Vous êtes sur la page 1sur 2

CAJA AUTOMÁTICA: CONSEJOS PARA ALARGAR

SU VIDA ÚTIL

Una de las principales ventajas de la caja automática es que ofrece una


conducción más cómoda. Prolonga su vida útil con estas sencillas
recomendaciones.
Cabe mencionar que estos consejos son principalmente aplicables a cajas de
cambio automáticas de convertidor de par, es decir las tradicionales.

1.- Primero el freno de mano, después la palanca en P


La posición de parking (P) de las cajas automáticas no debe usarse como freno de
mano. Sí, el auto no se moverá, pero todo el peso del vehículo estará apoyado
sobre la transmisión y no sobre el freno.
Este mal hábito es más perjudicial en pendientes pronunciadas, pues, provoca una
tensión excesiva sobre los componentes de la caja, propiciando averías
prematuras y holguras no deseadas.
Lo correcto es poner el freno de mano primero luego, cuando el auto descansa
sobre él, la palanca en P.

2.- En paradas largas, coloca la palanca en punto muerto


Otra de las ventajas de los vehículos automáticos es que podemos estar detenidos
con la marcha engranada y, mientras estemos pisando el freno, el auto jamás se
moverá.
Pero, en el caso de las cajas tradicionales, el convertidor de par estará rozando, y
aunque está preparado para ello y el desgaste es mínimo, sí conviene poner la
palanca en N en detenciones largas, ya que además de cuidar la mecánica, se
reducirán las vibraciones en el habitáculo.

3.- Renovar el aceite de la caja de cambios


Es fácil olvidar que las cajas automáticas también requieren de lubricante. Esto es
importante, sobre todo, en las cajas de convertidor de par y en las de doble
embrague. Por ello, es recomendable seleccionar el fluido de transmisión
adecuado y respetar los intervalos de cambio.
4.- Si vas a mover la palanca, hazlo con el fren o pisado y detenido
Muchos autos con caja automática ni siquiera te dejarán mover la palanca si no
estás detenido, pero en modelos más antiguos es un error que se comete
fácilmente.
Si vas a pasar de P a D, debes estar detenido. Si vas a meter la marcha atrás,
igual. No están diseñadas para cambiar de modo en movimiento y hacerlo así solo
ocasionará averías en sus componentes.

5.- Cuidado si te van a remolcar


En un escenario así, la caja de cambios debe estar en punto muerto. En algunos
autos, poner el punto muerto requiere desmontar molduras interiores si el sistema
eléctrico queda inutilizado.
De ser imposible colocar la caja en punto muerto, opta por una grúa de plataforma
para remolcar la unidad. Arrastrar un vehículo automático que no esté en punto
muerto, aunque solo sean unos metros, puede generar una avería carísima.