Vous êtes sur la page 1sur 13

Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

LECHUZONERÍA
- elementos básicos –
1 2

La Situación de Encajonamiento: Ingredientes necesarios.


Encajonamiento: características de la situación.
Psiquiatría Clásica del Esquizofrenogénico.
Rasgos del Esquizofrenogénico
Perfil del Esquizofrenogénico
Aspecto Aparente del Esquizofrenogénico
Efectos del Encajonamiento
Los Efectos del Encajonamiento: Anecdotario
Tácticas para Desencajonar

Este trabajo pretende presentar los elementos básicos del enfoque elaborado
por Gregory Bateson & el el equipo de Palo Alto (California, USA, 1956) para
entender los procesos psico-patológicos de la esquizofrenia.
Ésto significó un tremendo aporte, no sólo para el avance de la Psicoterapia y
la Psicología de la Comunicación Interpersonal, sino también para la
esperanza de muchas familias afectadas, que hasta entonces prácticamente
sólo tenían la farmacología, el asilo y las tétricas prácticas médicas propias de
esos oscuros lugares. Lamentablemente, aun hay una enorme resistencia a
enfrentar los trastornos psicóticos como una forma perversa de adaptación del
sistema familiar (que resulta en víctimas y victimarios, sometidos a patrones
de comunicación encajonadores) y muchos afectados aun optan por las
soluciones farmacológicas y las pobres intervenciones conductuales que
buscan moldear a las víctimas, sin la aspiración de cura. 3 Peor aun, algunos
se aferran a explicaciones sin salida del tipo "factores genéticos".

1
Basado en extractos del paper de Gregory Bateson, Don Jackson, Jay Haley y John Weakland:
Hacia una teoría de la Esquizofrenia. ("Toward a Theory of Schizophrenia", Behavioral
Science, vol.1, 1956, 251–264, Reproducido en Steps to an Ecology of Mind (Pasos
hacia una Ecología de la Mente –una especie de antología del pensamiento de Bateson).
Éste es un texto aun en construcción (verano 2016-17).
2

3
Ha ocurrido algo similar con los aportes de Niko Tinbergen respecto al afrontamiento
del Autismo.

vkuschel@uc.cl 1 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

El término original es double-bind, que literalmente podría ser interpretado


como "nudo ciego". Sin embargo, ha sido traducido –frecuente y
erróneamente- como "doble vínculo".
Esta confusión es relevante en tanto induce a pensar que lo que el grupo de
Bateson descubre es algo tan simple como una contradicción en el mensaje
que el individuo o agente esquizofreno-génico –corrientemente la madre-
manda al esquizofrénico –comúnmente el hijo / paciente índice o identificado
(4). –De hecho, no es raro encontrar a Psicólogos y Psiquiatras que
entienden que "doble-vínculo" es una manera de decir "mensaje doble",
ambiguo o ambivalente !
En AntuTalleres hemos preferido encajonamiento porque da una imagen más
concordante con el concepto de Bateson. En mi opinión, lo crítico de la
situación es la capacidad de la madre de "encajonar" a la víctima, no
dejándole salida [recuerde la película One flew over the Cuckoo's nest –
acertadamente traducida como "Atrapados sin Salida"].
También importante, aunque no tan explorado, es la red o telaraña que el
Esquizofrenogénico teje para llegar a tener tal grado de poder sobre la mente
[recuerde que Bateson usaba el término mind] de la víctima: sus
características de personalidad / perfil, el estilo de su configuración de
creencias y valores, qué tipo de relaciones creaba y los medios que usaba
para dominar –además del encajonar.
Lechuzonería es un término acuñado en AntuTalleres, que surgió dentro de
unas jornadas del Programa de Formación de Facilitadores (1991) en La
Serena, donde estaba siendo tratado el tema de los nudos-ciegos y los
aportes del grupo de Bateson en la comunicación interpersonal, en el contexto
del trabajo en la dimensión Psicoterapéutica (entonces denominada de
Lenguaje –en el marco del Modelo Septadimensional del Crecimiento
Interpersonal 5): una conocida, de una de las Participantes, cumplía con todas
4
Paciente "indicado" refiere a la persona, integrante del grupo familiar, que es objeto
o blanco (target) del agente esquizofrenogénico. Al usar el término indicado hay una
connotación de que él no es el único 'enfermo' (en la jerga psiquiátrica antigua), sino
que es el afectado más visible, que presenta síntomas que culturalmente corresponden a
conductas clasificadas como tales; pero, sin embargo, a la hora de intervenir
psicoterapéuticamente, el objeto de tratamiento ha de ser el sistema familiar, como un
conjunto integrado.
5
Modelo elaborado por Patricio Varas Santander & Víctor H.I. Kuschel (1990) en base al
modelo de rganización de Talleres de Desarrollo Personal de P. Varas, inspirada en la forma
de trabajo en el Esalen Institute (década del '70).

vkuschel@uc.cl 2 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

las características del agente esquizofrenizante, tanto en sus rasgos


personales como en los devastadores efectos que tuvo contra todos sus hijos
–y este personaje se había ganado el apodo de "vieja lechuzona", en parte por
su forma de mirar.
"Lechuzonería" fue definida como "El arte de volver loco o idiota". "Loco" no
sólo refería a trastornos psicóticos, sino en general a reacciones desbordadas
y a conductas excéntricas que no benefician al actor. "Idiota" refería a la
actitud de dependencia anormal que la víctima puede adoptar.

Los procesos de Lechuzonería son difíciles de explicar claramente,


especialmente si estamos limitados al texto. Es bastante más fácil a través de
ejercicios y ejemplos concretos, pero éstos tienen el inconveniente de su
extensión y la enorme demora de la transcripción. Puedo sugerir dos películas
notables, Frances (http://www.imdb.com/title/tt0083967/) y la citada One flew over
the Cuckoo's nest (Atrapados sin Salida - http://www.imdb.com/title/tt0073486/) que
contienen escenas memorables de interacciones patogénicas en este sentido:
de Frances con su madre y de la enfermera con el paciente espasmofémico,
respectivamente. –En este sentido, este apunte sirve más como ayuda-
memoria que como un paper suficiente para presentar estos hallazgos.

La Situación de Encajonamiento: Ingredientes Necesarios.


Los ingredientes necesarios para una situación de encajonamiento son, según
Bateson & Co., los siguientes:

1. Dos o más personas.


De ellas, y a los fines de nuestra definición, designamos a una como la
"víctima". No suponemos que la madre sola imponga el nudo-ciego, ya que
ello puede deberse a alguna combinación de madre, padre y/o hermanos.

2. Experiencia repetida.
Suponemos que el encajonamiento es un tema recurrente en la experiencia de
la víctima. Nuestra hipótesis no implica una única experiencia traumática, sino
experiencias tan repetidas que la estructura del encajonamiento llega a
constituir una experiencia habitual.

vkuschel@uc.cl 3 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

3. Una instrucción negativa primaria.


Puede tener una o dos formas:
a) "No hagas éso o te castigaré" o
b) "Si no lo haces, te castigaré".
Seleccionamos aquí un contexto de aprendizaje basado en la evitación del
castigo antes que un contexto de búsqueda de recompensa.
Suponemos que el castigo puede ser el retiro del amor o la manifestación de
odio o rabia o, lo cual es más catastrófico, el tipo de abandono que resulta de
la expresión de extremo desvalimiento por parte de los padres : ésto es,
cuando la madre, el padre o ambos se declaran incompetentes para hacerse
cargo del hijo (en un sentido psicológico-conductual).

4. Una instrucción secundaria que contradice a la primera

en un nivel más abstracto


y, como la primera, está reforzada por castigos
o señales que ponen en peligro la supervivencia.
Esta instrucción secundaria es más difícil de describir que la primaria, por dos
motivos:
Primero, la instrucción secundaria por lo común es comunicada al niño por
medios no verbales: Pueden utilizarse la postura, el gesto, el tono de la voz,
la acción significativa y las implicaciones [significado no explícito] del
comentario verbal para transmitir ese mensaje más abstracto.
Segundo, la instrucción secundaria puede incidir sobre cualquier elemento de
la prohibición primaria; por lo tanto, la verbalización de la instrucción
secundaria puede incluir una amplia variedad de formas.
Por ejemplo:
"No veas ésto como un castigo"
"No me veas como un agente de castigo"
"No te sometas a mis prohibiciones"
"No pienses en lo que no debes hacer"
"No pongas en duda mi amor, del cual la prohibición primaria es (o no es) un
ejemplo".

vkuschel@uc.cl 4 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

Otros ejemplos son posibles cuando no es un individuo, sino dos, los que
crean el encajona-miento. Por ejemplo, uno puede negar, en un nivel más
abstracto, las instrucciones del otro.

5. Una instrucción negativa terciaria


que prohíbe a la víctima escapar del campo.
En un sentido formal, quizá sea innecesario incluir esta instrucción como un
ítem separado, ya que el refuerzo en los otros dos niveles implica una
amenaza para la supervivencia y, si los encajonamientos son establecidos
durante la infancia, la huida resulta naturalmente imposible. Con todo,
parecería que, en algunos casos, la posibilidad de abandonar el campo es
anulada por ciertos recursos que no son puramente negativos. Por ejemplo,
promesas caprichosas de amor u otras formas de ilusión.

6. Consolidación.
Por último, todos estos ingredientes ya no son necesarios cuando la víctima ha
aprendido a percibir su universo en patrones del tipo encajonamiento. Casi
cualquier parte de la secuencia del encajonamiento puede bastar entonces
para desencadenar pánico o rabia. El patrón de instruc-ciones en conflicto
puede incluso quedar a cargo de voces alucinatorias.

Ejemplo.
"Por qué no te pusiste la camisa que te acabo de regalar ?"
(Ponte la camisa o me resentiré contigo)
"Pero, bueno, ponte la que tú quieras, no te preocupes por mí"
(Eres tú quien tiene que decidir)
"Pero apúrate, que no podemos llegar tarde"
(No tienes escapatoria, no saques la vuelta)

Encajonamiento: Características de la Situación.


Situación

Estas con las características generales de tal situación:


1. Relación de Dependencia.
Cuando el individuo participa en una relación intensa, esto es, una relación en
la que siente que es de importancia vital discriminar acertadamente qué tipo
de mensaje se le comunica, para poder responder adecuadamente.

vkuschel@uc.cl 5 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

2. Imposibilidad de Elegir.
El individuo se ve atrapado en una situación en la que la otra persona expresa
dos órdenes de mensajes y uno de ellos niega al otro.
3. Imposibilidad de meta-comunicar.
El individuo es incapaz de efectuar un comentario acerca de los mensajes que
recibió –para corregir así su discriminación en cuanto a qué orden de mensaje
debe responder: ésto es, no puede hacer una intervención meta-
comunicativa.
Hemos sugerido que éste es el tipo de situación que se produce entre el pre-
esquizofrénico y su madre, pero también existe en las relaciones normales.
Cuando una persona se ve atrapada en una situación de encajonamiento,
responde defensiva-mente de una manera similar a la del esquizofrénico. Un
individuo adscribirá un sentido literal a una metáfora cuando se encuentre en
una situación en la que le es preciso responder, en la que enfrenta mensajes
contradictorios y cuando no puede comentar acerca de las contradicciones.
En este sentido, en la medida que la víctima aprende a hacer comentarios
meta-comunicativos, va a poder defenderse, salir, del encajonamiento. Por
ejemplo, si logra descubrir y se atreve a señalar la contradicción entre los
distinos componentes del mensaje.
El esquizofrénico se siente constantemente bajo un intenso interrogatorio, por
lo que habitualmente responde con una insistencia defensiva en el nivel
literal, aun cuando éste resulte totalmente inadecuado, por ejemplo, cuando
alguien bromea. [Ésta discapacidad ha sido resaltada últimamente, con la
creación del cuadro Asperger]
Asimismo, los esquizofrénicos confunden lo literal y lo metafórico en sus
propias manifesta-ciones, cuando se sienten atrapados en un encajonamiento.

Por ejemplo, un paciente puede experimentar deseos de criticar al terapeuta


porque éste llega tarde a la sesión, pero puede sentirse inseguro con respecto
a qué clase de mensaje constituyó el acto de llegar tarde, sobre todo si el
terapeuta ha anticipado la reacción del paciente y le pide disculpas. El
paciente no puede decir: "Por qué llegó tarde? Es que no quiere verme hoy ?
–Ésto sería una acusación, por lo que utiliza, en cambio, una aseveración
metafórica y dice: "Una vez conocí a un tipo que perdió un barco; se llamaba
Sam y el barco casi se hundió ... etc.". Así, desarrolla un relato metafórico y el
terapeuta puede o no descubrir en él un comentario acerca de su tardanza.
Lo que la metáfora tiene de conveniente es que hace que dependa del
terapeuta (o de la madre) ver una acusación en el mensaje o pasarla por alto
si lo prefiere. Si el terapeuta acepta la acusación en la metáfora, entonces el
paciente puede aceptar que su aseveración con respecto a Sam es

vkuschel@uc.cl 6 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

metafórica. Si el terapeuta señala que ese relato no parece verdadero, para


evitar así la acusación contenida en él, el paciente puede argüir que en
realidad existió un hombre que se llamaba Sam. Como respuesta a la
situación de encajonamiento, el uso de una aseveración metafórica
proporciona seguridad; sin embargo, también impide que el paciente formule
la acusación que desea hacer. Pero, en lugar de transmitir esa acusación
explicitando que se trata de una metáfora, el paciente esquizofrénico parece
tratar de mostrar que es una metáfora haciéndola más fantástica.
Si el terapeuta pasa por alto la acusación contenida en el relato sobre Sam, el
esquizofrénico puede recurrir entonces a un cuento en el que viaja a Marte en
un cohete espacial, con el propósito de hacer su acusación. La indicación de
que se trata de una aseveración metafórica radica en el aspecto fantástico de
la metáfora, no en las señales que habitualmente acompañan a las metáforas
para informar al que escucha que se trata de una metáfora.
No sólo es más seguro para la víctima de encajonamiento recurrir a un orden
metafórico de mensaje, sino que, en una situación imposible, conviene
cambiar y convertirse en otra persona, o bien cambiar e insistir en que se está
en otra parte. El encajonamiento no puede entonces actuar sobre la víctima,
porque no se trata de él y, además, está en otro lado.
En otras palabras, las aseveraciones que muestran que un paciente está
desorientado pueden ser interpretadas como maneras con las que él se
defiende de la situación en que se encuentra.

Psiquiatría Clásica del Esquizofrenogénico .

Aunque el cuadro de Esquizofrenogenia está aun fuera de los comúnmente


aceptados (v.g., no está incorporado en la AAMD ni CIE-10), es posible
caracterizar a las personas que ejercen el rol esquizofrenogénico, aunque lo
situemos en un contexto sistémico, donde es parte de una dinámica –
corrientemente, familiar- en que todos los participantes tienen un peso:
algunos más por acción y, otros, más por omisión. Comúnmente, la madre
juega el papel más activo, más visible (amén de que muchas veces el padre,
literalmente, no está presente) y el padre juega un papel de omisión.

En este sentido, es interesante ver cómo la madre esquizofrenogénica, cuando


encuentra oposición firme, hace el esfuerzo que sea necesario para echar del
campo al padre, y así poder reinar.
Rasgos del Esquizofrenogénico.
Aunque este trabajo aun no ha avanzado al punto de poder establecer
feacientemente una lista de atributos, algunos pueden ser propuestos, con
fines de facilitar la visualización de un mapa de trabajo psicoterapéutico.

vkuschel@uc.cl 7 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

Aunque no debiera, el hecho de que el concepto de Esquizofrenogenia surge


en un ambiente sistémico, ha hecho que tienda a ser rechazado cualquier
esfuerzo de caracterizaciones individuales; aun cuando éstas podrían ayudar
significativamente a la labor psicoterapéutica.
Describir el perfil del agente esquizofrenogénico puede ser de gran utilidad,
ya que previene al psicoterapeuta respecto al tipo de recursos que éste use,
las resistencias o mecanismos de defensa más potentes, e inclusive los estilos
estratégicos que tenderá a usar.
Algo similar aplica para los agentes más pasivos, ya que una caracterización
puede facilitar el trabajo de empoderar a estos intervinientes potenciales.

Perfil del Esquizofrenogénico.

A) Histeria, culpa, intensidad (histrionismo), manipulación


B) Rigidez, egocentrismo extremo, incapacidad de empatía y de comprensión
C) Temor a la inculpación y su proyección
D) Inteligencia en la manipulación
E) Mezquindad
F) Afán de castigo moral <> envidia
G) Asertividad nula, grandilocuencia, @institucionalización (la negación del
"yo"), caritatividad, beneficiencia interesada y notoria (aunque con
aspecto de humildad y abnegación).
H) Inconformidad, insatisfacción compulsiva: yo merezco más.
I) El esquizofrenogénico siempre tiene un papel de liderazgo potente,
usando una serie de recursos (habilidades blandas) para conseguir que los
que lo rodean hagan –inclusive, sientan- lo que él quiere.

Aspecto aparente del Esquizofrenogénico.

Podríamos decir que hay dos tipos, en cuanto a cómo el resto de la gente lo
ve. "El resto" refiere a que los más íntimos –entre ellos, el integrante víctima
(paciente índice)- seguramente van a tener una visión diferente, ya que
podrán apreciar más de cerca las maniobras manipuladoras y debido al hecho
de que –por su perfil histriónico e hipócrita- el agente disimula (o simula) en
público.

En un caso, vemos a una persona dura, inflexible, que se siente representante


explícita de una institución con principios de conducta muy rígidos, con
connotación sádica más o menos evidente. Sin embargo, este estilo

vkuschel@uc.cl 8 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

conductual siempre está respaldado por lo institucional, que justifica la actitud


dura, por lo cual ésta aparece como justa, correcta.
En otro, aparece una persona simpática, dulce, congraciativa, aparentemente
muy generosa, des-prendida, solícita; quien, sin embargo, es respetada por
su sapiencia.

Los E fectos del Encajonamiento .


En el budismo Zen, la meta consiste en alcanzar la Iluminación. El maestro
Zen trata de llevar a su alumno a la Iluminación de diversas maneras. Una de
las cosas que hace es someter al aprendiz a acertijos, tales como sostener
una varilla sobre su cabeza y decirle ferozmente: "Si dices que esta varilla es
real, te golpearé con ella. Si dices que esta varilla no es real, te golpearé con
ella. Si no dices nada, te golpearé con ella". Pensamos que el esquizofrénico
se encuentra constantemente en la misma situación que el discípulo, pero lo
que alcanza es desorientación antes que iluminación. El discípulo Zen podría
incorporarse y quitarle la varilla al maestro y éste podría aceptar esa
respuesta, pero el esquizofrénico no cuenta con esa posibilidad ya que, en su
caso, no se trata de que la relación no le importe, y las metas y la capacidad
de discriminación de su madre no son como las del Maestro.
La patología aparece cuando la víctima misma no sabe que sus respuestas
son metafóricas o no puede decir que lo son. Para reconocer que habla en
términos metafóricos tendría que tomar conciencia de que se está
defendiendo y que, por ende, teme a la otra persona. Para él, tal toma de
conciencia implicaría condenar a la otra persona y, en consecuencia,
provocaría un desastre.
Si un individuo ha tenido toda su vida el tipo de relación de encajonamiento
descrita aquí, su manera de relacionarse con la gente, después de un
derrumbe psicótico, tendrá un patrón sistemático.
En primer lugar, no compartirá con las personas normales las señales que
acompañan a los mensajes para indicar lo que una persona quiere decir. Su
sistema meta-comunicativo (las comunicaciones sobre la comunicación) se
habría desecho, y no sabría de qué clase de mensaje se trata.
Si una persona le dijera: "Qué te gustaría hacer hoy ?" sería incapaz de juzgar
acertadamente por el contexto o por el tono de voz o el gesto: si se lo
condena por lo que ha hecho el día anterior, si se le hace una invitación
sexual o simplemente qué se le quiere decir. Dada esta incapacidad para
juzgar con precisión lo que una persona realmente quiere decir y dada la
excesiva preocupación por lo que realmente se quiere decir, un individuo
podría defenderse eligiendo entre varias alternativas.

vkuschel@uc.cl 9 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

Por ejemplo, podría suponer que detrás de cada aseveración hay un


significado oculto que amenaza su bienestar. Se preocuparía entonces
excesivamente por los significados ocultos y estaría decidido a demostrar que
es imposible engañarlo, como le ha ocurrido toda la vida. Si elige esta
alternativa, se dedicará a buscar significados detrás de todo lo que la gente
dice y de los acontecimientos casuales en el medio, y mostrará una típica
conducta suspicaz y desafiante [personalidad paranoide].
Podría elegir otra alternativa y aceptar literalmente todo lo que la gente le
dice. Cuando el tono o el gesto o el contexto contradice lo que la gente dice
explícitamente, podría establecer un patrón consistente en reírse de esas
señales meta-comunicativas. Renunciaría entonces a tratar de discriminar
entre niveles de mensaje y trataría todos los mensajes como triviales o risibles
[actitud hebefrénica].
Si no se vuelve suspicaz con respecto a los mensajes meta-comunicativos ni
trata de reírse de ellos, puede preferir pasarlos por alto. Para tal fin le
resultaría necesario ver y oír cada vez menos lo que sucede a su alrededor y
hacer lo posible por evitar respuestas por parte del medio. Trataría de apartar
su interés del mundo externo y de concentrarse en sus propios procesos
internos y, así, daría una impresión de retraimiento y mutismo [catatonia].
Ésto significa que si un individuo no sabe a qué clase de mensajes pertenece
un mensaje, puede defenderse de maneras que han sido descritas como
paranoide, hebefrénica o catatónica.
Estas tres alternativas no son las únicas. Lo importante es que no puede elegir
precisamente aquella alternativa que lo ayudaría a descubrir qué quiere decir
la gente; no puede desentrañar, sin ayuda externa, los mensajes de otros.
En tales condiciones, el ser humano se asemeja a cualquier sistema auto-
corrector que ha perdido su regulador y que gira en distorsiones inacabables,
aun cuando siempre sistemáticas [típicas, que siguen un mismo patrón].

Los E fectos del Encajonamiento: Anecdotario .


Quizá los efectos más benignos –de haber estado sometido precozmente a
situaciones sostenidas de encajonamiento- sea la dependencia o, mejor
dicho, la incapacidad de lograr independencia. Es el caso de aquellos hijos
que, sin presentar una patología psiquiátrica tan definida o severa, no son
capaces de alcanzar los estándares de madurez convencionalmente definidos,
como la auto-valencia económica (presupuestaria), la gestación de la propia
familia, el producir (bienes, servicios; definición de un negocio o giro), la
definición de una identidad (en cuanto a ideas o posiciones políticas,

vkuschel@uc.cl 10 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

religiosas, otras; a forma de ser, de reaccionar típicamente) y el logro de un


actuar asertivo.
Un efecto más discutible –especialmente en esta época (2da. década de los
2000s), donde abunda la diversificación de géneros y su revindicación y
validación social e institucional- es la incapacidad de asumir el propio género –
vale decir, masculino o femenino.
La Lechuzonería describe los tipos de efectos del Encajonamiento en dos:
volver loco o idiota; donde "loco" puede significar rebelde –anárquico,
delincuente, excéntrico- o francamente psicótico. Mientras que "idiota"
significa actuar poco inteligente o astuto, figura más expresa de la invalidez
personal y la falta de independencia.

El rechazo o el temor a asumir la propia identidad sexual corresponde a la


forma rebelde, así como el dedicarse a expresiones artísticas innovadoras.
Mientras que los hijos que no abandonan el nido, la subvención familiar y la
dependencia en sus variadas formas, corresponden a la idiocía. Por supuesto,
nada tiene que ver con ésto el mantenimiento de una relación de cariño y
cercanía con los progenitores –e, incluso, de eventual ayuda, en cualquiera de
los dos sentidos.

6
Tácticas para Desencajonar .

Hay tácticas de Desencajonamiento que pueden ir en apoyo de las víctimas


(paciente indicado 7) o del victimario (curar al esquizofrenogénico).
Asertividad
Aprender de tácticas manipulatorias, para detectarlas
Aprender tácticas contra-manipulatorias
Fortalecer a partícipes con potencial

6
Aunque en general, en esta presentación son usados términos de la Psicoterapia
Familiar, las herramientas de intervención aplican a un ámbito mucho más amplio. No sólo
a los equipos de trabajo, sino también, por ejemplo, en la preparación para el
afrontamiento de situaciones de adicción y de manipulación religiosa.
7
Paciente "indicado" refiere a la persona, integrante del grupo familiar, que es objeto o
blanco (target) del agente esquizofrenogénico. Al usar el término indicado hay una
connotación de que él no es el único 'enfermo' (en la jerga psiquiátrica antigua), sino
que es el afectado más visible, que presenta síntomas que culturalmente corresponden a
conductas clasificadas como tales; pero, sin embargo, a la hora de intervenir
psicoterapéuticamente, el objeto de tratamiento ha de ser el sistema familiar, como un
conjunto integrado.

vkuschel@uc.cl 11 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

Reestructurar estructura familiar.

Asertividad.
Es claro que desarrollar la asertividad en el integrante víctima es de mucha
utilidad, pero en general es impracticable, al menos en las primeras etapas de
la intervención.
Aquí refiere a la incompetencia de la madre –o quien sea el agente
esquizofrenizante- de ser asertiva.
Pueden ser utilizadas diversos métodos, pero seguramente serán más útiles
aquéllos que integren maniobras psicoterapéuticas desde una aproximación
que permita manejar las actitudes esquizo-frenizantes, ya que éstas conllevan
una enorme resistencia al aprendizaje; especialmente porque la incapacidad
para manifestarse como persona es una incompetencia central del cuadro.

La resistencia a actuar asertivamente puede ser increíblemente fuerte y


avasalladora, para la agente esquizofrenizante. Frases que podrían aparecer
como perfectamente inocuas a una persona normal en este aspecto, resultan
infranqueables para alguien trastornada así: decir "préstame tu libro" o
"quiero papas fritas (cuando hay que elegir un plato)" pueden resultar
desafíos infranqueables, frente a los cuales se las arreglará para elaborar una
maniobra manipula-dora retorcida, que consiga lo que quiere, pero sin delatar
que ella es quien lo desea.

Aprender de tácticas manipulatorias, para detectarlas.


Útil para la víctima principal (paciente indicado) y para los integrantes del
grupo que pueden colaborar con el tratamiento.

Aprender tácticas contra-manipulatorias.


Por supuesto, no basta con detectarlas, diagnosticarlas: su sóla percepción no
basta, aunque ayuda, a romper el encantamiento de las trampas
esquizofrenizantes. Tampoco es tan simple como denunciarlas, ya que la
habilidad del agente esquizofrenogénico para negar, justificar y escurrirse, así
como para invertir el sentido de la acusación, es increíblemente fuerte.
Una intervención efectiva, de esta naturaleza, es terapéutica, tanto para el
sistema familiar, como para el propio victimario y, como efecto secundario,
para la víctima.

vkuschel@uc.cl 12 / 13 antu.talleres@gmail.com
Bateson sobre Esquizofrenogenia : Lechuzonería

Fortalecer a Partícipes con Potencial.


Como en cualquier psicoterapia de aproximación familiar, el terapeuta busca
colaboradores dentro del sistema familiar, quienes puedan actuar como co-
terapeutas.
También, el fortalecimiento puede apuntar a re-establecer la estructura
familiar. Típicamente, cuando la madre es el agente esquizofrenogénico
principal, el padre ha adoptado una posición débil, transigente y que no
contrapesa la influencia de ella. Sacarlo de esta actitud anulada puede tener
un decisivo impacto terapéutico.

Reestructurar Estructura Familiar.


Justamente, el re-empoderar al padre puede ser una línea estratégica de
reestructuración familiar.
Debilitar posiciones de hermanos, en favor de una dinámica más democrática,
también.
El restablecimiento de la autoridad de los padres y la reconstitución de un
sistema normativo, son igualmente palancas psicoterapéuticas.

vkuschel@uc.cl 13 / 13 antu.talleres@gmail.com