Vous êtes sur la page 1sur 3

CLASES DE CULTIVO

Según la cantidad de agua aportada al cultivo, se


identifican las siguientes variantes:

Cultivo de secano: en este caso el ser humano no


aporta agua al mismo, por el contrario este crece
y se desarrolla utilizando exclusivamente el agua
proveniente de la lluvia, aguas subterráneas, etc.
Los vegetales recurren a la humedad existente del
suelo. Las aceitunas son producidas bajo este
método ya que el olivo no necesita grandes cantidades de agua para su crecimiento. Suele
utilizarse en regiones donde la precipitación anual no sobrepasa los 500 mm.

Cultivo de regadío: estos casos consisten en el aporte de abundante agua por parte del ser
humano a las plantas para ayudarlas en su crecimiento y desarrollo. Se utilizan diversos
métodos para garantizar la contribución de la misma, generalmente de forma artificial, para
distintos tipos de cultivos como el arroz, el algodón, etc. Los métodos más comunes son: por
arroyamiento, por inundación, por aspersión, por goteo o también llamado riego localizado,
por drenaje, etc.

Otras dos formas de cultivo es según su extensión:

Cultivos de subsistencia: este tipo de cultivos se basa en el sembrado de una parcela de tierra
lo suficientemente grande como para abastecer a una sola familia, se puede denominar
autoabastecimiento.
Para determinar la cantidad de tierra que se debe cultivar se tiene en cuenta las condiciones
climáticas en donde se encuentra dicha parcela en cuestión, generalmente se estima entre
1000 y 40000 m2 por persona. El hecho de que no produzca capital hizo que muchos de los
agricultores optaran por los cultivos ilícitos (coca, marihuana, etc.), lo que les deja un buen
saldo ya que se mantiene una demanda estable.

Cultivos industriales: Se trata de especies de cultivos anuales o de estación que se producen de


forma intensiva y extensiva, es decir en grandes cantidades de tierra con el fin de producir
materia prima que luego se transformaran en elementos consumidos por la sociedad en
general.
Hoy en día casi todos los cultivos son industriales ya que de ellos se derivan la mayoría de los
objetos a consumir, por ejemplo los aceites provienen de la soja, el girasol, coco, etc.; el azúcar
proviene de la caña de azúcar; El té y otras especias provenientes de diferentes hierbas
aromáticas; Ceras proviene de la candelilla, la jojoba; etc.
Según el impacto que tenga sobre el terreno:

Cultivos intensivos: Se entiende por cultivos intensivos a la siembra y cultivo de diferentes


tipos de vegetales en un sector de tierra no muy grade pero donde se realiza una producción a
gran escala. Se utilizan en los suburbios del área metropolitana para abastecer de esta forma a
los habitantes de la misma.

Cultivos extensivos: también llamada explotación agropecuaria extensiva se utiliza en grandes


parcelas de tierra y no degrada tanto el suelo ya que se utiliza la menos cantidad agroquímicos
y riegos que debilitan los nutrientes de la misma. Se intenta utilizar los elementos climáticos
naturales del ambiente en donde se encuentra el cultivo en cuestión.
TABAQUISMO

El tabaquismo es una enfermedad adictiva,


crónica y recurrente, que en el 80% de los
casos se inicia antes de los 18 años de edad y
que se mantiene merced a la dependencia
que produce la nicotina y cuyas principales
manifestaciones clínicas son: trastornos
cardiovasculares, trastornos respiratorios y
aparición de tumores en diversas
localizaciones. Tiene una alta prevalencia
que varía en los diferentes países de acuerdo
a criterios sociales, económicos y culturales.
El tabaquismo es la principal causa de mortalidad prematura y evitable, en los países
desarrollados. La OMS estima que al año mueren 4.9 millones de personas como consecuencia
del tabaco, y se prevé que si continúan las tendencias de consumo actuales, en el año 2030 se
producirán 10 millones de muertes, que ocurrirá en los individuos que fuman actualmente. En
los países desarrollados el tabaco causa el 35 % de las muertes en los varones de edad media y
más de una quinta parte en la vejez. En las mujeres aún no se ha alcanzado el máximo de la
epidemia del tabaco, mientras que en los varones la mortalidad atribuible comienza a
disminuir en los últimos años.
El tabaquismo produce en la actualidad la muerte prematura de 53.000 fumadores en España,
más de 500.000 en Europa y aproximadamente 3 millones de personas a nivel mundial.
3. Enfermedades que ocasiona el tabaquismo.
Es bien conocido que el consumo de tabaco se asocia a más de 25 enfermedades, siendo el
responsable del 90 % de la patología tumoral, del 75% de los procesos clasificados como
bronquitis crónica o enfisema y del 25% de los síndromes coronarios agudos. De todas las
enfermedades crónicas (hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, etc.) el
tabaquismo es la que produce mayor morbi-mortalidad.
Aproximadamente el 33% de las enfermedades cardiovasculares se atribuyen directamente al
consumo del tabaco. Entre éstas cabe destacar: cardiopatía isquémica, enfermedad cerebro-
vascular, enfermedad vascular periférica, aneurisma de aorta, etc. El CO del humo del tabaco
es el principal responsable de estos procesos. Esta sustancia es capaz de unirse a la
hemoglobina sanguínea y producir carboxihemoglobina. (HbCO). La HbCO altera las células
endoteliales de la capa intima de la pared vascular produciendo necrosis de las mismas. Dicha
necrosis lleva a que aparezcan calcificaciones y depósito de colesterol. En consecuencia se
producen placas de ateroma. Los sujetos fumadores tienen en sus arterias un número de
placas de ateroma considerablemente mayor que el que tienen los sujetos no fumadores. Es
por ello, que en aquellos las enfermedades cardiovasculares que comentábamos antes
aparecen con mayor frecuencia.
El alquitran y las nitrosaminas son las sustancias responsables de que la patología tumoral
aparezca con mayor frecuencia entre los fumadores. Estas sustancias alteran los genes
celulares bien inhibiendo a los genes supresores tumorales o bien acelerando la división celular
atípica. Incluso pueden manifestarse como sustancias que al unirse con otras las dotan de la
capacidad suficiente para convertirlas en sustancias carcinogenéticas.
Las sustancias oxidantes entre las que destacan los radicales tóxicos del oxígeno son las
principales causantes de los procesos de afectación bronquial. Todas las enfermedades
respiratorias sufren empeoramiento de su pronóstico como consecuencia del consumo de
tabaco, pero algunas de ellas, están directamente causadas por el tabaco. Entre estas merece
especial mención la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). La EPOC está causada
en el 80-85% de los casos como consecuencia del consumo del tabaco.
ALCOHOLISMO

Para la mayoría de los adultos, el consumo moderado


de alcohol probablemente no es peligroso. Sin
embargo, cerca de 18 millones de adultos en Estados
Unidos tienen trastorno por el consumo de alcohol.
Esto quiere decir que sus hábitos de consumo causan
angustia y daños. Esto incluye alcoholismo y abuso del
alcohol.

El alcoholismo o dependencia de alcohol es una


enfermedad que causa:

Ansia: Una fuerte necesidad de beber


Pérdida de control: Incapacidad para dejar de beber una vez que se comenzó
Dependencia física: Síntomas de abstinencia
Tolerancia: La necesidad de beber cada vez más cantidad de alcohol para sentir el mismo
efecto
Con el abuso del alcohol, usted no es físicamente dependiente pero tiene un problema serio. El
consumo de alcohol puede causar problemas en el hogar, el trabajo o la escuela. Puede
ponerlo en situaciones peligrosas, o llevarlo a tener problemas legales o sociales.

Otro problema común es el consumo excesivo de alcohol, definido como beber cerca de cinco
o más bebidas en dos horas para los hombres y cuatro o más bebidas en dos horas para
mujeres.

Beber demasiado alcohol es peligroso. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar el


riesgo de ciertos tipos de cáncer. Puede conducir a enfermedades del hígado como hígado
graso y cirrosis. También puede causar daño al cerebro ya otros órganos. Beber durante el
embarazo puede dañar a su bebé. El alcohol también aumenta el riesgo de muerte por
accidentes de tránsito, lesiones, homicidios y suicidios.