Vous êtes sur la page 1sur 4

JEREMY VARGAS VERA 9NO EGB

APRENDIZAJE Y DESARROLLO MOTOR

 Aprender es un proceso que ocurre a lo largo de toda la vida y que se


extiende a múltiples espacios, tiempos y formas. Está vinculado a las
experiencias vitales y necesidades de los individuos, a su contexto histórico-
cultural concreto.
 Aprender supone el tránsito de lo externo a lo interno (según Vigotsky,
de lo ínter psicológico a lo intrapsicológico), de la dependencia del sujeto
a la independencia, de la regulación externa a la autorregulación. Supone en
última instancia su desarrollo cultural.
JEREMY VARGAS VERA 9NO EGB

 El proceso de aprendizaje posee tanto un carácter intelectual como


emocional e implica a la personalidad como un todo. En él se construyen los
conocimientos, destrezas, capacidades, se desarrolla la inteligencia, pero de
manera inseparable, este proceso es la fuente de enriquecimiento afectivo,
donde se forman los sentimientos, valores, convicciones, ideales, donde
emerge la propia persona y sus orientaciones ante la vida.
 Aunque el desarrollo inicial del cerebro está dirigido por la genética, es
posible modificarlo tanto de manera positiva como negativa mediante la
experiencia ambiental (Toga et al. 2006). El término técnico para esta
capacidad de modificación del cerebro es plasticidad.
 La experiencia temprana puede tener efectos duraderos sobre la capacidad
de aprendizaje y almacenamiento del sistema nervioso central (Society for
Neuroscience, 2005). Es posible que las diferencias individuales en
inteligencia reflejen la capacidad del cerebro para desarrollar conexiones
neurales en respuesta a la experiencia (Garlick, 2003).
 Aunque el centro y principal instrumento del aprender es el propio sujeto que
aprende, aprender es un proceso de participación, de colaboración y de
interacción. En el grupo, en la comunicación con los otros, las personas
desarrollan el auto-conocimiento, compromiso y responsabilidad individual y
social, elevan su capacidad para reflexionar divergente y careadoramente,
para la evaluación crítica y autocrítica, para solucionar problemas y tomar
decisiones. la cultura puede ejercer una influencia sorprendentemente
poderosa sobre el desarrollo motor temprano.
 El desarrollo motor se caracteriza por una serie de hitos: logros que se
desarrollan de manera sistemática, donde cada capacidad nueva que se
domina prepara al bebé para enfrentarse a la siguiente. Los lactantes primero
aprenden habilidades sencillas y después las combinan en sistemas de
acción cada vez más complejos que permiten un rango más amplio o preciso
de movimientos y un control más efectivo del ambiente.
 Por ejemplo, en el desarrollo de la prensión de precisión, el lactante primero
intenta recoger objetos con la mano completa, cerrando sus dedos contra la
JEREMY VARGAS VERA 9NO EGB

palma. Más adelante, el bebé domina la prensión en pinza, en la que se unen


las puntas del pulgar y el dedo índice hasta formar un círculo, haciendo
posible levantar objetos pequeños. Al aprender a caminar, el lactante primero
obtiene el control de los movimientos separados de brazos, piernas y pies
antes de conjuntar estos movimientos para tomar ese trascendental primer
paso.
 Los bebés africanos, cuyos padres a menudo los colocan sentados y los
sostienen sobre sus pies, botándolos hacia arriba y hacia abajo, tienden a
sentarse y a caminar antes que los bebés estadounidenses (Rogoff y Morelli,
1989).
 La sociedad dentro de la que crecen los niños también influye en las
habilidades que aprenden. En Estados Unidos, los niños aprenden a leer,
escribir y, cada vez más, a usar computadoras.
 En el Nepal rural, aprenden cómo arrear búfalos de agua y a orientarse por
los caminos montañosos.
 Los bebés normales siguen una secuencia típica de desarrollo motor: gatear,
caminar y correr, en ese orden, a ciertas edades aproximadas. Aún así, este
desarrollo no está canalizado por completo; la experiencia puede afectar su
ritmo y momento de ocurrencia.
 La cognición y la personalidad dependen más de variaciones en la
experiencia: el tipo de familia en que crecen los niños, la escuela a la que
asisten y la gente con quien se encuentran.
 Consideremos el lenguaje. Antes de que los niños puedan hablar, deben
alcanzar cierto nivel de maduración neurológica y muscular.
 Ningún bebé de seis meses puede decir una oración, sin importar qué tan
enriquecida sea la vida en su hogar. Sin embargo, el ambiente sí representa
un papel importante en el desarrollo del lenguaje.
 Si los padres alientan los primeros sonidos de los bebés mediante
responderles verbalmente, es probable que estos niños comiencen a hablar
antes que si se ignoran sus primeras vocalizaciones.
JEREMY VARGAS VERA 9NO EGB

 Según el principio próximo-distal (adentro hacia fuera), el crecimiento y


desarrollo motor proceden del centro del cuerpo hacia fuera. En el útero, la
cabeza y el tronco se desarrollan antes que los brazos y las piernas, después
se desarrollan las manos y los pies y, por último, los dedos de manos y ortejos
(dedos de los pies).
 Durante la lactancia y la segunda infancia, las extremidades siguen creciendo
a mayor velocidad que las manos y los pies. De manera similar, los bebés
primero desarrollan la capacidad para utilizar la parte superior de brazos y
piernas (que se encuentran más cercanas al centro del cuerpo), enseguida
los antebrazos y la parte baja de las piernas, después las manos y los pies
y, por último, los dedos y ortejos.