores, pueden permitir que los objetos de falla se quemen, permitiendo
que el servicio se pueda restablecer, mejorando con esto la confiabilidad de los sistemas.
Estos sistemas de recierre sólo se usan en las redes de distribución.

La protección por relevadores se usa para detectar las fallas en las líneas o los aparatos, e
iniciar la operación de los dispositivos de interrupción en los circuitos para aislar los
equipos o aparatos con falla. Los relevadores se usan también para detectar condiciones de
operación indeseable o anormal, además de las causadas por el equipo en falla, ya sea que
operen una alarma o inicien la operación de los interruptores. Los relevadores de protección
protegen al sistema eléctrico desconectando las líneas o equipos en falla, de manera que se
minimice el efecto de la falla y se mantenga la continuidad del servicio en el resto del
sistema
Como referencia, para dar la importancia que tienen las protecciones, se puede establecer
que en algunos sistemas eléctricos las fallas tienen una distribución de probabilidad de
ocurrencia como sigue:
Fallas de naturaleza eléctrica. ….………..73%
Fallas de operación de relevadores y de otros dispositivos.…………… 12%
Fallas debidas a errores de personal.…………… 15%
Las estadísticas limitadas no son siempre coherentes, según sean las fuentes consultadas;
sin embargo, algunas informaciones son particularmente útiles en la fase de planeación, por
ejemplo aquéllas relacionadas con las fallas y su correlación con las partes eléctricas,
geográficas, meteorológicas y ambientales.
En la protección de un sistema eléctrico, se deben examinar tres aspectos:
1. Prevención contra fallas eléctricas.
2. Operación normal.
3. La limitación de defectos debidos a fallas.
UNA OPERACIÓN NORMAL SUPONE:
• La inexistencia de fallas del equipo.
• La inexistencia de errores del personal de operación.
• La inexistencia de fallas “por causas desconocidas”.
Considerando que resultaría antieconómico intentar eliminar por completo las fallas del
sistema, se deben tomar de cualquier forma algunas medidas en el sentido de prevenir o
limitar los efectos de las mismas. Algunas de estas medidas preventivas son:
• Uso del aislamiento adecuado.
• La coordinación del aislamiento.
• Verificación del blindaje en líneas y subestaciones y del bajo valor de resistencias al pie
de la torre.
• Revisar que las instrucciones o procedimientos para operación, mantenimiento, etcétera,
sean los apropiados.
LA LIMITACIÓN DE LOS EFECTOS DE FALLA DEBE INCLUIR:
1. La limitación de la magnitud de las corrientes de cortocircuito (seccionamiento de barras,
uso de reactores serie).
2. El diseño capaz de soportar los efectos mecánicos y térmicos de las corrientes de falla.
3. La existencia de circuitos múltiples y la generación de reserva apropiada para cada
condición de operación.
4. La existencia de los relevadores apropiados y de otros dispositivos, como por ejemplo, los
interruptores con suficiente capacidad interruptiva.

5. Los medios para observar la efectividad de las medidas anteriores (registradores).

6. Análisis frecuentes de los cambios en el sistema (crecimiento y variaciones de carga), con los
consecuentes ajustes de los relevadores, reorganización del esquema operativo, etcétera.

Î El costo de reparación de las fallas.

Î La probabilidad de que una falla se puede propagar o involucrar a otro equipo.

Î El tiempo que un equipo permanezca inactivo, reduciendo la necesidad de las reservas.

Î Las pérdidas económicas.


En general, hay dos principios básicos que se deben obedecer en secuencia y que son:

1. En ningún caso, una protección debe operar si no existe falla en su zona de influencia o
control.
2. Si existe falla en su zona, las órdenes deben corresponder exactamente aquello que se espera,
considerando de alguna forma la severidad y localización de la falla.
3. De lo anterior, resulta que la protección por medio de relevadores tiene dos funciones: Una
función principal que es la de promover una rápida salida de servicio de un elemento del
sistema, cuando éste sufre un cortocircuito o cuando comienza a operar de manera anormal;
de tal forma que pueda causar daños o interferir con la correcta operación del resto del
sistema. En esta función, un relevador (elemento detector-comparador y analizador) es
auxiliado por el interruptor, de manera que el esquema de protección engloba las dos
funciones:

La mayoría de los tipos de protección por relevadores consisten de un elemento de detección


con contactos. Los elementos de detección electromecánica operan usualmente por el
principio de atracción magnética, el principio de calefacción o el principio de inducción
electromagnética para abrir o cerrar contactos. Los relevadores de estado sólido o estático,
por lo general convierten la señal de entrada, que puede ser una corriente, voltaje o potencia,
a una señal proporcional en milivolts en corriente directa, que es aplicada a amplificadores
con transistores ajustables. La salida de estos relevadores puede ser otra señal de C.D. en
milivolts, para ser aplicada a una lógica de transistores, o bien, para el cierre de contactos.
Los relevadores pueden operar: (1) en forma instantánea, (2) con algún retraso de tiempo
definido, (3) con un retraso de tiempo que varía con la magnitud de las cantidades a las cuales
el elemento de detección responde. Las cantidades a las cuales el relevador responde
usualmente designan el tipo de relevador.

RELEVADOR DE SOBRECORRIENTE
El relevador de sobrecorriente responde a la magnitud de corriente sobre un valor
especificado, existen tres tipos básicos: electromecánicos, estáticos o de estado sólido y
microprocesados. Los relevadores de estado sólido y microprocesados, tienen las
características múltiples de las curvas y pueden duplicar prácticamente cualquier curva
de los antiguos relevadores electromecánicos.

RELEVADOR DIFERENCIAL
El relevador diferencial responde a la diferencia entre dos o más corrientes arriba de un
valor especificado, es usado para proporcionar protección a fallas internas al equipo,
tales como: transformadores, generadores y barras en las subestaciones eléctricas.

RELEVADOR DE SOBREVOLTAJE
El relevador de sobrevoltaje responde a una magnitud de voltaje por encima de un
valor especificado.
RELEVADOR DE BAJO VOLTAJE
El relevador de bajo voltaje responde a una magnitud de voltaje por debajo de un valor
especificado y tiene básicamente la misma construcción que un relevador de
sobrevoltaje.

RELEVADOR DE POTENCIA
El relevador de potencia responde al producto de la magnitud del voltaje, la corriente y
el coseno del ángulo de fase entre el voltaje y la corriente, y éste ajustada para operar
por encima de un valor especificado.

RELEVADOR DE DIRECCIONAL
El relevador direccional es un relevador que opera únicamente para un flujo de
corriente en una dirección dada, de hecho, es un relevador de sobrecorriente que se
hace direccional agregando una unidad direccional que previene operaciones al
relevador de sobrecorriente, hasta que la unidad direccional haya sido operada.
La unidad direccional responde al producto de la magnitud de la corriente, voltaje y el ángulo
de fase entre ellos.

RELEVADOR DE FRECUENCIA
Los relevadores de frecuencia responden a valores de frecuencias arriba o abajo de un valor
especificado.

RELEVADOR TÉRMICO
El relevador térmico responde a una temperatura arriba de un valor especificado. Hay dos tipos
básicos: directo y de réplica.

a) Directo. En el relevador térmico de tipo directo, un dispositivo, tal como un termopar, se


encuentra inserto en el equipo, este dispositivo convierte la temperatura en una cantidad
eléctrica, tal como: voltaje, corriente o resistencias; la cantidad eléctrica hace que el elemento
de detección opere.
b) En el relevador térmico tipo réplica, una corriente proporcional a la corriente suministrada al
equipo, circula a través de un elemento, tal como: láminas bimetálicas, que tienen una
característica térmica similar al equipo, cuando este elemento es calentado por el flujo de
corriente, una de las láminas metálicas se expande más que la otra, lo que hace que se doble,
actuando para cerrar un conjunto de contactos.

RELEVADOR DE PRESIÓN
Los relevadores de presión responden a un cambio brusco en la presión de un fluido o de un
gas. Básicamente consiste de un elemento sensible a la presión y por medio de un orificio de
By pass, localizado entre el equipo al cual el relevador está conectado y una cámara que es
parte del relevador.
Durante los cambios de baja presión, el orificio del by-pass mantiene la presión en la
cámara al mismo valor que en el equipo. Durante los cambios bruscos de presión, el
orificio no es capaz de mantener la presión en la cámara al mismo valor que en el
equipo y el elemento sensible a la presión opera mecánicamente sobre un conjunto de
contactos.