Vous êtes sur la page 1sur 16

EL TELURÓMETRO o TELURÍMETRO

I. INTRODUCCIÓN

En el estudio de la electricidad a
través de los tiempos, las personas
involucradas en este campo se
percataron que la tierra es una buena
vía de descarga y carga para
mantener a un sistema en forma
neutra (descargado), por ejemplo, el
primer uso que se realizó para un
sistema de puesta a tierra fue
realizado a comienzos del siglo XIX
en los telégrafos para una protección
de flujos de corriente de retorno, con
esto se inicia las labores de
protección en sistemas eléctricos.

 Ahora en la actualidad
actualidad se usan muchos
muchos sistemas de protección
protección eléctrica tales como;
interruptores diferenciales, termomagnética, térmica, fusibles, sistema puesta a
tierra, etc.

Un buen sistema de puesta a tierra es necesario para mantener la seguridad de las


personas que trabajen o estén en contacto con las instalaciones, así como mantener
en condiciones óptimas de operación los distintos equipos de la red eléctrica. Las
distintas medidas que se hacen de la puesta a tierra y de la resistividad del terreno
tienen por objeto garantizar lo anterior, no sólo en condiciones normales de
funcionamiento, sino también ante cualesquiera circunstancias que anulen el
aislamiento de las líneas.
Existen dos parámetros importantes a la hora de diseñar o efectuar el mantenimiento
de un sistema de puesta a tierra: La resistencia de puesta a tierra (medida en ohmios,
Ω) y la resistividad del terreno (medida en ohmios metro, Ωm).  La resistividad es un
parámetro fundamental en el diseño de las puestas a tierra. La resistividad es una
característica intrínseca del suelo, es independiente de la morfología pero sí depende
de la humedad o temperatura. Varía a lo largo del año. La presencia de agua en el
suelo no implica necesariamente una resistividad baja. Debido a que la resistividad
del suelo varía notablemente por el tipo de suelo y en función de parámetros
estacionales el sistema debe diseñarse para las peores condiciones posibles. Los
suelos de resistividad baja suelen ser corrosivos pues son ricos en humedad y sales,
esto implica que es necesario el empleo del telurómetro para una supervisión
periódica del sistema de conexión a tierra.

La medida de resistencia de tierra se hace con C.A. para evitar los efectos
electroquímicos del terreno que se pueden producir en el caso de emplear C.C., el
óhmetro que se emplea en la medición de resistencias del terreno recibe el nombre
de Telurómetro. Son aparatos caros, y aunque se emplean solamente cuando se
coloca una tierra, o se revisan las existentes, el poco uso del aparato puede llegar a
pensar que puesto que se emplea poco, es porque “no sirve para nada”, y por lo tanto
algo de mala calidad. Todo lo contrario, requiere bastante cuidado debido a que es
uno de los aparatos más sensibles y cuando no se prevea su uso en un tiempo
relativamente largo, quitarle las pilas si las tuviera; ayudaría a preservarlo.

Su aspecto es muy variable, pero a pesar de ellos todos tienen algo en común, una
bolsa con unos pequeños electrodos y cables para conectar el aparato con los
electrodos clavados en tierra, siguiendo el esquema que normalmente está grabado
en la parte interior de la tapa del instrumento.
II. CONCEPTO

En el tema de la seguridad eléctrica un


sistema de puesta a tierra es de vital
importancia para brindar seguridad a
las personas en primer lugar y para la
protección de equipos sensible a las
sobretensiones. Dada la importancia de
las puestas a tierra como uno de los
elementos de seguridad más importantes
de cualquier instalación eléctrica, es necesario mantenerlas en buenas condiciones
de funcionamiento; por ello es necesario hacer revisiones periódicas y medir su
resistencia. Y el instrumento que se encargara de dichas revisiones y/o
mediciones es el telurómetro, el cual es un aparato que nos permite realizar la
medición de un Sistema de Puesta a Tierra (SPAT) para comprobar su correcto
funcionamiento siendo así el principal indicador del  estado del mismo. Además, nos
permite medir principalmente la resistividad de las tomas de tierra y pararrayos.

El telurómetro también se utiliza para medir la calidad de la instalación, y saber si los


valores de resistividad son los adecuados. En caso contrario, se tratara la tierra con
productos específicos para bajar la conductividad de la tierra y poder así mejorar
nuestro Sistema de Puesta a Tierra.

El telurómetro también es apropiado para medir electrodos de toma de tierra y


pararrayos o sistemas de toma de tierra más pequeños, así como para medir la
resistencia de la potencia y el paso de conductores y componentes de acoplamiento.
Los circuitos de conmutación más modernos reducen al mínimo las influencias de la
tensión y la resistencia a tierra de los electrodos de toma de tierra del entorno. La
calibración del medidor de resistencia contra tierra con el mecanismo de control
adjunto evita que se pierda precisión al medir. La frecuencia de control de 820 Hz
evita la influencia de corrientes dispersas por medio de frecuencias de red y sus
armónicos. Además el aparato posee un filtro incorporado para suprimir señales
distorsionadoras.
III. TIPOS DE TELUROMETROS:

Existe una variedad de circuitos para diferentes facilidades de medición pero


esencialmente todos se reducen al esquema de la Figura.
Por la forma de mostrar la medición pueden ser ANALOGICOS o DIGITALES.

Telurómetro Analógico

Este tipo de Telurómetros es exclusivamente para la medición de Puestas a Tierra.


La forma y procedimiento para medir la resistencia del pozo es la misma, la única
diferencia es que el valor obtenido lo marcará la aguja y este dependerá de la escala
que se esté utilizando.
 Telurómetro Digital:

Son lo que actualmente son


mayormente utilizados y su
utilización es más precisa al
arrojarnos un único valor en el
display eliminándose así los errores
de medición por paralelaje. Además
de medir P.A.T, permiten medir la
resistividad del suelo empleando el
método de Wenner.
Por sus características técnicas, constructivas y de operación, estos equipos
superan en todos los aspectos a las generaciones precedentes (telurímetros a
manivela y electrónicos analógicos).

Son más fáciles de operar, ya que la lectura es directa e inmediata en un visor


numérico (no se requiere compensación de cero ni calibración previa. Además, por
ser equipos sin partes móviles, resultan más robustos y capaces de soportar
golpes que sus predecesores.

Por su tamaño y peso reducidos, autonomía de alimentación y robustez mecánica,


estos equipos son adecuados para el uso en trabajos de campo, en condiciones
ambientales rigurosas. Son fáciles de transportar, muy simples de operar, y
resisten las severas condiciones de trato a las que, inevitablemente, estarán
sometidos.
 Características del instrumento:

- Utilizan corriente alterna para la prueba.


- Utilizan una frecuencia próxima, pero distinta, a la frecuencia de red (60 Hz).
- Tienen un filtro de entrada diseñado para captar su propia señal y rechazar todas
las demás.
- Tienen generalmente 4 bornes (se puentean dos cuando se mide PTA, y se usan
cuatro cuando se mide resistividad del suelo).
- Indicador: Visor numérico de cristal líquido de alta visibilidad (DIGITAL)
- Rango de medición de tensiones.
-  Alarma Acústica: Alerta al operador cuando (generalmente por un error de
conexionado) la corriente inyectada en el terreno es insuficiente para realizar la
medición. Esta alarma evita que, por no advertirse esta situación, se informen
valores de resistencias inválidos.
- Condiciones Ambientales De Operación: Temperatura: de 0 a 50 °C
Humedad: hasta 98 % (sin condensación).
- Estuche: De simil cuero, resistente al trato rudo del trabajo de campo. Diseñado
para que las mediciones se realicen sin retirar el equipo de su estuche,
asegurando la máxima protección contra golpes, caídas, entrada de polvo, etc.
-  Accesorios: Con cada telurímetro se entrega un equipo de accesorios compuesto
por los siguientes elementos:
4 jabalinas de 50 cm. de longitud
1 rollo de cable aislado de 20 m.
2 rollos de cable aislado de 12,5 m.
1 rollo de cable aislado de 3 m.
1 extractor de jabalinas
1 caja de lona para el transporte de los accesorios.
1 robusto estuche de aluminio
1 manual de operación en castellano.
-  Alimentación: pilas comunes, pueden poseer además conector para alimentación
con batería de automóvil (12 v).
IV. APLICACION DEL TELUROMETRO

El telurómetro es utilizado para medir la resistividad del terreno donde se planea


hacer un Sistema de Puesta a Tierra para poder brindar más seguridad en toda la
instalación eléctrica de una casa, edificio, empresa, planta industrial, etc.
 Así mismo, el telurometro tiene otras aplicaciones.

 En la Resistividad de los Suelos

La resistividad del suelo es la propiedad que tiene éste para conducir electricidad,
es conocida además como la resistencia específica del terreno.
La medida de resistencia de tierra es un parámetro importante a tener en cuenta en
la conexión de equipos eléctricos y electrónicos. Los objetivos primordiales de una
correcta puesta a tierra de estos equipos, tanto en el ámbito industrial como
doméstico, son:
1. La canalización de corrientes de fuga como medida de protección (a través de
un cable a tierra "Pica de Tierra") que de manera fortuita puedan provocar
peligro al cuerpo humano y pueden producirse en líneas de conducción,
receptores, carcasas, etc.
2. Habilitar un camino “fácil” a tierra de las corrientes parásitas o de origen
atmosférico.
3. La reglamentación de las puestas a tierra viene dada por la Instrucción MI BT-
021-2.7 y BT-039-10 del Reglamento de Baja Tensión.
4. Los instrumentos destinados a medir la resistencia de tierra se basan en una
aplicación básica de la Ley de Ohm, es decir, se hace circular una corriente
eléctrica conocida entre la pica “generadora” y la propia pica de “tierra” y se
mide la caída de tensión entre la pica de tierra y una segunda pica “auxiliar”.
5. La resistencia de la toma de tierra vendrá dada por el cociente entre la caída de
tensión obtenida y la corriente circulante
PREPARACIÓN Y MONTAJE DE LA PRUEBA UTILIZANDO TELURÓMETRO

1. Conecte los cables de prueba al medidor como sigue:

• Cable verde a la terminal 'E'

• Cable amarillo a la terminal 'P'


• Cable rojo a la terminal 'C'
2. Inserte las varillas auxiliares de tierra C1 y P1 (incluidas) en  la tierra.  Alinee

las varillas equidistantes a la conexión de tierra existente y en línea


recta como se indica en el diagrama anterior.
3.  Asegure que las varillas estén separadas 5 y 10 metros (17 y 33 ft) entré

sí. Si las varillas auxiliares son colocadas muy cerca de la varilla de tierra, se
obtendrán medidas imprecisas.
4. Conecte las abrazaderas de los cables de prueba a las varillas de tierra y la

varilla de tierra existente como se muestra en el diagrama.

PRUEBA DE RESISTENCIA DE TIERRA


1. Fije el selector de  función en la posición ohms y fije el conmutador de  escala

de resistencia en la escala apropiada.


2. Presione la tecla «PUSH-ON» para realizar una prueba única momentánea.

3. Presione las teclas «PUSH-ON» y «TIMER ON» simultáneamente para iniciar

una prueba de 3 minutos. La prueba de 3 minutos se apaga automáticamente


después de 3 minutos. Presione la tecla «Timer OFF» para terminar una prueba
automática en cualquier momento.
4. Note la lectura del LCD. El LED de estado de prueba del panel frontal se

iluminará si la prueba funciona correctamente. Si el LED no se


ilumina revise la existencia de  problemas como  circuitos abiertos o
condiciones de sobrecarga.
5. Si detecta alta resistencia, note el valor y tome los pasos apropiados para

corregir la conexión a tierra si es necesario.


6. Las lecturas de “1” Ω son típicas cuando los cables de prueba no están
conectados al medidor.

RETENCIÓN DE DATOS: La función de retención de datos congela la última


lectura de medida en la pantalla LCD.
1. Seleccione ON con el conmutador selector de Retención de datos para activar la

función.
2. En la pantalla LCD se congelará la lectura actual.

3. LA función de Retención de datos no retiene la medida si se apaga el medidor.

4. Seleccione OFF con el conmutador selector de Retención de datos selector para

regresar.
Métodos para calcular la Resistividad del suelo

- Método de Wenner: es el más aceptado


universalmente y desarrollado por el Dr. Frank
Wenner, miembro de la agencia de estándares
de EE.UU., en 1915.

Este método Consiste en la instalación de un


telurómetro, con los cables conectados a sus
respectivos bornes, y unidos a cuatro picas
orientadas en línea recta.
Cada pica está separada de las demás a una
distancia idéntica, denominada valor d , el cual se va aumentando progresivamente
hasta la distancia estimada o bien la que permita la dimensión de la zona de
estudio.
Se debe aplicar una tensión de baja frecuencia o corriente continua a los
electrodos exteriores además se debe usar un amperímetro también conectado
entre los mismos electrodos.
Su fórmula es:

Si la longitud “B” es mucho menor que la longitud “A”, es decir cuando la relación
 A/B sea mayor o igual a 20, puede suponerse B = 0 y la fórmula se reduce a:
Ejemplo: Ha decidido instalar varillas de toma de corriente de tres metros de longitud en
su sistema de conexión a tierra. Para medir la resistividad del terreno a tres metros de
profundidad ya se explicó que es necesario dejar una separación entre los electrodos, que
en este caso sería de tres metros.

Para medir la resistividad del terreno, inicie el comprobador Fluke 1625 y lea el valor de la
resistencia en Ohmios. Supongamos que en este caso el valor de resistencia es de 100
Ohmios.

De acuerdo a esto, en este ejemplo sabemos que:

 A = 3 metros y, R = 100 Ohmios

Por tanto, la resistividad del terreno sería:

r= 2 x p x A x R
r = 2 x 3.1416 x 3 metros x 100 Ohmios

r= 1885 Ωm

Telurómetro con las picas distribuidas según el método de Wenner y que ha sido utilizado en los ensayos de
resistividad realizados.

 Método de la Caída de Potencial

El método “Caída de potencial” (o “Método del 62%”), de la figura, se basa en la


generación de una tensión alterna, con amplitud próxima los 200 VCA y de una
frecuencia que entre 400 Hz y 1 kHz. El instrumento clásico que se utiliza con
este método es el telurímetro.
Dos electrodos de referencia (“picas”) son hincados a una distancia determinada
del electrodo (o punto de referencia) al cual vamos a medir el valor de la puesta a
tierra, tal como se muestra en la figura. Entre C1 y C2 se hace circular una
corriente. Las líneas de potencial se propagan por la tierra y generan una
diferencia de tensión proporcional a la resistencia de la puesta tierra. El electrodo
P2 mide dicha diferencia de potencial que hay en el suelo circundante alrededor
de C1. Esta será leída por el telurímetro y convertida en un valor óhmico R (valor
de la puesta a tierra), dado que el aparato conoce el valor de la corriente que
está circulando por el terreno.
La distancia entre jabalinas no debe
permitir la sobreexposición
(interferencia) de los campos de
potencial individuales, ni tampoco
exceder los límites del instrumento. En
la práctica, y para el caso de jabalinas,
esto se logra cuando la distancia entre
C1 y C2 es mayor al doble del largo del
electrodo bajo prueba. En este caso, la
medida correcta de la puesta a tierra
buscada se logra cuando P2 está al
62% de la distancia C1-C2 (de aquí el nombre alternativo del método). Esto se
comprueba si al medir un poco antes y un poco después de esa distancia (tal
como la figura) la medida del telurímetro varía en menos de un 3%.

V. Ventajas y desventajas del telurímetro

Ventajas: es muy fácil de operar pues generalmente alcanzaron presionar un solo


pulsador para la prueba.

Desventajas:  se hace necesario usar las picas auxiliares y encontrar lugares


donde clavar las mismas, cosa que es un tanto difícil en sótanos de edificios.
 Además hay que desconectar las conexiones a tierra de la instalación existente.
Esto se puede hacer durante las tareas de mantenimiento programado, momento
en el cual se puedan detener las máquinas de instalación eléctrica. En caso que
esto no pueda ser hecho de la realizarse una puesta tierra a auxiliar para poder
liberar la puesta tierra a analizar.

VI. MARCAS RECONOCIDAS