Vous êtes sur la page 1sur 2

Discusión

Cloruros
El tratamiento por cloración del agua sirve principalmente para destruir los
microorganismos que pueden ocasionar daños a la salud. El cloro actúa oxidando
la materia orgánica. Un beneficio secundario es mejorar la calidad del agua, como
resultado de la reacción del cloro con amoniaco, fierro, manganeso, sulfuro y
algunos compuestos orgánicos. El cloro puede producir efectos adversos como el
de intensificar el sabor y olor característicos de fenoles y otros compuestos
orgánicos, la formación de compuestos organoclorados que son potencialmente
carcinógenos y la formación de cloraminas que producen efectos nocivos a la vida
acuática, entre otros.
La determinación de cloruros por este método se basa en una valoración con nitrato
de plata. La plata reacciona con los cloruros para formar un precipitado de cloruro
de plata de color blanco. En las inmediaciones del punto de equivalencia al agotarse
el ion cloruro, como en la forma del precipitado. En este momento se da por
terminada la valoración.
Se puede adicionar un paso a la técnica para cerciorarse de la formación de nitrato
de plata utilizando como indicador cromato de potasio. En las inmediaciones del
punto de equivalencia al agotarse el ión cloruro, empieza la precipitación del
cromato. La formación de cromato de plata puede identificarse por el cambio de
color de la disolución a anaranjado-rojizo así como en la forma del precipitado. En
este momento se da por terminada la valoración.
Sin embargo en el desarrollo de la práctica solo se analizó la presencia de turbidez
en comparación con nuestra muestra de referencia.
Sulfatos
Los sulfitos y sulfuros pueden oxidarse a sulfatos y precipitarse, la materia en
suspensión, sílice, cloruro de bario, nitratos y agua, frecuentemente quedan
ocluidos en el precipitado. Los silicitos solubles pueden insolubilizarse durante el
desarrollo del método.
La determinación de la concentración de sulfatos puede hacerse por diferentes
métodos. Se puede citar la prueba rápida de sulfatos, el método gravimétrico
mediante precipitación con cloruro de bario, el cual es muy preciso y aplicable a
concentraciones superiores a 10 mg/L, y el método volumétrico, cuyo principio
consiste en la determinación de los iones sulfatos mediante una valoración por
retroceso en presencia de sulfato de bario y en medio alcohólico con la sal disódica
de la EDTA. Este método es aplicable a la determinación de sulfatos en
concentración inferior a 100 mg/L.
En el desarrollo de esta práctica se propuso la búsqueda de un método sencillo y
rápido para la determinación de este parámetro, el método turbidimétrico, basado
sobre la medida de la turbidez producida por la reacción de precipitación del ion
sulfato, con una sal bárica en medio ácido. El método fue evaluado de manera
cualitativa, este se puede llevar acabo de manera más precisa y cuantificar el
contenido de sulfatos mediante un protocolo que hay que seguir para la realización
de la determinación de iones sulfato en disolución, requiere de una disolución
acondicionadora que contiene glicerina y alcohol de forma que se modifica la
viscosidad de la muestra, permitiendo así una turbidez estable en un período de
tiempo suficiente para medir la misma.
Se debe considerar el error negativo; Los sulfatos ácidos de metales alcalinos
pueden no precipitar totalmente como sulfato de bario, debido a que quedan
ocluidos en el precipitado como tales, y por lo tanto con un peso molecular menor.
La precisión de este método depende de las interferencias presentes y de la
habilidad de analista. Cuando no hay interferencias y se efectúa un análisis
cuidadoso, puede obtenerse una precisión del 5% de sulfato.

Bibliografía
1. Norma cubana, NC 93-02-105-1986. Agua potable, requisitos sanitarios y
muestreos, Oficina Nacional de Normalización, Ciudad de la Habana: 1- 15(1986).
2. I. M. Kolthoff, E. J. Meehan, E. B. Sanel. "Quatitative Chemical Analysis" 4 th ed.
Macmillan co, New York: 70- 75 (1969).
3. I. Aguilera, S. Rodríguez, R.M. Pérez, J. Buzón y M. Camacho "Validación de la
determinación de la DQO en la Unidad Analítica del CEBI". Revista Cubana de
Química XV/ 2:18-25 (2003).
4. F. Ríos, A. Maroto, R. Bosque. "La validación de Métodos Analíticos". Revista
Técnica de Laboratorio XXII/ 252: 12-17(2001)