Vous êtes sur la page 1sur 4

Literatura Griega Antigua. Licenciatura en Letras.

Universidad Nacional del Comahue.


Estudiante: Jarkowiec Cristina

Análisis de la obra de teatro

Una flor

Pregunte a mis compañeros del grupo de escritores por los teatros que conocían
mencionaron cuatro; dos en Neuquén y dos en Cipolletti. Busque por internet el teatro
Ámbito Histrión y mande un menseger a su página de facebook para saber si el día
domingo primero de abril se iba a pasar alguna función y me dijeron que justamente ese
mismo día estaba la función de Una Flor a las veinte treinta horas.
Viaje de General Roca a Neuquén a mirar la Obra, no sabía de que se trataba; mi
hija me interpelaba en el viaje en auto: ¿mamá que es una obra de teatro? Gente
actuando le dije, como en una obra de títeres. Anteriormente solo un par de veces pude
presenciar teatro, las características de este eran entre otras cosas, al aire libre en el
Teatro La Estación de Fisque Menuco.
Llegamos un poco tarde pero habían decido esperar a las menos veinte para
comenzar con la función. Pudimos enterarnos de que Una Flor se trataba de una
inmigrante chilena, fue la única información que se nos brindo en la entrada del teatro,
además, claro, de recibirnos muy bien y cobrarnos solo las entradas de mi pareja y la
mía, no quisieron que Eluana pagara, lo cual fue muy grato porque estaba segura que
mi hija se sentiría aburrida y pediría irse afuera en medio de la obra.
El público era escueto, “somos pocos pero buenos” dijo la protagonista cuando
había terminado la obra al despedirse y saludarnos al mismo tiempo. Nos sentamos en
una sala muy cómoda, con luces bajas y comenzó la función. La escena estaba
ornamentada con colores blancos, los detalles del decorado la ropa que traían las
protagonistas, el color de las telas que usaban y el pequeño telón que se había formado,
rodeado de tiras de tela blanca que colgaban donde se proyectaba sobre la misma un
video.
Las protagonistas eran dos mujeres, una de ella tocaba la guitarra la otra cantaba.
La obra empezó de esa manera, aunque debo decir que no entendí el mensaje de la
primera parte porque la mujer que cantaba hablaba de alguien, un hombre al parecer,
que le había mentido. Entonces deduje que la obra hablaría de una historia de amor
frustrada.
En la suerte de habitáculo que se había formado a un costado de la escena que
estaba rodeada por tiras blancas se proyectaba un video, lo que primero pude ver fue la
cara de una mujer mayor que lloraba y justamente hablaba de la mentira, decía que la
mentira destruye a las personas. Esta primera escena hizo que sintiera muchas ganas de
reír, me pareció muy cómico el hecho de que la que cantaba se detuviera en ciertas
palabras como por ejemplo; yo te qui… uno esperaba que terminara la palabra y no
entendía a que debía ese corte que hacía. Mire a Daniel, mi compañero, y no logre ver
nada que me hiciera entender un poco mas lo que estaba observando tampoco el parecía
entender.
Esta mujer del video iba contando su historia y la protagonista la representaba a
veces esto sucedía al mismo tiempo y otras veces solo teníamos a las protagonista la una
Literatura Griega Antigua. Licenciatura en Letras.
Universidad Nacional del Comahue.
Estudiante: Jarkowiec Cristina

tocando la guitarra la otra actuando sin el video de fondo. La representación de lo que se


había hablado den el video venia después y a veces estaba antes del testimonio
La tela blanca era utilizada para simbolizar el pan, la pesadez de una vida muy
sacrificada, la locura, la liberación, un niño pequeño en los brazos de su madre, la
protagonista utilizaba la tela blanca además como pañuelo sobre la cabeza, para danzar
y acompañarse con la misma. En alguna oportunidad la chica que tocaba la guitarra deja
la misma y se sumo a la primera actriz en una escena donde jugaban y se escondían
como hermanas que juegan a las escondidas en la cama o que quieren esconderse de
alguien o contarse algún secreto quizás.
La historia que relataba la señora, ya mayor, del video, era una historia de lucha
y desarraigo, era una historia acompañada del contexto histórico y también contada y
vivida desde un punto de vista individual.
Aludo al contexto histórico porque la señora menciono a Salvador Allende,
recordándolo como el presidente que quería la igualdad, que ayudo mucho a los
obreros y campesinos que les otorgó tierras y animales, pero esa época que es vivida por
la protagonista como ideal, eclipsa, y con resignación la protagonista cuenta que se
tuvieron que ir y que perdieron todo. No realiza un análisis histórico ni político
partidario acerca de las causas y consecuencias o de la impunidad de aquella época,
solo se refleja en su rostro mucho dolor y decepción.
Paralelamente a esto o después de terminado el testimonio, no recuerdo, hubo
una escena que fue la más significativa y política, las más emocionante y critica. En ella
la protagonista tiene un cesto en la mano y siembra al boleo en el piso, tirando semillas,
el piso queda todo cubierto de semillas y luego ella se abalanza sobre el marcando las
manos, muchas manos. El mensaje que me llevo de esta escena que me hizo emocionar,
es la lucha y el esfuerzo de los obreros y campesinos en la tierra. Luego borra esa
huellas rápido como enojada, esto para mi significo el sacrificio por nada, dejar de
alguna manera la vida en algo que al final les es arrebatado
Finley nos habla en algún pasaje de su libro acerca de que en el teatro antiguo
griego no había distancia entre el público y la escena. Sentí que en esta oportunidad
tampoco estaba esa distancia que esperaba vivenciar, ya que cuando la protagonista deja
de cantar de repente y miraba fijamente a la nada en la nada estábamos nosotros el
público y me sentí intimidada por esas miradas, sentía que me estaba hablando a mí. Esa
emoción me confundió porque no pensé que pudiera llevar a sentir intimidación ante la
mirada de las actrices. La impresión es de fuerza de la escena presencia de la escena,
avasallamiento.
Otra escena que me conmovió fue aquella donde la protagonista cantaba, y la
letra de esa canción hablaba de el sufrimiento de la mujer campesina y pobre, “ caras
de aflicción” mujeres que hacían cola, seguramente para pedir algo, no recuerdo, y no
lograban lo que deseaban después de horas de esperar, la canción decía que mientras
todo esto pasaba el solo permanecía arriba y resplandeciente. No recuerdo exactamente
cuál era la expresión para referirse al sol, pero si generaba esta idea de tremenda
impotencia y de aumento del pesar de los que sufren necesidades y hambre.
Literatura Griega Antigua. Licenciatura en Letras.
Universidad Nacional del Comahue.
Estudiante: Jarkowiec Cristina

Decíamos en párrafos atrás que la mujer que narra la historia, lo hace además de
un punto de vista social también individual. Debido a que menciona su historia de amor,
como eran vivenciadas las parejas en esos años las prohibiciones y los machismos. Dice
que llegaron a la Argentina y que tuvieron que trabajar, sobre todo el marido, en
albañilería, que nunca les falto el trabajo. Lo más doloroso para la mujer parece haber
sido la pérdida de sus hijos pequeños, la niña muere apenas nació y el niño se ahoga en
el rio. En el relato se evidencia las imposibilidades de una mujer pobre y sola ya que su
marido no podía acompañarla porque estaba trabajando.
Los viajes que tuvo que realizar a Buenos Aires donde muere su hija, la
imposibilidad de elegir traerla a sepultarla en un cementerio cercano, debido a la
engorrosa burocracia. Luego cuando se entera que su hijo muere ella también se
encuentra imposibilitada con un embarazo de riesgo internada, menciona a una monja
que le impide que vaya a darle el último adiós a su hijo alegando que debe cuidar la vida
que lleva en su vientre. Ella enfatiza que quería verlo por última vez. Podemos ver en
esta parte del relato, el abandono y la soledad ante circunstancias terribles, además de la
incomprensión de la gente que los rodea.
La señora denuncia en su relato lo cruel que puede ser la gente, hace esto debido
a que la gente la culpa a ella y a su familia de la muerte de su hijo, ella menciona
comentarios mal intencionado acerca de supuestos comportamientos extraños e
inmorales, responsabilizándolos directamente por la desaparición del niño.
La señora que narra menciona con mucho cuidado y dándole un espacio
importante en su historia a sus abuelos, a cómo estos vivían el día a día, las vicisitudes
de la cotidianeidad, todo aquello que recuerda de sus abuelos le generan una gran
nostalgia, y nos deja el mensaje de querer a los nietos para que ellos luego tengan un
buen recuerdo de sus abuelos. Menciona la vida en el campo, el sacrificio y los
aprendizajes. También menciona la muerte, sobre todo la de sus hijos y marido, dique
saber que la muerte es parte de la vida pero que aun siendo consciente de eso es muy
doloroso. En estas oportunidades volví a mirar a Daniel, pensé que quizás la mención a
los abuelos le traería cierta empatía y hasta se emocionaría, pero no fue así.
La narradora no plantea haberse equivocado, haber realizado elecciones que le
costaran arrepentimiento, su vida transcurre entre la tragedia de haber perdido su lugar
en su tierra natal y el encuentro con esta otra tierra como inmigrante, pero se centra en
sus dificultades como madre, como esposa de un trabajador de la construcción, pero
desde un lugar individualista. Si bien en un principio nombre a Salvador Allende y la
igualdad, esto no será reiterativo; su mensaje está más centrado en la vida, lo dura que
esta puede ser por las perdidas, por la soledad, por ser inmigrante, pero no relaciona
estas circunstancias con la sociedad en la que vive, ni se plantea un cambio de esas
circunstancias por medio de la lucha con el otro u otra.
Puedo afirmar entonces que la obra me pareció impregnada con una
intencionalidad política acerca de la falta de distribución de la riqueza y la explotación,
pero también esta abordada desde la individualidad, incluso desde un punto de vista
moral y religiosos porque la narradora nombra a dios en algunas oportunidades, por lo
que llego a la conclusión de que quisieron darle diferentes matices y perspectivas y no
una clara intención partidaria.
Literatura Griega Antigua. Licenciatura en Letras.
Universidad Nacional del Comahue.
Estudiante: Jarkowiec Cristina

Me fui del teatro sin saber muy bien lo que había presenciado, sentía que si me
sentaba a escribir inmediatamente lo que había vivido no lograría expresarlo
claramente, luego al pasar las horas y hablarlo con mi pareja, aunque a este no le gusto
por su tinte político, según él explicito, pude tejer la trama con más claridad.