Vous êtes sur la page 1sur 5

Mixteco Punk

El rock de la Montaña

Jaime García Leyva


Caminan silenciosos con la mezclilla raída, con mirada retadora y audaz. Se
apropian de espacios y territorios simbólicos para manifestar sus inquietudes. Son
los chavos banda, los roqueros y punks de Tlapa, en la Montaña de Guerrero.
Practican la autogestión, utilizan el rock como forma de manifestación y rebeldía.
Su lenguaje los identifica como parte de un grupo, una comunidad, una banda, una
palomilla. Vinculan propuestas indígenas y roqueras, se solidarizan con las causas
sociales, promueven derechos y cultura indígena en sus fanzines, y anuncian con
carteles un rocanrol por la dignidad del indio.

Promueven la formación de colectivos, tocadas, encuentros, exposiciones de rock,


audiciones. Elaboran revistas y folletos que llaman fanzines, realizan programas de
radio, organizan presentaciones de libros, elaboran periódicos murales, apoyan a
ONGs en las consultas ciudadanas y por los derechos indígenas. Generan un
movimiento roquero local con características muy singulares, pues los jóvenes y
adolescentes que integran los colectivos roqueros y punks provienen de familias
indígenas llegadas a esta ciudad mercado regional: Tlapa.

Las otras bandas es un programa de rock creado en 1989. Transmite todos los
sábados de 2 a 3 de la tarde en la radiodifusora indigenista XEZV La voz de la
Montaña. Fue llamado Las otras bandas porque transmite música diferente a la de
las bandas de viento de las comunidades indígenas de la región. El espacio radial
es punto de reunión de los jóvenes roqueros de la ciudad y el pregonero de la
música de rock en la región de la Montaña. El primer locutor de este programa fue
Amílcar Serrano, quien después emigró a los Estados Unidos y allá fundó la banda
de punk hard core Huasipungo, banda de culto en el círculo roquero punk de los
suburbios de Nueva York.

Las otras bandas tiene la más larga trayectoria en la entidad y es el único a nivel
nacional en una radio indígena. Transmite rock mexicano, aborda temas sobre
juventud, drogadicción, sexualidad, literatura, poesía, ecología, derechos humanos,
cultura indígena, y otros. Los propios jóvenes se encargan de la producción y
realización, se trabaja en forma abierta, plural e incluyente. Es un espacio de
participación autónoma en la radio indígena.
Los territorios de la banda en Tlapa

El primer territorio del que se apropió la banda de


Tlapa fue el cuerpo mismo, que llevan tatuado, y
visten playeras negras con estampados alusivos a
grupos de rock e imágenes de Alejandro Lora, del
Tri, el Che Guevara, Marcos, los zapatistas,
Emiliano Zapata, Francisco Villa y otros iconos,
mezclilla, chamarras negras, pulseras y collares. Por mostrar su rebeldía se dejan
crecer el cabello, se rapan, se paran los pelos y se reivindican punks. Su actitud
rebelde también está en la facha y el discurso: somos banda, somos la ley, somos
el cambio.

Otro territorio de la banda son las calles y las esquinas de los barrios donde los
chavos se sientan a compartir las noticias del día, de la chamba o de la escuela;
donde cotorrean, platican, la rolan, planean cuando irse para el otro lado: pal norte.
En la calle se echan una cascarita de fútbol, ligan, intercambian música, revistas y
la pasan chido. La calle es el lugar que les permite intercambiar situaciones
personales, broncas y, también, donde se sienten en grupo, machines, valientes.

De la misma manera las bardas y las paredes son espacio, medio y territorio para
comunicar sus ideas con "pintas", dibujos, graffiti, símbolos de anarquía, amor y paz
y signos en un lenguaje entendido sólo por ellos.

En las tocadas se lanzan al slam (bailando, brincando y empujándose al ritmo). La


tocada es punto de encuentro, liberación y desahogo. En Tlapa desde hace unos
años se realizan tocadas esporádicas con bandas que viajan hasta la Montaña por
viáticos y la cooperación voluntaria de la banda local. Algunas que han pisado el
territorio de la Montaña son: Incinerador, Herejía, Desahogo Personal, Verbal
Psicosis, Ley Rota, Enemigo Público, Hangar 18, Boikot, Cerebros Masturbados, La
otra cara de México, Wayjel, Interpuesto, Las Ánimas, Abraxas, Cristo, Mictlán,
Tupac Amaruc, Zipi and Hell, Nana Pancha, Coprofilia, Electroduendes (España),
Estruendo, Invectiva (en 1997, en esta banda tocaba Alejandro Echevarría, el Mosh,
dirigente del Consejo General de Huelga (CGH) en la huelga de la UNAM, en 1999).
Como parte de la "Gira por la liberación de espacios y contra la usura musical", tocó
en Tlapa la banda punk, Sin Dios, de Madrid, España. La gira la organizaron
colectivos punks, autónomos, e individuos independientes de Oaxaca, Guerrero,
Querétaro, Guadalajara, el DF, y las Juventudes Antiautoritarias Revolucionarias
(JAR), más otros colectivos anarco punks del país.

Bandas de rock de Tlapa


En Tlapa se han formado Euforia, en 1992, grupo que se fusilaba rolas de Metallica,
Sepultura y otras agrupaciones. Su estancia en la escena roquera local duró un año.
En 1994 surgió la banda punk Resistencia Total. Sus integrantes intentaron cantar
en lengua tu´un savi (mixteco) para reivindicar a los indígenas de la región. Tuvo un
año de vida. Realizaron una grabación casera (un "demo") al que titularon Despierta
y actúa, que incluía once canciones contestatarias a favor de los indígenas, contra
la religión y la tortura animal. Una de sus canciones más escuchadas era "Hambre
y miseria" retratando con coraje e indignación la realidad social de la región, la
migración, el menosprecio a las culturas indígenas. La banda se desintegró después
de realizar sólo cuatro tocadas. El demo que grabaron es histórico. La banda
Herejía, del DF, utilizó el cassette y lo vendió en el Tianguis del Chopo, en la ciudad
de México. La portada era una foto de los mayas zapatistas tomando el Palacio
Municipal de San Cristóbal de las Casas,
Chiapas, el 1 de enero de 1994.

Colectivos y fanzines

En la ciudad de Tlapa, la vinculación de los


jóvenes con promotores del rock de la ciudad de
México, principalmente del Tianguis del Chopo,
el Foro Alicia, grupos de rock, colectivos punk
anarquistas y organizaciones sociales, ha
influido en la formación de estas organizaciones
juveniles.

A fines de los ochenta se integró el colectivo Mugre y Miseria, que usaba este
nombre en mixteco: Yakua Nda´vi. Sus tendencias eran punk. Sus influencias
provenían de los contactos con gente del Tianguis del Chopo, la lectura esporádica
de fanzines anarco punks como Amor y Rabia, Picahielo, el fanzine Banda Rockera
y otras revistas subterráneas.

En 1995, se integró el Colectivo Cultural Montaña Sur. Realizaba un periódico mural


en el zócalo de Tlapa donde abordaban temas sociales, derechos humanos y el
respeto a los derechos indígenas. Vale agregar que el 10 de abril de 1995 el
periódico fue censurado por el Ayuntamiento porque hablaba sobre el zapatismo en
la historia de México. Editaron el fanzine El Caracol y convocaron al Primer
Encuentro de Chavos Banda en 1996, en el auditorio del Instituto Nacional
Indigenista. También organizaron la "Tocada por la unidad de la banda y contra la
represión", el 28 de junio de 1996, y dos exposiciones de rock en el zócalo de Tlapa,
en agosto de 1998 y agosto de 1999.
Otros colectivos roqueros han sido el Colectivo Reflexionista Fórmula Positiva y el
Colectivo Pacuzi, que realizaban audiciones de rock. En los últimos dos años se
constituyó el Colectivo Estudiantil Vientos del Sur (CEVS), integrado por estudiantes
de la escuela Preparatoria No. 11. Son rockeros, pero sus actividades son más en
el ámbito estudiantil. Editan la revista Abril. Abordan la sexualidad, los derechos
estudiantiles, los movimientos sociales, zapatismo, poesía y entrevistas con sus
profesores. El colectivo La Komarka Anarka, comulga con las ideas anarquistas,
punk y la autogestión libertaria. Su órgano oficial de comunicación es el fanzine
Conciencia y Libertad que circula, de vez en cuando, entre los chavos de Tlapa, en
Tixtla, Chilpancingo y el Tianguis del Chopo en el DF. Han organizado tocadas y
asistido a encuentros punks. En su fanzine hablan del movimiento punk, el
vegetarianismo, la autogestión, derechos indígenas, solidaridad con el movimiento
anti globalización, contra el imperialismo, reseñas de eventos "globalifóbicos",
resistir al sistema y otros.

La más reciente formación juvenil es el colectivo Resistencia Anarquista Punk


Guerrero (RAPGro). Entre sus actividades asistieron, en marzo del 2002, a un
encuentro punk realizado en la ciudad de Oaxaca. Lo interesante y singular de la
postura de estos chavos que comulgan con las ideas punks anarquistas, es que son
jóvenes indígenas. Casí todos hablan una lengua náhuatl o tu´un savi (mixteco).
Aunque no reivindican la lengua como parte de su movimiento sí se solidarizan con
los movimientos de corte indígena. Es muy peculiar su fanzine, denominado Lee y
Lucha, en el que publican artículos sobre anarquismo, vegetarianismo,
transgénicos, anti imperialismo, algunos textos obtenidos por medio del internet y
temas sobre el movimiento punk. El fanzine circula en el Tianguis del Chopo, en el
DF, ciudades de Guerrero y en otras latitudes del país.

La Montaña de Guerrero, en particular en la ciudad de Tlapa, es entonces un


espacio dinámico donde los jóvenes se apropian de nuevos lenguajes, música y
formas de expresión que les llegan de la migración, el contacto con las urbes del
país y el extranjero. Ahí adoptan nuevas formas de expresión en el reclamo de
derechos y espacios, lenguajes y actitud de rebeldía.

Jaime García Leyva es historiador nacido en 1976. Ha colaborado en la


radiodifusora XEZV La voz de la Montaña como locutor del programa de rock de
Las otras bandas, miembro de Ve´e Tu´un Savi (Academia de la Lengua Mixteca).
Actualmente prepara un ensayo sobre el rock en Guerrero.
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas 1 de enero de 1994
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas 1 de enero de 1994
San Cayetano, Chiapas 1997