Vous êtes sur la page 1sur 18

Exposición Internet Palazzo

Diapositiva Nº 1

Intervención de los Dispositivos Tecnológicos en Nuestra Cotidianidad (Con


énfasis en el escenario escolar):

Disciplinamiento y Contraconductas

Por Andrés Arturo Rojas Arias

Asignatura: Internet Palazzo

Diapositiva nº 2

Michel Foucault:
(Poitiers, 15 de octubre de 1926 – París, 25 de junio de 1984)

Sociedad Disciplinaria

Sociedad de Control

Microfísica del Poder


Foucault estudia hondamente el poder, rompiendo con las concepciones clásicas de este término. Para él, el
poder no puede ser localizado en una institución, o en el Estado, está determinado por el juego de saberes
que respaldan la dominación de unos individuos sobre otros al interior de estas estructuras. El poder no es
considerado como algo que el individuo cede al soberano (concepción contractual jurídico-política), sino que
es una relación de fuerzas, una situación estratégica en una sociedad determinada. Por lo tanto, el poder, al
ser relación, está en todas partes, el sujeto está atravesado por relaciones de poder, no puede ser considerado
independientemente de ellas. El poder, según dice, no sólo reprime, sino que también, produce efectos de
verdad y produce saber.

Distingue dos técnicas de biopoder que surgen en los siglos XVII y XVIII. Esta anatomo-política se caracteriza
por ser una tecnología individualizante del poder, basada en el escrutar en los individuos, sus
comportamientos y su cuerpo con el fin de anatomizarlos, es decir, producir cuerpos dóciles y fragmentados.
Está basada en la disciplina como instrumento de control del cuerpo social penetrando en él hasta llegar hasta
sus átomos; los individuos particulares. Vigilancia, control, intensificación del rendimiento, multiplicación de
capacidades, emplazamiento, utilidad, etc. Todas estas categorías aplicadas al individuo concreto constituyen
una disciplina nueva.

Diapositiva nº 3
Microfísica del Poder en las Instituciones Modernas

«El cuerpo humano, entra en un mecanismo de poder que lo explora, lo desarticula y lo


recompone. Una “anatomía política”, que es igualmente una “mecánica del poder”… cómo se
puede hacer en el cuerpo de los demás, no simplemente para que… hagan lo que se desea, sino
para que operen como se quiere, con las técnicas, según la rapidez y la eficacia que se determina»
Michel. Vigilar y Castigar. Siglo veintiuno editores, México, 1991, Pág. 141

https://www.youtube.com/watch?v=9n_qbPciOKk (4:05-5:58)

la modernidad que colocó a las instituciones como principio organizativo fundamental de la


sociedad, sentó las bases al mismo tiempo para la vigilancia continua de los sujetos
albergados en ellas. El siglo XIX, pero también la sociedad actual, produjo el despliegue de
una vasta red de instituciones de sujeción y control, entre las que sobresalen la cárcel, la
escuela, la fábrica, el manicomio, el hospital y otras semejantes.

Todas isomórficas al célebre modelo del panóptico: en una institución panóptica el poder se
ejerce a través de la mirada de guardiacárceles, maestros, capataces y demás funcionarios
políticos. Este ejercicio del poder da nacimiento a un cierto tipo de saber respecto de los
sujetos vigilados (presos, alumnos, obreros, locos, enfermos, etc.) que se registra
cuidadosamente en archivos y documentos. Este saber de poca gloria que recoge la pequeña
historia de vida de los individuos encerrados no es un saber inocente sino que realimenta y
hace más sutil el ejercicio del poder disciplinario.

Ahora bien, para Foucault, este saber es la base material a partir de la cual surgen algunas
ciencias humanas. La psiquiatría, la psicología, la criminología, la medicina, la pedagogía
nacen entonces de la vigilancia, el control y la corrección institucional

Diapositiva nº 4

Distribuciones de los sujetos en el espacio vinculadas con tácticas


disciplinarias que unen a lo singular con lo múltiple (Espacio Escolar)

Distribuciones en el Espacio Tácticas Disciplinarias


La clausura Correcto empleo del tiempo
La localización Elaboración temporal del acto
El emplazamiento Articulación cuerpo-objeto
El rango la utilización exhaustiva

https://www.youtube.com/watch?v=YR5ApYxkU-U (The Wolf: Pink Floyd 2: 21- 4: 21)

https://www.youtube.com/watch?v=yMZlW5CK8yE (Tiempos Modernos Charles Chaplin)


(0: 00-2: 20) ( 4: 00-5 00)
Distribuciones en el Espacio

la clausura

hace referencia a la monotonía disciplinaria ejercida sobre los hombres en los lugares de
encierro, esto ejemplificado en una fábrica: «la fábrica explícitamente se asemeja al
convento, a la fortaleza, a una ciudad cerrada, el guardián “no abrirá las puertas hasta la
entrada de los obreros, y luego que la campana que anuncia la reanudación de los trabajos
haya sonado”, un cuarto de hora después nadie tendrá derecho a entrar; al final de la
jornada, los jefes de taller tienen la obligación de entregar las llaves al portero de la
manufactura que abre entonces las puertas»

la localización,

cuyo principal objetivo, de parte de quien lo utilice es evitar las distribuciones por grupos,
descomponer las implantaciones colectivas y analizar las pluralidades contusas, masivas o huidizas:
«Se trata de establecer las presencias y las ausencias, de saber donde y como encontrar a los
individuos, instaurar las comunicaciones útiles, interrumpir, las que no lo son, poder en cada instante,
vigilar la conducta de cada cual, apreciarla, sancionarla, medir las cualidades o los méritos.
Procedimiento, pues, para conocer, para dominar y para utilizar. La disciplina organiza un espacio
analítico»

el emplazamiento:

resumido en la adecuación de los espacios para mantener una correcta y eficaz vigilancia sobre los
individuos. Muestra de ello, es la importancia del pasillo, extensión cuyo recorrido comprobara la
presencia, la aplicación, habilidad y rapidez de los estudiantes u obreros según sea el caso.

el rango:

lugar que se ocupa en una clasificación, es decir, jerarquiza las posiciones de quienes intervendrán
en el espacio de encierro. Este aspecto, es fundamental para el disciplinamiento de la escuela,
puesto que da forma a la distribución de los individuos en el orden escolar; «hileras de alumnos en
la clase, los pasillos y los estudios; rango atribuido a cada uno con motivo de cada tarea y cada
prueba, rango que se obtiene de semana en semana, de mes en mes, de año en año, alineamientos
obligatorios, cada alumno, de acuerdo con su edad, sus adelantos y su conducta, ocupa ya un orden
ya otro; se desplaza sin cesar por esas series de casillas, las unas, ideales que marcan una jerarquía
de saber o de capacidad, las otras que deben traducir materialmente en el espacio de la clase o del
colegio la distribución de los valores o los méritos, movimiento perpetuo en el que los individuos
constituyen unos a otros, en un espacio ritmado por intervalos alineados»
Tácticas disciplinarias

La primera de ellas, es el correcto empleo del tiempo, que hace referencia al establecimiento de
ritmos, ocupaciones determinadas y ciclos de reproducción, en aras de la supresión de todas
aquellas acciones que puedan turbar o distraer a los sujetos. «Esta expresamente prohibido durante
el trabajo divertir a los compañeros con gestos… entregarse a cualquier juego, sea el que fuere,
comer, dormir, contar historias y comedias.»

En segunda instancia, encontramos la elaboración temporal del acto, referente a la programación


minuciosa y detallada de todo cuanto se elabore. En otras palabras, cada movimiento corporal hará
parte de una fase, de un desarrollo detallado de cualquier actividad física a realizar dentro de la
escuela o fábrica.

La cuarta tesis, se vincula con la articulación cuerpo-objeto, esto no es más que la articulación del
cuerpo humano, con el instrumento del trabajo, constituye un complejo cuerpo – arma cuerpo –
instrumento cuerpo – máquina. El hombre debe manipular sus brazos, piernas, cabeza a la para del
objeto laboral.

Por último, se hace referencia a la utilización exhaustiva, se trata de explotar al máximo los
instantes del tiempo sin perderlo, se trata de extraer de el tiempo, cada vez más instantes disponibles
y de cada instante, cada vez más fuerzas útiles. En la escuela esto se ejemplifica por medio del ritmo
impuesto por señales, silbatos, voces de mando, que imponen a todos unas normas temporales que
debe acelerar el proceso de aprendizaje «el único objeto de estas voces de mano es… habituar a
los niños a ejecutar pronto y bien las mismas operaciones, disminuir en la medida de lo posible por
la celeridad, la pérdida de tiempo que supone el paso de una operación a la otra».

Diapositiva nº 5

Formas de Disciplinamiento en una Sociedad Mediada por la Tecnología

Giorgio Agamben

(Roma, 1942)
¿Qué es un dispositivo? 2011

EN LA ACTUALIDAD tenemos “el cuerpo social más dócil y cobarde que se haya dado jamás en la
historia de la humanidad”. Docilidad y Cobardía relacionada con los teléfonos móviles y con las
tabletas a las que vive conectado un habitante común del siglo XXI.

Estos aparatos electrónicos no son más que la evolución de los dispositivos que han modelado el
comportamiento y los destinos de la humanidad desde hace siglos

¿Qué es un dispositivo?

Agamben echa mano de las ideas de Michel Foucault, de Jean Hyppolite y de Hegel para establecer
que el dispositivo es eso que tiene “la capacidad de capturar, orientar, determinar, interceptar,
modelar, controlar y asegurar los gestos, las conductas, las opiniones y los discursos de los seres
vivientes”, y esto incluye no solo las instituciones como la escuela, las fábricas, la religión, la
constitución y el manicomio.

También son dispositivos “la pluma, la escritura, la literatura, la filosofía, la agricultura, el cigarrillo, la
navegación, los ordenadores, los teléfonos móviles y –por qué no– el lenguaje mismo, que quizás
es el más antiguo de los dispositivos”.

En suma, Agamben divide al mundo en dos grandes clases: los seres vivientes y los dispositivos,
que forman una intricada red que, inevitablemente, nos condiciona, nos hace pensar, reaccionar y
conducirnos de una manera determinada, aun cuando nosotros estemos muy convencidos de
nuestra originalidad.

smartphone y la tableta, han venido a revolucionar, y a multiplicar de manera masiva, esos


dispositivos que nos han acompañado desde el principio de los tiempos, pues ninguno de estos, ni
las fábricas ni los manicomios ni el cigarrillo ni la agricultura, han sido tan invasivos, ni han gozado
de tanta impunidad como las tabletas y los teléfonos móviles, que son también, a su vez, dispositivos,
y que invaden absolutamente todas las esferas que conforman la vida cotidiana de un individuo

Diapositiva nº 6

Mas dóciles y mas cobardes

El smartphone y la tableta: “invaden, a diferencia de aquellos dispositivos altamente


invasivos como la religión, o las dictaduras, o el capitalismo rampante, de manera
rigurosamente personal, más bien de forma personalizada, en un permanente y muy
íntimo tête à tête con el usuario de la tableta o el teléfono. Y no hay que dejar de
lado otra diferencia con los dispositivos invasivos, la de que el usuario tiene en alta
estima a su aparato electrónico, lo lleva a todos lados, no puede vivir sin él, lo ama
y le preocupa que su aparato envejezca y caiga en desuso, le preocupa no estar al
día, le agobia que su dispositivo no sea ventana suficiente para mirar, y empaparse,
de todos esos millones de dispositivos que son las páginas web, las redes sociales,
las aplicaciones que sistematizan y propagan los millones y millones de dispositivos
que están ahí palpitando, a un solo clic de distancia, listos para que el usuario voraz
los consuma, los digiera y, a la postre, se deje conformar por estos.” Soler Jordi: Más
dóciles y Más cobardes. 2015

https://www.youtube.com/watch?v=5FNiUOWCDtw La Cultura del Sexo - Tecnología y el Sexo -


Tokio Japón: ( 3:00-4:55)

Relación entre el poder y el sujeto es mas sumisa

Antes de los teléfonos móviles, y de los ordenadores, el individuo gobernaba mejor su relación con
los dispositivos, tenía espacio para reflexionar, la información se administraba con una velocidad de
escala humana; hoy la escala es la velocidad de la luz y en ese batiburrillo de pronto el planeta
entero, como sucedió hace unos días, debate si el vestido que llevaba una señora a una boda era
blanco y dorado, o azul y negro. ¿La discusión sobre el color del vestido era importante?,
seguramente no, pero era la que con más fuerza entraba por los aparatos electrónicos y esto nos da
una idea de la nueva jerarquía que establece el siglo XXI.

Tiempo en ruinas, de Marc Augé discusión con Humberto Eco.


Humberto Eco hacia mediados del 2008 en una columna del diario El Espectador, hizo una
alusión a los cambios que ha experimentado el tiempo con el transcurrir de las últimas
décadas. De tal artículo, logro retener un ejemplo según el cual, en los lugares alejados de
la urbe, el cambio de una noticia a otra hace sesenta o setenta años, podía darse tras el
paso de cuatro, cinco o hasta seis días. Fenómeno que entre otras cosas permitía que se
pudiera reflexionar con paciencia y tranquilidad sobre el acontecimiento noticioso. La
vida por lo demás transcurría casi toda de la misma manera, lenta y pausadamente. El
periódico en estos lugares se demoraba en llegar entre cinco y seis días, el mismo tiempo en
que las noticias se tardaban en llegar a las apartadas emisoras radiales. En la actualidad
pensar en tal cosa es irrisorio, porque si bien existen lugares donde aún no se ha
consolidado la informática, cada vez son más los espacios donde el internet se impone
como la principal fuente de información. Una noticia se sobrepone a la otra en tan solo
cinco minutos, relegando a su antecesora al olvido. Es poco probable que nos sentemos a
discutir durante horas en torno a determinado episodio del país o del mundo, porque al
levantarnos de la mesa, el suceso ha perdido su trascendencia, lo ha remplazado otro hecho,
que en cualquier instante también será remplazado.
La memoria se convierte así en algo efímero, que no podrá dar respuesta por lo sucedido hace
cuatro, tres o dos años. En la actualidad, como lo plantea Jorge Larrosa, el hombre se ha
convertido en el sujeto de la información, tan solo se preocupa por saber muchas cosas e
invierte su tiempo en la constante consulta de datos y noticias.

Somos más dóciles y más cobardes


nunca habíamos consumido tantos dispositivos, estamos permanente distraídos, con la atención
puesta en demasiadas cosas simultáneamente y eso nos hace vulnerables, hemos abierto
demasiadas puertas y la atención que requiere atenderlas a todas nos va condenando poco a poco
a la individualidad, nos va convirtiendo en individuos que se bastan a sí mismos, que pueden
prescindir, cada vez con más confort, de la vida en comunidad.

El Aleph Libro Borges (341-342)

Diapositiva nº 7

Atomiza y tendrás una multitud de individuos solitarios, dóciles y cobardes:

“Los teléfonos y las tabletas, además de sus múltiples virtudes, también han conseguido atomizar a
la sociedad y quizá por esto, porque estamos cada vez más solos somos hoy más dóciles y más
cobardes. Y en esa rotunda soledad a la que nos invita la tableta, estamos expuestos
permanentemente al discurso oficial de este milenio, que es el de la preocupación de los Estados
por la salud de sus ciudadanos, y la preocupación de las familias por la salud de sus individuos
(…)”Soler Jordi: Más dóciles y Más cobardes. 2015
vivimos bombardeados por millones de dispositivos que nos hacen ver, con una insistencia
francamente sospechosa, lo perjudicial que puede ser fumar, beber alcohol, consumir grasas
saturadas, no hacer ejercicio; una batería de dispositivos del miedo al envenenamiento corporal, a
la decadencia física, al peligro, que atemorizan al individuo y que, seguramente, tiene que ver con
eso de que somos el grupo humano más dócil y más cobarde que ha producido la humanidad.”

Observemos, desde nuestra individualidad atómica, lo que ya ha pasado, en este siglo que apenas
comienza, con el acto de sentarse a mirar la televisión, que en el siglo XX sustituyó al acto colectivo
de sentarse alrededor del fuego; el televisor estaba en la sala y la casa gravitaba en torno a él,
como también pasaba con el tocadiscos:

Importante hogar:

la tele y la música eran dos grandes pretextos para convivir con el otro. Hoy este paisaje doméstico
ha sido erradicado, se ha atomizado, cada individuo mira lo que quiere en su tableta, en su
habitación y en solitario y, el aparato de televisión, que se parece cada vez más a un monitor de
ordenador, o a una pantalla de cine, subsiste gracias a las películas y a los partidos de futbol, los
dos espectáculos que son capaces, todavía, de congregar a un grupo de personas que atiende a
una sola propuesta.

Desde luego que la tableta tiene enormes ventajas sobre la televisión, no está sujeta a un horario,
se puede hacer una pausa o repetir una escena, se pueden ver producciones de todo el mundo y
puede evitarse la publicidad; pero estas contundentes ventajas solo lo serán de verdad si somos
conscientes de lo que esa misma tableta nos ha arrebatado.

La imagen que ilustra de verdad la atomización que producen estos aparatos electrónicos, es la
del individuo que escucha música enchufado a unos cascos. La calle está llena de gente que lleva
cascos, cada vez más ostentosos, y que con frecuencia van cantando la canción que solo ellos oyen;
van atendiendo parcialmente los accidentes del camino y transmitiendo a los que se topan con ellos,
el mensaje que pretendo atrapar desde que comenzaron estas líneas: aquí voy, en medio de la
multitud, completamente solo.

Pensemos en lo que era escuchar música en el siglo XX, era el acto colectivo por excelencia, se
ponía un disco que oían los demás y la obra musical generaba una conversación, un intercambio
de ideas, una convivencia, cosa que todavía puede hacerse hoy pero que ya ha caído en desuso,
porque lo de hoy es lo atómico, el individuo solo con sus cascos. Y como complemento de esta
nueva tendencia, también la música se ha atomizado, ya nadie escucha un disco completo, la música
se vende por canciones, a pedazos. Pensando desde la paranoia, parece que alguien se ha puesto a
aplicar aquella máxima de divide y vencerás, o mejor: atomiza y tendrás una multitud de individuos
solitarios, dóciles y cobardes.

Diapositiva nº 8

Contraconductas

Gilles Deleuze:
(París, 18 de enero de 1925 - ibíd. 4 de noviembre de 1995)

La Subjetivación: curso sobre Foucault (2015)


Contraconducta: “A diferencia de las prácticas de sí por medio de las cuales los
individuos participan activamente en las modalidades hegemónicas de gobierno,
entre las cuales se evidencian regularidades significativas en las técnicas y los fines
que persiguen, estas otras prácticas emergentes de contraconducta que se
enfrentan a, usan o eluden las formas hegemónicas de gobierno se caracterizan por
la diversidad en varias dimensiones

De esta forma, lo contraconductual es conducirse y ser conducido de manera


diferente a la hegemónica. De modo tal que lo contraconductual debe entenderse
como la lucha contra los procedimientos puestos en práctica para conducir a los
otros. Definición y concepto que Sáenz (2014) retoma de Foucault (2006) para quien
la contraconducta es el concepto más potente en el ámbito de las prácticas de sí
para denominar lo que significarían la prácticas contrahegemónicas, de resistencia,
o prácticas de libertad.

Diapositiva nº 9

La Línea del Afuera

Foucault y Deleuze abanderan la muerte como argumento, se refieren a la muerte


del yo como entidad fija o esencial, por lo que en tal premisa subyace un profundo
vitalismo

Se consigue de esta manera romper la unidad, llámese ésta Historia, Dios, Sujeto
o Verdad. “La unidad, fundamentada en la identidad queda zaherida, mancillada,
derrocada de su sitial hegemónico por el mero hecho de dudar y demostrar su
arbitrariedad. Así se abre el camino a la Diferencia, al acontecer, a la singularidad
del suceso, y al azar.

De esta manera, si la línea del afuera se pliega forma una nueva subjetivación. Produce una
subjetivación que escapa a la muerte y respecto de la cual la línea del afuera es ahora una línea de
vida. De modo tal que, si logramos plegar la línea del afuera, podemos convertirla en una línea de
vida, líneas de fuga contraconductuales

De esta forma el gobernarse así mismo, a partir de la influencia de los griegos, consolida una nueva
relación de fuerzas entre hombres libres. Esto tiene como significado el que la fuerza se afecta a sí
misma, el que la fuerza se ha plegado sobre sí misma, se ha doblado sobre sí misma. Es una nueva
subjetivación. La fuerza no tiene sujeto ni objeto, solo tiene una relación con otras fuerzas.
Plegándose sobre sí misma opera una subjetivación. La subjetivación de la fuerza es la operación
por la cual al plegarse se afecta a ella misma.

Como lo hemos referenciado en la introducción,Foucault (1987) partiendo de esta serie de principios


griegos, propone que para enfrentar una actualidad, en la que se viven una significación de
expresiones como volver a sí, liberarse, ser uno mismo-caracterizadas sobre todo, como lo hemos
identificado con la caracterización de la institución educativa analizada, por una falta de contenido
reflexivo-es necesario consolidar una ética del yo, que hoy resulta políticamente indispensable, en
tanto que según este autor, no hay otro punto de resistencia al poder político imperante que la
relación consigo mismo.
TRADUZCAMOLO A EL ESCENARIO ESCOLAR

Traduzcámoslo en términos escolares: en la actualidad resulta difícil encontrar escenas de


disciplinamiento escolar tan comunes entre los siglos XVI y XIX, en las que la coacción sobre el
alumno, era mediada por dispositivos que infringían castigo y dolor físico sobre los cuerpos y las
mentes que debían ser corregidos. Este poder disciplinario sigue funcionando en la disposición de
los tiempos, los espacios y los cuerpos, en las prácticas de examen, en el encierro. Pero más allá
de la memoria, esa idea de poder, encarnada en el castigo y dolor físico, se ha olvidado, entendido
esto como la imposibilidad, salvo algunas excepciones, de su ejecución en el plano escolar.

Pero la subjetivación que mediaba esta acción sigue estando presente. De manera tal que continúa
imperando una subjetivación de larga duración mediante la cual en la escuela se instituyen sujetos
dóciles frente al poder político imperante. Docilidad que por lo estudiado en el primer capítulo, en
nuestro caso resulta ser auto-regulada, dado que la institución educativa en mención pretende
instaurar prácticas de gobierno que disciplinan a los individuos por medio de formas que los conduce
a auto-gobernarse.

Foucault (1999) identifica el lenguaje reflexivo y el de ficción

Diapositiva nº 10

Contraconductas Mediadas por la Tecnología


(Escenario Escolar)

Manuela de convivencia de un colegio X

“Está prohibido ingerir alimentos, mascar chicle y escuchar música en el taller. No


está permitido el uso de Ipods, teléfonos celulares y en general de aparatos
electrónicos. Los aparatos decomisados serán devueltos personalmente a los
padres del estudiante. El modulo o escritorio del estudiante debe contener
únicamente los libros y útiles escolares necesarios según el horario de clases. No
se permiten alimentos, bebidas, ropa o elementos extraños al trabajo escolar”
https://www.youtube.com/watch?v=r26OMZSZU7M (todo)

( Contrarrestado con un Lenguaje Reflexivo )

Foucault, Michel. (1999) Entre filosofía y literatura.


No tanto para que el operador de subjetivación tenga un control sobre la
disciplina de los estudiantes sino para que no se desvirtué el eje del poder y
del saber y con él lo que es verdadero.

lenguaje reflexivo

“De ahí la necesidad de convertir el lenguaje reflexivo. Debe girarse no hacia una
confirmación interior -hacia una especie de certeza central de donde no pudiera ser
desalojado-, sino más bien hacia un extremo donde le sea preciso discutirse
(contester) siempre: llegado al borde de si mismo, no ve que surja la positividad que
lo contradice, sino el vacío en el que va a borrarse; y debe ir hacia ese vacío,
aceptando deshacerse en el rumor, en la inmediata negación de lo que dice, en un
silencio que no es la intimidad de un secreto, sino el puro afuera en el que las
palabras se extienden indefinidamente”

Surge algo nuevo

Que le permita a los estudiantes preguntarse por lo que están estudiando,


interrogarse por lo que aprenden.

La tecnología entonces es asumida como un elemento que además de permitirle


confrontar un saber-poder institucional, les posibilita crear un concepto propio sobre
el tema que estén estudiando, dado que la confrontación y comparación de
versiones les facilita un ejercicio de conceptualización poco probable si solo tiene
una interpretación. Pero además les es posible desestimar al eje del saber
institucional, en la medida que no se trata de un conocimiento remplazado por otro,
sino la posibilidad de problematizar la verdad.

Se configura así una relación con lo verdadero diferente a la impuesta por el eje del
saber, procurado por la subjetivación de larga duración. Preguntarse por la relación
de lo verdadero conmigo y de mi con lo verdadero, expone Deleuze (2015) no es lo
mismo que preguntarse por ¿qué es la verdad? En este caso lo que el pliegue
determina es una relación de lo verdadero con el sujeto, una subjetivación de lo
verdadero. Subjetivación, que como se evidencia en los testimonios, ya no será
construida por un poder o por un saber enmarcado dentro de lo institucional, sino
por la posibilidad que tenga de adquirir una autonomía, un gobierno de sí, mi propia
creación.

De esta manera, la experiencia que hemos tenido con los estudiantes nos permite
por el momento concluir de la mano de Deleuze, que:

“ (…) la relación con uno mismo deriva de la relación de poder, de la relación de


fuerzas, la supone; pero deriva literalmente, es decir se vuelve cada vez más
autónoma, cada vez más independiente bajo la regla facultativa, es decir bajo la
condición de pliegue. Y entonces, con más razón, es independiente del saber bajo
todas sus formas, tanto de la conciencia como del conocimiento. Foucault lo
determina así: bajo la regla facultativa, la subjetividad (…) se organiza como
existencia estética” (2015, p. 128)

Diapositiva nº 11

Contraconductas Mediadas por la Tecnología

(Escenario Familiar )

Mediante la tecnología es posible deslegitimar la idealización de la familia


mononuclear, en la medida que a través de aquella, también la identificamos como
un espacio en el por ejemplo también se violan los derechos humanos,. De esta es
posible crear conceptualizaciones sobre la familia en la que además del amor y la
solidaridad, también se maltrata a los niños, a las personas de la tercera edad y
sobre todo a la mujer.

Diapositiva nº 12

Caso de Micaela

(Posibilitada esta contraconducta un Lenguaje de Ficción)

Foucault, Michel. (1999) Entre filosofía y literatura.

https://www.facebook.com/PorUnaInfanciaSinDolor/?fref=ts Grupo en Facebook

http://porunainfanciasindolor.blogspot.com.co/ Blog

http://www.cronica.com.ar/article/details/57911/el-peor-de-los-padres-un-asesino-
de-almas Noticia Diario Cronica
Lenguaje de la ficción:

Frente a este ultimo en palabras de Foucault: “El vocabulario de la ficción es


igualmente peligroso: en el espesor de las imágenes, a veces en la misma
trasparencia de las figuras más neutras o más tempranas, se corre el peligro de
depositar significaciones enteramente hechas, que bajo la forma de un afuera
imaginado, tejan de nuevo la vieja trama de la interioridad” (1999, p. 302) No
obstante, en función de la anhelada línea del afuera:

“Al lenguaje de la ficción se le pide una conversión simétrica. Ésta ya no debe ser
aquel poder que incansablemente produce y hace brillar las imágenes, sino la
potencia que al contrario las deshace, las alivia de todas sus sobrecargas, las habita
con una trasparencia interior que poco a poco las ilumina hasta hacerlas explotar y
dispersase en la ligereza de lo inimaginable” (Foucault, 1999, p. 302)

Diapositiva nº 13

Conclusión

Nos encontramos entonces ante un tema de debate que nos permea a diario y que
tratado desde un punto de vista científico social, puede brindar elementos de
reflexión al curso. No solo para que nos enteremos, a través de la conceptualización
teórica, de los argumentos a favor y en contra de los dispositivos tecnológicos en
nuestra cotidianidad, sino para que problematicemos nuestro propio rol como
individuos, que a diario incursionamos en la web por medio del sinnúmero de
dispositivos que el mercado ofrece.