Vous êtes sur la page 1sur 9

TESTIGOS TESTAMENTARIOS

1. DEFINICION DE TESTIGO
De acuerdo con la Real Academia de la lengua española (RAE), testigo se
define como: “Persona que da testimonio de algo, o lo atestigua.”
Por otra parte, en el diccionario jurídico del autor Guillermo Caballenas de
Torres, testigo se define como:

 Quien ve, oye o percibe por otro sentido algo en que no es parte, y que
puede reproducir de palabra o por escrito, o por signos.

 Persona que debe concurrir a la celebración de ciertos actos jurídicos,


en los casos así señalados por la ley o requeridos por los particulares,
para solemnidad del mismo, para poder dar fe y servir de prueba.

 Persona fidedigna de uno u otro sexo que puede manifestar


la verdad o falsedad de los hechos controvertidos.

2. CLASES DE TESTIGOS

2.1 Testigo de cargo


Testigo que depone en contra del procesado.

2.2 Testigo de conocimiento

Testigo que, conocido a su vez por el notario, asegura a este sobre la


identidad del otorgante.

2.3 Testigo de descargo

Testigo que depone en favor del procesado.

2.4 Testigo de oídas

Testigo que depone de un caso por haberlo oído a otros.

2.5 Testigo de vista o testigo ocular

Testigo que se halló presente al caso sobre que atestigua o depone.


2.6 Testigo instrumental
Testigo que en documentos notariales afirma con el notario el hecho y
contenido del otorgamiento.

2.7 Testigo sinodal:


Persona honesta, de suficiencia y probidad, nombrada en el sínodo
para dar testimonio de la observancia de los Estatutos sinodales.

2.8 Testigo falso

Es el que en su declaración falta intencionalmente a la verdad

2.9 Testigo singular

Es aquel que es el único que presta declaración sobre un hecho.

2.10 Testigos contestes

Son aquellos que coinciden en el contenido de sus declaraciones.

3. TERMINOS RELACIONADOS

3.1. Testificar

Deponer en calidad de testigo en algún acto judicial

3.2. Deponer

Declarar en juicio

3.3. Testimonio

Declaración prestada en el proceso por el testigo

4. DE LOS TESTIGOS TESTAMENTARIOS

Del estudio de las diferentes clases de testamentos que se ha hecho, las leyes
en general exigen, en todas las diversas clases de testamentos, sean estos
solemnes o especiales la presencia de testigos, con la intención de proteger la
fiel expresión del testador, así como los derechos de los herederos;
cuyos requisitos y número varían según la forma del acto y las distintas
legislaciones. Salvo en el testamento ológrafo que son los únicos casos de
testamento en los que se puede prescribir de los testigos y el testamento de los
campesinos.

En los testamentos solemnes, intervienen en su otorgamiento tres clases de


personas: el testador, los testigos, y el Notario. Tratándose de extranjeros que
no hablan el idioma oficial, además los intérpretes.

En los testamentos especiales, intervienen siempre los testigos y algunas


veces algunos funcionarios, como los capitanes de naves (art. 1136) o los jefes
de unidades militares (1137).

De manera que la presencia de los testigos, a más de contribuir a las


solemnidades del acto, constituye una garantía de la seriedad y de la libertad
en la otorgación de los testamentos; pues los mismos adicionalmente controla
al notario, fortaleciendo la fe que esta da sobre las declaraciones de última
voluntad del testador de acuerdo a nuestra legislación en el artículo 1145 del
código civil

5. ARTICULO 1145.- (CONDICIONES PARA SER TESTIGOS


TESTAMENTARIO). Para ser testigo testamentario se refiere ser mayor de
edad de uno u otro sexo, hallarse en el goce de los derechos civiles y conocer
al testador.

5.1. MAYOR DE EDAD


EN EL ARTÍCULO 4. (MAYORIA DE EDAD Y CAPACIDAD DE
OBRAR).-
La mayoría de edad se adquiere a los dieciocho años cumplidos.

5.2. DE UNO U OTRO SEXO. -


Ha desaparecido la discriminación de sexos, contraria a la razón de
la equidad.

5.3. HALLARSE EN EL GOCE DE LOS DERECHOS CIVILES. -

Exigir al testigo ser legalmente capaz, de acuerdo a los términos del


art. 4, noción que supone la capacidad de ejercicio que es la
requerida para los actos jurídicos. La capacidad de goce la tienen
todos, inclusive los incapaces y los inhabilitados para ser testigos
testamentarios
Si se considera que se reconoce a los 16 años capacidad para testar
(art 1119), bien podía reconocerse esa misma edad para ser testigo
testamentario.

5.3.1. Incapacidad para testar artículo 1119.-


Están incapacitados para testar:
1) Los menores que no han cumplido la edad de 16 años.
2) Los interdictos.
3) Quienes no se hallen en su sano juicio, por cualquier causa, al
hacer el testamento.
4) Los sordomudos y los mudos que no sepan o no puedan escribir.
6. INHABILIDAD PARA SER TESTIGOS TESTAMENTARIOS

Pese a la determinación del artículo precedentemente citado, no todas las


personas mayores de edad, que se hallen en goce de sus derechos civiles y que
conozcan al testador están habilitadas para ser testigos testamentarios; debido a
que siete grupos de personas, por expresa determinación de nuestra legislación
de acuerdo al artículo 1146 del Código Civil, no pueden ser testigos
testamentarios.

6.1. Artículo 1146. (inhabilidad para ser testigo).-

No pueden ser testigos:

6.1.1. Quienes se hallen privados de la razón por cualquier causa, y en


general los dementes declarados.

Determinación que se refiere a las personas que por cualquier motivo sufren una
perturbación mental; ya que las personas que no se hallan en pleno uso de sus
facultades mentales, no otorgarían la seguridad y garantía, que precisa un acto tan
importante como es el acto de otorgación del testamento; debido a sus
limitaciones mentales.
6.1.2. Los ciegos, los sordos y mudos.

Los testigos debido a la importancia de su participación en el otorgamiento del


testamento; no solo deben hallarse en buenas condiciones mentales; si no que
también, deben hallarse en condiciones físicas que les permitan cumplir
eficazmente dicha función.

Por esta razón no está permitida la participación como testigos testamentarios de


los ciegos, sordos y mudos; la inhabilidad, se justifica porque:

El ciego no podría ver al testador, ni la entrega del pliego;

El sordo no puede oír la lectura del testamento abierto, ni la manifestación del


testador a tiempo de entregar el testamento cerrado al notario.

El mudo si bien oye la lectura del testamento y la manifestación correspondiente,


así como también ve la entrega del testamento, no podría hacer conocer esas
circunstancias a nadie.

6.1.3. Los ascendientes y descendientes del testador o su cónyuge.

Esta prohibición de la participación de los herederos forzosos del causante como


testigos; se justifica por el hecho de la influencia que podrían ejercer sobre el
testador, dada la proximidad de parentesco que tiene con él; y ante todo por el
interés que ellos tienen en la sucesión.

6.1.4. Los herederos o legatarios, ni sus parientes dentro del tercer


grado, ni los albaceas.

Que los herederos y legatarios, tiene interés directo en la sucesión; la inhabilidad


prevista por ley, tiene su fundamento en el hecho de la falta de imparcialidad que
adorna a estas personas para ser testigos.

6.1.5. Los parientes del notario, dentro del tercer grado de


consanguinidad y segundo de afinidad, ni los dependientes de su oficina.

Con esta prohibición, igualmente se pretende proteger la libre expresión de la


disposición de última voluntad del testador; pues de permitirse que estas
personas, intervengan como testigos testamentarios, en rigor de verdad, se estaría
dejando todo a disposición de la buena o mala fe del notario; funcionario que
sensiblemente como cualquier mortal, está expuesto a no pocas tentaciones en
materia de adulteraciones de testamentos.

6.1.6. En general quienes tengan interés directo en el testamento.

Esta prohibición se justifica, debido a que las personas que tienen interés directo
en el contenido de la disposición de última voluntad, de ninguna manera pueden
actuar con imparcialidad como testigos, en desmedro de sus intereses; de manera
que al admitirlos como a testigos testamentarios, se correría el riesgo de que
dichas personas, traten de influir en el ánimo del testador a fin de beneficiarse con
la mayor parte del contenido del patrimonio del mismo.

6.1.7. Quienes hayan sido condenados por delito de falsedad o


perjurio.

La prohibición de este grupo de personas, para ser testigos testamentarios, se


impone debido a que los que actúan como testigos testamentarios, deben ser
personas correctas, honestas y ante todo creíbles; de manera que las personas
que tienen condena penal por haber prestado un falso testimonio, a más de no
reunir esas condiciones; bien podrían incurrir nuevamente en el delito por el que
ya fueron condenadas con anterioridad; condicionamiento por el que la
prohibición, se justifica.

7. PERMANENCIA DE LOS TESTIGOS EN EL OTORGAMIENTO

Los testigos permanecerán reunidos en un mismo lugar y continuando un


mismo acto desde el principio hasta el fin del otorgamiento, debiendo ver y oír
al testador y entender bien cuanto diga. Si el testador no habla el idioma
castellano, se estará a lo dispuesto en el artículo 1144.

Puede interrumpirse el otorgamiento, más para continuarlo es indispensable la


presencia de los mismos testigos y, en el caso del artículo 1144, de los mismos
intérpretes.
Sea cual sea el caso los testigos deben permanecer en el acto del
otorgamiento y si el testador no habla el castellano los interpretes también
deberán estar en el acto de otorgamiento.
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMON
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
CARRERA DE DERECHO

TESTIGOS TESTAMENTARIOS

Estudiantes: Ordoñez Sanchez Diego


Pinaya Mancilla Yobana
Salazar Salazar Marisela
Docente:
Grupo: 41
Fecha: 24- 09 – 18

Cochabamba – Bolivia