Vous êtes sur la page 1sur 1

TODOS

Padre nuestro que estás en el cielo, SALVE JOSEFÍNA


Santificado sea tu Nombre;
Venga a nosotros tu Reino; Salve a ti, celoso defensor de Cristo,
Hágase tu voluntad
En la tierra como en el cielo. Virginal custodio del hogar divino;
Danos hoy
Nuestro pan de cada día; Vida, paz, dulzura y esperanza
Perdona nuestras ofensas,
Como también nosotros perdonamos nuestra;
A los que nos ofenden;
No nos dejes caer en la tentación, Faro de virtudes, norma de
Y líbranos del mal. Amén.
paciencia.

Con filial confianza nos, los


PETICIONES
Desterrados
1. Oramos por nuestras familias. Es
posible que muchas estén en Pobres hijos de Eva, siempre a ti
dificultades. Nos corresponde
ayudarlas en este momento con llamamos y
nuestra actitud positiva y fé. Para que
Dios nos acompañe y este presente Hacia ti exhalamos en el triste valle,
en nuestras familias.
Férvidos suspiros, dolorosos ayes.
Roguemos al señor
2. Oramos por los nuevos, los niños y Oh, José, benigno vuelve hacia
niñas que comienzan este año en el
colegio para que se encuentren a nosotros
gusto y descubran poco a poco la Esos dulces ojos misericordiosos y
necesidad de aprender y relacionarse
con los demás. Para que conozcan a Cuando el destierro se haya terminado,
Jesús como amigo bueno.
Roguemos al señor Muéstranos al niño que te fue confiado
3. Oramos y recordamos a tantos niños, Si patriarca santo, protector clemente
adolescentes y jóvenes que no tiene
las mismas posibilidades que Ruega por nosotros en vida y en muerte,
nosotros: ni colegio, ni medios
económicos, ni nada que les ayude a Para hacernos dignos de la gran promesa,
crecer con dignidad. Para que
Fúlgida y divina de la gloria eterna
seamos sensibles a las necesidades
de aquellos que están mal. AMEN
Roguemos al señor

4. Por nuestro colegio, para que cada


día este lleno de bendiciones que por
todos estos años nos ha otorgado,
para que se predique en ella:
conocimiento, cultura, amistad,
compañerismo, libertad, fé y amor,
sea tu palabra y tu ejemplo la que
siempre nos guie a ser mejores.
Roguemos al señor