Vous êtes sur la page 1sur 9

LA IMPRENTA

La imprenta ha sido, sin duda, uno de los inventos que más ha revolucionado la historia
de la humanidad, en todas las sociedades del mundo, porque ella implica una innovación
no solamente en el campo de la escritura, sino en el de la ciencia, el arte, la cultura, la
política, la religión, etc.

No siempre somos conscientes de la magnitud que tiene este invento para nosotros y por
ello hoy les traigo un breve repaso por la historia de la imprenta, desde los primeros
grabados hasta la creación de la imprenta moderna.
Los primeros libros

A lo largo de la historia de la escritura esta tuvo diferentes soportes, que van desde la
piedra hasta los actuales soportes digitales, pasando por una gran variedad de materiales
diferentes.

Sin embargo, el significado etimológico de las palabras biblos y liber quieren decir
“corteza interior de un árbol”, por lo que formalmente no podríamos considerar como libro,
aquello que tuviera un soporte diferente del papel.

Los primeros en usar un material similar al papel fueron los egipcios que elaboraron
los papiros (siglo IV a. de C. aprox.) y los chinos (siglo II a. de C. aprox.), quienes
elaboraban unas láminas realizadas con bambú y cuerdas.

El papiro era elaborado con los tallos de un planta del mismo nombre, la cual era
machacada con martillos para formar la hoja mientras la planta todavía estaba húmeda.
Los rollos de papiro eran mucho más fáciles de transportar que otros soportes (como las
tablillas de madera o arcilla) y su uso se extendió rápidamente a Grecia y Roma.

Hacia finales de la Edad Antigua y principios de la Edad Media, aproximadamente entre


los siglos II y III d. de C., el libro ya no consistía en un rollo, sino que se organizaba en
hojas cosidas y se denominaba códice.
Esta forma de organizar la escritura hace al libro más manejable, tanto para escribir, como
para leer, permite apoyarlo sobre la mesa y llegar fácilmente a cualquier punto del texto.

Textos del confucianismo

Los primeros registros que se tienen de una imprenta son de China en el año 175 d. de
C., cuando el emperador pidió que se tallaran en piedra algunas de las obras del
confucianismo. El objetivo del emperador era conservar para la posteridad dichas obras y
por ello pidió que fueran talladas en piedra; sin embargo, los estudiosos se dieron cuenta
de que a través de la tinta y el papel, utilizando la piedra tallada como base para elaborar
las copias, podían reproducir las obras tantas veces como quisieran.

Este procedimiento se mejoró posteriormente, realizando la escritura de la letras en


relieve y en forma de espejo para facilitar la lectura de los textos reproducidos.
El primer libro fue chino

El primer libro, reconocido como tal, data del año 867 d. de C, durante la dinastía T'ang, el
cual fue encontrado en la cueva de Dunhuang en el año 1899.

El texto es el Sutra del Diamante y en su primera página tiene una ilustración del trono
Buda rodeado de santos. Es un rollo de casi 5 mts. de largo por 30 cm. de ancho, con sus
hojas estaban pegadas entre sí por los bordes.

La técnica mediante la cual se realizó la impresión de este libro fue la xilografía(grabado


con madera), inventada por los chinos aproximadamente en el siglo V d. de C.

La técnica de la xilografía era similar a la que se había utilizado previamente con la


piedra, pero más sencilla, dado que la madera es más fácil de trabajar. Se tallaban la
madera alrededor de las letras, a modo de poder pintar con tinta el relieve de las mismas
y poder reproducir los textos apoyando sobre la plancha de madera una hoja en blanco
que se marcaba con la tinta.

La desventaja de este sistema es que luego de cierto tiempo la madera se deformaba y se


pudría, perdiéndose los moldes para los textos, algo que no ocurría con la piedra.

Entre los siglos X y XI más de 5000 libros budistas y taoístas fueron impresos mediante la
técnica de la xilografía. Si bien fue un trabajo artesanal impresionante, que debe de haber
demandado mucho tiempo y dinero, era una obra inevitable si se quería trasmitir los
conocimientos a los maestros y estudiantes.
Primera imprenta de tipos móviles

A partir del siglo XI se empezaron a desarrollar en China las primeras imprentas de tipos
móviles. La técnica consistía en tallar los caracteres por separado y formar las frases
para armar el texto, de esta manera un mismo caracter podía ser usado para más de un
texto.

Sin embargo la técnica tuvo algunas dificultades al comienzo, ya que los ideogramas
chinos son bastante complejos de dibujar y los tipos móviles se fabricaban en arcilla, un
material demasiado frágil para esta tarea.

Imprenta de tipos móviles fundidos

En el siglo XIII, casi 200 años antes que Gutenberg desarrollara su imprenta, en Corea se
utilizaban tipos móviles fabricados en bronce fundido. El bronce era un material mucho
más adecuado que la arcilla para este objetivo y permitía la utilización de los tipos por un
tiempo mayor.

En el año 1377 se realizó uno de los primeros libros que se conocen con esta técnica,
denominado Jikji, una compilación de textos budistas para estudiantes.
Los libros en los monasterios

Mientras que en Oriente ya se estaban utilizando diversas técnicas de impresión, en


Occidente aún se copiaban los libros a mano. Los hombres religiosos fueron quienes se
dedicaron principalmente a esta tarea.

Los monasterios fueron en la Edad Media, los lugares por excelencia para reproducir y
almacenar libros. Los monjes eran quienes se dedicaban a esta tarea por varios motivos,
en primer lugar porque sabían leer y escribir en latín, lo cual no era muy común en aquella
época. El latín era la lengua culta y en la que se escribían los textos sagrados.

En segundo lugar, porque la mayoría de los libros que se reproducían eran libros
religiosos, si bien no eran los únicos, eran la mayor cantidad. Los monjes fueron los
encargados de custodiar libros profanos, a los cuales accedían por supuesto; de allí que
muchos de ellos pudieran leer importantes obras de Platón o Aristóteles, que no han
llegado hasta nuestros días.

La película “El nombre de la rosa”, basada en la novela homónima de Humberto Eco, se


desarrolla en un monasterio de Italia, dedicado principalmente a la actividad de reproducir
y conservar libros. Aquí les dejo una breve escena de la película donde se puede ver el
“scriptorum”, lugar donde los monjes dedicaban largas jornadas a copiar e ilustrar los
libros.
Primeras imprentas en Europa

Entre el siglo XII y XII d. de C. se producen importantes transformaciones en Europa,


surge una clase social nueva, con poder económico y con gran avidez de conocimientos:
la clase mercantil.

Este nuevo grupo social fue el que impulsó la creación de las primeras universidades
laicas. Hacia finales del siglo XII las más importantes ciudades europeas (París, Bolonia,
Padua, Gante, Oxford, Cambridge) ya contaban con al menos una universidad.

Esta nueva generación de estudiantes no contaba con aquellos libros que estaban
encerrados en los monasterios, por lo que para su formación necesitaron de libros no
religiosos, y probablemente esta demanda de libros seculares fue la que impulsó la
creación de la imprenta.

A su vez era necesario un método de copia más fiel, ya que a menudo los libros copiados
a mano acarreaban errores.
La imprenta de Gutenberg

Hacia el 1400 comienzan a utilizarse las técnicas de impresión en Europa. Lo primero que
utilizaron fueron los bloques de madera tallados (xilografía) y embadurnados con tinta,
utilizados principalmente para reproducir imágenes religiosas y juegos de naipes.

Entre 1435 y 1440 Johannes Gutenberg (Alemania, 1398 - 1468) desarrolla la imprenta
de tipos móviles de madera o metal. Su oficio de orfebre le permitió tallar las letras por
separado, para luego colocarlas en casillas de madera, formar los textos, realizar la
impresión y luego reutilizar las letras.

Hasta aquí no hay nada novedoso, con respecto a las técnicas utilizadas por los chinos y
los coreanos, sin embargo Gutenberg realizó algunas adaptaciones y agregados, que son
los precursores de la imprenta moderna.

Gutenberg adaptó una prensa de vino y agregó una mesa con dos rieles por los que se
deslizaba el papel junto con los tipos dentro de la caja de madera y se prensaban para
grabar el texto en el papel. A continuación les dejo un video donde se puede ver
gráficamente cómo era el sistema creado por Gutenberg.

Mediante este sistema imprimió cierta cantidad de Biblias, que se conocen como la Biblia
de Gutenberg, famosas por ser las primeras en ser impresas con la técnica de tipos
móviles.

Durante los primeros años de la imprenta, Alemania fue el país que más libros publicó en
toda Europa, había unas 1500 imprentas en tan solo 70 ciudades alemanas,
posteriormente se extendió a toda Europa.

Este invento revolucionó la prensa, ya que en toda Europa se comenzaron a publicar


diferentes hojas, gacetillas, semanarios, etc. También el conocimiento fue más accesible y
democrático, sin bien los libros aún tenían un precio muy elevado y no todos podían
acceder a ellos, por lo menos ya no estaban reservados y custodiados exclusivamente por
religiosos.
De aquí en adelante, a través de la historia de la imprenta lo que se hizo fue perfeccionar
estas primeras técnicas de impresión, hasta llegar a las imprentas actuales, con técnicas
láser y digitales, que son capaces de imprimir miles de hojas en minutos.

Tal vez las invenciones de Oriente y las posteriores innovaciones de Gutenberg nos
parecen hoy muy lejanas, sin embargo los logros por ellos alcanzados todavía son
importantes en la actualidad. Creo que de vez en cuando es bueno recorrer la historia de
estos grandes inventos que tanto ayudaron al progreso de la humanidad y la difusión del
conocimiento. ¿Qué crees tú?