Vous êtes sur la page 1sur 8

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ

FACULTAD DE DERECHO
INSTITUCIONES DEL DERECHO SANCIONADOR

TRABAJO GRUPAL

Título: Principio de legalidad: Caso de desaparición forzada

Nombres y códigos:

➢ Melady Chávez Macuado (20160094)


➢ Paloma del Campo Tarmeño (20160273)
➢ Marcelo Zegarra Yufra (20161742)
Tipo de evaluación: Informe 1

Curso: Instituciones del Derecho Sancionador

Horario: D203

Profesor: Yvan Montoya Vivanco

Adjunto de docencia: Jesús Cornejo Arismendi

SEMESTRE 2018-2
Estructura

I. Introducción

II. Manifestación de los hechos

III. Identificación de problemas jurídicos

IV. Análisis de los problemas jurídicos en confluencia al principio de Legalidad

V. Conclusiones finales

Introducción
En el presente trabajo se analizará la sentencia del Tribunal Constitucional N° 0442-
2007-HC/TC por recurso de agravio constitucional interpuesto por Collin Collantes
Guerra. En primer lugar se ofrecerá un breve panorama de los hechos ocurridos,
contrastando lo alegado por el demandante y por la contraparte. Posteriormente se
explicarán cuáles son los problemas jurídicos relevantes en la presente sentencia para
proceder a realizar un minucioso análisis de los mismos. Finalmente se brindarán los
comentarios y conclusiones finales del informe.

Manifestación de los hechos

Collantes Guerra impone recurso de agravio constitucional contra la sentencia de la


Sexta Sala Especializada en lo Penal para procesos con Reos Libres de la Corte Superior
de Justicia de Lima.
El primer argumento que alega el demandante refiere que se viola lo establecido en el
Art. 139 de la Constitución, en el cual se menciona que ninguna persona puede ser
desviada de la jurisdicción predeterminada por la ley, ni sometida a procedimientos
distintos de los ya establecidos. Ante esto, el 11vo Juzgado Especializado Penal de Lima
refiere que
Por otro lado, la misma menciona que la Sala Penal Nacional era de reciente creación, y
que no existía cuando de produjeron los hechos. Ante esto el tribunal considera que la
misma es un órgano jurisdiccional cuya competencia le fue establecida con anterioridad
a la iniciación del proceso, siendo que una sub especialización no vulnera el orden
competencial.
Finalmente, la parte imputada alega que en la detención se le imputa un delito que había
sido tipificado el 8 de abril de 1991, siendo que el hecho se consumó el 14 de marzo de
1991. Así, la sala refiere que no se vulnera la lex previa ya que la Convención
interamericana sobre Desaparición Forzada estipula que dicho delito es permanente hasta
cuando se establezca el paradero de la víctimas. Así, se desprende que los hechos se
mantuvieron en cuanto la víctima seguía desaparecida, por lo que era válidamente
aplicable el delito de desaparición forzada.

Identificación de problemas jurídicos


El principal problema jurídico es si respecto a los casos de los delitos continuados la
aplicación de una ley que no se encontraba vigente cuando inició un delito es ir contra el
principio de legalidad.
El Tribunal Constitucional plantea una misma línea de razonamiento desde el caso de
Genaro Villegas Namuche (EXP. N.° 2488-2002-HC/TC) incluyendo la presente
sentencia. Establece que no se transgrede el principio de legalidad penal al aplicar una
ley que no estuvo vigente al momento que inició un delito, en caso de delitos
permanentes. Se da esta respuesta en tanto por el delito de desaparición forzada persista
en el tiempo , es decir se continúe con desconocer el paradero de la víctima, cuando ya
se encuentre contemplado en nuestro ordenamiento.
Un problema jurídico subyacente que se permite plantear a la luz de lo establecido por el
Consultorio Jurídico Constitucional, es que se debe realizar una precisión respecto al
principio de legalidad frente a los delitos permanentes (2013: 469).
El segundo problema encontrado es respecto a la jurisdicción del juez normal, según
sustenta Villegas dentro del ámbito del principio de legalidad. La problemática de
establecer si es jurisdicción de la Sala Nacional resolver el presente caso, si se encuentra
en su ámbito y estipulado por ley.

Análisis de los problemas jurídicos en confluencia al principio de Legalidad

El principio de legalidad constituye que no se puede identificar a una persona, de


acuerdo al acto que cometió, como necesariamente un delito; asimismo, no se puede
imputar a la persona de ser responsable mediante una pena. Es así que para que la acción
de una persona se considere con respecto al ámbito delictivo, debe tratarse de una acción
ya prevista por el ordenamiento con precisión y anterioridad a la realización del mismo.
En concordancia al principio de legalidad, además, se identifican dos nociones
sumamente importantes que fundamentan a este principio, de acuerdo a Lascuraín:
seguridad jurídica y democracia. De acuerdo con lo anterior, la seguridad jurídica
implica que los ciudadanos tengan como conocimiento las consecuencias que contraen
sus actos, ya que se encuentra establecido en el ordenamiento. La democracia significa,
por otro lado, que las consecuencias jurídicas que se establecen a los actos delictivos,
deben ser interpuestos por los órganos competenciales de acuerdo a ley (2011: 59-60).
Sobre la sentencia objeto del análisis, y a la seguridad jurídica del principio de legalidad,
se identifica que el problema jurídico se manifiesta en la irretroactividad de la ley, ya
que en el momento que se le inició el proceso por desaparición forzosa al señor
Collantes Guerra, el 14 de marzo de 1991, en nuestro ordenamiento recién se tipificó
como delito a través del Código Penal, ya de forma oficial y continua, en 1992. Por lo
tanto, no se habría contemplado una consecuencia jurídica para el delito de desaparición
forzada para la fecha en la que se inició el proceso penal contra el señor Collantes
Guerra.
La irretroactividad de la ley se define como la aplicación de la norma penal sobre actos
que se cometen de forma posterior a la vigencia de la norma. Es así que está garantía
implica que las consecuencias jurídicas deben ser aplicadas a los actos que se cometan
de forma posterior a su entrada en vigencia. En la Constitución Político del Perú, en el
artículo 103, se manifiesta este carácter de la ley de no aplicación para un acto que se
cometa de forma anterior a su establecimiento en el Estado. De acuerdo al Código Penal,
en el artículo 6, se reconoce, además, que la irretroactividad de la ley se aplica
excepcionalmente en todo en cuanto le favorece a la persona acusada.
De acuerdo a la garantía de irretroactividad de la ley, existe un ámbito en la legislación
penal el cual no estipula todas las consecuencias jurídicas, ya que su función no es
prever absolutamente todas los delitos, sino los ya se han dado y los posibles.
Consecuentemente, no todo se tipifica en el ordenamiento; por lo cual se lo considera
como las normas penales en blanco, de acuerdo con el reconocido abogado José Antonio
Caro: “De esta forma, en un momento determinado puede considerar que es necesario
criminalizar los delitos contra el honor, porque el honor puede ser considerado por la
sociedad como parte de su identidad normativa básica”(Caro 2013: 120). Se colige,
entonces, que la legislación penal, como el derecho en sí mismo, es dinámico por su
relación social; de forma que está en continuas implementaciones. De la misma forma,
el profesor Ferrando Mantovani identifica lo mismo como una concepción sustancial, de
forma que existe un hecho delictivo que es abstracto, y que se lo puede reconocer,
debido a que se lo identifica como un acto que es peligroso para la sociedad. (Mantovani
1997: 50).
En correspondencia a la garantía de irretroactividad de la ley, además, los jurados del
Tribunal Constitucional (0442-2007-HC/TC) indican que para el caso de desaparición
forzada, se considera un delito que se continúa perpetrando a través del tiempo, ya que la
persona sigue desaparecida o no se sabe qué sucedió con ella. Por lo tanto, el principio
de legalidad no se afecta, pues si bien se tipificó como pena momento después de la
demanda interpuesta contra el señor Collantes Guerra, incluso al momento de la
sentencia en cuestión, este delito se ha seguido cometiendo a cada momento por el
acusado en mención.
Asimismo, el Tribunal Constitucional, se ha manifestado sobre la desaparición forzada y
la aplicación de la ley en una sentencia anterior sobre el mismo hecho de desaparición
forzada. Es así que, se plantea por la característica de un delito que se sigue cometiendo
a través del tiempo, y es por está razón y de tratarse de un derecho fundamental como es
el de la libertad, el cual se le ha transgredido a la persona que sigue desaparecida, le
corresponde tener un seguimiento en la ley:
La garantía de la ley previa comporta la necesidad de que, al momento de cometerse el
delito, esté vigente una norma penal que establezca una determinada pena. Así, en el
caso de delitos instantáneos, la ley penal aplicable será siempre anterior al hecho
delictivo. En cambio, en los delitos permanentes, pueden surgir nuevas normas penales,
que serán aplicables a quienes en ese momento ejecuten el delito, sin que ello signifique
aplicación retroactiva de la ley penal (Nª 2488-2002-HC/TC, fundamento 26).

Se comprende que sí se debe establecer una pena para los delitos de desaparición
forzada, a pesar de que no se haya encontrado vigente en el inicio del proceso, pues es
competencia del Estado regular los delitos cometido de lesa humanidad.
De acuerdo a lo anterior, se plantea además que en el caso de un delito permanente, sí se
debe aplicar la ley que le corresponda, pues realmente el delito no se ha consumado: “En
el caso de lo delitos permanentes puede ocurrir que se modifique la ley durante el tiempo
de su comisión p.e.j. que se agrave la pena para determinadas formas de detención ilegal
durante el transcurso de un detención prolongada; en tal caso “se aplicará la ley que esté
vigente en el momento de terminación del hecho” (Roxin 1997: 162). Por lo tanto,
específicamente en delitos permanentes sí es coherente al al principio de legalidad pues
su característica de ser un delito que no ha cesado hasta el momento de la emisión de la
sentencia.
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un cuadernillo sobre
jurisprudencias en los casos de desaparición forzada. Es así que el Caso Rochac
Hernández y otros vs. El Salvador. Fondo, sentencia de 14 de octubre de 2014, se
establece la problemática de un delito por desaparición forzada.

(...)por tratarse de violaciones graves a derechos humanos, y en consideración del


carácter continuado o permanente de la desaparición forzada cuyos efectos no cesan
mientras no se establezca la suerte o paradero de las víctimas y su identidad sea
determinada, el Estado debe abstenerse de recurrir a figuras como la amnistía en
beneficio de los autores, así como ninguna otra disposición análoga, la prescripción,
irretroactividad de la ley penal, cosa juzgada, ne bis in idem o cualquier eximente similar
de responsabilidad, para excusarse de esta obligación, y (...) (CIDH 2015: 67)-

Estas son las demarcaciones que estipula la CIDH sobre la gravedad del delito de
desaparición forzada; asimismo, exhorta al estado, en esa sentencia a El Salvador, a
continuar con los procesos correspondientes, ya que no afecta a ningún principio.

Como se comprende, entonces, la aplicación del Código Penal sobre la desaparición


forzada en casos en los cuales se inició el proceso antes de la entrada en vigencia de la
consecuencia jurídica para este delito no corresponde a una afectación de la garantía de
la irretroactividad de la ley, debido al carácter de perpetración permanente de este delito
(Montoya 2013). Por lo cual sí se reconoce el mecanismo que se debe aplicar en casos
de delitos que se continúan perpetrando.

Comentarios finales
En síntesis, se identifica que de acuerdo la característica del delito de desaparición
forzada, de la sentencia en cuestión, no se afecta el principio de legalidad en su garantía
de irretroactividad. Esto porque, siguiendo la postura tomada por el Tribunal
constitucional, el delito se mantenía en cuanto la persona seguía desaparecida. En tal
caso, independientemente de que no haya existido una tipificación del delito de
desaparición forzosa anteriormente, es completamente válida la aplicación de dicho
delito al supuesto de hecho contemplado en el presente caso.

Bibliografía

CIVITAS
2011 “Principios del Derecho Penal (I). El principio de la legalidad y las fuentes del
Derecho Penal” por Juan Antonio Lascuraín Sánchez. Introducción al Derecho
Penal Aranzandi, S.A. Navarra. 55 al 71.
https://paideia.pucp.edu.pe/cursos/pluginfile.php/690145/mod_resource/content/2
/Lectura%20N%C2%BA%204.pdf

CONSULTORIO DE JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL

2013 La aplicación de una ley que no estuvo vigente al momento que inició un delito ¿es
contraria al principio lex praevia en el caso de los delitos continuados?. Lima:
Palestra. p.469-470.
https://app.vlex.com/#PE/vid/191940189

CORTE INTERAMERICANA DE DERECHO HUMANOS


2015 “Cuadernillo de Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos
Humano N° 6: Desaparición Forzada” p. 67.

http://www.corteidh.or.cr/tablas/r33824.pdf

MANTOVANI, Ferrando
2015 “Los principios del Derecho Penal” Lima. Editorial Legales Ediciones. p. 45

MONTOYA, Yvan
2013 “Los Crímenes de Lesa Humanidad y el Principio de Legalidad en la Sentencia
recaída en el Caso Fujimori. Breve comparación con la sentencia del Tribunal
Supremo español en el caso Sciling” Foro jurídico. Lima, 2012, N° 12.

PRADO, SALDARRIAGA, SÁNCHEZ, VELASQUEZ, CARO., SAN MARTÍN


CASTRO,YSHII MEZA
2013 Libro Homenaje al profesor José Hurtado Pozo.El penalista de dos mundos.
Lima: Editorial Idemsa P. 120

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
2004 Nª 2488-2002-HC/TC Sentencia: 18 de marzo de 2004.
http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2004/02488-2002-HC.html

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
2007 N° 0442-2007-HC/TC Sentencia: 30 de marzo de 2007.
http://tc.gob.pe/jurisprudencia/2007/00442-2007-HC%20Resolucion.pdf
ROXIN, Claus
1997 “Derecho Penal. Fundamentos de la estructura de la teoría del delito”
Editorial Civitas S.A. P. 162