Vous êtes sur la page 1sur 4

Preparación de Alergia de la presentación del líquido en la piel los aceites esenciales

Tratar las alergias de la piel con una preparación de aceites esenciales líquido:
La manzanilla alemana se llama así por el interés que el pueblo de la Europa Central tenían
para él.
De hecho, en la mitología nórdica Germaine, ella es una de las nueve plantas sagradas del cielo
dios Odín dio a los hombres.
El nombre de "sin perfume" viene del latín "matri", que significa "madre", porque se utiliza
principalmente para tratar lo que se llamó "enfermedades de la mujer."
Sus flores fragantes con pétalos blancos y corazones amarillos aparecen entre mayo y octubre
y se encuentran entre los más utilizados en las plantas de hierbas medicinales. Cerca de la
manzanilla romana, tiene potentes propiedades anti-alérgicas mientras que siendo altamente
digestivo y calmante.
Es que la piel no tiene nada que ver con una concha simple que nos protegiera del frío, caliente
y pluie.C'est un extrênement cuerpo hypersophistiqué sensibles al entorno en el que está
inmerso, tanto a 'Fuera, en el intérieur.Il no es raro que las alergias manifestarse a través de él,
ya que está llena de pequeños vasos sanguíneos.
Cuando la piel reacciona da placas simples, eczema, urticaria o angioedema francamente.
La preparación de la piel alergia aceites esenciales líquido se utiliza para calmar a una reacción
de la piel

Si alergias en la piel, los aceites esenciales se utilizan principalmente para el tratamiento de:
alergias de la piel
reacciones cutáneas

Tradicionalmente utilizado para


- Alergias / reacción de la piel

Composición
Preparación de aceites esenciales contra las alergias cutáneas a 5 ml:

Manzanilla romana aceite esencial (Chamaemelum nobile) 5 gotas


El aceite esencial de geranio (Pelargonium roseum) 5 gotas

El aceite esencial de lavanda (Lavandula officinalis) 5 gotas


Aceite vegetal 10 gotas de caléndula

Dosis: Aplicar en la zona afectada 2-3 veces al día hasta mejoría marcada.

Precaución de uso: Fórmula Destinee adultos y niños mayores de 12 años.

Fuente para la preparación de aceites esenciales contra las alergias de la piel en forma líquida

Fórmula "Mi Biblia aceites esenciales", guía completa de aromaterapia. Ed Leduc, Danièle
Aroma, P172.
wikipedia
Los aceites esenciales se utilizan, entre otras cosas, para mejorar diversas enfermedades de la
piel. Paz Arnau Ferragut, farmacéutica en la Farmacia Paz Ferragut, de Castellón de la Plana, en
Castellón (Valencia) y bloguera, menciona qué aceites podrían ayudar algunos ejemplos de
usos para este tipo de patologías:
– El pachuli, para eccemas o caspa.

– La lavanda, para quemaduras o dermatitis.

– La bergamota, eucaliptus o tomillo, como seborreguladores de la piel grasa.

– El aceite de árbol de té o tomillo, para tratar el acné.

– El geranio, para el herpes.

– El aceite de árbol de té, para los hongos.

– Los aceites de rosa, neroli o jazmín, para la piel sensible.

– El aceite de Neem o citronela, para la parasitosis por piojos.

Pero los aceites esenciales tienen otras propiedades, según la experta, que menciona las de los
aceites más importantes:

– El mentol, geraniol o timol sirven como antisépticos.

– El aceite esencial de albahaca son repelentes de mosquitos.

– El aceite esencial de romero tiene acción antiinflamatoria.

– El eucalipto es descongestionante.

– El ciprés o romero tiene acción analgésica.

– La salvia tiene propiedades antibacterianas.

“Los aromas se utilizan desde hace siglos porque contribuyen a estimular el sistema
inmunológico, a tratar el estrés y reducir la tensión emocional, la ansiedad, mejorar el estado
de ánimo, y otros son tonificantes y revitalizantes. Por ello, son idóneos para incorporarlos en
los cosméticos”, explica Ferragut. Aunque, advierte de que “debemos conocer sus usos,
beneficios y forma de aplicación, ya que algunos podría causar neurotoxicidad a dosis
elevadas, como es el caso del alcanfor”.

Además de por sus usos terapéuticos, los aceites esenciales se pueden clasificar según su
composición química. “En farmacia se utilizan los compuestos terpénicos y a cada compuesto
se le denomina con el nombre de la planta de la que se extrae; por ejemplo, al aceite esencial
de tomillo se le denomina timol, al de orégano carvacol, etc.”.

PARA CADA TIPO DE PIEL, UN ACEITE


Hay que conocer también que cada aceite esencial está dirigido a un tipo de piel:

– Piel madura: ylang-ylang o pachuli, que contribuye a la regeneración celular. También el de


naranja, rico en d-limoneno, un potente antioxidante.

– Piel sensible: lavanda, por su acción calmante, o rosa ideal, por ser hidratante y tonificante.
– Piel deshidratada: el aceite esencial de geranio hidrata y suaviza la piel.

– Piel grasa: bergamota, ciprés o menta para seborregular.

– Piel con acné: romero, árbol de té o albahaca, por su actividad antiséptica.

– Piel seca: sándalo o jazmín, muy adecuado para el cuidado facial por sus componentes
hidratantes.

EN PEQUEÑAS CANTIDADES
En cualquier caso, por su alta concentración no es necesario utilizar mucha cantidad. “No
debemos aplicar los aceites esenciales puros directamente sobre la piel. Lo habitual es diluir
unas gotas dependiendo del tipo de aceite y uso, ya que cada uno tiene unas propiedades y no
hay una forma general para aplicarlos”.

Si se utilizan aceites esenciales puros es conveniente evitar el contacto directo con los ojos e
incluso con la piel, como es el caso del aceite esencial de canela, por su alto poder irritante.
Algunos también son fotosensibilizantes, por lo que, hay que evitar la exposición solar después
de usarlos, como en los aceites esenciales cítricos de bergamota, limón, pomelo, citronela y
naranja.

En cuanto a la forma de aplicarlos, Ferragut indica que “se pueden poner sobre la piel, diluidos,
en mezclas para masajes, con compresas, inhalados o aplicados en el cabello y cuero
cabelludo”. “Algunos -añade- pueden ponerse a los alimentos por sus propiedades digestivas,
o incluso para realizar gárgaras o lavados bucales. Pero, la zona de aplicación depende de cada
aceite esencial, ya que cada uno tiene unas indicaciones concretas de uso que debemos
consultar”.
Aceites para la dermatitis o eczema
Finalmente, llegamos al tema que nos trae. A continuación te nombro 7 de los aceites
esenciales para la dermatitis. Cada uno de ellos te pueden ayudar a mejorar tu condición. Sólo
que ten presente intentar 1 a la vez y probarlos antes de aplicarlos para descartar cualquier
irritación o alergia. Estos son:

Aceite esencial de aguacate: Este aceite es muy efectivo para reparar la piel. Tiene alto nivel de
vitamina A, B, D y E. Es muy recomendado para personas que sufren de acné y problemas en la
piel como el eczema. Ten en cuenta que, este aceite demora en que la piel lo absorba, por eso
es recomendable usarlo en las noches antes de dormir.

Aceite de Vitamina E: Esta vitamina es muy efectiva para nutrir y cicatrizar marcas en la piel.
Ayuda a desinflamar la hinchazón al mismo tiempo que humecta. Igualmente, la recomiendo
en las noches.

Aceite de coco orgánico: Este aceite es antiséptico y antibacterial. También tiene propiedades
antiinflamatorias. No obstante, es un aceite un poco controversial. Unos dicen que tupe los
poros y causa brotes de acné. Por lo mismo, te recomiendo usarlo con cuidado.

Otros aceites esenciales


Aceite esencial de oliva: Lee bien, es aceite esencial, no el aceite que usamos para cocinar. Se
dice que este aceite es muy efectivo para tratar el eczema. Incluso, hay quien lo usa para tratar
el cáncer de la piel. Puedes aplicar unas gotas sobre las zonas afectadas una vez al día,
preferiblemente en la noche.
Aceite esencial de lavanda: Que se puede decir de este aceite. Es uno de los aceites más
comunes ya sea en productos de belleza o de aroma terapia. No es para menos, este aceite
tiene propiedades antibacteriales, antiséptica, combate los hongos, pero sobre todo es
antiinflamatoria. Ideal para personas que sufren de eczema o dermatitis atópica.

Aceite esencial de manzanilla: Tiene básicamente las mismas propiedades que el de lavanda,
pero se distingue por ser un aceite que ayuda a calmar la irritación de la piel.

Aceite de té de árbol: Se dice que este aceite ayuda muchísimo a las personas que sufren de
esta condición. Es un aceite con las mismas propiedades que los anteriores. Aunque algunos
aseguran que este aceite “cura” el eczema, no existe evidencia que lo compruebe. Pero, si
puede ayudar bastante a que la piel mejore.

Nota: Puedes encontrar todos los aceites aquí mencionados, pinchando el enlace del aceite de
té de árbol que aparece arriba y en la barra de búsqueda poner los nombres.

Aceite esencial para dermatitis – cómo usarlo


Cada uno de los aceites mencionados arriba, pueden mejorar la condición de tu eczema o
dermatitis atópica. Prueba uno a la vez hasta dar con el que es efectivo para ti. La manera de
usar estos aceites, es aplicando unas dos o tres gotas en tus dedos y suavemente lo vas
presionando en las zonas afectadas. Recuerda lavar bien tus manos antes de aplicarlo. Lo ideal
es usar estos aceites en la noche y dejarlos que hagan su trabajo mientras duermes. Puedes
usarlo diariamente si así lo deseas