Vous êtes sur la page 1sur 3

La paralización de obras de

edificación
Causas y consecuencias
Entre la Dirección facultativa, el promotor y el constructor pueden surgir
conflictos motivados por causas como las siguientes:

 incumplimiento de órdenes por parte del constructor


 incumplimiento de plazos de ejecución
 errores materiales
 modificaciones en el presupuesto.

Cuando surge un conflicto, se debe tener presente que el máximo


responsable es el Director de obra, de modo que su criterio deberá
prevalecer. Si el conflicto se produce entre el Director de la obra y el
promotor, y se constata que la resolución del mismo es inviable, el Director
de obra tendrá que renunciar.

Obras paralizadas por la Dirección facultativa


Si la Dirección facultativa determina que existen causas graves que
impiden que las obras puedan llegar a buen término, previamente a la
puesta en conocimiento del promotor podrá ordenar la paralización de las
obras, la cual deberá ser comunicada al Jefe de obra y anotada en el Libro
de órdenes y asistencias. Ejemplos de causas graves que pueden motivar
paralización son:

 incumplimiento de órdenes
 mala ejecución de unidades de obra
 empleo de materiales distintos de los especificados en el proyecto
 presentación de certificaciones discordantes con las mediciones o los
precios establecidos.

La descripción de los materiales debe figurar en el Proyecto de ejecución,


pero normalmente no se indicará marcas comerciales ni modelos, lo cual
obliga a que la Dirección facultativa exija a la empresa constructora la
presentación de muestras que permitan comprobar la adecuación de los
materiales a las prescripciones técnicas expresadas en el proyecto. Los
materiales a utilizar deben contar con los certificados, sellos, marcas de
calidad o D.I.T. (Documentos de Idoneidad Técnica) que resulten exigibles
a fin de asegurar la calidad requerida y el cumplimiento de la normativa
técnica aplicable.

Paralización de obras por el constructor


Puede darse el caso de que sea el constructor quien paralice las obras. En
esos casos, la Dirección facultativa debe redactar un informe en el que se
establezca si la paralización viene o no motivada por causas justificadas,
y presentarlo ante el promotor. Las conclusiones del informe pueden llegar
a motivar la rescisión del contrato con el constructor, en cuyo caso se
deberá adoptar medidas de seguridad para evitar daños a terceros durante
el periodo que medie hasta la contratación de la nueva empresa
constructora.

Paralización por el Coordinador de seguridad


Si el Coordinador en materia de seguridad y salud observa
incumplimientos en las medidas de seguridad, deberá advertir al
contratista y dejar constancia en el Libro de incidencias. Si aprecia riesgo
grave e inminente para la seguridad o la salud de los trabajadores, podrá
disponer la paralización de tajos independientes o de la totalidad de la
obra, mediante comunicación dirigida a:

 la Inspección de trabajo y S.S.


 el contratista
 los subcontratistas
 los representantes de los trabajadores.

Consecuencias de la paralización
Si el constructor desobedece la orden de paralizar la obra, la Dirección
facultativa tendrá que acudir a las fuerzas de seguridad. En cualquier caso,
la paralización debe comunicarse al Ayuntamiento. Cuando se paraliza
una obra es necesario establecer las medidas de seguridad necesarias, a
fin de evitar riesgos. Si la situación que motivó la paralización no se
resuelve, el Director de la obra deberá presentar una renuncia que habrá
de ponerse en conocimiento del Ayuntamiento. Además, si el promotor era
privado, la renuncia deberá comunicarse al Colegio oficial de arquitectos,
y si era una Administración pública, al organismo competente.
Daniel Trujillano, Arquitecto
http://www.arquitectotrujillano.com/lang1/home.html
Proyecto y Dirección de obras

Centres d'intérêt liés