Vous êtes sur la page 1sur 3

TEMA SEIS

LA CIVILIZACION ROMANA

6.1.- EL DERECHO ROMANO:

Los romanos no solo fueron valerosos soldados, excelentes arquitectos y buenos administradores, sino que además, consiguieron
reunir en un mismo estado gran número de pueblos del mundo antiguo, en torno al Mediterráneo. Su mayor mérito fue establecer
los principios del Derecho como base de las sociedades europeas de siglos posteriores. Como sociedad civilizada, Roma rigió la
vida de los ciudadanos según normas bien definidas; por ejemplo, tenían una legislación que determinaba todos los aspectos del
matrimonio. Su sistema jurídico garantizaba la equidad y excluía lo arbitrario y la violencia.

El Derecho Romano nace a causa de que los nobles patricios interpretaban el derecho consuetudinario o costumbre, de acuerdo a
sus intereses. el Tribuno de la Plebe Tertulio Arsa, propuso que fuese reunido un Código que satisficiese por igual a patricios y
plebeyos. El resultado de los trabajos fue un código publicado en diez tablas, en el año 450 a.c. Por ser incompleto se le agregó dos
leyes más constituyendo el Primer Código romano llamado “Ley de las Doce Tablas”, porque fue grabado en doce tablas de bronce
publicadas en el Foro Romano, para conocimiento del pueblo.

6.2. LOS JUECES:


Hasta el año 300 a.c. Los sacerdotes eran los que explicaban e interpretaban estas leyes de estilo oscuro y bastante conciso.
Posteriormente esta tarea se confió a los “jurisconsultos” o Pretores, magistrados que se encargaban de instruir los procesos y
resolver las querellas. De este modo el derecho privado se apartó definitivamente de la religión. El mismo pretor podía dar un edicto
completando o mejorando la ley. Al tomar posición del cargo, cada pretor publicaba un edicto en virtud del cual daba conocimiento
de los principios jurídicos que adoptaría, así como las precisiones y modificaciones que aportaba al edicto de su antecesor. El
Derecho Romano es el resultado de la recopilación de estos edictos que permitieron adaptar a las necesidades de una creciente
actividad comercial, los principios del derecho consuetudinario de la primitiva comunidad agraria romana.

La evolución del Derecho Romano a partir de 212 d.c. se aplicó a todos los habitantes del imperio, siguió la transformación de
Roma en Imperio. Y lo que en su origen había sido el derecho consuetudinario de un caserío, se convirtió en el derecho que rigió
todas las actividades del mundo civilizado de la época. Esta evolución hizo que el Derecho Romano perdiera lo que tenía de arcaico
y local y se transformara en un sistema jurídico de claridad y lógica consecuentes con las necesidades prácticas. Este Derecho,
que podemos considerar una de sus mejores realizaciones, variaba según se tratase de disposiciones referentes a las relaciones
entre los individuos o de las reglas que rigen la organización del estado o sus agentes y los particulares (derecho civil o privado y
derecho público)

6.3. JUSTINIANO:
En el año 534 el emperador bizantino de Constantinopla, Justiniano, hizo que una comisión presidida por Triboniano reuniera todos
los textos, decretos edictos y comentarios dispersos. La obra llamada “Corpus Juris Civiles” cobró importancia inigualada. Se
compone de tres partes: “Las Institutes”, obra elemental que contiene los principios del Derecho, destinada a estudiantes; “El
Digesto” o recopilación de las decisiones de los jurisconsultos más famosos; el “Code” o recopilación de constituciones imperiales, y
las “Novelles”, es decir las leyes promulgadas por Justiniano o sus inmediatos sucesores, después de la codificación. Este derecho
codificado por Justiniano, se conoce como “EL Derecho Romano”

Fue insustituible en el ámbito internacional. Fue adoptado a fines de la Edad Media en la mayoría de países europeos, después que
la Universidad de Bolonia, hacia 1100 lo hubiera comentado en sus claustros

6.4. LOS DUEÑOS DEL MUNDO:

Los romanos siempre quisieron ampliar sus fronteras. Para llevar a este resultado se requería una organización perfecta, una
estricta disciplina y calculada estrategia. Decía Virgilio en la Envida:” Tú, romano, no olvides que tu misión será de gobernar a los
pueblos, hacer reinar la paz, perdonar a los vencidos, abatir a los rebeldes”. En estas palabras está encerrada toda la filosofía
imperial romana: ser clementes con los amigos e inflexibles con los enemigos. Una vez dada la palabra la cumplían hasta el final

Además se vieron auxiliados por su gran capacidad de imitación y adaptación: se apropiaron de los descubrimientos de los pueblos
vencidos. Los romanos tuvieron ansias de imperio, orgullo de poseerlo y un tipo especial de arrogancia; esperaban ser tratados en
todo el mundo como correspondía a lo que eran: “una raza de señores”.

De acuerdo con esa ley histórica en virtud de la cual el máximo esplendor alcanzado por una civilización lleva apareado en sí mismo
el principio de la decadencia, el imperio romano iniciaba su ocaso y con el su desaparición paulatina

6.5.- CRISTO:
El nombre de Jesucristo está compuesto por los vocablos Jesús que deriva de la palabra hebrea Yehoshua, que quiere decir
“salvación”. Su abreviatura es Jeshua. Cristo proviene del griego y significa “el ungido”|
Nació el año 749 del calendario Romano equivalente al año 5 antes de nuestra Era. Por error en el cálculo cronológico del monje
escita Dionisio el Exiguo se estableció el nacimiento de Jesús en el año 754 de Roma, cometiendo un retrazo de casi cinco años. El
calendario actual perpetúa este error, por eso Jesús no nace el año 0 de nuestra era. Expiró a la hora nona, tres de la tarde del 14º
15 de abril de 782 del calendario romano, 30 de nuestra era. Emerson dice: “El nombre de Jesús no sólo se ha inscrito en la historia
del mundo, sino que lo ha modificado”. Su existencia es un hecho, no una cuestión de fe.

EL CRISTIANISMO:
Los momentos que pasaba el mundo romano en los albores de la era cristiana eran los más propicios para el desarrollo de la nueva
religión que se había iniciado en Oriente. Importantes sectores de opinión culta, desorientados por las inconsistencias de las
conclusiones filosóficas acerca del más allá, encontraban una respuesta coherente en la nueva doctrina. Innumerables esclavos y
desheredados oían por primera vez hablar de caridad y amor al prójimo y de igualdad entre los hombres. Aquellas prédicas no
escuchadas en el corrompido y egoísta mundo romano, forzosamente habíٌan de hallar eco en corazones doloridos y en todos los
espíritus desesperanzados.

La nueva doctrina se difundió en un principio entre esclavos, cuya desesperada situación se aliviaba con una esperanza de libertad
y con la consoladora satisfacción que el fundador del nuevo credo había expirado en la cruz, suplicio reservado para ellos. Luego se
abrió paso entre otras clase humildes de Roma, especialmente entre asiáticos y todo extranjero que poblaban la capital. Finalmente
llegó a las altas clases de romanos. Iniciada en Judea se extendió a toda el Asia Menor, Grecia y la península itálica.

LAS PERSECUCIONES CRISTIANAS:


La explicación del porqué de las persecuciones cristianas aún por emperadores de buenos sentimientos, consistía en que la religión
romana formaba parte del sistema estatal y entre sus dioses se contaban algunos emperadores “El divino Julio César, o el Divino
Augusto, o los divinos Césares que los sucedieron”.
La negación de los dioses romanos por los adeptos al cristianismo era mirada como un acto de hostilidad al régimen y de desacato
al emperador; se los consideraba sediciosos. Para los poderes públicos los cristianos constituían una secta que no obedecía a las
levas militares y el gobierno romano, que toleraba todas las creencias nacionales, pero miraba con recelo a los devotos de un credo
que tenía un nuevo y desconocido dios y enseñaba que las demás deidades no existían.

Otra causa de las persecuciones eran los clamorosos reclamos de quienes se veían perjudicados en sus intereses económicos, al
cuestionarse la existencia del esclavismo o se consideraban vituperados por las críticas cristianas a las liberales costumbres de la
sociedad romana en conducta sexual.

ETICA CRISTIANA:
Las enseñanzas de Jesucristo están en los Cuatro Evangelios escritos: Por Mateo, en idioma Arameo, Lucas, amigo de san Pablo,
en griego, Marcos, amigo de Pedro, en griego y de Juan, discípulo de Jesús, en griego. Analiza lo siguiente:
1.- Nadie remienda un vestido viejo con un pedazo de género nuevo; porque la tela nueva encoge: tira de la tela vieja, y se hace
más grande la rotura. Nadie echa vino nuevo en vasijas viejas; porque el vino las rompería. Así el vino se echaría a perder, igual las
vasijas. El vino nuevo en vasijas nuevas.

2.- Ustedes son la luz para el mundo. No se puede esconder una ciudad edificada sobre un cerro. No se enciende una lámpara para
esconderla bajo una canasta, sino para ponerla en un candelero a fin que alumbre a todos en la casa. Así debe brillar su luz ante
los hombres.

3.- Cuando presentes una ofrenda ante el altar, anda primero a hacer las paces con tu hermano y entonces vuelve a presentarla.
Llega a un acuerdo con tu enemigo mientras van por el camino.

4.-Tengan cuidado de no hacer el bien delante de los hombres para que los vean, el Padre de ustedes no les dará ningún premio.
Cuando des limosna no lo publiques al son de trompetas, como hacen los hipócritas, para que los hombres los alaben. Cuida que tu
limosna quede en secreto y tu Padre que ve los secretos te premiará.

5.- No se hagan de tesoros en la tierra, donde la polilla y el gusano los echan a perder y donde los ladrones rompen el muro y
roban. Acumulen tesoros en el cielo.

6.-Ningún servidor puede quedarse con dos patrones, porque verá con malos ojos al primero y amará al otro. Ustedes no pueden
servir al mismo tiempo a Dios y al dinero.

7.- No juzguen y no serán juzgados; porque de la manera que juzguen serán juzgados y con la medida que midan, serán medidos.

8.- ¿Por qué ves la pelusa en el ojo de tu hermano y no ves la viga en el tuyo?

9.- Todo árbol bueno da frutos buenos, y el árbol malo dará frutos malos. El árbol bueno no pude dar frutos malos, ni el árbol malo
pueda dar frutos buenos. Por lo tanto el árbol será reconocido por sus frutos.

10.- Si alguno quiere ser el primero, que se haga el último de todos y el servidor de todos. Si alguien te invita a una comida de
bodas, no ocupes el primer lugar. Porque Puede ser que haya sido invitado alguien más importante que tú. Entonces el que invitó a
los dos vendrá a decirte: deja tu lugar a esta persona. Y tú rojo de vergüenza tendrás que ir a ocupar el último asiento. Al contrario,
cuando te inviten, ponte en el último lugar y cuando llegue el que te invitó te dirá: Amigo acércate más. Será un honor para ti en
presencia de todos. El que se eleva será humillado y el que se humilla será elevado