Vous êtes sur la page 1sur 8

Intubacion endotraqueal ( IET)

Concepto

La intubación consiste en introducir un tubo o sonda en la traquea del paciente a


través de las vías respiratorias altas, con el fin de establecer una via segura de
comunicación y entrada de aire externo. Dependiendo de la vía de acceso que
escojamos, tenemos dos tipos de intubación:

-nasotraqueal: a través de las fosas nasales.

-orotraqueal: a través de la boca.

El objetivo de este procedimiento es mantener la vía aérea permeable,


estableciendo una vía segura de comunicación y entrada de aire externo hasta la
traquea. Para esto, el extremo distal del tubo debe quedar aproximadamente a 1-2
cms de la carina, de modo que el aire pueda llegar adecuadamente a ambos
bronquios.

Indicaciones

Parada cardiorrespiratorio

Intervención quirúrgica con anestesia general

Obstrucción de la vía aérea

Necesidad de aislamiento o de protección de la vía aérea

Traumatismos craneoencefálicos con glasgow menor a 8 puntos

Insuficiencia respiratoria con frecuencia menor a 10 rpm o mayor a 30 rpm.

Contraindicaciones

Fx de cráneo y nasal

Epistaxis crónica

Polipos nasales

Coagulopatia

Ventajas

 Garantiza una adecuada ventilación y oxigenación


 Aisla la laringe y tráquea de la faringe, evitando la distensión gástrico y el
riesgo de broncoaspiración
 Permite la aspiración de secreciones de la via aérea.
 Constituye una via para administrar ciertos fármacos.
 Permite la aplicación de presión negativa al final de la espiración.

Procedimiento

1. Un asistente debe presionar el cartílago cricoides hacia posterior, de


manera que este presione el esófago contra la columna cervical, y así evitar
posible reflujo gástrico. 2. El médico que realizara el procedimiento debe
colocarse en la cabeza del paciente 3. Sostener el laringoscopio con la
mano izquierda y abrir la boca con la mano derecha.

4. Ingresar con la hoja del laringoscopio del lado derecho de la lengua y


empujar la misma hacia la izquierda, quedando así la hoja en la línea media.

5. Descender hasta la base de la lengua y presionarla sobre el piso de la boca.

6. El mango del laringoscopio debe quedar apuntando al techo, en un ángulo


de 45 grados.

7. Una vez visualizadas las cuerdas vocales, tomar el tubo endotraqueal con
la mano derecha e ir desplazandolo sobre la hoja del laringoscopio. 8.
Atravezar las cuerdas vocales hasta ver desaparecer el extremo inferior del
tubo endotraqueal (TET), donde se ubica el balon.

9. El balon debe encontrarse entre 3 y 4 cm por debajo de las cuerdas


vocales.

10. Retira la guia o fiador

11. Retirar el laringoscopio

12. La asistente debe seguir presionando el cartilago cricoides, hasta que se


corrobore que el TET esta correctamente localizado.

13. Confirmación de la correcta colocacion del TET a. Conectar el TET al O2


b. Conectar el TET al detector de CO2 c. Auscultar el abdomen en busqueda
de presion positiva d. Auscultar ambos pulmones a la altura de la linea media
axilar. El sonido de ambos pulmones debe ser simétrico, de lo contrario
indicaría que el tubo esta colocado en uno de los bronquios. Retraer el
mismo auscultando hasta escuchar el correcto sonido simétrico. e. El tubo
debe estar a 6-7 cm por arriba de la carina, la manera de confirmar esta
información es observando las inscripciones de medición que posee el TET.
Los dientes deben estar a los 22 cm aproximadamente en un adulto
promedio.
14. Asegurar el TET con cinta y pegarla a las mejillas

Complicaciones

Intubación esofágica: hipoxia y muerte.

Intubación del bronquio principal derecho produce colapso del pulmón izquierdo.

Incapacidad para intubar: hipoxia y muerte.

Inducción de vómito lleva a la broncoaspiración, hipoxia y muerte.

El trauma de la vía aérea (hoja del laringoscopio; punta del tubo o guiador):
hemorragía y broncoaspiración.

Astillado o aflojamiento y pérdida de los dientes.

La ruptura/fuga del balón del tubo provoca pérdida del sello durante la ventilación.

Conversión de una lesión vertebral cervical sin daño neurológico en una lesión
vertebral cervical con déficit neurológico.

INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL

Consiste en la introducción de un tubo de hule en la tráquea por vía bucal.


Como alternativa, en cirugía de boca se puede usar la vía nasal, como en la
amigdalectomia. La intubación de la tráquea en los pacientes bajo anestesia
general es una necesidad absoluta, y se debe efectuar en forma sistemática a fin de
evitar un grave riesgo de accidente por hipoxia.

Su empleo conlleva las siguientes ventajas:


1. Reduce el espacio muerto, disminuyendo la posibilidad de hipoxia.
2. Asegura el control de la respiración y remoción de secreciones. Garantiza la
permeabilidad de las vías respiratorias superiores en cualquier posición que se
encuentre el paciente.
3. Facilita el control de los anestésicos.
4. Permite efectuar respiración asistida con presión positiva intermitente en tórax
abierto y en pacientes curarizados o con parálisis respiratoria química por el empleo
de relajantes musculares.
La técnica de laringoscopia y de intubación de la tráquea es esencial en la práctica
de la anestesia; sin embargo, estas simples habilidades son de valor fuera del
quirófano en toda una gama de circunstancias, que oscilan desde la reanimación de
un recién nacido hasta el tratamiento de urgencia del sujeto que ha sufrido paro
cardiaco.

Indicaciones
 Su uso está indicado en pacientes bajo anestesia general para garantizar la
ventilación pulmonar. Si el enfermo anestesiado yace de lado sobre su cara o
con la cabeza hacia abajo, puede resultar imposible mantener una vía
respiratoria permeable empleando solo la vía aérea bucofaringea, que de todas
maneras no es aconsejable. En los individuos obesos, en particular en aquellos
que carecen de dientes, puede ser difícil mantener la vía aérea durante la
anestesia, aun en decúbito supino, y solo la intubación traqueal garantiza la
correcta oxigenación pulmonar.
 En la mayor parte de los procedimientos quirúrgicos de cabeza, cuello, boca,
garganta y nariz, el anestesiólogo y el cirujano pueden estorbarse para tener
acceso al campo operatorio, y el uso de una mascarilla facial no resulta práctico;
una sonda traqueal y su conexión resultan mucho más cómodas. La presencia de
una sonda traqueal con globo evita que materiales como sangre, moco, pus o
vomito tengan acceso a la tráquea y los pulmones. Esto es de particular
importancia en operaciones sobre la nariz y la boca, y en pacientes capaces de
vomitar o de regurgitar durante la anestesia, sobre todo en la práctica obstétrica
y en los enfermos con obstrucción intestinal. Por otra parte, la presencia de una
sonda traqueal reduce el espacio funcional muerto en 30 a 40%. Esto es de gran
importancia en el lactante, en quien el uso de una mascarilla facial podría añadir
espacio respiratorio muerto, al grado de producir insuficiencia respiratoria e
hipoxia.
 Además, en la mayor parte de las circunstancias en las cuales se intenta
emplear la ventilación artificial de los pulmones mediante presión positiva
intermitente, es esencial la presencia de una sonda traqueal; sin embargo, estos
comentarios no se aplican al uso de la ventilación con presión positiva durante
algunos minutos en la reanimación del paciente con apnea no quirúrgica, sino en
situaciones de emergencia. En estos pacientes la administración de oxigeno bajo
presión mediante mascarilla facial (p. ej., con el empleo de una bolsa de fuelle,
ambu), constituye el primer tratamiento esencial y debe proporcionarse la
oxigenación satisfactoria de la sangre arterial antes de que se intente una
intubación traqueal.
 Tratamiento de pacientes críticamente enfermos y que necesitan un soporte
ventilatorio
 Apnea (la más urgente).
 Insuficiencia respiratoria.
 Obstrucción de vías respiratorias superiores e inferiores (broncoaspiracion).
 Paciente en paro cardiorespiratorio
 Control de la ventilación (tétanos, estados epilépticos).
 Función insuficiente de la pared torácica (S. Guillen-Barre).

Equipo
Laringoscopio
Tubo endotraqueal
Guiador
Inyectadora de 12 cc,
 para inflar el balón del tubo
 endotraqueal
Pinzas de Magill
Lubricante hidrosoluble
Equipo de succión con sonda de
 aspiración faríngea y sonda de
 aspiración de tubo endotraqueal

Técnica
Recomendación previa a la inserción del tubo:
1.- Es Necesaria la ayuda de una persona para mantener la posición del paciente,
aspirar y oxigenar
2.- Colocar SNG para evacuar contenido gástrico.
3.- Hiperoxigenar al paciente durante unos minutos.

La boca del paciente debe ser abierta con los dedos de la mano derecha, el
laringoscopio debe ser empuñado con la mano izquierda y la hoja insertada a nivel
de la comisura labial derecha del paciente, rechazando la lengua hacia la izquierda,
buscando la línea media hasta la base de la lengua ejerciendo cierta presión hasta
localizar la epiglotis.

Lograda esta posición se procede a elevar el laringoscopio en una dirección de 45°


en relación a la horizontal, manteniendo la muñeca firme y sin flexionarla,
ejerciendo toda la fuerza con el brazo y el hombro, evitando apoyarse o
"palanquear" a nivel de la arcada dental.

Se toma el tubo endotraqueal con la mano derecha y se inserta en el ángulo


derecho de la boca y avanzando hasta el fondo de la faringe, evitando que interfiera
con la visualización de las cuerdas vocales

Continúe bajando, hasta atravesar las cuerdas vocales, el manguito debe pasar
entre 1 a 2,5cm dentro de la traquea. Esto colocara el extremo proximal del tubo, al
nivel de los dientes entre 19 y 23 cm, en la mayoría de los adultos. El manguito es
insuflado con 10 a 20 cc de aire,
Suficientes para ocluir la vía aérea. La intubación debe ser realizada en un máximo
de 30 segundos

Complicaciones
Hipoxia
Intubación bronquial
Bradicardia
Laceraciones
Ruptura dental
Ruptura Laringea
Hemorragias
Broncoespasmos
Dolor , obstrucción , infecciones
Neumotórax
Traqueostomía

-Apertura quirúrgica de una boca permanente en la tráquea.

-Procedimiento quirúrgico que corresponde a la apertura de la pared anterior de la


tráquea con el objetivo de reestablecer la vía aérea permitiendo una adecuada
función respiratoria

Indicaciones:

Electivas

 Pacientes con problemas respiratorios a los cuales se les realizaran cirugías


de cuello y tórax

 Pacientes con criterios de Intubación difícil (Difícil visualización de las


estructuras laríngeas, dificultad para realizar la apertura bocal, etc.)

Terapéuticas:

 Insuficiencias respiratorias causadas por obstrucciones de vías respiratorias


superiores
 Insuficiencias pulmonares, Epoc, EAP
 Pacientes con ventilación mecánica completa
 Traumatismos Laríngeos o heridas de cuello.
 Pacientes en estado de coma

Materiales

 Bisturí
 Pinzas
 Separadores
 Cánula de Traqueostomía
 Jeringas
 Lidocaína al 1 %
 Equipo de sutura
 Gasas
 Sondas
 Material para la realización de asepsia y antisepsia

Consideraciones a tener en cuenta

 El procedimiento debe ser realizado en pabellón.


 Se deben realizar las técnicas de asepsia y antisepsia en la zona de incisión
 Idealmente con anestesia general; en caso de no ser posible y tener que
recurrir a la anestesia local siempre se debe contar con la asistencia de un
anestesiólogo.
 Paciente en decúbito dorsal y cuello en extensión
 Hay dos tipos de incisiones de la piel: la transversal y la vertical, la primera
se realiza aproximadamente a 2 cm por encima de la horquilla esternal, con
una longitud de unos 4 cm en el adulto. En la incisión vertical media, la piel
se incide desde el primer cartílago hasta los tres siguientes (esta incisión sólo
se emplea en casos de extrema urgencia)

Técnica:

 El procedimiento debe ser realizado en pabellón.


 Idealmente con anestesia general; en caso de no ser posible y tener que
recurrir a la anestesia local siempre se debe contar con la asistencia de un
anestesiólogo.
 Paciente en decúbito dorsal y cuello en extensión.
 Incisión transversal o levemente arciforme de suave concavidad superior, de
alrededor de 4 cm de longitud, a un dedo por debajo del borde inferior del
cartílago cricoides para evitar posible estenosis, o 2 dedos por encima de la
escotadura esternal.
 Sección de la piel, tejido celular subcutáneo y músculo cutáneo del cuello o
platisma Sección de la capa anterior de aponeurosis cervical profunda y
separación de los músculos prelaringeos (esternohioideo y esternotiroideos)
Incisión de capa posterior de la aponeurosis cervical profunda donde aparece
el istmo de la glándula tiroides.
 Si es posible se desplaza el istmo tiroideo de lo contrario se secciona y liga o
sutura.
 Se infiltra con anestesia local la pared anterior de la tráquea y el lumen para
evitar reflejos inhibitorios al abrirla.
 Se abre la tráquea en forma vertical o mejor abrir en forma de “Y” dejando
indemne al menos 1 anillo traqueal por debajo del cartílago cricoides.
Idealmente se debe abrir a nivel del 3er y 4to anillo traqueal.
 Fijación de la tráquea a piel con 5 o 6 puntos en total en el borde superior e
inferior que incluyan piel, tejido celular subcutáneo y pared traqueal.
 Colocación de 1-2 puntos de piel en cada lado.
 Introducción de la cánula de traqueostomía N° 8, 9 ó 10 en el adulto según
observemos el diámetro traqueal. En niños habitualmente se utiliza cánulas
del N° 2 al 5.
 Se confecciona especie de montura de gasa alrededor del traqueostoma
para proteger los bordes, la piel y herida operatoria.
 Se fija la cánula con sus cintas alrededor del cuello amarrando con nudo rosa
en la parte lateral derecha del paciente si es que éste es diestro con el fin
que si se obstruye la cánula con secreciones espesas y secas, el mismo
paciente, si está conciente, puede desanudarla y retirarla. Del mismo modo
le resulte fácil y rápido su retiro al personal de enfermería o paramédico
encargado del paciente. En ningún caso realizar nudos ciegos o anudarlo en
la parte posterior del cuello.

Complicaciones:

 Hemorragia transoperatoria a la luz de la tráquea


 Broncoaspiración, obstrucción y atelectasia
 Hemorragia tardía
 Fistula de la tráquea
 Oclusión de la cánula de traqueostomía por mala posición de la cabeza del
cuello
 Obstrucción de la luz por presencia de cuerpo extraño
 Estenosis Traqueal
 Infección
 Enfisema subcutáneo

Cricotiroidostomia

Incisión que se realiza en membrana cricotiroidea (ubicada entre el cartílago


cricoides y cartílago tiroideo) en casos de urgencia cuando hay riesgo de muerte en
el paciente

 Procedimiento rápido
 Se realiza en casos de urgencia medica
 Se puede realizar tanto en el medio hospitalario como en el sitio del
accidente.
 Se puede realizar sin anestesia y con los instrumentos que se tengan a la
mano (hoja de rasurar, navajas, etc.)

Indicaciones:

Situaciones de extrema urgencia cuando la asfixia está en curso

Técnica

 Paciente en decúbito dorsal


 Colocar rollo de ropa bajo los hombros
 Se extiende la cabeza del enfermo
 Se localiza por palpación la membrana cricotiroidea
 Se realiza una incisión vertical de 3 cm que se inicia 1 cm por arriba del
cartílago cricoides
 Se amplía la boca de la incisión cricotiroidea y se seca con una compresa
para introducir una cánula “improvisada”
 Se traslada al paciente a la unidad asistencial más cercana cuidando que la
cánula no se expulse de su sitio

Complicaciones

 Hemorragia y Hematoma
 Infección
 Lesión de los tejidos vecinos
 Enfisema subcutáneo